NeoFronteras

Optimismo exoplanetario

Área: Espacio — Jueves, 4 de Noviembre de 2010

Varios estudios ven con optimismo la posibilidad de que existan exoplanetas con condiciones para la vida tal y como la conocemos.

Foto

El descubrimiento, aún por confirmar, del planeta Gliese 581g, que parece ser el primer planeta de tipo terrestre descubierto en la zona habitable, ha espoleado cierto optimismo astronómico.

Los astrónomos ya están planeando redefinir los requerimientos necesarios para que un planeta sea considerado “habitable”. Como ya sabemos, este supuesto planeta presenta siempre la misma cara a su estrella, por lo que una parte está en completa oscuridad mientras que la otra está siempre iluminada. Según sus descubridores habría ecolatitudes en ese mundo en donde la vida sería posible.
Pero a sólo unas pocas semanas después del anuncio de este exoplaneta, Steven Vogt y Kevin Heng han producido las primeras simulaciones climáticas de ese cuerpo y con ellas los primeros mapas de vientos y temperaturas sobre este planeta. Para ello se han valido de un programa ya existente diseñado para modelar el clima terrestre. Estaban particularmente interesados en estudiar o encontrar patrones de circulación cuasiestables de larga duración.
Asumieron una presión de 1 bar en superficie y otros valores para factores como la trasferencia radiativa, química atmosférica, etc. Era básicamente como escalar la Tierra al tamaño de este planeta y colocarla con una cara mirando siempre a la estrella roja y en la misma posición orbital que Gliese 581g.
A partir de ahí han conseguido unos mapas climáticos del supuesto mundo. “Nuestro estudio anticipa el uso de sistemas meteorológicos para resolver y cuantificar la circulación atmosférica sobre un planeta de tipo terrestre potencialmente habitable”, dice Vogt.

Gliese 581g no está confirmado, de hecho se anuncio su existencia con un nivel de confianza estadístico del 95% (3 sigma), en lugar del 99% habitual (5 sigma). Incluso otros grupos de cazaplanetas no encuentran señales de ese planeta en sus datos (aunque no han podido descartar su existencia).
Pero si no tenemos Gliese 581g quizás nos baste con Gliese 581d. En un principio se pensó que Gliese 581d se encontraba en la zona habitable, cuando más tarde se descubrió que estaba justo en el borde exterior. Pero algunos autores han sugerido que con suficiente efecto invernadero este planeta sería habitable.
Un grupo de expertos liderados por Robin Wordsworth de la Universidad de París ha modelado las condiciones de habitabilidad de Gliese 581d parametrizando albedo, gravedad, composición atmosférica, etc., bajo las condiciones de iluminación de una estrella enana roja tipo M.
Descubrieron en su simulación que, si hay dióxido de carbono, el planeta sería lo suficiente templado, pues bajo la radiación roja de una estrella tipo M el efecto invernadero sería más pronunciado que en un planeta como la Tierra.
Las nubes de agua tendrían un efecto mixto, pues reflejan mucha luz, pero a su vez absorben radiación infrarroja.
Concluyen que, bajo cierta gama amplia de valores de presión y composición atmosférica, este planeta podría tener condiciones para la vida.

