NeoFronteras

Antibióticos y cucarachas

Área: Medicina — martes, 14 de septiembre de 2010

Encuentran antibióticos en el cerebro y tejido nervioso de las cucarachas que quizás nos sirvan en un futuro para combatir las superbacterias.

Foto

Se puede engañar a la Naturaleza durante un tiempo, peor no indefinidamente. Las variedades de algodón transgénico que una vez consiguieron vencer a las orugas ahora vuelven a sufrir la plaga de una manera incluso más rápida que cuando sólo se usaban pesticidas. Los mismos anticuerpos que nuestro organismo usó para combatir la gripe del invierno pasado no sirven para combatir la del próximo. La razón para todo esto es simple: evolución. Cuando más corta es la vida de un organismo más rápidamente puede evolucionar para adaptarse a las nuevas condiciones. Cuanto más usemos nuestras armas frente a ellos más rápidamente se adaptaran. Ponemos cortapisas a las pequeñas criaturas, pero éstas al final evolucionan hasta superarlas.
Hay uno caso en el que esta adaptación por evolución de seres que de alguna manera nos dañan es especialmente grave. Antes de la segunda guerra mundial la gente moría de toda clase de infecciones. El famoso traje de cota de malla de los caballeros de la Edad Media era para evitar precisamente eso, pues un pequeño corte sin importancia podía significar una infección y la muerte (o amputación). Desde hace unas pocas décadas nos hemos acostumbrado a creer que casi cualquier infección puede ser resuelta gracias a los antibióticos. Pero ese mismo antibiótico que antes era eficaz frente a casi cualquier cepa ahora es inútil frente a casi cualquier infección bacteriana. Así por ejemplo, en 70 años la penicilina es ya prácticamente inútil. Las bacterias han evolucionado para evitarla.
Podríamos dar una buena lección sobre evolución a los creacionistas si los inoculáramos con una cepa de tuberculosis resistente a los antibióticos. Verían que el hecho evolutivo es real y que es independiente de la teoría que lo soporte.
Abusamos de los antibióticos, contaminamos el ambiente con ellos (en la industria ganadera se usan por defecto en cantidades masivas) y a veces incluso no completamos los tratamientos en los que se usan (seleccionando las bacterias más resistentes). Bajo esa enorme presión de selección, las bacterias, que además evolucionan más rápido gracias a la transferencia horizontal de genes, producen al cabo del tiempo cepas que son resistentes a esos antibióticos.
Nuestro arsenal de antibióticos se agota. Si no conseguimos antibióticos eficaces pronto podremos sucumbir a cualquier infección futura.
Los expertos a veces viajan a selvas lejanas en busca de los últimos reductos en donde la vida, compitiendo entre sí al máximo, crea antibióticos en una batalla sin fin, en una carrera evolutiva por la supervivencia. A veces esa guerra se viene librando desde hace millones de años. Esa misma evolución que amenaza la utilidad de nuestros antibióticos es, en este caso, nuestra aliada.
En una brizna de suelo de la selva de Sumatra puede que esté la salvación de millones de personas, quizás en un hongo microscópico que evoluciona para que su estirpe perviva un poco más sobre la faz de la Tierra. Está en nuestra mano salvar esos últimos reductos. Aunque sólo sea por egoísmo merece la pena intentarlo, incluso si la preservación para las futuras generaciones de los más bellos exponentes de la vida en la Tierra no sea razón suficiente.
Si fallamos en el intento, y cambiamos un posible antibiótico por unas gotas de biodisel o un poco de soja, quizás tengamos que recurrir a otras fuentes, quizás tengamos que mirar a otros seres que, como nosotros, intentan defenderse de las infecciones bacterianas y que llevan evolucionando sobre este planeta durante más tiempo que el género Homo. Esos seres no tienen por qué ser agradables a nuestros gustos, quizás medren en la suciedad y que sea precisamente por esta razón que hayan desarrollado antibióticos más eficaces.
Ahora, expertos de la escuela Veterinaria Medicina y Ciencia han descubierto la presencia de poderosos antibióticos en los cerebros de cucarachas y langostas. Quizás esto nos proporcione nuevos tratamientos contra las bacterias que se han hecho resistentes a los antibióticos actuales.
En sus experimentos de laboratorio encontraron que los tejidos cerebrales y nerviosos de estos insectos mataban al 90% de bacterias NRSA y de cepas patógenas de E. coli sin dañar a las células humanas.
Simón Lee, uno de los participantes en el estudio, informó en un congreso celebrado en la Universidad de Nottingham hace unos días que han identificado nueve diferentes moléculas en los tejidos de estos insectos que son tóxicas para las bacterias. Lee espera que estas moléculas puedan al final ser desarrolladas y así tener tratamientos para infecciones de MRSA y E. coli, bacterias que han aumentado fuertemente su resistencia a los antibióticos tradicionales. También cree que podrían ser una buena alternativa a otros tratamientos que tienen demasiados efectos secundarios.
Naveed Khan, jefe del proyecto, dice que las superbacterias como MRSA han desarrollado resistencia frente a toda la artillería que las hemos arrojado. Han demostrado ya su capacidad de producir infecciones no deseadas y suponen una gran amenaza. Como otros expertos, sostiene que hay una continua necesidad de encontrar fuentes adicionales de antimicrobiales para enfrentarnos a esta amenaza.
El equipo de Khan ha usado el estado del arte de las herramientas de análisis para estudiar las propiedades antibacterianas de las moléculas. En una investigación en curso ya han encontrado moléculas que son eficaces frente a superbacterias como Acinetobacter, Pseudomonas y Burkholderia.
Según explica Lee no hay que sorprenderse de que estos insectos tengan sus propios productos antimicrobianos. Muchos insectos viven en ambientes poco higiénicos donde se encuentran con todo tipo de bacterias. Por tanto, es lógico que hayan desarrollado maneras de protegerse a ellos mismos frente a los microorganismos.
¿Estaría dispuesto a ponerse un antibiótico procedente de cucarachas?

