NeoFronteras

Quizás nuevo exoplaneta habitable

Área: Espacio — lunes, 12 de noviembre de 2012

Creen detectar un exoplaneta de tipo rocoso situado en la zona habitable de su estrella a sólo 43 años luz de nosotros.

Foto

Poco a poco, casi sin darnos cuenta, encontraremos un planeta muy similar a la Tierra y que quizás contenga vida. Quizás ocupe un hueco en las noticias habituales, en medio disquisiones políticas acerca de realmente nada, pero será realmente importante. Para poder llegar a esa meta los seres humanos hemos ido descubriendo planetas en otras estrellas pausadamente. Al principio no teníamos ningún ejemplo de exoplaneta y ahora tenemos cientos de ellos. Por desgracia las técnicas de detección que tenemos favorecen los planetas masivos en relación a la masa de la estrella y de órbita pequeña, pero no los planetas ligeros y alejados como la Tierra.
Sin embargo, ya empieza a ser rutinario el hallazgo de supertierras, planetas supuestamente rocosos más masivos que la Tierra, pero más ligeros que Neptuno. Sobre sus condiciones superficiales lo desconocemos todo y no se sabe calcular con precisión su zona de habitabilidad, pues depende de su atmósfera.
Ahora se acaba de “descubrir” un nuevo exoplaneta de tipo supertierra que está en la zona de habitabilidad de su estrella. Se trata de HD 40307 g, siendo el sexto planeta que se descubre en el sistema de HD 40307, una estrella situada a 43 años luz de nosotros en dirección a la región del cielo que denominamos constelación Pictor.
Ya se conocían otras tres supertierras en el mismo sistema, pero con órbitas demasiado cercanas a su sol, de tal modo que allí es imposible la vida tal y como la conocemos. Todos estos exoplanetas han sido descubiertos con el método Doppler de velocidad radial, gracias al espectrómetro HARPS alimentado por el telescopio de 3,5 metros del ESO.
El espectrómetro HARPS es muy preciso, tanto que si abre la puerta de la habitación que lo contiene para labores de mantenimiento se necesitan unos días para que se estabilice. Pero esta precisión tiene que trabajar sobre varios “ruidos”, algunos debidos a la propia estrella de la cual se está tomando su luz. Mikko Tuomi y sus colaboradores tomaron los datos de HARPS que ya había sobre esta estrella (disponibles públicamente) y utilizaron un modelo para restar las inestabilidades producidas por la propia actividad magnética de la estrella. Esto les ha permitido extraer tres posibles nuevos candidatos a exoplanetas del ruido. El cálculo de la órbita de uno de ellos (HD 40307 g) lo coloca en una zona donde es posible que exista agua líquida sobre su superficie. Es además una distancia tal para la que el exoplaneta no debe presentar siempre la misma cara hacia su estrella, por lo que su climatología debe ser benigna. Si tuviera lunas de gran tamaño también podrían ser habitables. Su masa, sin embargo, es siete veces la terrestre. La parte negativa es que puede ser que en lugar de ser rocoso sea un planeta tipo gaseoso similar a Neptuno sin una superficie sólida. Algunos expertos estiman en un 50% las posibilidades de que así sea.
Los otros dos exoplanetas recientemente detectados estarían demasiado cerca de la estrella como para permitir agua líquida.
Naturalmente hará falta confirmar la existencia de estos exoplanetas inferidos al límite de operación de los instrumentos. Si al final se confirman (¡son sólo candidatos!) el sistema estará constituido por cinco planetas orbitando demasiado cerca de la estrella y uno en una muy buena posición en la zona de habitabilidad, a 0,6 UA de su sol y con un año de 200 días. Allí recibe un 62% de la radiación que recibe la Tierra del Sol. Es una configuración sin duda exótica comparada con la de nuestro sistema solar. Esto indica, una vez más, que la variedad de sistemas es muy alta.
HD 40307 es una estrella estable. Es de tipo enana naranja, lo que le hace un poco más fría que el Sol, así que las escalas son más pequeñas. La zona de habitabilidad está más cerca de la estrella que la nuestra y es más estrecha.