Pero la noticia más optimista al respecto probablemente sea la que dice que una de cada cuatro estrellas como el Sol posiblemente tiene un planeta de tamaño terrestre. Este resultado sugiere además que la misión Kepler podría descubrir 250 planetas de este tipo.
El grupo de científicos que ha llegado a esta conclusión incluye a Geoff Marcy, famoso cazaplanetas. El resultado ha desafiado la visión, común hasta ahora, de la abundancia de planetas gigantes, fruto de las técnicas observacionales que priman este tipo de planetas y de los modelos de formación planetaria.
Para llegar a esta conclusión han usado datos del telescopio Keck sobre 166 estrellas a unos 80 años luz o menos de nosotros. En 22 de esas estrellas se han descubierto 33 exoplanetas.
Gracias a un análisis estadístico sobre el muestreo (aquí viene el salto al vació) se infirió la existencia de los planetas ligeros aún por descubrir que supuestamente hay en esos sistemas planetarios.
Según Marcy hay más planetas de tipo terrestre que de tipo joviano y que las probabilidades de encontrar planetas de masa terrestre son del 23%. Añade que quizás incluso todas las estrellas como el Sol tengan algún planeta de ese tipo.
Aunque el que un planeta tenga una masa similar a la Tierra no significa que sea igual a la misma. Pueden ser un poco más grandes o estar demasiado cerca o demasiado lejos de su estrella. Que esté en la zona habitable facilitaría la aparición de vida sobre él. Y todavía no hemos visto o detectado ninguno de ellos con seguridad.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3288

Fuentes y referencias:
Artículo en ArXiv.
Noticia en Astrobio.
Noticia en Physics world.
Noticia en la NASA.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

31 Comentarios

  1. JOrge:

    Simple: No sabemos lo suficiente. Parece haber mucha gente deseando ver nuevas tierras en todos lados. Pero aún no sabemos de ninguna. Me recuerda a los astronomos teorizando sobre “la vida vegetal de Marte” por las variaciones de color de su superficie en los 50tas. los Mariner acabaron con eso.

  2. pvl:

    Mi punto de vista es: igual que las propias dimensiones y condiciones del espacio imponen severas restricciones a los viajes espaciales, el gigantesco número de estrellas implica que deben existir infinidad de sistemas planetarios y por ende planetas similares a la Tierra. Por supuesto esto habrá que confirmarlo observacionalmente, pero sinceramente lo que me parecería realmente extraño sería lo contrario: que nuestro planeta sea una anomalía cósmica.

  3. lluís:

    No menos extraño ( y fascinante), sería que hubiera decenas o centeneas o millares de planetas parecidos al nuestro y en los que por tanto hubiera vida como la nuestra o muy parecida.De todos modos es sólo una intución ( quizás más fruto del deseo),pero me parece que en menos de diez años podrían hacerse muy interesantes descubrimientos al respecto.O quizás vaya para más largo, pero no mucho más.

  4. Daniel Jose:

    El universo es para la vida. Está lleno de ella a reventar.

  5. JOrge:

    Quisiera creerlo Daniel… Pero voy para cincuenta años esperando a que la encuentren. Si está en todos lados es muy tímida ;-)

  6. tomás:

    Amigo lluís:
    Yo sí tengo una especie de certeza -como la que se puede tener cuando afirmamos que tras una puerta puede haber una habitación que también podría dar a la calle- al menos en la existencia de otros seres sobre cuya complejidad ya no me atrevo a pronunciarme.
    Otra cuestión es la de alguna inteligencia con la que establecer alguna relación. Olvidando las imposibles distancias, nos basta pensar que, en la Tierra, sólo tenemos un ejemplo de mente que pudiera seguir nuestro camino, la del chimpancé. Y eso es porque se ha originado en el mismo continente, en una época próxima, hablando en términos evolutivos, etc.; es decir en un ambiente muy similar y procedente del mismo orden de primates. En la misma Tierra, con parecido clima, esto no ha sucedido en otros continentes. Podemos asegurar que el caos se da en la evolución. Y es que cualquier suceso cambia la historia. Una diferente gravedad en otro planeta, y cualquier otra divergencia, incluso nimia, hará que, al igual que aquí esas variaciones han dado lugar a formas tan distintas como las sociedades de insectos, lo que pueda haber el otros planetas sea absolutamente irreconocible. Posiblemente menos en los seres más elementales mas, a mi entender, prácticamente imposible encontrar con quien comunicarnos.
    Un cordial saludo.

