NeoFronteras

El alcohol extiende la vida de los nematodos

Área: Biología — Lunes, 30 de Enero de 2012

Pequeñas dosis de alcohol alargan la vida de gusanos Caenorhabditis elegans en el laboratorio.

Foto

El nematodo Caenorhabditis elegans es uno de los típicos modelos animales de laboratorio usado para todo tipo investigaciones biológica o genéticas. Vive en el suelo alimentándose de las bacterias que encuentran a su paso. Una vez que sale del huevo se transforma en adulto en muy pocos días por lo que se pueden criar bien en el laboratorio y hacer investigaciones relativamente rápido.
Entre otras cosas se usa a este gusano en estudios de longevidad, pero este tipo de investigación no era precisamente la que estaba realizando Steven Clarke, de UCLA, y su equipo. En concreto estaban investigando el efecto del colesterol sobre estas simpáticas criaturas. El colesterol es crucial para el ser humano y otros animales, pues es necesario en las membranas celulares. Pero en el torrente sanguíneo es perjudicial, como todos sabemos.
Así que estos investigadores administraron una disolución de colesterol a un grupo de estos gusanos y vieron qué pasaba. Para su sorpresa los gusanos vivieron más tiempo. Esto no dejaba de ser paradójico, pues se supone que el colesterol es malo para la salud, aunque se sea un nematodo.
Pero el resultado resultó ser sólo aparente. El disolvente contenía alcohol etílico en una concentración del uno por mil y era precisamente el alcohol el que producía ese alargamiento de la vida de los gusanos. En concreto un gusano normal vive unos 15 días, pero si se le administra alcohol en estas pequeñas cantidades vive de 20 a 40 días. Según Paola Castro, que dirigió los experimentos, los gusanos a los que se les proporciona alcohol de este modo aparentan incluso ser más robustos bajo el microscopio.
El resultado ha dejado anonadado a los científicos implicados por sorprendente, inesperado y extraño. Todavía no saben explicar el fenómeno.
El alcohol es tóxico para humanos en cantidades moderadas y es igualmente tóxico en nematodos. También en nematodos el alcohol tiene efecto neurológicos negativos e incluso puede producir la muerte. Pero, aparentemente, a muy bajas dosis tiene efectos beneficiosos sobre estos seres. Los efectos beneficiosos se daban incluso a disoluciones de 1 en 20.000. Esta concentración corresponde a una cucharadita de alcohol puro en una bañera llena de agua o el alcohol de una cerveza 400 litros de agua. Si se aumenta la dosis (por encima de unas 80 veces) el gusano no vive más tiempo.
Es decir, asumiendo que el resultado fuese extrapolable en humanos, el hallazgo no sirve como excusa para beber bebidas alcohólicas sin ton ni son, pues en este caso se excedería la dosis.
Quizás haya una explicación trivial a este efecto, pero los investigadores implicados no la han encontrado. Clarke cree que éste no es el caso.
La pregunta es obvia, ¿sucede lo mismo en humanos? No se sabe, sobre todo porque se desconocen los mecanismos que subyacen detrás del fenómeno. Ya existen otros estudios que apuntan a que pequeñas cantidades de alcohol, equivalentes a dos copas de vino o dos cervezas diarias, pueden tener beneficios cardiovasculares en humanos, pero no se sabe si hay alguna relación con este otro nuevo resultado.
Ahora estos investigadores están tratando de identificar los mecanismos implicados en este proceso. Parece que el gusano podría estar usando el alcohol como un precursor de la biosíntesis de productos metabólicos intermedios de alta energía o indirectamente como una señal bioquímica dirigida a la extensión de la vida.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3729

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.
Foto: Universidad de Washington.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

6 Comentarios

  1. joabbl:

    ¡Por favor, que ningún “creyente” en la homeopatía lea esta noticia!. Bromas aparte recuerdo haber leído en un libro (creo que de Valentín Fuster) respecto al tema de los efectos del alcohol en la salud que no estaba demostrado que el vino fuese saludable “per se” sino que más bien lo que parecía ser saludable era precisamente el alcohol, que muchos médicos lo sabían pero que no podían recomendarlo por razones obvias. Sobre todo porque la cantidad que es buena sin efectos secundarios (leáse riesgo de cirrosis hepática) era (si no recuerdo mal) equivalente a un “chupito” de una bebida de fuerte graduación diaria, que imagino que equivaldrá a un par de copas de vino de toda la vida. Sería bueno saber por qué es así. Además imagino que una investigación así parecerá lo bastante “útil” a casi todo el mundo como para que merezca un poco de nuestro tan escaso y esquilmado dinero. O incluso un crédito bancario avalado por algún lobby de fabricantes de bebidas alcohólicas. Personalmente preferiría saber si los neutrones escapan o no a otro universo y el cómo y por qué. Y si al mismo tiempo me puedo tomar unos vinitos mejor que mejor.