Foto
Representación no a escala del Sistema Solar y del sistema de HD 40307. Se ha ajustado para que la zona de habitabilidad tenga el mismo tamaño aparente. Fuente: Tuomi y colaboradores.

Aunque se han encontrado otros posibles planetas en sus zonas de habitabilidad, su lejanía hace imposible una visualización directa, como Kepler 22b, que está a 600 años luz de nosotros. La buena noticia es que la distancia a HD 40307 no es muy grande y el sistema podrá ser estudiado por telescopios en tierra o espaciales. Además de poder confirma (o negar) la existencia de este exoplaneta, quizás se pueda tomar alguna imagen de HD 40307 g en el futuro si se desarrollan los pertinentes telescopios espaciales y, por tanto, buscar biomarcadores en su atmósfera.
Todos estos descubrimientos excitantes contrastan con la escasez de telescopios espaciales que permitan confirmar y ampliar estos descubrimientos. En los noventa la NASA planeaba un interferómetro espacial para la década pasada que permitiría detectar planetas como la Tierra por el método de la velocidad racial. Para 2007 planeaba tener la primera versión del James Webb y para 2020 el Terrestrial Planet Finder, un sistema espacial que permitiría ver planetas directamente y medir biomarcadores. La realidad que el presupuesto científico siempre menguante de la NASA no ha permitido nada de ello y esas misiones están o bien canceladas o se retrasan, como la versión actual, más pequeña que la original, del James Webb, que finalmente se estima se lance quizás para 2018.
Esta noticia hace recordar, ahora que se acaba de cumplir el 78 aniversario de su nacimiento, a Carl Sagan. Este científico impulsó algunas de las misiones científicas de la NASA más excitantes. Fue un excelente divulgador y un defensor del pensamiento crítico y científico. ¿Qué pensaría Carl Sagan de estos descubrimientos?

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3963

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Copia del artículo original en ArXiV.
Ilustración de cabecera: J. Pinfield, RoPACS, University of Hertfordshire.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

19 Comentarios

  1. r:

    ¡Pensaría que cada vez estamos más cerca de hallar vida extraterrestre!
    …otra cosa que podría pensar es que nos gastamos la vida en descubrimientos, sueños y metas para morir como todo el mundo muere y todo para nada. (es broma)

  2. lluís:

    ¿Hay alguien por aquí que no haya leído ” El mundo y sus demonios”?. Leyendo ese libro, y conociendo un poco la manera de pensar de Carl Sagan, podrías hacerte una pequeña idea sobre lo que el autor de ese libro (Sagan, obviamente) pensaría sobre todos estos asombrosos descubrimientos de exoplanetas, que al menos te permiten tener una idea un tanto más afinada sobre la posible existencia de alguna forma de vida extraterrestre.
    Y como dijo el propio Sagan, es tan asombroso el hecho de que no haya más vida o formas de vida que no sean las de la Tierra, como lo sería el hecho de encontrar “algo o alguien” por ahí fuera ( o fuese).

  3. tomás:

    Aprovecho para saludarte, querido amigo “lluís”. Echo muchísimo de menos tus preciados comentarios. Y estoy contigo en la opinión que te merece el ilusionado Sagan.
    Un fuerte abrazo.

  4. Miguel Ángel:

    Sin duda Carl Sagan asistiría a estos descubrimientos con enorme entusiasmo. En cosa de una década (o menos si hay suerte) podría saltar la gran noticia que todos esperamos con tanta avidez.

    Este exoplaneta no es un mal candidato, pero es un gusto poder decir que ya contamos con otros mejores. Deberíamos afinar la búsqueda en las estrellas más próximas (hay 66 estrellas a menos de 16,3 años luz de distancia) porque si encontramos biomarcadores no nos podemos quedar sólo en eso, porque no es nuestro espíritu. La condición de los humanos es llegar siempre un poco más lejos, y con la enorme expectación que se generaría, es seguro que enseguida empezaría a plantearse enviar una misión para salir de dudas.

  5. tomás:

    Hombre, Miguel Ángel, que ese planeta no es un mal candidato parece un poco optimista si consideramos que pesar allí entre
    500 y 6oo kg ha de ser un tanto grave.
    Abrazos.