  7. pvl:

    Tomás: no olvidemos que en nuestro propio planeta Tierra, ha habido distintas especies emparentadas con los Homo Sapiens dotadas de inteligencia propiamente humana, como por ejemplo los Neandertales, que por los motivos que fueran, no han sido capaces de sobrevivir (aunque estudios recientes apuntan algún grado de hibridación con los humanos modernos. Esto me parece interesante en dos sentidos: por un lado la inteligencia no es patrimonio exclusivo de nuestra especie y por otro la inteligencia no supone garantía alguna de éxito evolutivo, se mida dicho éxito como se mida.

  8. lluís:

    Amigo tomás, no creas que no estoy bastante de acuerdo contigo.Las distancias, entre otras variables, son un muy enorme problema a la hora de establecer “contactos ilícitos” (dejando de lado “agujeros de gusano” o algún tipo de “viaje en el tiempo..o teletransportando estados cuánticos de nuestra mente-que al fin y al cabo son bits de información…un poco de ciencia-ficción va bien).De todos modos lo que apunta pvl tampoco es desdeñable tenerlo presente.Lo que me pregunto del comentario de pvl, es en qué sentido hay que interpretar eso de que “la inteligencia no supone garantía alguna de éxito evolutivo”.
    Saludos a todos.

  9. tomás:

    pvl y lluís: No se me escapó la existencia de otras especies como los Neardentales y todos los demás del mismo género, pero quise referirme a un lugar y tiempo determinados, el actual, único durante el cual se puede soñar con una salida al espacio. De todas formas, también partieron del mismo tronco, aun más próximo: el género homo, cuyo origen estuvo en la misma zona y no en cualquier otra, tan parecidas a primera vista. Un mínimo cambio en una proteína, una zanahoria hallada, una noche de tormenta -cualquiera sabe-, se conjugan y he aquí el Sapiens.
    Respecto a lo que lluís pregunta, mejor lo explicará pvl y yo no me extenderé más de lo debido.
    Un saludo.

  10. NeoFronteras:

    Las respuestas a algunas preguntas las tendremos dentro de algún tiempo. Sabremos el porcentaje de planetas similares a la Tierra y, si nos rascamos el bolsillo con alguna misión espacial de interferometría, quizás sepamos si hay vida en alguno. Este último porcentaje será pequeño y el número de planetas hallados con vida y su cercanía (lo que facilitaría su observación a distancia) dependerá de la suerte.
    Hasta ese momento decir si hay o no vida por ahí es sólo cuestión de fe.
    Parece increíble que con lo comparativamente barato que es esta búsqueda y lo importantes que serían las respuestas obtenidas no se invierta más en ello.

    Podemos especular sobre el tema un poco. Si la estadística de muestras de una unidad es válida, podemos decir que, basados en la Tierra, la vida se origina al poco de crearse el planeta. Durante miles de millones de años es microbiana y la atmósfera es irrespirable para seres como nosotros. Luego pasan cientos de millones de años hasta que aparece la inteligencia.
    Basándonos en un argumento de Stephen J. Gould podemos decir que la vida (aunque las especies no evolucionan hacia la complejidad) va ocupando parcelas de complejidad según la competitividad entre especies la empuja y nichos de complejidad simple están saturados. Asintóticamente llegará un momento en que aparezca la inteligencia, pero ésta puede tardar mucho en aparecer desde la pluricelularidad.
    La vida en el Cretácico era tan compleja como la actual, pero la inteligencia no apareció. Podría haber tardado mucho más (o mucho menos) en aparecer.
    El problema de la Exobiología es que es la única disciplina (además de la Teología) sin materia de estudio.

    Hay cosas que nunca sabremos: ¿Espolean las extinciones masivas la complejidad global o la retardan? ¿La velocidad de evolución, la complejidad biológica y la biodiversidad dependen del tamaño del planeta? ¿Es la vida tan exigente en condiciones planetarias?

