NeoFronteras

Azúcar y herbicida igual a energía

Área: Tecnología — martes, 29 de septiembre de 2009

Investigadores de Brigham Young University han desarrollado una pila de combustible que obtiene energía eléctrica a partir de azúcares o carbohidratos y herbicida.

Foto

Como ya sabemos una de las modalidades de alimentación de eléctrica que se intentan implementar en vehículos y dispositivos electrónicos portátiles es la pila o célula de combustible. En su diseño original, desarrollado para las misiones Apolo de la NASA, consiste en lo que podríamos llamar un sistema de “electrolisis inversa”: el hidrógeno y el oxígeno reaccionan entre sí y producen energía en forma de electricidad y vapor de agua. Para conseguir este objetivo, y evitar la típica deflagración espontánea, se usan unos catalizadores en una disposición especial y unos electrodos.
La conversión es ya muy eficiente, pero los catalizadores están hechos de platino y otros elementos raros y costosos. Un coche impulsado por pila de combustible sale ahora mismo carísimo. Se investiga en catalizadores baratos y en sistemas de producción de hidrógeno a partir de electrolisis directa y electricidad no procedente de combustibles fósiles (nuclear, solar o eólica porque de otra manera no sería ecológico). También se intenta lograr almacenar el hidrógeno de manera compacta, segura, ligera y con carga y descarga rápida.
Se sigue investigando porque la tentación de mantener el modelo de negocio de ir a un sitio, llenar el depósito de combustible y pagar por ello (incluyendo un montón de impuestos) como ya hacemos con la gasolina es muy alta.
Se han llegado a desarrollar pilas de combustibles que usan alcohol (principalmente metílico) como combustible, pero el alcohol hay que sacarlo de algún lado. La fermentación de azúcares y carbohidratos de productos agrícolas es una fuente (discutible) de obtención de alcohol (normalmente etílico). Pero, ¿por qué no utilizar azúcares directamente?, al fin y al cabo la glucosa es la fuente de energía que utilizamos incluso nosotros los humanos en las células de nuestro cuerpo.
Los carbohidratos son seguros, estables, muy ricos en energía y compactos; por lo que no hay que almacenarlos en un tanque de gas a presión o criogénico como el hidrógeno.
Según Gerald Watt lo que se necesitaba era un proceso catalítico que pudiera extraer los electrones de la glucosa y transferirlos al electrodo. Si además se puede hacer de forma económica mejor que mejor.
La sorprendente solución, y paradójica desde el punto de vista ecológico, vino de la mano de un herbicida común, según informa Watt y sus colaboradores en The Electrochemical Society.
El punto importante es que este herbicida es barato y abundante, a diferencia de los catalizadores hechos de platino, paladio o rodio.
El siguiente paso de estos investigadores fue mejorar la eficiencia del sistema hasta alcanzar un rendimiento del 29% y una transferencia de 7 electrones de los 24 disponibles en la molécula de glucosa.
Según los investigadores han conseguido demostrar que se puede conseguir mucho más de la glucosa de lo que otros investigadores han conseguido antes. Ahora están intentando conseguir mayor potencia para que esta tecnología pueda ser comercialmente atractiva.
Desde que escribieron el artículo estos científicos han conseguido que el prototipo doblara la potencia.
La verdad es que suena bien eso de alimentar el portátil o el coche con un poco de disolución azucarada, aunque un poco pringoso. Es de esperar que inventen cartuchos de plástico ya rellenos y surtidores limpios en las gasolineras. Aunque dado el gran negocio, lo extraño es que a algunos no se les ocurra vender automóviles al precio bajísimo, copiando de esta manera el modelo de negocio de las impresoras de chorro de tinta.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Desarrollan una batería a base de azúcar.
Nuevos catalizadores en el horizonte.
Sistemas de energía renovable basados en células de combustible microbianas.
La economía del hidrógeno más cercana.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

5 Comentarios

  1. petrus:

    Puede parecer extraño, pero hace tiempo, en mi niñez, tuve ocasión de viajar en un medio de transporte que ya utilizaba tecnologías similares a éstas. Consumía agua e hidratos de carbono de varios tipos, era autorrellenable, de manera que no era preciso llevarlo a las gasolineras para proseguir viaje, e incluso poseía una memoria interna que lo capacitaba para volver a casa sin conductor, en caso de necesidad.Hoy apenas se ve alguno salvo en ambientes muy especiales y en películas antiguas. Lo llamaban caballo.