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3241

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

37 Comentarios

  1. Juan Díaz:

    Sería una buena idea incorporar a la dieta europea los insectos confitados. Acá en latino-américa nuestros niños los comen crudos y vivos, sea por jugar, o por hambre (hecho objetivo, no ironía)
    Y en cuanto a inocuar TBC a los “creacionistas” es un muy mal ejemplo, muy inhumano. Mi padre murió de tuberculosis, era “evolucionista”, cosa que no le ayudó, asi como tampoco la sulfaguanidina y la estreptomicina que se usaban en esa época.
    Solicio que sean menos hirientes.

  2. NeoFronteras:

    Obviamente, lo de los creacionistas es ironía.

  3. jorge arrieta:

    Los americanos precolombinos vivieron más de 10.000 años sin la cultura occidental y crearon culturas complejas como la Maya,Azteca,Chibcha,San Agustin, Inca etc.El uso y abuso con las antibióticos ha hecho que las bacterias produzcan genes y por tanto proteínas que las han hecho resistente a muchos antibióticos.Por lo tanto debemos volver a un uso botánico de extractos vegetales,sin el costo que produce la purifucación de derminadas moléculas que terminan siendo por medio de las patentes de propiedad de las multinacionales para su ulterior estafa y enriquecimiento de sus dueños.La propuesta está en la recuperación de la medicina tradicional indígena y popular.

  4. Juan Díaz:

    Por supuesto el comentario de Jorge Arrieta es una ironia.

  5. joabbl:

    Hace poco he leído sobre la enzima NDM-1, que convierte a una bacteria en resistente a los antibióticos. Fue detectada al parecer por primera vez en Nueva Delhi. El gen que codifica esta enzima se transmite por transferencia horizontal. Fue descubierto en diciembre de 2009 y desde entonces ha habido infecciones con bacterias “tocadas” con este gen incluso en paises como Canadá y UK. Efectivamente la evolución no para, y cualquier victoria es breve. Estar vivo es extremadamente peligroso.

    Siempre nos quedará la medicina popular. Cuando no existía otra nos moríamos mucho antes y el planeta nos los agradecía estando más limpio.

    Respuesta a la pregunta final : Por supuesto. Incluso aunque procediese de algún político.

    Saludos

    Saludos

  6. NeoFronteras:

    Estimado Jorge Arrieta:
    Las plantas medicinales están ahí para el que las quiera usar si lo desea. Si alguien prefiere no tratarse con medicina occidental es su decisión.
    En cuando a la industria farmacéutica está claro que tienen muy mala prensa, con o sin razón. Alguien que se beneficia de la desgracia ajena no puede caer muy simpático.
    Pero tiene fácil solución. Dejemos que los gobiernos inviertan dinero de nuestros impuestos en investigación farmacológica, patente lo obtenido y que nos dé luego las medicinas gratis. Pero claro, la gente prefiere que se gaste el dinero en cosas más materiales como: carreteras, hospitales, escuelas, etc. O en cosa banales: organización de mundiales de fútbol, subvenciones varias, etc.
    Mientras tanto seguiremos pagando a las farmacéuticas, que por cierto son el único sitio donde a un investigador se le reconoce y se le paga bien.