    Otras cosas ya las sabemos y no queremos reconocerlas:
    - Sólo podemos vivir en la Tierra, pues aparecimos aquí y no estamos adaptados a otros ambientes, otra bioquímica u otra atmósfera.
    - El viaje interestelar tripulado es probablemente imposible, entre otras cosas porque consume unos recursos que no tenemos, mataría a los astronautas y la física necesaria no la conocemos.
    - Antes de que tan siguiera viajemos a Marte la civilización humana habrá colapsado debido a un “ecocidio planetario” generalizado.

  11. JavierL:

    Me parece que conocemos muy poco del clima, bajo ciertos parámetros se puede lograr cualquier cosa. Por lo cual es importante ver cuales de esos parámetros realmente existen en un planeta antes de concluir sobre las posibilidades que halla vida.

    Por ejemplo con suficiente efecto invernadero marte pudiera tener vida.

    Sin embargo debería haber haber vida en muchos planetas, son demasiados planetas si no fuera así seria un gran desperdicio.

    En lo que no me atrevo a opinar es la existencia de una civilización inteligente, capas de un nivel de tecnología igual o superior al nuestro. Yo lo veo muy poco probable, o al menos tomando en cuenta solo la vía láctea.

    Si tomamos todo el universo, seria muy extraño que seamos los únicos inteligentes.

  12. JavierL:

    La evolución es como si jugáramos una partida de cartas. Y si anotáramos todas las cartas, y analizamos el orden en que se dio, veríamos que seria prácticamente imposible que se repitiera una partida igual.

    Por eso creo que no debemos imaginar el desarrollo de la vida hasta la inteligencia siguiendo un análisis de como se dio aquí en la tierra.

    Yo veo muy poco probable que la vida inteligente abunde en el universo, quizás sea común criaturas con la inteligencia de los elefantes o delfines, pero de una capaz de un gran desarrollo tecnológico, lo imagino poco probable.

    Aunque algo tenemos que reconocer, Esta ciencia es descriptiva, la naturaleza es como es y nosotros tratamos de explicarla y conseguir la razones por las cuales es así.

    Cuando tengamos las respuestas de cuantos planetas hay como la tierra, cuantos tienen vida y cuantos tienen vida inteligente, entonces podremos conseguir patrones, explicaciones, etc.

    Otro punto interesante es que no es unicamente la inteligencia quien nos permitió desarrollar tecnología, lo es nuestra fisionomía. En especial nuestras manos, el hecho que somos bípedos. Sin nuestras manos no podríamos construir algo realmente complejo.

  13. tomás:

    Estimados amigos:
    Uno de los grandes problemas se presenta al preguntarnos qué clase de inteligencia podría encontrarse para que fuésemos capaces de comunicarnos con otros seres extraterrestres. El otro sería de qué manera nos comunicaríamos porque, para ello precisaríamos unos sentidos más o menos equivalentes. Otro más es hacia que fin habrían dirigido su cultura.
    Al hilo de lo que apunta JavierL, estudiemos en nuestro entorno. El pulpo es un animal con un cerebro principal y ocho secundarios, uno para cada brazo, tiene esos brazos, provistos de una capacidad de todo orden que nos superan en mucho. Estoy seguro de que en su actual estado exceden de largo la inteligencia de casi todos los primates. Son capaces de aprender de la experiencia con gran prontitud, según J. Cousteau. Es decir tienen un tipo de inteligencia a la que podríamos calificar como para “resolver problemas” que, a mi entender, precisa alguna abstracción.
    Sin embargo tienen, al menos, dos dificultades: 1º No viven en sociedad, por lo que la trasmisión de conocimientos entre individuos ha de ser casi nula y 2º Al desaparecer el padre tras la cópula y morir la madre por inanición cuando los huevos eclosionan, tampoco tienen ocasión de recibir enseñanzas de sus progenitores. 3º Creo que cuando son muy pequeños forman parte del zooplancton, con lo que no hay posibilidad de reencontrarse con sus padres y el que varios individuos ocupen una zona determinada puede deberse a la búsqueda del mismo entorno propicio para su supervivencia.
    Es decir que han de aprender por sí mismos. (Me pregunto ¿porqué no hacemos que varios pulpos vivan y se reproduzcan juntos sin que puedan separarse a ver si los hijos aprenden de los padres?)
    Por otra parte les falta el sentido del oído. Este sería un problema grave para la comunicación con humanos que basamos una gran parte de ella en el sonido.
    Podemos imaginar incluso una cultura de seres cuyos sentidos difieran mucho de los nuestros; mucho más que los de los pulpos.
    Imaginemos que su comunicación civilizada fuera sólo táctil.
    Además ¿hacia donde habría dirigido esa cultura su interés? Supongamos que hacia una felicidad sin más ambiciones.