  6. Miguel Ángel:

    Querido amigo tomás:

    Si atendemos a la masa hay opciones mejores como Gliese667Cc, HD 85512b y Gliese 518g, que son exoplanetas en zona de habitabilidad con masas inferiores al de la noticia.
    Pero que tenga 7 veces la masa terrestre no representa ningún obstáculo para que haya vida, de hecho tenemos exoplanetas candidatos a sostener vida con masas mayores (por ejemplo: Kepler 22b). La mayoría de unicelulares se adaptarían sin problemas y es de suponer que los animales de los fondos oceánicos que soportan presiones de decenas de miles de kilos por centímetro cuadrado de superficie también podrían adaptarse.
    El cuerpo humano soporta fuerzas G superiores (9G en vertical y 17G en horizontal)…lo que es cierto es que sería casi imposible moverse.
    Hace años se hizo un experimento con humanos en cámara sellada simulando las presiones que hay a grandes profundidades: el experimento se suspendió al alcanzar más de 600 metros de profundidad simulada, en estas condiciones cada cm del cuerpo soporta el equivalente a más de 1500 kilos (si no me falla la memoria), uno de los hombres que se metió en la cámara comentaba que el aire que respiraban dentro era tan denso que tenía propiedades a caballo entre un gas y un líquido. Se les adminstra una mezcla de gases que contiene helio, de otro modo no se podría soportar esa presión. Los sujetos de la experimentación no sufrieron ningún daño irreversible, el único problema es que tuvieron que esperar un mes para poder salir de la cámara porque la descompresión hay que hacerla lentamente para que la sangre no se convierta en un cúmulo de burbujas.

    Abrazos

  7. tomás:

    Querido amigo Miguel Ángel: Estoy totalmente de acuerdo en que seres de cualquier clase, no sólo unicelulares, que hayan evolucionado allí, pueden existir, pero es que me atengo al título de la noticia: “Quizás nuevo planeta habitable”, y eso lo entiendo dirigido al ser humano. Incluso tú hablas de adaptarse por lo que creo que interpreto correctamente la noticia aunque en ella no se hable luego de que el hombre vaya estar allí. No sólo sería imposible moverse (salvo que inventásemos -no me parece nada imposible- una especie de exoesqueleto que fuese capaz de soportar la mayor parte y repartir el resto), sino que nuestro propio peso nos dificultaría respirar y supongo que también otras funciones -entre ellas la necesaria relación para la reproducción-. Pero todo puede arreglarse si nos empeñamos y seguro que en ese menester nos empeñaríamos a fondo.
    En cuanto a las comparaciones que haces con los animales de los fondos marinos, estoy seguro de que conoces la cuestión y sabes que se trata de problemas muy distintos. Una cosa es soportar tu propio peso en la superficie de un planeta -el que sea- y otra la presión mayor o menor en el seno de un fluido.
    Al respecto quiero contar que varios autores de prestigio, uno de ellos -creo recordar- el muy inteligente profesor Antonio Marina, pero no caigo en qué obra, y otro, el eminente Reichenbach dicen algo que tiene alguna relación con esto que tratamos pero que, a mi entender afirman un tremendo error. Dice este último concretamente: “Supongamos que durante la noche todos los cuerpos físicos, incluso nuestros propios cuerpos, se hicieran DIEZ veces mayores…”, aunque luego se refiere a las longitudes y casi estoy seguro de que Marina hace lo mismo: se refiere a las longitudes. Vienen a decir que por la mañana, al despertarnos, no nos daríamos cuenta del cambio porque todas esas longitudes habrían aumentado en la misma proporción.
    Pues a eso yo respondo que, no diez veces mayores, sino sólo con el DOBLE que las longitudes fuesen mayores habría graves consecuencias. Obviando que cualquier crecimiento en longitud se corresponde con el cuadrado en superficie y con el cubo en volumen, vamos a ir a éste. Sea que el radio de la Tierra se ha hecho el DOS veces mayor. Puede haber sucedido de dos formas:
    1ª conservando la masa y por tanto con menor densidad. Ello significa que -siendo el radio inicial de unos 6.400 km-, tras el crecimiento las alturas del terreno sobre la actual serían 6400 km- Pero en esas condiciones toda la atmósfera habría escapado al espacio, porque como se ha conservado la masa, gravedad es la misma aunque minorada aún más por la mayor distancia al centro de la Tierra. Basta considerar lo que sucede en el Himalaya, ochocientas veces más bajo. Sencillamente no habría atmósfera. Así, no nos daríamos cuenta, tienen razón, pero porque habríamos muerto por asfixia, dormiditos.
    2º Conservando la densidad: El nuevo radio sería de unos 12.500 km lo que me daría -teniendo en cuenta que tanto la masa de una persona como la de la Tierra aumentan unas 7’5 veces y que la distancia aumenta al doble, que el peso de cada uno se multiplica por 14, si no he hecho mal las cuentas, pues todo es posible ya que tengo prisa. O sea que con mi peso de ochenta kg superaría los mil. Creo que también hubiera muerto, esta vez por aplastamiento.
    Y no digo nada por estar, así, de pronto, a 300.000 km del Sol. Aunque todo lo demás, por un milagro permaneciese igual.
    Si, como creo, tengo razón, nuestros sabios han metido la pata.
    Un fuerte abrazo sin dilataciones inesperadas.