    Las civilizaciones, precolombinas o no, pueden vivir mucho tiempo. Los individuos, por el contrario, pueden vivir poco tiempo en una de esas culturas. Si vamos a una selva profunda en donde hay habitantes que no hayan entrado en contacto con la civilización podremos comprobar que generalmente no pasan de los 40.
    La Naturaleza es muy darwinista y lo más natural del mundo es morirse. Si escapamos momentáneamente a ese cruel destino es gracias a nuestra ciencia y tecnología. Así que es preferible seguir pagando fármacos.

    En cuanto a la civilizaciones precolombinas hay varios ejemplos (Mayas, Cañon del Chaco, Pascua…) que ilustran la capacidad de una civilización de agotar los recursos medioambientales y colapsar (Jared Diamond, “Colapso”).

  7. NeoFronteras:

    Estimado Joabbl:
    Hay gente que come chapulines y toda clase de insectos, quizás les sirva para estar protegidos.
    En cuanto a la “esencia de político”, si se me permite la ironía, no creo que sirviera para mucho, excepto para atraer a ciertas hembras.

  8. NeoFronteras:

    Un dato que nos devuelve a la realidad:
    En EEUU mueren 90.000 personas todos los años por culpa de esas superbacterias.

  9. jorge arrieta:

    Nuestro parcial bienestar se debe principalmente a nuestro desarrollo científico tecnológico actual.Lo irónico es que los jóvenes sean víctimas de las drogas,cuando los salvajes indígenas americanos han manejado la coca adecuadamente para combatir el mal de alturas y en sus ritos ancestrales.El problema es el cuanto,un joven se mete por la nariz de una sola un arbol de coca,al absorber la cocaína purificada.Cuando se hace un extracto de anís estrellado en agua de panela con limón,este extracto sirve para combatir la gripa sin los costos del Tamiflú, que extrae la molécula,la patenta y tiene que sacar la inversión.La idea es usar ciertas prácticas ancestrales, sin la parafernalia y la instrumentalización de la química moderna,o sea mirar con hunmildad las prácticas de grupos humanos que pueden tener respuestas a la crisis actual.

  10. RicardM:

    Estimado Jorge Arrieta, vayamos por partes.
    Las multinacionales farmacéuticas, como cualquier otra empresa de capital privado (un taller de reparación de vehículos, por poner un ejemplo) tiene por objetivo el enriquecimiento personal de sus propietarios. Pero ni la multinacional farmacéutica ni el taller de reparaciones están por encima de la ley. Si las farmas hacen algo ilegal, lo pagan (no hay más que ver las multas cuantiosas que impone la FDA americana a las farmas que se pasan un pelo en cuestiones meramente regulatorias). Tomar un medicamento tiene sus riesgos. También en un taller mecánico pueden reparar de forma deficiente el sistema de frenos. Pero asumimos los riesgos de los medicamentos (en general suficientemente explicados en los prospectos) por los beneficios que proporcionan.
    En referencia a las plantas medicinales y sus principios activos, lo que mencionas es cierto sólo parcialmente. No sólo la dosis hace al veneno (como decia Paracelso) también la dosis determina la eficacia. Dosis altas de extracto de coca (cocaína) son obviamente perniciosas, pero la penicilina purificada es mucho más eficaz que un emplaste de Penicilium notatum (el hongo origen del famoso antibiótico).
    Por otro lado, prueba a atacar un cáncer con hierbas…
    La razón por la que las farmacéuticas explotan preferentemente medicamentos paliativos más que curativos es que en el mundo occidental la esperanza de vida es tal que las enfermedades relacionadas con el envejecimiento tienen una relevancia esencial. Si nadie (o casi nadie) subvenciona investigaciones de medicamentos contra la malaria és porque las farmas no obtienen beneficios por ello. Si esto os parece criticable, proponed a un taller de reparación de vehículos que se dedique de forma gratuita a fabricar molinos de viento para el tercer mundo…
    La sociedad en que vivimos es así, y los que nos vemos afectados “sólo” por la crisis económica nos podemos dar con un canto en los dientes.
    Saludos cordiales.

  11. RicardM:

    Sobre insectos comestibles. He probado grillos, crisàlidas de gusanos de seda, gusanos de la harina, saltamontes, escarabajos acuáticos de Vietnam, grillos-topo, hormigas de varias clases. No valen gran cosa desde el punto de vista gastronómico, pero son un alimento extraordinario por su casi ausencia de grasa y riqueza en proteínas y minerales.
    Al paso que vamos, quíen sabe si serán un alimento principal en el fururo.