    Creo que, si queremos comunicarnos con alguien de fuera, deberíamos empezar a ensayar con las mejores inteligencias animales terrestres e investigar incluso utilizando los aparatos que la neurociencia nos proporciona para saber qué les interesa a seres que forzosamente vivirán en medios, como mínimo, algo diferentes al nuestro.
    Incluso me parece tan importante como buscar inteligencias fuera de la Tierra, investigar muy a fondo las que aquí tenemos.
    Saludos.

  14. pvl:

    Lluis: mi comentario de que la inteligencia no supone garantía de supervivencia se refiere a las especies inteligentes que se han extinguido como los neandertales o la del homo antecesor de Atapuerca. Reconozco que cabe la posibilidad (que no está probada) de que su extinción se deba a la competencia de otras especies inteligentes.
    Tomás: tu reivindicación de los pulpos como animales inteligentes me ha recordado un documental de ficción maravilloso del que no recuerdo el nombre (creo que era de la BBC, ¿de quien si nó?)en el que se recreaba la exploración de un planeta extrasolar habitado mediante sondas inteligentes y se describía multitud de ecosistemas biológicos exóticos. En el último capítulo la sonda entraba en contacto con seres inteligentes que eran una especie de pulpos aéreos. Supongo que si eligieron precisamente a los pulpos como modelo, será porque a su manera y tal como dices son “bastante” inteligentes.

  15. NeoFronteras:

    Realmente la gran incógnita es saber si hay o no seres inteligentes ahí afuera. Es complicado extrapolar lo que pasó en la Tierra con lo que puede pasar por ahí.

    Lo difícil no parece la genésis de la vida o la aparición de la inteligencia, sino la aparición de seres complejos pluricelulares. En la Tierra costó 3000 millones de años llegar a ese punto y sólo 500 millones llegar desde ahí a los seres pensantes.
    Aunque sigue pareciendo que la competitividad extrema en nichos ocupados por seres más simples espolea la aparición (estocástica y aleatoria) de seres cada vez más complejos (y aunque se creen también seres más simples). Es de esperar que la inteligencia aparezca tarde o temprano.
    La evolución probó con varios homínidos hasta que sólo nosotros fuimos capaces de desarrollar la tecnología. Ni cetáceos ni otros animales podrían tener tecnología aunque tengan inteligencia. La manipulación es importante para que la tecnología arranque.

    Eso sí, si existen seres inteligentes y podemos de algún modo entrar en contacto seguro que podremos comunicarnos, pues compartimos el lenguaje de la ciencia y de las Matemáticas.
    Se ha especulado con la posible evolución de los pulpos hasta ser seres inteligentes, pero eso sólo se podría dar en una Tierra alternativa (¿en un universo paralelo?) en la que la evolución fuera por otros derroteros y que incluyera al inicio a los pulpos.
    Si hay vida orgánica con bioquímica similar a la terrestre en otros planetas, sus seres serán completamente distintos a los de aquí. No habrá pulpos, ni trilobites ni nada parecido a lo que hay o hubo aquí.
    Quizás haya conceptos comunes como la visión estereoscópica o algo así como patas, pero no muchas más similitudes. Encontrar vida ahí fuera (aunque siempre nos será imposible visitarlos) sería completamente “mind-blowing”. Nada nos haría pensar más distinto, porque nuestra imaginación probablemente se queda siempre corta, pues sólo hace modificaciones sobre lo que ya conocemos de aquí.
    Unas novelas que especulan sobre vida realmente exótica son “Estrellamoto” y “Huevo de Dragón”. El autor propone una vida acelerada sobres estrellas de neutrones basada en reacciones nucleares en lugar de químicas.

