NeoFronteras

¿Cómo se podría viajar a Marte?

Área: Espacio — viernes, 18 de febrero de 2011

Diseñan una nave espacial para viajar a Marte y otros objetivos cercanos del Sistema Solar.

Foto
Anillo centrífugo de prueba para la ISS. Fuente: M.L. Holderman JSC/SSP.

Antes del viaje tripulado a la Luna de 1969 y los siguientes (parece que a la gente se le olvida que se viajó seis veces hasta allí) se proponían toda clase de vehículos y diseños para alcanzar la meta. Eran, sin duda, proyectos más ambiciosos que el que al final se materializó, pero había más diferencia entre los diseños de máquinas voladoras de Leonardo Da Vinci y el aeroplano de los hermanos Wright.
La meta de viajar a Marte parece económicamente más lejana ahora que nunca, pero aun así se proponen vehículos con los que viajar allí. Un experto de la NASA propone un diseño bastante ambicioso de vehículo puramente espacial denominado Nautilus-X. No serviría para salir de la Tierra o aterrizar en Marte, pero sí serviría para el largo viaje entre estos dos planetas o entre la órbita de la Tierra y otros objetivos (¿asteroides?, ¿lunas de Júpiter?). Con un cohete convencional se llegaría a esta nave y luego se partiría hasta el objetivo.
La nave se construiría en órbita y gran parte de la estructura sería inflable, por lo que se simplificaría el proceso de montaje.

Foto
Configuración básica de la nave. Fuente: M.L. Holderman JSC/SSP.

La característica más interesante sería un anillo centrífugo en el que la tripulación sentiría una fuerza similar a la gravedad, algo imprescindible para mantener la salud del organismo en viajes largos. Se propone un anillo de este tipo adosado a la ISS para probar la idea (ver foto de cabecera), aunque la idea de usar algún mecanismo centrífugo se propuso hace décadas, parece que a muchos se les ha olvidado desde que se rodó “2001, una odisea en el espacio”.
En este caso se propone que la tripulación se aclimate a una velocidad de giro cada vez mayor hasta llegar a las 10 rpm, pues se cree que para pequeños radios de giro se producirían mareos en los astronautas.
También se propone un sistema para mitigar la radiación, ya que en un viaje espacial largo la probabilidad de matar a la tripulación por culpa de la radiación es muy alta, sobre todo si se da una tormenta solar durante el camino. El sistema estaría integrado estructuralmente y basado en varias estrategias como la de crear una magnetosfera artificial y tener un santuario rodeado de agua (básicamente el mismo agua que consumiría la tripulación) para el caso de tormenta solar.
Además de los sistemas típicos para mantener la salubridad del ambiente, habría un pequeño huerto hidropónico. Unos paneles solares proporcionarían energía a los astronautas.

Foto
Configuración para misión extendida. Fuente: M.L. Holderman JSC/SSP.

La configuración básica permitiría acomodar a seis astronautas por un periodo de hasta 2 años. El esquema modular ampliable permitiría aumentar el número de módulos y así extender la misión. En cuanto a la propulsión admitiría una unidad de propulsión no especificada, pero que podría ser iónica o a plasma y alimentada por energía nuclear según los dibujos mostrados.
Probablemente no se llegue a construir esta nave espacial, pero permite seguir soñando sobre la posibilidad de que el ser humano pueda algún día viajar por el sistema solar.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3402

Fuentes y referencias:
Presentación en Powerpoint en la Universidad de Texas.
Otras presentaciones sobre el tema.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

25 Comentarios

  1. pablo:

    bastante realista, ya tenemos los propulsores (ion,plasma,vasimir), la fuente nuclear (reactores rusos ya probados), jardines hidropónicos probados, experiencia en sistemas vitales y psicológicos (mars 500), sólo falta experiencia con anillos centrífugos y todos los problemas que pueda traer, más hábitats inflables confiables.