  12. jorge arrieta:

    Las moléculas balas van directamente al blanco caso del 5fluor uracilo para combatir el cancer de piel y son producto de grandes investigaciones bioquímicas.El problema es que cada nuevo producto implica un nuevo riesgo,se pueden citar varios casos como el de la talidomida,producto de síntesis orgánica de laboratorio donde se produce el par de enantiomorfos,partes por millón de uno de ellos produjo niños sin extremidades,otro caso el DDT,que salvó a millones de la malaria pero terminó acabando con los gatos y los huevos de aves.La investigación científica y su aplicación no es ninguna panacea,hay que seguir en ella,pero no creer en los cantos de sirena,porque cada dia se aumentan los riesgos,especialmente cuando los usos masivos de muchos productos caen en manos de los inescrupulosos o de los ingenuos que creen que hay que hacer lo que se venda.Gracias Neo et al.

  13. RicardM:

    Estimado Jorge Arrieta, el 5-fluorouracilo es un buen ejemplo de balance riesgo/benficio. Al ser un anòlogo de una molécula constiyente del ADN, actúa de citostàtico y, por consiguiente, de antitumoral. Pero su propia naturaleza ADN-lesiva hace que sea, a su vez cancerígeno. La pregunta es: Quiere Vd. curarse en un mes de su cáncer real de piel y correr el riesgo de tener un cáncer potencial dentro de 10-15 años como consecuencia del tratamiento?. Mi respuesta es un rotundo SI, porque en 10 años puedo haber muerto de cualquier otra cosa.
    El tema del DDT se dió por desconocer que se acumulaba en el tejido graso y la tragedia de la talidomida se produjo por una deficiente investigación en teratogenia. Con los protocolos disponibles hoy dia ni un caso ni otro podrían darse. Pueden darse otros, pero no estos. Que duda cabe de que debemos avanzar mucho más, pero negar los adelantos de los últimos 50 años es negar la evidencia.
    Saludos cordiales.

  14. lluís:

    Los creacionistas son lo suficientemente duros de mollera como para que les inyectes lo que les inyectes, crean que es la voluntad de Dios y mueran felices.Y, me temo que esto no es ironía.En el mundo hay mucho pastor-pistolero, tipo Terry Jones.Estan realmente alucinados.
    Por lo que a la entrada se refiere, extraordinario que den con nuevos antibióticos.Precisamente hace unos dias lei en “The Guardian”, un articulo cuyo título ” Are you ready for a world whitout antibiotics?”, que reflejaba la preocupación de expertos por llegar a un punto crítico en la producción de nuevas moléculas antibióticas…en cuyo caso Darwin nos podría haber dado la lección definitiva.

  15. Juan Díaz:

    Hay muchos problemas aparte de nuevos y más potentes antibióticos. Como, por ejemplo, no crear nuevas fuentes de contagio, no contaminando el aire y las aguas con residuos tóxicos, productos del consumismo neoliberal. Dispensen por el temón sociológico, pero el “ordenamiento sacrificial del mundo social” esta victimizando a la Madre Naturaleza, por parte de instituciones de capital. En este caso, hablariamos de una Diosa, lo que representaria un gran progreso respecto del “patriarcado sacrificial” de esta sociedad, decadente, según se piensa, desde el signo cristiano en adelante…

  16. Juan Díaz:

    No, Neofronteras, con el respeto debido, se equivoca en lo del colapso de Pascua por mal uso de recursos naturales. Pudo ser UN factor, pero no el “crucial”. Lo grave fueron los Misioneros, que infectaron a la población aborigen con lepra y otras enfermedades para ellos desconocidas, sífilis, etc. Tengo incluso un diccionario rapanui español de la época. Jamás se pudo descifrar completamente el idioma nativo, porque, al parecer, es una lengua de pájaros, es decir los substativos se conjugan y se “entonan”.

  17. NeoFronteras:

    Juan Díaz:
    Usted no es un interlocutor válido, lo siento. Se empeña en reescribir la realidad y la Historia. ¿Ha probado alguna vez a informarse y a leer sin utilizar filtros ideológicos? Si sigue así nadie se va a molestar en contestar sus comentarios.
    Las enfermedades (incluso las procedentes de América como la sífilis) no talan los árboles y dejan una isla tropical convertida en un erial.