  16. tomás:

    Pero Neo, ¿cómo puedes afirmar con tanta seguridad que “si existen seres inteligentes”…”seguro que podremos comunicarnos pues compartimos el lenguaje de la ciencia y de las Matemáticas”?
    Creo que no tenemos ni idea de hacia donde se habrá dirigido su interés. Me parece una opinión muy antropocéntrica. Al fin y al cabo, incluso si así fuera, lo que dudo muchísimo por los numerosos caminos posibles, dentro de la corta vida del Homo sapiens, de nuestra antigüedad de algo más de 200.000 años, llevamos no más 5.500 -pongamos 6.000- años desde los balbuceos de la ciencia, lo que significa menos del 3% de nuestra breve historia.
    Podría aceptarse un lenguaje, pero su soporte pudiera ser químico, táctil o eléctrico; cualquiera sabe.
    Así que ir entrenándonos con lo que en la Tierra tenemos lo veo más importante que buscar inteligencias por ahí fuera, puesto que esa labor nas ayudaría a conocer mejor nuestro mundo.
    Otra cosa es buscar vida exterior.
    Estoy de acuerdo en que la tardanza en pasar de unicelulares a pluricelulares ha de ser significativa.
    Un cordial saludo.

  17. NeoFronteras:

    Estimado Tomás:
    Es que si entramos en contacto con seres así será gracias proyectos como SETI o similares (ya que nunca podremos viajar a otros planetas), por tanto esos seres habrán alcanzado cierto desarrollo tecnológico y el lenguaje de la ciencia y las matemáticas será común.

  18. JavierL:

    Respecto a que compartimos el lenguaje matemático, Es posible que tengamos ciertas dificultades para entendernos si nos encontremos una civilización que no utilice un sistema decimal… que usen uno de base 8 o 16, etc.

    Seria importante reescribir nuestras ecuaciones para adaptarnos a eso. No es que sea imposible de adaptarnos pero me parece una buena complicación.

  19. NeoFronteras:

    Nosotros ya usamos otros sistemas como el binario, hexadecimal u octal y podemos usar otros. A otra civilización también le pasaría lo mismo.
    En cuanto a las ecuaciones son independientes del sistema numérico empleado, aunque su forma sea cultural.
    Las Matemáticas en sí son independientes de la civilización y de las formas que adopte.

  20. tomás:

    Bien, estimado Neo, con esos condicionantes no queda más remedio que contactar con seres prácticamente como nosotros, al menos en su tecnología. Pero te has olvidado de una cosa -ganas de polemizar que tengo-: Imagina que esos seres son tan longevos o más que nuestras plantas de más larga vida, o que su reproducción es tal que la mente de cada uno se mantiene, de modo que la duración del viaje no sea un obstáculo. Podrían ser ellos los que nos visitaran. Sin matemáticas ¿podrían construir una nave a base de prueba y error?. Lo digo porque muchos objetos y máquinas en la Tierra nacieron sin utilizarlas.
    No espero ningún éxito del SETI, aunque no me opongo a esa ilusión, pero insisto en que me agradaría más investigar sobre las inteligencias terrestres.
    No creo que mis ocurrencias merezcan que pierdas el tiempo contestándome.
    Recibe un cordial saludo.

  21. JavierL:

    Muchas gracias por tus aclaraciones neo, y respecto a la búsqueda de SETI, me parece que si no han tenido éxito aun es precisamente porque la vida inteligente y que desarrolle tecnología es algo muy poco común.

    Respecto al comentario de tomás, no creo que sin matemáticas se pueda desarrollar una maquina para viajar a otras estrellas y explorar la galaxia, incluso ir a otros planetas del mismo sistema solar requiere un calculo preciso de la trayectoria.