  8. Miguel Ángel:

    Querido amigo tomás:

    ¡Puff! Hemos metido la pata hasta el fondo como unos pardillos, amigo. Literalmente hemos confundido la velocidad con el tocino. No se cómo no me he dado cuenta cuando conozco de memoria que la masa de La Luna es 80 veces menor que la terrestre y la gravedad un sexto (no 80 veces menor).

    Veamos, para saber nuestro peso en La Tierra o en otro planeta hay que aplicar esta complicadísima fórmula:

    P=mg

    Donde P es el peso en Newtons; “m” es la masa en kilogramos y “g” es la aceleración de la gravedad (en m/seg2). Un objeto con una masa de 36 kg pesará:
    P=36·9.80=352 Newtons (en La Tierra)
    P=36·1.62=58.3 Newtons(en La Luna)

    Por tanto, el peso que tendríamos en otro planeta no depende de la masa que tenga dicho planeta sino de la aceleración de la gravedad que haya allí.
    Por ejemplo: Urano tiene una masa 14 veces superior a la terrestre, pero la acelarión de la gravedad es un poco menor que la terrestre (8.69 m/seg2), con lo cual un objeto que tenga una masa de 1 kg, tendrá allí un peso relativo de 889 gramos.

  9. tomás:

    Mi buen amigo Miguel Angel:
    Pues sí, en efecto, así, por hacer las cosas sin la mínima profundidad, he -aunque tu compañerismo te lleva a compartir mi error- profundizado con el pie, paradoja que suele llamarse como tu dices, meter la pata.
    Dices que no depende de la masa que tenga el planeta, pero es que la aceleración de la gravedad depende de esa masa del planeta y de la distancia, que en este caso es el radio. Por eso te sale tan baja la aceleración de la gravedad en Urano cuya densidad es muy baja, pero es que en el artículo se habla de un planeta de tipo rocoso, por lo que parece lícito suponer que la densidad será similar a la terrestre -mientras no haya más datos-. Bueno, casi da vergüenza, tener que recurrir a la física de bachillerato, pero no creas que, a estas alturas y distancias temporales doy para mucho más.
    Entonces, voy a calcular como debe ser mi peso en ese planeta suponiendo que estoy en una Tierra cuya masa he de multiplicar por siete. Es decir, voy a purgar mi pecado:
    El radio será la raíz cúbica de 7 -pongamos que sea 2 para redondear- multiplicada por el radio terrestre. La masa, ya hemos dicho que es 7 veces mayor. Sea que 7 partido por 2^2 nos sale 1’8 para compensar. Entonces, la garavedad en la superficie de allí será 1’8 veces mayor que aquí, por lo que mi peso de unos 80 kg sería allí de unos -siempre para compensar- 150 kg. De todas formas, tampoco es mal problema, pero mucho más sencillo de resolver.
    Pues eso, mil perdones y que me perdonen también esos sabios a los que, en la 2º parte de mi 7 pongo en una situación similar a esta. Ahora no sé de donde saqué mi peso en una Tierra que duplica sus longitudes pero, como en ese caso también aumentan mis dimensiones, realmente me salen ahora 1.280 kg, que me parece recordar era lo que obtenía en esa ocasión. Así que, si no he vuelto a equivocarme, en algo he acertado.
    Un fuerte abrazo por señalar mi error y por compartirlo sin razón alguna, pues es sólo mío.