  2. RicardM:

    Cierto Pablo: La tecnología la tenemos y el dinero no seria problema si gastáramos menos en armas. Pero lo que más me preocupa es la establidad emocional de los seis tripulantes, confinados durante dos años en un espacio mínimo. De acuerdo, tenemos la experiencia de Mars 500, pero los tipos que participaron SABIAN que podian abortar la experiencia en cualquier momento. Esto da una gran tranquilidad!. ¿Qué pasa con las pulsiones sexuales? ¿Embarcan tres parejas ya previamente “emparejadas”?. ¿Tripulantes de un solo sexo?, ¿Dos años de abstinencia?. Imagino que sobre esto ya se habrá pensado algo, pero no tengo noticia.

    Saludos cordiales.

  3. Nemo:

    Por el diseño parece que el anillo deba girar respecto al resto de la nave, mediante algún tipo de rodamiento. A priori sería más simple y seguro que girara toda ella, evitando ese punto de problemas críticos: rozamiento, bloqueo, fugas, conexiones (¿cómo pasar tubos o cables continuos entre 2 partes que giran?), etc. Además del consumo de combustible para acelerar o frenar la rotación del anillo y mantener sin girar el resto de la nave (hay que hacerlo con cohetes en ambos casos). Contrariamente, si toda la nave gira, se puede ajustar la velocidad de rotación variando la inercia (desplazamiento de masa) sin consumo de combustible. El mayor problema parecería ser mantener orientadas las antenas o telescopios hacia la Tierra u otro punto, pero sólo mientras funcione la propulsión de la nave; en trayectoria inercial se puede orientar el eje de rotación hacia la Tierra, pues es independiente de la dirección de movimiento. Creo que seía más factible y seguro hacerlo de este modo.

  4. Nemo:

    Me fijo más y veo que el dibujo con el centrifugador al final es de la Estación Espacial, y que la nave lo lleva en un punto intermedio. Esto implica que no debe haber una sino dos juntas de rotación, con sus correspondientes sellados herméticos, y que en caso de un fallo de estanqueidad la nave quedará dividida en 2 sectores incomunicados a proa y popa. También que toda la estructura e instalaciones del casco deben pasar por el centro y dejar un espacio libre alrededor que permita el acceso o salida hacia el centrifugador en cualquier punto de su giro (cualquier cosa que cruzara ese espacio actuaría como una cizalla respecto a quien quisiera pasar), con lo que las juntas de rotación deberán tener un diámetro enorme. Esto es contrario a la precisión de encaje y aumenta exponencialmente la sensibilidad a cualquier esfuerzo (aceleración, térmicas, etc.). Me da la impresión de que los “expertos” que proponen estas cosas se parecen más a diseñadores de rotuladores de colores que a ingenieros, y que la división más activa de la Nasa es la de marketing.

  5. NeoFronteras:

    Pues sí, no parece que sea una buena idea la de una junta por la que pase gente, aire y demás materiales de manera continua. Pero quizás la junta está al vacío y los astronautas entran en una cámara intermedia con traje presurizado y se quedan en la centrifugadora por un tiempo.
    Incluso el sistema de la nave de la película 2001 está mejor diseñado.
    Lo ideal es que toda la nave gire. Bastarían dos cilindros unidos por una viga con los materiales y propulsión en el centro.

  6. tomás:

    Totalmente de acuerdo en que la nave debe ser un todo que gire para conseguir simular la gravedad. La propulsión central podría ser orientable y varios motores -mínimo tres- orientables también, para modificar la posición de la nave respecto a la trayectoria cuando fuera necesario. Además ese diseño permitiría un anillo mayor con el mismo peso.
    Me preocupa la protección contra las radiaciones y contra pequeños meteoritos cuya capacidad de perforación debe ser tramendamente alta; quizá decenas de veces más que la de una bala de fusil.
    También creo que la nave de “2001” es superior a la de la foto, pero el que se haya pensado en hacerla hinchable es una buenísima solución.

  7. Patricio López:

    Ir a Marte tal vez sea posible. Pero, dado que la enorme mayoría de la masa se usa en el combustible para el despegue, dudo mucho poder ir y después volver (escapar del campo gravitatorio de Marte requiere de mucha energía).