  18. Juan Díaz:

    Yo no inventé que hay textos que culpan a la colonización tanto de transmitir enfermedades, como de diezmar los recursos naturales de dónde fueron. Como sea, contribuyeron a cambiar los hábitos de la población, desestabilizando su ecosistema humano.
    En cuanto a ser un interlocultor válido, posiblemente no lo soy, otras personas también piensan como ud. Asi que estoy llano a revisar mis fuentes de información.
    Sólo una anécdota. La taiti nui fué una barcaza construida con similares técnicas a las ancestrales de Rapa Nui o Anga Roa, la Isla en cuestión. Pero el experimento fracasó a poco navegar, ya que se adhierieron moluscos en su fondo, haciéndola más pesada, y se hundió.
    Tal vez los nativos NO usaban la madera o los juncos como nosotros. Es similar a la escritura maya con cuerdas, nudos, no hay vestigios, ya que esos materiales no resisten el paso del tiempo.
    El tio Alberto Einstein decia que tanto el asombro como la humildad son claves para comprender la realidad, en ciencia, y en otras cosas.
    Por supuesto creo entender mejor sus ideas sobre Socialismo que sus delirantes teorias físicas (aqui “delirante” es un cumplido) pero tal vez no es asi, como dijo otro comentarista,
    “tal vez ni siquiera piensas, ni siquiera existes”.Y solamente estoy siendo soñado.

  19. NeoFronteras:

    Vamos a ver, cuando llegaron los occidentales por Rapa Nui, por dónde estuvo la civilización maya (Yucatán) o por el cañón del Chaco sus respectivas civilizaciones ya habían colapsado. Así que difícilmente pudieron contagiarlos con enfermedades.
    Los mayas contaban con escritura, incluso con un alfabeto. Se conservan escrituras en piedra y, por desgracia, sólo unos pocos códices en corteza de árbol (cortesía de un cura fanático que quemó los que había). Los nudos fueron usados por los incas no por los mayas.
    El mito del buen salvaje es un mito que comenzó con Rouseau y que se propaga en el tiempo. Es sólo un mito. En cuanto a las conquistas han pasado a lo largo de todo el orbe continuamente. Por poner un ejemplo por España pasaron fenicios, cartagineses, griegos, romanos, árabes, etc.
    Si quiere detalles sobre la conquista de América del mismo autor (Jared Diamond) es “Armas, gérmenes y acero”, en donde se habla de lo que menciona de las enfermedades. Como ve lo mejor es citar autor y título de los “textos”.

    En cuanto a los experimentos con barcos construidos con juncos se puede decir que son fraudulentos, porque no demuestran cómo fueron las cosas, sino cómo podrían haber sido si hubieran hecho eso. Además, las pruebas genéticas apuntan a que la colonización de América empezó por Bering y no gracias a barcos desde islas del Pacífico.

  20. jorge arrieta:

    La idea es si usariámos sustancias químicas producidas por cucarachas como antibióticos.La ventaja de las bacterias es su rápido desarrollo exponencial en 24 horas.Mientras que una investigación puede durar mínimo un año.Las bacterias se mutan muy rápidamente y pueden transmitir su mutación hasta por contacto.Todo producto de una investigación humana produce variables que se le escapan al mejor protocolo,éstos quedan obsoletos en poco tiempo.La visión militarista de la medicina nos ha llevado a esta aparente sin salida.Hay que fumigar a las bacterias con antibióticos de amplio espectro,sin tener en cuenta que la mayoría de ellas son beneficiosas a los humanos.Se necesita un cambio de visión porque con las bacterias no vamos a tener una solución final,mientras que no se respete el equilibrio biológico.

  21. NeoFronteras:

    Estimado jorge arrieta:
    Da la impresión de que sus argumentos está un poco ideologizados. Independientemente de todo, la alternativa a esa “guerra” puede ser morirse de una infección. Pero hay que creer en la libertad y quien no quiera usar antibióticos es libre de no hacerlo.
    En cuanto a esto de las cucarachas puede que al final tengan demasiados efectos secundarios y no se comercialice. Esa guerra frente a las bacterias no es fácil. Y es verdad que la mayoría de las bacterias son beneficiosas, pero si a uno le pilla una de las malas, o de las muy malas, tiene el derecho a escoger el uso de antibióticos.

  22. jorge arrieta:

    No tengo nada en contra del uso de los antibióticos,pues éstos no son más que unos falsos sustratos que impiden la acción de una enzima de la pared bacterial produciendo su lisis,mi llamado es sobre el abuso por parte de los médicos ola irresponsabilidad de los que no terminan el tratamiento.Se pensó que el antibiótico sería la panacea por siempre y la evolución nos enseña que el cambio se da tambien en los microorganismos,que no son entes estáticos sino muy variables geneticamente.Todo discurso es ideologizado,no hay discursos neutros,somos hijos de la inquisición española y los tecnócratas no escapan de su pasado tan facilmente.Gracias Neo et al.