  10. Miguel Ángel:

    Querido amigo tomás:

    No, no me absuelvas porque lo cierto es que yo también he caído en el error, de modo contrario ya lo tendría que haber señalado en respuesta a tu 5 o a tu 7, pero sólo me he dado cuenta después. Además, si el fallo hubiese sido sólo tuyo, lo habría dicho con más sutileza.
    Lo bueno es que, a partir de ahora, será más difícil que se nos olvide. Por otro lado, me extraña que nadie más se haya percatado antes: supongo que habrá alguno más que no se haya dado cuenta, pero también saco la conclusión de que algunos (como lluís o Neo, sin desmerecer a nadie) no han tenido tiempo para leer nuestras magistrales elucubraciones.

    Recibe un sonrojado abrazo.

  11. David:

    Hoy he visto un documental en la televisión, que hablaba de varias galaxias, como la Glise, la sombrero, la remolino, que se ven espectaculares. A diferencia de los planetas, forman discos planos.

    Sobre el tema del artículo. Este documental hablaba de que planetas adecuados para albergar vida orgánica, como la entendemos, no podría darse en planetas próximos al centro de la galaxias, o en zonas más alejadas. Sólo en una zona intermedia templada, lo que me hizo ver que se repetía el modelo que tenemos en el sistema solar.

    Hay gente, como yo, que piensa, bueno, hacia afuera hace mucho frío, y hacia adentro de la galaxia, hace mucho calor. Pero hay otros que ven que, la vida, no ha podido ser un proceso aleatorio _o de varios sucesos aleatorios que han tenido lugar, de forma encadenada y con orden creciente, o de aleatoriedad decreciente, dependiendo de los anteriores que ya han tenido lugar, tal y como lo veo, en mi caso_. Entonces piensan que la vida se dió aquí por alguna razón especial no aleatoria, por que son muchos los caasos o hechos que se deben dar para que un planeta sea habitable. Entonces piensan que alguien o algo inteligente, debe de andar detrás de todo, por que este tipo de hechos, planetas habitables, parecen obras de ingeniería, de alta oresición y … Algunos dicen que planetas como la Tierra y la vida que contiene compleja si fuese producida por hechos aleatorios, sería como si un tornado, pasase por un monton de chatarra desordenada y amontonada, y tras su paso dejase en su lugar un avión de combate a turbo reactor.

    La gente que lo ve así, lo ve como un único suceso aleatorio que tiene lugar, con un número infinitos de variables o resultados. Pero si se ven no uno sino varios hechos o sucesos aleatorios que van teniendo lugar y que van reduciendo el número de variables respecto a los anteriores hechos acontecidos, entonces puede verse un orden creciente, de forma gradual. De algún modo actuaría como lo hace la evolución en la Tierra, con la vida que contiene.

    Sin embargo, hay personas que argumentan entonces, que alguien o algo inteligente, detrás, se dedica a mover las distintas ruedas o engranajes, para que salga una combinación que él a imaginado o establecido…

    ¿Son el panteísmo y panteismo, ideas ficticias? Creo que sí, al igual que el teísmo, son formas actualizadas o modernas de ésta. Pero ¿podría estar equivocado?

    Éstas nos ven entonces como los microorganismos o células que forman los grandes animales. Las células, los órganos, músculos y nervios, los diferentes miembros y el cerebro que dirige todo el cuerpo. De forma semejante a planetas, sistemas solares, galaxias y universos; y detrás de todo un cerebro que cordina y dirige todo.