  8. lluís:

    Quizás sería más interesante enviar a Marte expediciones robotizadas, y, en todo caso volver a la Luna e instalar bases y telescopios allí.

  9. tomás:

    A Patricio Lopez:
    Pues -¿creo?- que se necesita menos de cinco veces más energía que para salir de la Luna y unas cinco veces menos que para escapar de la Tierra -en cálculo muy pedestre-. La verdad es que no me parece imposible si se usa la misma técnica que se utilizó en la Luna, enviando una nave liviana a la superficie, cuyo mayor peso, claro, sería el combustible. Pero también se podrían enviar recipientes llenos de combustible al lugar donde se va a “marterizar”. ¡Vaya palabra chula que me ha salido! Pero a lo mejor ya estaba inventada. ¡Qué pena!
    Un saludo cordial.

  10. xxpabloxx:

    El viajes espacial interplanetario es solo una cuestion de voluntad politica el resto son tecnisismos. La gravedad simulada mediante una rueda es cuestion de dienro y quere salir de este mundo para “colonizar” si COLONIZAR otros mundos. Denle lugar a la participacion de emprendimientos privados y la cuestion se acelera aun mas todavia. Es cuestion de VOLUNTAD.

  11. tomás:

    A xxpabloxx: ¡Claro que son tecnicismos! Pero lo encuentro algo peyorativo. También lo es el ordenador con el que escribes. Vivimos inmersos en lo técnico, que es la consecuencia práctica de la ciencia.
    En cuanto a colonizar, ya será menos. Para llamarlo así habría que enviar un número considerable de personas. Para que pudieran vivir habría que “terraformar” el ambiente, lo que resulta muy caro y difícil. Si se trata de eso es infinitamente más sencillo y barato transformar el Sahara, o los inmensos territorios de Asia central prácticamente deshabitados. Preferiría voluntad política para fines más terrestres y urgentes.
    Un saludo cordial.

  12. xxpabloxx:

    tomas, eso de utilizar los inmensos territorios no habitados de la tierra no va a suceder nunca, y la cuestión de la colonización del espacio y otros planetas y lunas del sistema solar es algo inevitable por mas que nos rasguemos las vestiduras hablando de las carencias del ser humano, eso también lamentablemente es una cuestión política de los gobernantes locales de cada país y no pasa por ese falso altruismo del occidente antiguo que era rico y opulento que cree que con su ayuda solucionaba los problemas de carencia humana. La colonización del espacio va por una senda paralela te guste o no. Es inevitable. Claro que ni vos ni yo lo vamos a ver o palpar con nuestras manos. No somos santos y la sociedad santa aun falta varios milenios para que lleguemos a eso y se terminen los problemas de carencias humanas.

  13. tomás:

    Estimado xxpabloxx: Haces afirmaciones seguras sin que me des la razón de ello. ¿Por qué no va a suceder nunca el habitar zonas del planeta vacías? ¿Por qué es inevitable la colonización de otros planetas? Esto último, sólo lo veo posible, al menos en un futuro de unos cientos de años, para extraer materiales que nos interesen y eso con pocas personas. Es cuestión económica, de técnica y de si una estancia larga es posible. Primero habrá que investigar qué productos son necesarios y rentables dado el precio del viaje.
    Quizá sea más fácil poner a nuestro alcance un cometa o un asteroide que pudiera mantenerse en órbita terrestre e ir extrayendo de él lo que nos interese si lo tiene, para luego enviarlo hacia el Sol una vez se le haya privado de todo lo útil.
    En lo de colonizar, te diría como el humorista Mota: “Si hay que ir, se va, pero ir para na es tontería.” Me parece que es así.
    Y a propósito del tema, hay que ver lo listos que fueron los griegos que llamaron colonias a sus asentamientos en otras tierras, seguramente adivinando que Colón iba a descubrir América y llenarla de colonias. ¡Qué cosas!
    Un cordial saludo.