  23. joabbl:

    No entiendo ese resentimiento que destilan algunos comentarios de esta noticia y esa obsesión por idealizar el pasado y menospreciar los conocimientos actuales echando la culpa de todos los males de un modo infantil a las “multinacionales” o al “capital” o a los “imperios”, mezclando en un batiburrillo ciencia, pseudociencia, filosofía e ideología política. Con alguna gente parece que no se puede hablar ni de antibióticos sin que saquen a colación alguna especie de mesianismo cargado de resentimiento y frustración. Es una pena, pero así anda el mundo. La culpa siempre es de los demás. Lástima que no haya máquinas del tiempo para que se fuesen a vivir con sus adoradas tribus en el paraiso perdido que el resto del mundo les estropeó…

  24. jorge arrieta:

    No podemos creer que los científicos son seres impolutos,asepticos,angeles llenos de amor y bondad,porque si así fuera no habria la relacion contradictoria entre ciencia y tecnología,Alfred Nobel no habría creado los premios al darse cuentra de los desastres producidos por la dinamita en guerras y escaramusas,cuando su fien era derribar montañas y beneficiar al desarrollo humano,o por qué estamos ad portas de las cruzadas del fundamentalismo cristiano islámico,o la expulsión moderna de los gitanos o todo lo que no parezca europeo.

  25. lluís:

    Sin duda alguna entre el comentario 23 y el comentario 24 me quedo con el 23. Sobre el 24 largaría mi discursito, pero politizaría demasiado este sitio y no parece pensado para tales menesteres.

  26. JAvier:

    Esto es gracioso, tengo que presentar un ensayo para Bioética como trabajo final y pienso hacerlo sobre lo que dice Jorge en el 24, sin la parte de las cruzadas en adelante. El tema me persigue.

    Como fuera, el mito de que los ciencia solo traería beneficios a la humanidad se disolvió hace tiempo. Era una ilusión creada en parte por la prosperidad que trajeron las primeras 2 revoluciones industriales de la que fue bueno salir. Lo mismo pasa con los científicos, salvo en hombres de negro todos son seres humanos y como tales víctimas de la sociedad en la que crecieron, ya sea por defenderla o criticarla.

    Ahora bien, la preegunta es ¿De quien es la culpa de que el conocimiento se use para matarnos entre nosotros? ¿De científicos sin escrupulos? ¿De esos titereteros que ven algunos controlando nuestras vidas? ¿O simplemente del hecho de que somos humanos?
    Porque desde que aprendimos a golpear piedras no encuentro muchos ejemplos de que algo inventado o descubierto (hablando a grandes rasgos) no haya sido creado y/o usado para la guerra, o cuando menos tarjiversado para justificar actos y posturas infames.

    A mi modo de ver es algo que está en nosotros, si no nos gusta primero hay que aceptar que somos lo que somos en vez de buscar culpables en otras partes, solo despues puede venir la parte de la cruzada personal para cambiar a la humanidad.

    En cuanto a eso de reverenciar el pasado, creo que la mejor respuesta la puso un autor de ciencia ficción en uno de sus cuentos que por desgracia no recuerdo el nombre:

    “No hay nada peor que un paraiso en la mente”

    Saludos

  27. joabbl:

    Es verdad que un paraíso en la mente es un peligro, como también lo es el victimismo de algunos y el suponer que ese paraiso mental fue destruido por alguna invasión de “conquistadores”. Como dice algún comentario anterior por España han pasado todo tipo de “conquistadores”, no vale la pena ni nombrarlos porque nos dejaríamos la mitad. La historia europea se remonta en el tiempo mucho más que la americana. Resulta que hace 800000 años e incluso más en España ya teníamos “humanos” que encima eran caníbales y se comían a los niños (¿serán ellos los culpables de nuestra situación actual?). Después han venido todos los demás, como el séptimo de caballería de las películas. Cada uno ha dejado sus cosas buenas y sus cosas malas. Por ejemplo, los árabes (que ahora parecen no tener muy buena fama en Occidente) estuvieron por aquí la friolera de 800 años. Pero nadie en su sano juicio, por lo que yo sé, ha echado la culpa de nuestros males actuales (que no son pocos, como todos sabemos) a los fenicios, los romanos, los judios, los cartagineses, etc… Eso denota un inmadurez infantil. Resulta que aquí hemos tenido de todo y en América, para una vez que les invaden, después de 500 años aún están traumatizados y no se recuperan. Yo he estado por allí y sé que eso no es cierto. No todo el mundo tiene ese victimismo absurdo, ni mucho menos. Me parece que es más bien fruto de una cierta incultura de las nuevas generaciones. Esa incultura se muestra en todo el mundo y en cada sitio asume una forma diferente. Por allí parece que ahora la “moda” es esa. Nadie es responsable de nada. La culpa es de los que vinieron antes y si hace falta para demostrarlo reescribimos la historia.
    ¿A partir de qué momento la responsabilidad de la situación de un lugar pasa de los que se fueron (o fueron expulsados) a los que se quedaron?