  22. tomás:

    Estimado JavierL: Tienes mucha razón, pero recuerda el artículo “Abejorros y el problema del viajante”. Lo han resuelto con una “inteligencia de la especie”. Son muy acertados en él los comentarios de Neo y RicardM.
    Un cordial saludo.

  23. joabbl:

    Ayer leí en un artículo de la BBC que el telescopio James Webb, destinado a ser el sucesor del Hubble, lleva un retraso de varios años y que ya se habla de un lanzamiento más allá del 2015 y eso suponiendo que se consiga más dinero porque el presupuesto se ha disparado además de estar subestimado desde el principio. A mi me parece que este telescopio es mucho más importante que cualquier satélite destinado a encontrar planetas terrestres y dado cómo está el tema del dinero en estos tiempos de escasez me parece que la búsqueda de planetas terrestres debería de estar en el apartado de “varios” en la lista de prioridades. Si SETI descubre algo bien está porque al menos este proyecto es barato, pero la cosa parece que se está poniendo realmente cruda y que se deberían concentrar las prioridades. De hecho ya se está haciendo.

    Saludos decepcionados

  24. NeoFronteras:

    Pues sí, el retraso del telescopio Webb es importante. Ya llegaba tarde según la fecha oficial anterior, ahora es penoso. Probablemente el Hubble deje de funcionar antes de que sea reemplazado por el Webb.
    Uno de los objetivos de Webb es precisamente la observación de exoplanetas, así que habrá que esperar.
    Como tampoco hay lanzador pesado, el proyecto de una gran telescopio monolítico de 8 m en órbita también desaparece.
    De hecho si uno mira un poco el campo ahora se vive de las rentas y no haya nada proyectado, salvo alguna tontería marciana.
    Cuando uno ve la película “For all mankind” y se da cuenta de los 40 años transcurrido da pena.

    Lo que desde luego es una mala política es intentar priorizar unos campos de la ciencia frente a otros, porque al final pierden todos. Puestos a obtener dinero siempre es mejor buscarlo en muchos otros sitios.
    Esto recuerda al SSC que se empezó a construir e Texas. Muchos científicos celosos atacaron el proyecto porque era caro y se llevaba mucho dinero que podría utilizarse en otros campos. Su meta era cancelarlo y que así habría una lluvia de millones. Consiguieron convencer al congreso norteamericano y el proyecto fue cancelado y el túnel dinamitado (así no se caería en la tentación futura). Pero no hubo lluvia de millones, el dinero se fue a otros sitios distintos a la ciencia.

  25. joabbl:

    Efectivamente priorizar en estas cosas es malo, porque todo es importante y por mucho que se empeñen algunos la ciencia no es cara sino barata. Pero me temo que tal y como están las cosas ya se está haciendo. El dinero lo necesitan los bancos para seguir robándonos y engañándonos y para que puedan ir preparando la siguiente crisis con tiempo suficiente.

    PD. He leído que el Webb será lanzado por un Ariane 5 europeo y que el dinero que necesitan son 200 millones de $ más, que debe ser lo que se gastan en juergas los banqueros y sus monaguillos en un fin de semana.

  26. Tvielplum:

    Efectivamente ( P..v..L..),no somos los únicos habitantes en este universo, pero en este planeta pocos que somos, y aún nos damos por el c… unos con otros, o no es asi, tu creo que lo sabes mejor que nadie, ¿no te parece?, a mi sí.

  27. sqe:

    Creo que es una utopia creernos que somos los únicos habitantes de este universo, hay miles de galaxias, con miles de planetas similares a lo que es hoy nuestra “tierra”, ¿porque no puede existir vida inteligente fuera de aqui?, acaso nos creemos los reyes del universo, si solo somos un monton de células con un poco de intelegencia, y los hay que ni siquiera tienen ese poco, por decir algo PVL.