  14. Miguel Angel:

    Quedándonos solamente en La Tierra estamos condenados ante la próxima EXTICIÓN MASIVA. Tenemos posibles soluciones para un impacto de asteroide o cometa, pero no podemos detener la próxima megaerupción de algún supervolcán (como el de Yellostone) ni disponemos de tecnología (ni presupuesto) para eliminar los gases nocivos y cenizas. Además necesitariamos millones de kilos de compuestos químicos y agua para neutralizar esos gases y cenizas. Por ejemplo, podríamos especular con hacer precipitar el sulfuro de hidrógeno, pasando acido sulfidrico o hacia una sal sulfurosa que serían también tóxicas.
    ¿Quedarse en bunkers?: una odisea que podría durar mas de un millón de años, hasta que se volviesen a dar condiciones propicias. Además, solo habría sitio para unos pocos.

    La colonización de Marte sería una gran apuesta de futuro, que choca contra el “cortoplazismo” del que hablabamos en anteriores mensajes.

  15. tomás:

    Estimado Miguel Angel: Mi diagnóstico al respecto que, naturalmente, puede estar equivocado, no es el que la humanidad se extinga, aunque sí que está provocando una extinción masiva en el resto de los seres vivos. Creo más bien en el fin de una civilización y una tremenda mortandad.
    Respecto a tu alusión al infierno que yace bajo nuestros pies, en efecto no tenemos posibilidad alguna de oponernos a su tremenda energía. Pero, en mi opinión, el mayor evento de esta clase se dio con el derrame y erupciones creadores de las Trampas Siberianas, a cuyo lado, creo que Yellowstone es, siendo muy importante su amenaza, de menor entidad. También imagino que la energía interna del planeta va disminuyendo y el continuo vulcanismo menor que asumimos perfectamente contribuye a ello, de manera que la posibilidad de un evento de aquella entidad ha ido disminuyendo conforme han ido transcurriendo los millones de años. De todas formas, si ocurriera, habría que soportar lo que tocase, incluso nuestra propia extinción.
    Y es que no veo factible poblar otro planeta. Te aseguro que no se trata de una oposición a ello. Es que no tenemos los recursos necesarios para cambiar todo un planeta sin la atmósfera y el agua imprescindibles. Sólo veo posible ir creando invernaderos protectores de la radiación solar. Pero habrían de ser muy pocos, porque ¿de donde obtener alguna biodiversidad? Y, en nuestra propia especie allí, partiendo de pocos, de la pequeña gravedad, etc., ¿como respondería la adaptación y una evolución que habría de muy ser rápida?
    Es mejor poner en marcha programas de educación encaminados a conservar nuestra Tierra. Quiero suponer que si vemos que la barca se hunde, pero que la costa es visible, nos pongamos todos a remar y, aunque alguno se niegue y se aproveche del esfuerzo ajeno, quizá lleguemos a tierra.
    En lo del cortoplacismo, yo me he referido a menos de una decena de años. Y creo que nuestros políticos a algún año e incluso a sólo meses, porque su interés está siempre en ganar las próximas elecciones, locales, autonómicas o generales, que entre todas acaba llenándose el calendario. Para mi, el muy posible desastre está próximo a la centena y los remedios han de iniciarse ya. De momento sólo hay timideces quizá interesadas, al menos algunas.
    Un cordial saludo.

  16. xxpabloxx:

    Ahora digo yo, ¿existe posibilidad de solucion si la 6ta extincion masiva de la que somos espectadores, no es por causa antropogenica?.
    La colonizacion del sistema solar es una necesidad de supervivencia, es algo de lo que nisiquera se deberia discutir sobre si realizarla o no, y si hablamos de supervivencia todas las formas de vida incluidos nosotros, es capaz de supervivir en condiciones miserables(claro que serian unos pocos)hasta que las condiciones vuelvan a ser favorables aqui en la tierra o en otro mundo.