  12. tomás:

    Muy estimado David:
    No debe preocuparte esos muchos que piensan que “alguien o algo inteligente…”. Habría que argumentarles que algo o alguien aún más inteligente hubo de crear a ese “super”. El argumento del tornado que al azar obtiene un sofisticado avión de un montón de chatarra es un recurso muy utilizado para convencer con facilidad a gentes de poca cultura. Y digo esto porque, en primer lugar, el azar, también puede tener, como otras palabras -por ejemplo “teoría”- un significado vulgar y otro filosófico-científico. Vulgarmente significa casualidad, es decir, algo sin causa, lo cual es imposible. Con la razón por delante significa algo de lo que desconocemos la causa, posiblemente por su gran complejidad.
    En tu cuarto párrafo lo comparas con la evolución de los seres vivos. Bien, para ella no precisamos más ente director que la supervivencia de los más aptos para reproducirse. Esto, trasladado al Universo no es otra cosa que las leyes de la naturaleza, una de las cuales, la más conocida, pero no del todo explicada es la de la gravitación.
    Pero -y esto es muy importante- fíjate que la ciencia tiene la humildad de saber que sus teorías han de ser necesariamente falsables. Aunque existen hechos indiscutibles por su repetidísima comprobación, como la “redondez” de la Tierra, la existencia de la gravedad, la tectónica, la existencia de elementos químicos, etc. Todas ellas se han comprobado desde tantos puntos de vista y se les ha dado, en general, tal cobertura matemática, que se han transformado en hechos absolutamente probados aunque, repito, nunca exhaustivamente explicados. Y en esa explicación continúa trabajando la ciencia, siempre insatisfecha.
    Preguntas más tarde por el panteísmo, etc. Pues he de responderte a todo eso que si conlleva una personalidad inteligente, es una consecuencia de las ancestrales ignorancias de una humanidad que había de explicarse la realidad de alguna forma y no tenía otra que la religiosa. Por ejemplo las crecidas del Nilo eran regalo de los dioses. Ahora la ciencia ha avanzado lo suficiente como para haber desvelado la causa natural y no deífica de tal suceso periódico. Y así con todo lo demás. De todas formas no tenemos explicación para todo, pero podemos descartar, por contradictorio al “inteligente”.
    Si, por el contrario, identifican al Universo y a su orden-desorden, que de todo hay siendo concepto subjetivo, con ese dios, es cosa personal. Cada uno llama a las cosas como le apetece.
    Por último quiero resaltar lo relativo de esa última frase tuya: “… y detrás de todo un cerebro que coordina y dirige todo”. Pues no. No señor. Muchas hormonas le dicen al cerebro lo que ha de pensar y lo que ha de ordenar hacer a otras partes del cuerpo. El cerebro no es más que una parte -quizá la más importante en los humanos, pero no en todo ser (piensa en los vegetales, carentes absolutamente de él, en los unicelulares, etc.)- del sistema nervioso y la totalidad del organismo ejerce influencia sobre él.
    Sí, un dios es una forma sencilla de resolverlo todo, pero no es cierta.
    Un fuerte abrazo.

  13. Miguel Ángel:

    Querido amigo tomás:

    Comparto lo que dices, pero con alguna puntualización:

    -Creo que es mejor sacar de tu lista de hechos indudables a la redondez de La Tierra, ya sabes que no es una esfera perfecta y, si la examinamos en dos planos, tampoco es un círculo perfecto.

    -El panteísmo no puede implicar una personalidad inteligente concreta (eso sería el “Dios persona”). Lo que cabe dentro de las variantes del panteísmo es hablar de la suma de inteligencias y comportamientos de todos los seres vivos como forma de manifestarse la inteligencia de dios o del universo. Sería mejor no usar el término “personalidad” porque hace referecnia al concepto “persona”, pero si lo utilizamos podríamos decir que sería algo así como una personalidad múltiple, heterogénea y etérea.

    Cuando me planteo la posibilidad de un dios o un Ente complejo y que ha sido complejo desde un principio, me asaltan demasiadas dudas: ¿Cómo puede ser inmanente su complejidad?, es algo que desafía las leyes del Universo conocido, donde el caos y la sencillez han precedido al orden y la complejidad de las formas de vida que conocemos.

    Pero fijaté que alguien tan inteligente como Einstein reconocía que no podía demostrar la falsedad del “Dios persona”. Pienso que si que se pueden falsar algunas de sus propiedades, como la omnibenevolencia.
    (Sigo)

  14. Miguel Ángel:

    Debemos ser justos y reconocer que hay estudios científicos que han demostrado mejores indicadores de salud y mayor longevidad entre las personas con firmes creencias religiosas. Pero ese bálsamo no es para nosotros dos, tomás.