  28. tomás:

    Estimado sqe:
    No es admisible tu comentario por lo que te diré:
    La frase “¿por qué no puede existir vida inteligente fuera de aquí?” es equivalente a ¿Por qué no puede existir ese universo de gominolas al que de cuando en cuando hace referencia Neo? o ¿Por qué no puede existir dios? Se trata de que es una pregunta sin sentido ni razón.
    “Nos creemos los reyes del universo”. Es una afirmación gratuita. Yo no me creo rey de nada y, tal como te expresas, pienso que tampoco tu. Habría que preguntar a las gentes y hacer una estadística seria para realizar una afirmación así. Quizá se pudiera hacer una suposición razonable si se consulta a los teóricos de las principales religiones si su dios hizo sólo este mundo y ninguno más o pudo hacer otros. En ese caso, quizá podríamos pronunciarnos sobre lo que piensa una gran mayoría sobre el tema.
    En cuanto a que “somos un montón de células con un poco de inteligencia”, ¿qué te voy a decir? Es algo tan relativo y opinable que cualquier otro podría asombrarse de estar constituidos por un número extraordinariamente alto de células -deben rondar por varias decenas de billones-. También podríamos menospreciarnos por estar hechos en muy alto % de agua. Y otros se sentirían orgullosos de que nuestra mente haya dado lugar a obras de arte bellísimas -a nuestro entender-, a ser capaces de volar más rápido que los pájaros o ir bajo la aguas como los más evolucionados peces.
    Pero fíjate que esto sólo representa un desacuerdo con tu manera de argumentar, no una eventual coincidencia o no con tu opinión.
    Bueno, recibe un saludo cordial.

  29. joabbl:

    Dando la vuelta a la noticia y hablando de la posibilidad de que otras civilizaciones extraterrestres nos detecten a nosotros, no se dónde he oído o leído que actualmente ya no sale (o sale muy poca y cada vez menos) radiación electromagnética de la Tierra debido a la implantación de la tecnología digital. Por lo visto con esta tecnología la comunicación es más “peer to peer” que “broadcast”, y si alguien ahí fuera nos está “espiando”, en los últimos años habrá empezado a creer que nos hemos quedado mudos o nos hemos autodestruído. Esto también tendría implicaciones en SETI, porque limitaría mucho la posibilidad de detectar otras civilizaciones parecidas a las de aquí. Sin embargo no estoy muy seguro de que esto sea cierto. ¿Alguien sabe más?

    Saludos

  30. NeoFronteras:

    Si salen mejor peor ondas electromagnéticas de la Tierra dependerá de la frecuencia utilizada y la intensidad de las mismas, no de la tecnología analógica o digital, salvo por la menor intensidad que se pueda requerir.
    De todos modos los radares militares y civiles siguen emitiendo.

  31. joabbl:

    Gracias, Neo, por tu respuesta. He estado mirando un poco más el tema de las comunicaciones digitales y su relación con SETI. Al final pondré un link, pero el resumen del autor, que parece experto en el tema, es que una comunicación digital sin un receptor compatible que no sabríamos construir porque los algoritmos y códigos necesarios son infinitos, es indistinguible del ruido e incluso puede tener una intensidad mucho menor que el ruido que la acompaña y se necesitan tratamientos matemáticos muy complejos y con posibilidades infinitas para extraer la información, con lo cual podríamos estar recibiéndolo ahora mismo y nunca lo sabriamos. Además está el tema de la direccionalidad de los pulsos, que cada vez son más estrechos y serían más dificiles de detectar desde fuera.
    Todavía está la posibilidad que mencionas de los radares, pero me pregunto si un pulso de radar necesariamente se tendría que poder distinguir de un ruido para alguien que no lo espera. Supongo que sí si está modulado a la antigua usanza y proviene de un radar civil que no tiene nada que ocultar, pero seguro que hay otras tecnologías militares cuya detección casual sería más dudosa.

    Saludos

    PD : El link es http://www.bidstrup.com/seti.htm

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.