    Saludos

  28. Juan Díaz:

    Los males de la tecnologia, a veces indirectos, no son causados por “el modelo cientifico” como tal, sino por la variante neopositivista llamada “fisicalismo” que reduce toda ciencia a los métodos de la fisica. Como sea que la materia tienen distintos niveles de agregación o complejidad, jamás se reducirá la sensación consciente o experiencia de algo, a un par de variables neurológicas, y en todo caso, serian miles de variables, y no correlaciones simples de dos o tres, que es el prototipo convencional del experimento “cientificista” que desestima las variables de contexto. De estos simplismos científicos, se cuelga la tecnologia para producir sus “objetos de placer”, vendidos por millones gracias al “neuromarketing”.
    Si a esto uno agregan los problemas de agresividad, producto de la convivencia de grupos heterogéneos en espacios reducidos, y segmentados o discrimatorios, tenemos el detonante para un grado de conflictividad social, que, la verdad, si ha tenido precedentes. En cuanto al colonialismo, hay que tener en cuenta el enorme desface tecnológico en favor de los españoles, franceses e ingleses, que diezmaron los pueblos autóctonos, nosotros llevamos nota de sucesivas masacres, y puedo citar los textos a solicitud. No sólo eso, la Iglesia fomentó el esclavismo: de las sabanas africanas trajeron hombres libres, para reducirlos a esclavos de producción, esos mismos cuyos sus descendientes tratan de organizarse en “tribus urbanas” como Haithi, por ejemplo. No sólo eso, ¿conocen uds. el código negro, esclavista? A veces me sorprende que, junto con una muy alta formación especifica en alguna rama de la ciencia, convivan ideas aculturales lastimosas. Como es el negarse a examinar metacriticamente los supuestos filosóficos de lo que hacen, supongamos, la historicidad de la ciencia, pero, como este tema, muchos otros. Y, de paso, cada vez son menos los artículos relacionados con ciencias sociales “propiamente dichas”. Para que decir si en algo han integrado los nuevos paradigmas nacidos de la Transdisciplinariedad de las ciencias. Nada de eso, se sigue funcionando con el mismo modelo clásico, que es el autor de la moderna tecnologia depredadora de la naturaleza, porque entre el neopositivismo cientifico, y el neoliberalismo, hay una comunión de método, por parte de la “razón instrumental”.

  29. joabbl:

    Después de tanta cháchara postmoderna/infantil y para volver al tema que nos ocupa, en conexión con el post 5 al parecer ya existen trabajos en marcha para incorporar esos enzimas que anulan los antibióticos en los propios antibióticos. Véase http://www.sciencedaily.com/releases/2010/09/100914131004.htm

    La “carrera de armamento” contra las bacterias continúa…

    Saludos

  30. Juan Díaz:

    Como siempre, evade los temas de fondo. Se trata de un modelo “atomístico” tal antibiótico, con tal enzima, para tal bacteria.
    No fué suficiente que su modelo analitico cartesiano:
    “un gen” para “tal enfermedad” no este resultando, no sólo porque los genes tienen mediadores y son influidos por el ambiente, sino porque interactúan entre si. De todos modos se soslaya lo que no se quiere ver, por eso dije “ideologismo cientificista”, no acepta un “modelo de la complejidad”, “variables de contexto”, “factores emergentes”, “potencial heurístico de la teoría”, “transdisciplinar”, etc.
    Cualquier cosa que suene poco predecible y controlable, es una blasfemia para su paradigma de explicación, predicción y control. Son casi admirables en su pertinacia, es una fé que sabe que va a fracasar, que el ámbito de lo desconocido se amplia con el avance científico en lugar de restringirse, que siempre emergen nuevos hechos, ocultos tras los más sofisticados análisis. Y reitero que está bien para las ciencias fisicomatemáticas y las a éstas cercanas, pero que, aplicado de modo reduccionista a las ciencias humanas, da los resultados sociológicos que podeís leer en los periódicos.

  31. joabbl:

    Para Juan Díaz : Me rindo. Socorro. Prometo no hacerlo más. La próxima vez que esté resfriado consultaré con un médico de paradigmas. Que se vayan preparando las bacterias. Las variables de contexto son el futuro. Larga vida al “potencial heurístico de la teoría”. Aquí tenéis a un humilde converso a la trandisciplinaridad (algún día aprenderé a escribir el nombre de mi nueva religión). A partir de hoy ya no escribiré (al menos en esta noticia), sólo escucharé a los que son más sabios que yo. Nunca me cansaré de aprender. Examen de conciencia, dolor de los pecados y propósito de enmienda. Silencio.