    ¿Qué nos queda entonces?…personalmente suscribiría la frase de Voltaire: “si Dios no existiera, habría que inventarlo”, no en el sentido de inventar una nueva creencia, sino de verificarla en nuestra propia especie.
    De hecho ya estamos en ese camino: hemos aumentado significativamente nuestra esperanza de vida y no podemos descartar que algún día descubramos el modo de hacernos inmortales (que es una de las propiedades de Dios). Otra propiedad es la creatividad y ya se ha acuñado el término “Homo creator” (por ejemplo hemos creado análogos sintéticos del ADN que no existen en la naturaleza). Otra sería la omnisciencia: no llegaremos nunca a abarcar todo el Universo, pero nuestras redes de comunicación se están ampliando de un modo tremendo.

    Por otra parte, ya sabes que no descarto (porque es posible) que en alguna parte del Universo haya seres que hayan alcanzado estos objetivos.

    Y en cuanto al aumento de entropía que al final acabaría con todo, y que enlaza con la cita de Woody Allen que nos ofreció Neo, sigo teniendo una duda que no está resuelta por la Ciencia: ¿de dónde vino toda la materia y la energía? ¿de la nada (del vacío)? si la respuesta es sí, no se puede descartar que el proceso vuelva a ocurrir , tampoco tenemos certeza de cómo va a evolucionar la expansión del Universo (andamos buscando materias y energías oscuras para trata de explicarlo), o si estamos en un Multiverso…parece que nos acercamos al grandesgarramiento, pero no tenemos certeza de que vaya a ser el final de los finales.

    Millones de abrazos.

  15. tomás:

    Querido amigo Miguel Ángel:
    Contestaré hasta donde pueda pues ando abundante de quehaceres.
    Cuando hablo de la redondez de la Tierra lo hago en forma aproximada. La palabra exacta sería geodésica, que es una redundancia puesto que quiere decir en forma de la Tierra; vamos, que además de las diferencias de radio entre ecuador y polos están algunos “bultitos”, algunos muy considerables.
    En tu párrafo del panteísmo, pues vale. Utiliza o deja de utilizar personalidad como más convenga.
    El tercer párrafo es una consideración a meditar sobre ella.
    Por muy súper que fuese Einstein ni cien como él podrían hacer tal demostración. No es posible demostrar la falsedad de la existencia de algo. No puedes demostrar que no existe el unicornio, aunque sabes que no existe.
    Seguiré.

  16. tomás:

    Sigo:
    La única manera de demostrar algo sobre dios es que primero se definan sus características y luego, en la mayoría de los casos se halle una contradicción. El precisar sus peculiaridades nos lleva a lo que se ha llamado ignosticismo.

    De acuerdo con lo del bálsamo. Ya sabes el refrán: “Si quieres ser feliz, como me dices, no analices, muchacho, no analices”. Y, para nuestra desdicha, no hemos renunciado a analizar.

    Sabes que no hay modo de hacernos verdaderamente inmortales porque el Universo lleva un camino de disolución. Una primera parte será el agotamiento y consiguiente incremento del volumen solar aunque, personalmente creo que habrá eventos mucho más cercanos que esos -más o menos- 5000 Ma en los que se pronostica su paso a gigante roja. Veo muy difícil conseguir escapar a otro sistema que pudiera servir de refugio. Hablas de omniscencia y cosas así, pero sabes que cualquiera de esas particularidades se atribuyen a dios en cantidad infinita y eso, en nosotros es imposible. Así que descartado.

    Es cosa de tu optimismo personal no descartar que en otros lugares del Universo se hayan logrado cosas asombrosas, pero comprende que otros no gocemos de tanta imaginación. En mi concepción de lo posible, eso queda en un “cualquiera sabe” y habrá -la humanidad- de esperar para verlo, si es que el tiempo cronológico le acompaña. Piensa que ha de haber una coincidencia espacial y temporal, lo que limita mucho la cosa.