    Saludos

  2. tomás:

    En algún lugar leí hace tiempo que, en una discusión, se argumentaba que el alcohol habría de ser bueno puesto que permitía la conservación de seres en frascos -nada decía de que estaban muertos-. El oponente contestaba que el alcohol mataba rápidamente a cualquier animalejo que en él se sumergiera, lo que demostró metiendo una oruga en un vaso con el líquido en cuestión. Un buen borrachín, de esos que van al cielo, terció arguyendo que lo mejor es beberlo para que matase los malos bichos internos e hiciera, de paso, más feliz al bebedor.
    Así que no esperes mucho, estimado “joabbl” y bébete el chupito o el vinillo, no cosa escape raudo a otros universos y te quedes sin nada.
    Que te siente bien.

  3. joabbl:

    Gracias, Tomás y un saludo.

  4. Miguel Angel:

    Pues también me ha venido a la memoria la homeopatía…de todos modos hay sustancias no homeopáticas que admiten disoluciones en proporciones mucho mas pequeñas, por ejemplo el Botox (toxina botulínica) se administra en dosis de 0.1 microgramos, el LSD cuya dosis mínima ronda los 20 o 30 microgramos.

    Me ha gustado también la advertencia de Neo de que no sirve de excusa para practicar un consumo excesivo de alcohol. Siempre buscamos excusas y autoengaños para justificarnos, la historia que ha contado tomás es buena prueba de ello. Si somos promíscuos enseguida nos interesará ese gen de la promiscuidad que se estudió en ratones para justificar nuestra conducta, nos puede interesar el el “gen egoísta” para justificar nuestro propio egoísmo, y si eres director de una gran empresa tabacalera buscarás otros autoengaños como pensar que tu tabaco es menos nocivo que el de las otras marcas, el caso es irse a dormir con un cirto grado de tranquilidad a la cama…

    Como no me gustan mucho el efecto del alcohol, que roba oxígeno al cerebro, deteriora la capacidad de juicio y en cantidades excesivas provoca una ebriedad espesa, poco creativa…la verdad es que siempre he preferido celebrar con buenos humos, son mucho menos tóxicos y mucho mas creativos.

  5. Xavi:

    Parece ser que una parte de los efectos del vino son atribuibles al alcohol, mientras que otros son atribuibles a otros compuestos.
    Chiva-Blanch G et al. Differential effects of polyphenols and alcohol of red wine on the expression of adhesion molecules and inflammatory cytokines related to atherosclerosis: a randomized clinical trial. Am J Clin Nutr. 2012 Feb;95(2):326-34.
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22205309

    Aquí tienes una revisión sobre el tema.
    Brien SE, Ronksley PE, Turner BJ, Mukamal KJ, Ghali WA. Effect of alcohol consumption on biological markers associated with risk of coronary heart disease: systematic review and meta-analysis of interventional studies. BMJ. 2011 Feb 22;342:d636. doi: 10.1136/bmj.d636
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3043110/?tool=pubmed

  6. Xavier:

    Investigadores del hospital Clínic de Barcelona han hecho un experimento con vino negro, vino negro desalcoholizado y ginebra y comprobaron que algunos de los efectos del vino eran debidos al alcohol, mientras que otros eran independientes de éste.
    Differential effects of polyphenols and alcohol of red wine on the expression of adhesion molecules and inflammatory cytokines related to atherosclerosis: a randomized clinical trial.
    ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22205309.
    Hay un artículo muy relacionado: Different effects of red wine and gin consumption on inflammatory biomarkers of atherosclerosis: a prospective randomized crossover trial. Effects of wine on inflammatory markers.
    ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15186955
    Si alguien está interesado en ver los efectos del alcohol sobre las enfermedades cardiovasculares puede echar un vistazo a un meta análisis del British Medical Journal de 2011 (open access)
    Effect of alcohol consumption on biological markers associated with risk of coronary heart disease: systematic review and meta-analysis of interventional studies
    bmj.com/content/342/bmj.d636?view=long&pmid=21343206
    doi: 10.1136/bmj.d636

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.