NeoFronteras

Altruismo en chimpancés silvestres

Área: Etología — Lunes, 1 de Febrero de 2010

Descubren comportamientos altruistas en chimpancés en el mundo natural. Entre otras cosas algunas veces adoptan a los huérfanos.

Foto
Fredy y Victor. Fuente: Tobias Deschner, Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology.

Tras el reciente terremoto de Haití hemos podido ver muestras de solidaridad local e internacional. Personas que altruistamente ayudan a las demás sin esperar nada a cambio, quizás sólo por sentirse bien con ellas mismas. Pero los seres humanos no somos los únicos que nos comportamos altruistamente. Nuestros parientes los chimpancés muestran características que se pueden considerar casi humanas, incluida la del altruismo.
Un ejemplo lo tenemos en el caso de Víctor, cuya madre murió de carbunco. Al poco que fue adoptado con gran generosidad por Fredy. Fredy compartió su hogar con Victor cada noche y lo llevó sobre su espalda. Incluso le dio parte de su comida. A pesar de sus nombres humanos, estos personajes son chimpancés, pero son reales. El comportamiento de Fredy sugiere que estos animales son menos egoístas de lo que podríamos pensar, sobre todo si consideramos que esto se dio en el mundo natural y no en una jaula de un zoo.
Los investigadores han ido acumulando pruebas de comportamiento altruista en varias especies que incluyen ratas, hormigas y diversas especies de monos. Sin embargo, no está claro que estos comportamientos encajen en la definición científica de altruismo: la ayuda espontánea a los demás sin que se espere ninguna recompensa.
Hasta tiempos recientes a los etólogos les ha sido difícil detectar comportamientos altruistas en chimpancés, al menos en estudios en cautividad. Sin embargo, gracias a experimentos más refinados esto ha empezado a cambiar. Algunos de estos estudios los vimos ya en NeoFronteras. Por ejemplo, podríamos recordar un estudio de 2007 realizado por Michael Tomasello, del Instituto Max Planck, y sus colaboradores. En sus experimentos colocaban a un chimpancé en una habitación con una clara visión de unas apetitosas piezas de fruta que estaban fuera de su alcance al otro lado de una puerta cerrada. Un segundo chimpancé tenía la posibilidad de abrir la puerta al primero para que así se hiciera con la fruta, pero no recibía nada a cambio. En el 80% de las veces el segundo chimpancé era generoso y ayudaba al primero, pese a no recibir recompensa.
Sin embargo, estos experimentos se realizaron con animales en cautividad cuyo comportamiento puede estar contaminado por su exposición a los humanos y no reflejar un comportamiento natural real.
Así que Tomasello y Christophe Boesch se pusieron a buscar pruebas de comportamiento altruista en chimpancés silvestres. Durante 3 décadas Boesch y su equipo han estado estudiando chimpancés en el parque natural de Taï, en Costa de Marfil. Observaron 18 casos de chimpancés adultos que adoptaban crías cuyas madres habían muerto. Consideraron adopción como el comportamiento que un adulto muestra hacia un huérfano durante al menos 2 meses y que comprende el compartir comida y esperar a la cría para que alcance al grupo mientras viaja a un nuevo sitio. Este tipo de comportamiento es el mismo que mostraría una madre frente a sus pequeños.
En 10 de esos 18 casos fueron machos los que efectuaron la adopción. Esto es algo bastante sorprendente si tenemos en cuenta que los machos de chimpancé hacen más bien poco por su propia descendencia. La duración de estas adopciones estuvo comprendida entre los 3 meses y los 5 años y era costosa en tiempo, comida y problemas para los que adoptaban.
En una ocasión, por ejemplo, Fredy tuvo que abrir 196 nueces para compartirlas con Victor. Este comportamiento entre el adoptado y el su padre sustituto es un signo claro de altruismo, según estos investigadores.
Boesch sostiene que el altruismo puede no mostrarse tan frecuentemente en cautividad porque los animales en ese estado no necesitan ayudarse entre sí para sobrevivir.
Sin embargo, no todos los investigadores están de acuerdo con esta conclusión. Joan Silk, de University of California en Los Ángeles, no duda de que haya comportamientos altruistas, pero que quedan cuestiones sin resolver. Cree que puede que los chimpancés que adoptan sí esperan una recompensa de algún tipo, como mayores favores en el acicalamiento por parte de los demás o más aliados en sus guerras sociales. Derek Penn, de University of Louisiana, dice que 18 adopciones en 27 años de estudio son muy pocas, sobre todo si se tiene en cuenta que algunas de las adopciones fueron efectuadas por familiares muy cercanos. Quizás las adopciones fueran el resultado de confundir a los huérfanos con su propia descendencia, dice Penn.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=2989

Fuentes y referencias:
Noticia en Science.
Artículo en PLoS One.
Chimpancés cooperativos y altruistas.
Altruismo en chimpancés.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. Juan Díaz:

    Lamento ser demasiado frio y ruidoso intelectualmente, pero la conducta altruista esta explicada por reforzamiento social y por reforzamiento vicario: ver a otro recibir algo es también gratificante. Esto se sabe ya desde el naturalismo inglés y, sobretodo, desde los estudios iniciados por Bandura. La conducta de apego es innata y reciprocamente gratificante en muchos casos, depende del contexto, y, como dicen, la complejidad silenciosa inteligente.-

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.