  17. tomás:

    Estimado xxpabloxx: 1º El que sea una necesidad de supervivencia no implica que sea posible.
    2º Si van a ser unos pocos y de forma miserable ¿como se las van a ingeniar para regresar a la Tierra u otro lugar?
    Todo lo vivo ha de morir, y también las especies; es algo inevitable. Te aseguro que no discutiría tu punto de vista si Marte fuese tan similar a la Tierra como América lo es a Europa o si estudiada la cuestión en profundidad fuese posible una adaptación. Los organismos muy evolucionados, aunque sean muy adaptables, como es el caso del ser humano, no pueden soportar un cambio excesivo. Parece que si pueden hacerlo organismos simples, como las bacterias.
    Sinceramente creo que, ante una catástrofe no antropogénica, como pueda ser la provocada por alguna erupción descomunal contra la que nada podríamos hacer o un meteorito inadvertido y a gran velocidad, sólo esos seres más antiguos y sencillos sobrevivirían. Quizá también algunos pocos humanos por nuestra capacidad de adaptación. Cualquiera sabe. Pero no cabe temer lo irremediable, sino aceptarlo. En resumen, que veo más factible, aunque difícil de remediar lo que se nos viene encima por nuestra propia actuación, esperar que el cielo no caiga sobre nuestras cabezas como Asterix y sus paisanos, -montando, por si acaso, una buena vigilancia y medios para desviar lo que se acerque- y confiar en que el magma no se manifieste brutalmente, porque no veo que a nadie se le ocurra alguna idea capaz de contener o derivar esa energía.
    Un cordial saludo.

  18. Miguel Angel:

    Consciente de que hablamos de un tema muy futurista, quisiera argumentar lo siguiente:
    La terraformación se estima que tardaría varias decenas de miles de años en completarse. Durante todo ese tiempo las nuevas tecnologías irán mejorando lo que tenemos actualmente (salvo nueva Era medieval).
    Los efectos a largo plazo de una gravedad reducida todavía no han sido estudiados a dia de hoy: ahora van a enviar ratones al espacio para que cumplan todo su cilo vital en microgravedad y estudiar los efectos sobre la salud.
    En un futuro próximo tendremos simplemente necesidad de ir en busca de materias primas. Aquí La Luna se presenta como una ocpción mas sólida por su cercanía…
    Saludos

  19. tomás:

    Estimado Miguel Ángel: Tienes razón en que no está aún estudiada en todas sus vertientes la menor gravedad. Pero es que ni siquiera conocemos todas lo necesario para “terraformar”. Por otra parte, estoy seguro que conoces la progresión geométrica del crecimiento de la población. Si en la Tierra no nos enfrentamos a esa cuestión, Marte, en el caso de que consiguiésemos que fuese habitable, no podría resolvernos el problema terrestre y en poco tiempo, tampoco el suyo. Y me pregunto cuantos recursos podría generar por sí misma esa población para subsistir sin la ayuda de nuestro planeta.
    Si no estamos siendo capaces de habilitar los lugares despoblados, si estamos consumiendo -creo- que vez y media los recursos del planeta, ¿no será más sencillo minorar la población?
    Si el temor es por un asteroide o cometa, Marte no garantiza nada. Sin embargo parece que no hay vulcanismo, con lo que ese temor podría ser descartado. Pero hay otras causas de extinciones masivas que ni se me ocurren, como a nadie se le ocurriría hace cien años que el hombre fuese la causa de una próxima gran extinción.
    En resumen que si soy partidario de la exploración planetaria con fines científicos y posiblemente para obtener materiales, no lo soy de la colonización sin antes haber agotado todas las opciones en la Tierra. Y mientras tanto ya nos irá diciendo la ciencia hasta donde podemos llegar por ese camino.
    El temor a una macroeupción volcánica no debe ser una razón para buscar otros lugares. El mayor peligro y más inmediato está en nosotros mismos. Nuestra acción actual nos llevará a ni siquiera poder intentar esa fuga por falta de tiempo para encontrar el modo de sobrevivir en ambientes inhóspitos.
    Un cordial y prudente saludo.

  20. JOrge:

    Pueden hacerse todas estas cosas al mismo tiempo es decir colonizar marte y optimizar la tierra para su biosfera y nosotros mismos. Algún día se irá. El punto es cuando. Por ahora creo que es demasiado costoso para hacerlo “en aras de la ciencia” como todos los que acá escribimos desearíamos.