    Tu último párrafo sólo puedo resolverlo con mi teoría, a la que alguno empieza a aproximarse, de la inexistencia del tiempo como magnitud fundamental. Una vez eliminado no es preciso que las cosas salgan por vez primera de algo ni de alguien.

    Un fortísimo abrazo.

  17. Miguel Ángel:

    Querido amigo tomás:

    Doy por bueno ese “cualquiera sabe” de tu mensaje, pero no me satisface del todo porque, leyendo tu mensaje, parece que sólo pones objecciones: me gustaría que me confirmases si, al menos, estás de acuerdo en intentar lo que propongo, porque creía tener claro que sí por otros comentarios tuyos que he leído, por ejemplo, te has manifestado a favor de la búsqueda de la eterna juventud ( y tampoco creo que estés en contra de que aumente la creatividad humana)

    Estoy de acuerdo en lo que comentas sobre la omniscencia (yo también lo he comentado en mi mensaje).

    El Big Rip sólo es uno de los finales posibles, hay modelos intermedios en los que se considera que la expansión no llegará a disgregar los átomos, y sabes que la energía nuclear permite obtener muchísima energía partiendo de ellos.
    El Big Rip implica una expansión que se acelera exponencialmente, pero no tenemos certeza de que esto vaya a ser así necesariamente: creemos que en los inicios de Big Bang la expansión se dió a velocidades supralumínicas, después se ralentizó y ahora se está volviendo a acelerar ¿quién sabe como evolucionará en el futuro?…empecemos por delimitar si existe la energía oscura y su naturaleza y ya hablaremos después.

    Si quieres nos podemos poner en el peor de los escenarios posibles, pero hay otros modelos (y eso que no he mencionado el Big Crunch o los modelos de Universo estacionario).

    Además nos va a ser difícil vender la moto así: la gente se seguirá aferrando a deidades que les proporcionen el calor que no les aporta un Universo cada vez más frío, sin dioses y condenado a convertirse en una sopa de electrones.

  18. Miguel Ángel:

    Soy consciente de la paradoja de Fermi: cuando analicemos los espectros gaseosos de los exoplanetas y busquemos biomarcadores puede que los encontremos o puede que no, pero si no los encontramos tampoco podemos descartar con certeza absoluta que no haya vida. Mientras no se demuestre lo contrario, existe la posibilidad de que nos encontremos con la presencia de gases artificiales y ya podríamos afirmar sin dudas que hay vida inteligente.

    Aunque no pueda demostrar que es falsa, no me creo la hipótesis del hijo único. Las matemáticas me dicen que si hay trillones de estrellas, hay (o ha habido) infinidad de planetas que cumplan los requisitos de habitabilidad (actualmente ya tenemos 6 de esos candidatos entre los 1500 o más descubiertos, aunque muchos de esos 2000 no están confirmados, así que es difícil hablar aún de estadísticas), incluso si aumentamos el nivel de exigencia y consideramos planetas prácticamente idénticos al nuestro ha de haber muchísimos.

    Abrazos sin trascendencia.

  19. tomás:

    Miguel Ángel, querido amigo: Por supuesto que soy partidario de todo progreso. Supongo que es a ello a lo que te refieres cuando hablas -en tu 17- de “intentar lo que propongo”. Sí, ya me gustaría la eterna juventud. Supongo que dominando los telómeros y resolviendo uno a uno los problemas que se presenten, algún día será posible el escenario de cierta inmortalidad. Pero si se consigue, aunque sólo sea parcialmente, habrá que terraformar e inventar maneras de traer -supongo que de los asteriodes del cinturón- materiales que, sin remedio, se agotarán en nuestro planeta. También conseguir dominar -no sólo conseguir, sino verdaderamente dominar- la fusión. Y limitar la reproducción. Esto último será un muy difícil problema porque nos llevará a una especie de evolución distinta que no soy capaz de imaginar. Quizá fuera necesario permitir la reproducción sólo de unos elegidos. No sé; parece un mundo difícil desde nuestra actual perspectiva de la renovación de la población por la muerte de la generación anterior.
    No es una cuestión fácil sobre la que pronunciarse profundizando en ello.
    Un abrazo, mi buen amigo.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.