    Amén

  32. NeoFronteras:

    Hay modelos de complejidad en ciencia, también se estudian los fenómenos emergentes y hay cierta interdisciplinariedad. Pero en ciencia siempre tiene que haber predecibilidad y control, de otra manera no se pueden reproducir los experimentos o falsar una teoría. Nadie se tomaría un antibiótico incontrolable sobre el que no se sepa predecir sus efectos.
    La ciencia tampoco suele inventar vocabulario inútil, ni palabras vanas y vacías.
    A estas alturas hay que reconoce una cosa: que la idea de que haya gente que libremente decida no administrase antibióticos (o se niegue a recibir transfusiones) empieza a ser muy seductora (espero que se capte la ironía).

    La ciencia produce el computador en donde se aloja esta web y permite su difusión a todo el mundo, lo malo es que también sirve para defender la irracionalidad, incluso los movimientos anticiencia, tecnófobos y los creacionistas. Una tremenda paradoja.

    Sobre las conquistas, que además no vienen a cuento, ya se ha expresado bien joabbl en 27. Se puede dar un ejemplo de lo contrario. Los judíos podían haberse pasado los últimos 70 años maldiciendo su mala fortuna, pero en su lugar se dedicaron a ser el país que más porcentaje de su PIB invierte en ciencia y en convertir un trozo de desierto en riqueza, incluso cuando, por desgracia, tienen que gastarse mucho capital en defensa.

  33. Juan Díaz:

    Bien, admiro mucho el sentido del humor de Joabbl. Sólo que no me gustó el final, no soy “creacionista”, sólo se un poco de filosofia idealista vitalista, nada más.
    Pero en Ciencia, si hay modelos de complejidad, a menos que consideren no-ciencias a las ciencias sociales. O al proyecto
    “cerebro azul”.
    No soy anticiencia. Tomo mis medicamentos. Sólo que son demasiado caros, para muchos. He sido donante de sangre, dejé de serlo, cuando suprimieron el bistec con patatas y coca cola, que daban de “motivación incentiva”.
    La tecnologia me simpatiza mucho, la tenologia militar, y la contaminante, no, y a mi perra tampoco. Dos testigos.
    En cuanto al noble pueblo judío, solo acoto que Fritz Pearls, un gran postmoderno, un artista de alma (¿se puede decir eso?)
    era judio, pero fué perseguido por sus ideas alternativas al cientificismo del behaviorismo neural.
    En extinciones masivas no creo para nada. No creo en las guerras de exterminio, ni en los Apocalipsis, vengan de la ciencia tecnocrática y belicista, o dimanen de perimidos pergaminos bíblicos, recién encontrados “por casualidad”.
    Y mientras uds. encuentran sus antibióticos, yo voy a preparar mi ensalada familiar con cilantro. Mucho cilantro.

  34. tomás:

    Estimado y estimulado Juan Díaz: Yo también admiro el humor de joabbl. Le has vencido en toda regla. Y es de alabar tu -ya sabes, para mí- subrealismo escrito (no confundir con surrealismo). Es que resulta fácil errar; el segundo está por encima de la realidad; el primero, por debajo, no por otra cosa sino porque utiliza lo subterráneo, lo escondido, sin ponerlo de manifiesto. Es lo que sueles hacer con tu discurso oscuro y ambiguo, aunque esta vez estás siendo algo más claro. Por lo menos explicas lo que quieres decir.
    Me agrada tener amigos y quisiera no ofenderte ni haberte ofendido nunca. Si -me refiero a tu 18- te molesté, lo lamento con toda sinceridad y te ruego me perdones. Ya ves que también me rindo.
    Espero que te aproveche el cilandro.

    Por cierto, creo recordar que fue llevado allí por los españoles.

    Un cordial saludo.

  35. Jose M. Pineiro:

    Hace algunos años tuve noticias sobre una forma diferente de luchar contra las bacterias.
    Parece que en alguna exrepublica sovietica inferctaban bacterias con virus. Los virus unicamente afectaban a las bacterias (y no a los pacientes) y permitian controlar la enfermedad.

    ¿Que ocurrio con todo este tema?

    Imagino que este sistema no tendra el problema de las resistencias, pues aunque evolucione la bacteria tambien lo hará el virus.

  36. NeoFronteras:

    Se sigue investigando en el tema de usar virus bacteriófagos. Obviamente surgen algunas dudas como posible liberación de esos virus al medio y su ajuste para que sean específicos.

  37. JavierL:

    Lamentablemente los virus no solo mutarían para atacar las bacterias, también podrían mutar para atacarnos a nosotros, ademas esta el problema que nuestro sistema inmunologico podría atacar estos virus y proteger así a las bacterias.

    A mi parecer es mas practico y eficiente seguir buscando antibióticos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.