NeoFronteras

Nueva herramienta ayuda a saber el origen de las lenguas

Área: Lenguaje — Lunes, 26 de Septiembre de 2005

Foto
Foto: Science.

La llave para entender cómo las lenguas evolucionan podría descansar en su estructura, en lugar de en su vocabulario según un artículo publicado en Science. Este hallazgo se basa en una nueva técnica lingüística que utiliza algunos conceptos que ya usan los biólogos para estudiar la evolución de los seres vivos. Con esta nueva técnica sería posible remontarse más allá de 10000 años en el pasado.
El vocabulario cambia muy rápido y usarlo para ver cómo han evolucionado en el tiempo los lenguajes humanos sólo permite llegar hasta hace unos 10000 años.
Para saber las lenguas que se hablaron entre hace 10000 años y 1,8 millones de años (periodo denominado Pleistoceno) Michael Dunn y sus colegas del Instituto Max Planck de psicolingüística han desarrollado un programa informático que analiza el lenguaje teniendo en cuenta cómo las palabras se relacionan unas con las otras desde el punto de vista gramatical. Han desarrollado una base de datos que contiene 125 estructuras lingüísticas para dos conjuntos de lenguas. Estas estructuras pueden ser, por ejemplo, la ubicación del verbo en la frase y conceptos similares.
El primer conjunto lo forman dieciséis lenguas del área de Australia y Oceanía, el segundo conjunto lo componen quince idiomas de Papua Nueva Guinea. Estas lenguas han estado interaccionando en el pasado por estar circunscritas en la misma región geográfica. Se sabe por datación de radiocarbono que los seres humanos han estado viviendo allí al menos desde hace 35000 años. Sin embargo los idiomas hablados allí conservan pocas palabras comunes. Los investigadores han usado este nuevo modelo para estudiar las conexiones históricas entre todas ellas y han observado, como primera conclusión, que en el área de Austronesia los resultados sobre las raíces evolutivas son parecidos a los resultados de estudios anteriores basados en el vocabulario. El programa dio como resultado un árbol evolutivo muy parecido al existente y esto prueba que el método funciona.
Pero para el caso de las lenguas de Papua el resultado fue distinto al dado por el sistema basado en el vocabulario. En este caso el árbol evolutivo reveló conexiones nuevas entre las lenguas. Así la lengua en la isla Bougainville está relacionada con la lengua hablada en las islas Salomón. Probablemente los antepasados de ambos vivieron en una única masa de tierra hace más de 10000 años.
Estos resultados sugieren que las lenguas están conectadas en modos que son consistentes con las relaciones geográficas entre ellas. No obstante, la nueva técnica está aun en desarrollo y los investigadores la van a aplicar ahora en la región amazónica.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.