  2. NeoFronteras:

    Estimado Petrus:
    El caballo nada menos que cambió la Historia. ¿Qué sería de la agricultura sin su fuerza de tiro para arar o transportar productos? ¿Qué sería de las guerras del pasado?…
    Los amish de Ohio, Pennsylvania e Indiana se niegan a renunciar a él. Serán unos fundamentalistas, pero si hay un desastre ellos sobrevivirán porque son autosuficientes.
    Por lo demás, los caballos, enferman, mueren, son sucios y van despacio. No se puede tener todo.

  3. Alejandro Sánchez:

    Los directivos de Monsanto deben estar felices. Por fin el cuestionable Round Up tiene una utilidad más interesante que la de envenenar la comida de animales y humanos. Ahora, hay un pequeño problema con la idea… ¿cuántas hectáreas de cultivos para comida debemos desviar para la creación de combustibles?…Teniendo en cuenta esa fanática obsesión por consumir energía recorriendo largas distancia sin mucho sentido en vehículos individuales (pudiéndose hacerlo en medios colectivos más económicos, ecológicos y psicosocialmente beneficiosos al evitar la soledad) está claro que este invento solo proyecta un futuro de grandes hambrunas y selvas cambiadas por sembradíos de caña de azucar y similares. Más de lo mismo, más de lo mismo, más de lo mismo.

  4. tomás:

    Me habéis hecho pasar pasar de la risa por la broma de “petrus” a la depresiva consideración de que los amish no podrán librarse de los desesperados y a la tragedia de fondo de ese certero y machacón “más de lo mismo” de Alejandro.
    Menos mal que esos santos del monte arriba deben estar felices. Es un consuelo y mi comentario una tontería. ¿Qué le vamos a hacer?

  5. NeoFronteras:

    Pues sí, el punto débil e infranqueable de este tipo de ideas es la que apunta Alejandro y que ya hemos debatido por aquí. No somos conscientes de que el transporte consume unas cantidades ingentes de energía. El consumo de gasolina de un automóvil para ir al trabajo en cualquier ciudad es muy superior al consumo total de energía de la casa en la que se vive.
    Lo ideal es el transporte público, pero no siempre es la mejor solución para la gente particular. Como usuario diario del transporte público y estando muy bien comunicado por él tardo el doble (1 hora) en ir a mi trabajo que si fuera en coche. Además de salirme caro tengo que aguantar: a los tipos del teléfono móvil reproduciendo música, a las tipas del teléfono móvil hablando por él sin decir nada importante durante horas, a los cantantes y músicos que se cuelan en el vagón y tocan música andina o de cualquier otro tipo, a los mendigos que tienen “una familia” con muchos hijos y están “enfermos”, a las cotorras que a voz en grito animan con sus cotilleos a los pobres que aún estamos medio dormidos a las 8 de la mañana, el ser estrujado en un vagón repleto, la falta de higiene de algunos, la atmósfera infecta de un vagón de metro por la tarde relleno hasta los topes de personas humanas que aunque limpias son animales y transpiran, la mala educación de algunos…
    Se puede pensar que la gente es tonta, pero no es así. La gente sabe muy bien sus intereses y lo que le conviene. Aunque sea malo para el planeta algunos prefieren ir en su auto particular. Los que no van o les sale más barato el transporte público, o tardan menos o están concienciados.

    También es absolutamente inexplicable cómo es posible que el gasto en gasolina en un automóvil salga más barato que el billete de autobús o tren que hace el mismo trayecto de larga distancia, sea a baja o a “alta velocidad”.

    Sobre el azúcar y el herbicida, y siendo realistas, quizás sólo tenga aplicación para dispositivos portátiles si la tiene. Lo importante es que se puede hacer, es el descubrimiento en sí.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.