  21. tomás:

    JOrge amigo: Si mi casa se está quemando y en ella tengo el dinero con el que pretendía construir otra con mis propias manos, pero con materiales que habré de comprar, ¿qué debo atender antes?
    A los problemas de todo tipo que he ido comentando hay que sumar el que si ya estamos, como dije, consumiendo 1’5 veces los recursos de la Tierra, si además, muchos de ellos son finitos, está claro que acabaremos con ellos en un futuro más o menos próximo. Entonces, la necesidad ineludible está en conseguir las materias precisas de la Luna, Marte, de asteroides; en resumen, de donde se pueda y, simultáneamente, minorizar nuestras necesidades, imaginar nuevas vías, como se comienza a hacer con las energías renovables y controlar la población y el consumo, porque sólo para eso será necesario un tremendo trabajo de educación y empleo de recursos. Y este es un problemón que no es tan sencillo como sólo tener menos hijos porque, a partir de cierta edad, el ser humano es cada vez menos apto para trabajar y ha de vivir de una pensión que se la procura el resto de la sociedad productiva; por no hablar de los enfermos de cualquier edad.
    Con una pirámide poblacional donde el grueso esté en los mayores no productivos, será preciso pasar por un periodo de desequilibrio con menos personas en edad de trabajar. Para soportarlo soy partidario del reciclaje continuo de los que somos mayores, con el fin de mantenernos formando parte de la sociedad productiva. Porque hay profesiones en las que no es preciso ser joven e incluso con un constante aprendizaje y oportuna motivación, la experiencia hace que una persona mayor sea tanto o más útil que quien empieza.
    Por tanto creo que hay que priorizar sin dejar de investigar, pero dando a cada vertiente del problema su debida importancia. Primero resolver nuestra Tierra mientras se investiga y se acumula conocimiento para ir en busca de esos materiales que pronto necesitaremos y para proteger la humanidad de las amenazas por orden de probabilidad y de posibilidad de que la solución sea efectiva, descartando irresolubles como pudiera ser una macroerupción solar o un reventón del que emanara imparable el magma en magnitudes insoportables para la vida. Segundo, ir a buscar esas materias fuera del planeta con pocos hombres y sofisticadas técnicas. Por último esa colonización que parece ser tan deseada pero a la que no veo porvenir.
    Se me ha ocurrido un ejemplo, pero lo dejo porque ya me he extendido más de lo prudente. Y es que este tema es muy, MUY, interesante.
    Un cordial saludo.

  22. tomás:

    Estimados: El ejemplo de que hablo en mi anterior, trata de demostrar que esa colonización no se hará, al menos en forma masiva y es este: Supongamos que la Antártida no estuviera protegida por el Tratado Antártico. Tiene condiciones de muy difícil habitabilidad a gran escala, pero ni de lejos tan malas como Marte. Requeriría por ello importantes gastos para colonizarla, pero mucho menores que Marte. El traslado allí tiene un coste de cierta importancia, pero incomparablemente menor que a Marte.
    Supongamos que en ella se encuentra en abundancia -todo su hielo- un maravilloso combustible que vamos a soñar como H4O, o sea que dos hidrógenos serían fácilmente separados para, con el oxígeno atmosférico, formar agua en una reacción exotérmica 2H4O+O2 = 4H2O. Su comportamiento físico sería similar al de la gasolina a las temperaturas no antárticas, para no tener que refinar. ¡Extraordinario! -Quizá debiera patentarlo-. Sigamos imaginando un acuerdo para el casi imposible caso de que no se produjeran guerras por quedarse con cuanto más territorio, mejor.
    En mi opinión esa maravilla no llevaría a habilitar la Antártida salvo lo estrictamente necesario para sacar todo ese combustible. Habría equipos de estudio, de extracción, de mantenimiento, etc. que estarían una temporada y serían relevados por otros. Los del turno liberado se irían a soleadas playas a gastar el bien ganado dinero. No creo que nadie se llevase allí a sus hijos con esas nevascas a ras de suelo que tan difícil deben hacer vivir en esos lugares. Quizá la pareja sentimental -eso si le apetece derretir el hielo a base de amor- pero nada más -digo esto recordando el 2 de RicardM-. Supongo con cierto fundamento, que esto aceleraría nuestro final, pues tal abundancia generaría un mayor consumo, pero dejemos ese mal augurio.
    En cierto modo sería como una inmensa plataforma petrolífera. A nadie se le ocurre ampliarlas para fundar una ciudad, explotar los recursos marinos que están allí mismo -o existen condiciones para piscifactorías-, ni llevar tierra para cultivar, ni animales para consumir su carne.
    Pues hacer eso en Marte, mucho menos por ser tremendamente más caro, más difícil y menos rentable. Y si, por aquello de que pueda encontrarse algo extraordinario que se me escape, cuando estuviera lleno, por la famosa ecuación exponencial del crecimiento de la población, ¿qué? ¿A donde ir? Porque sólo queda la solución de hallar un medio de conseguir velocidades tremendas e intentar llegar al planeta más cercano habilitable, donde volvería a plantearse el problema.
    En resumen: la única solución -y sólo parcial- es reducir la población y el consumo. Y a Marte, a estudiar y ver si se puede sacar algo. Y de colonizar, nada.
    Respecto al temor de Miguel aqngel hacia Yellowstone, -no ignorable- ¿no sería posible usar grandes recursos en extraer -también de otros lugares- energía en forma masiva que, a la vez de minorar el peligro, es inocua? Un proyecto así sería una fuente de conocimientos e invención de nuevos materiales.
    Un inmarcial saludo.

  23. NeoFronteras:

    Estimados todos:
    Ir a Marte es técnicamente posible pero es muy caro. En más 40 años (¡40!) no hemos vuelto a la Luna. Es posible que en más de medio siglo no lo hagamos, así que un posible viaje a Marte está todavía lejos. Y eso sólo en plan visita y volver.
    Una colonización es en la práctica imposible hoy por hoy, auque quizás en 100 años no lo sea. Pero la estancia en ese planeta sería para lo colonos una tortura.
    Mientras tanto lo que va a pasar aquí en menos de 100 años probablemente sea un desastre o cataclismo ecológico-climático tremendo condimentado con guerras brutales. Esto hará que desaparezcan 1000 ó 2000 millones de personas y que la civilización retroceda a niveles del siglo XIX como mínimo. Hablar sobre colonización en ese contexto casi suena a broma.
    Un argumento más extenso sobre estas cosas se puede encontrar aquí:

    http://www.neofronteras.com/opinion/?p=85

    En resumen sale mucho más barato y efectivo cuidar nuestra casa.

    En cuanto Marte, sería interesante saber de una maldita vez si hay o no hay vida en Marte, algo que parece que no quieren hacer por si resulta que no hay y se les acaba la financiación.
    Si no hay (lo más probable) sería interesante entonces realizar experimentos con microorganismos. Sería un experimento fabuloso en el estaría implicado todo un planeta. Sería el primer paso en la terraformación (algo que llevaría miles de años).

  24. joabbl:

    Totalmente de acuerdo (por desgracia). Van a pasar muchas cosas este siglo si no cambiamos. Y no vamos a cambiar, no sabemos o no podemos. Y las cosas que van a pasar no van a ser buenas. No vamos a ir a Marte en muchos años. Solo queda esperar que tras la catástrofe surja un mundo mejor. Personalmente no lo creo.

    Saludos

  25. tomás:

    Gracias por el envío, estimado Neo. Ya no lo recordaba, y en él, nada menos que el prestigioso Hawking, aconsejaba esa dispersión y colonización espacial a la cual muy pocos y yo mismo nos oponíamos con tanta tozudez como lo he hecho esta vez. Además, la misma editorial y el título del artículo “No podemos escapar, tenemos que solucionar” nos daba la razón.
    Pues así están las cosas.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.