NeoFronteras

Exoplaneta errante relativamente cercano

Área: Espacio — lunes, 19 de noviembre de 2012

Descubren lo que parece ser un planeta errante joven a menos de 100 años luz de nosotros.

Foto

Algunas películas o novelas de ciencia ficción consideran la posibilidad de que un planeta errante pase por nuestro sistema solar. A veces puede ser una visión catastrofista en la que hay una posible colisión con la Tierra y a veces no.
La realidad es que bastaría que uno de estos cuerpos pasara cerca de nuestro sistema solar para que se produjeran perturbaciones catastróficas, sobre todo en el cinturón de asteroides, en el de Kuiper o en la nube de Ort. Un impacto cometario de de asteroide puede ser bastante devastador, como muy comprobaron los dinosaurios en su tiempo. Sin embargo, si ese hipotético pasara un poco lejos de nosotros quizás podríamos enviar una misión espacial. Sería algo, sin duda, muy interesante.
Esto de los planetas errantes no era más que un argumento de ciencia ficción hasta que pasó a formar parte de la Astrofísica tradicional hace poco, como ya saben los lectores de NeoFronteras. Ahora se cree que este tipo de planetas podrían ser muy numerosos y algunos de ellos incluso podrían mantener agua líquida y quizás una vida simple.
Algunos de estos planetas se podrían formado de manera similar a una estrella, pero sin la masa suficiente como para llegar a ser una de ellas o ni siquiera una enana marrón.
Otros se habrían formado del modo tradicional alrededor de estrellas convencionales como subproducto de la formación estelar, como es habitual. Pero el billar kepleriano creado por los distintos cuerpos del sistema solar de turno habría expulsado esos planetas al abismo interestelar. Es de suponer que la configuración de los sistemas solares que observamos es estable, pues cualquier inestabilidad se puede haber resuelto por esta vía hace tiempo, sobre todo en los primeros tiempos convulsos de formación planetaria.
Puestos a dejar volar la imaginación hasta niveles altamente especulativos cabe imaginar una expulsión tardía de un planeta poblado por seres vivos similar a la Tierra. En un mundo así toda el agua se congelaría en poco tiempo matando a los seres que hubiera sobre su superficie o en los mares. Luego sería la propia atmósfera la que se congelaría sobre todo ello. Quizás sólo sobrevivirían algunos extremófilos a partir de la actividad volcánica o en las chimeneas hidrotermales. Sería una imagen terrible y poética de un mundo cargado de cadáveres congelados dispuestos a ser descubiertos mientras que la tectónica borra la memoria de esa biosfera poco a poco.
El caso es que hasta ahora todos los planetas errantes descubiertos se encontraban muy lejos de nosotros y ni siquiera se estaba seguro de su naturaleza o condición. Así por ejemplo, una enana marrón, que es algo que está a medio camino entre planeta y estrella, no contaría como planeta errante.
Ahora, gracias al telescopio VLT del ESO se ha descubierto el planeta errante que, hasta la fecha, es el más cercano a nosotros. La ventaja en este caso es que su lejanía a la estrella más cercana (el brillo de una estrella ciega el brillo de otros objetos cercanos) ha permitido aislarlo en una imagen y analizar su atmósfera.

Foto
Imagen en infrarrojo y en falso color del planeta en cuestión (en azul en el centro). Fuente: ESO.

El nuevo planeta, denominado CFBDSIR2149, fue observado en el infrarrojo gracias al instrumento SOFI del ESO y se creer que se encuentra entre medias del grupo de 30 estrellas jóvenes AB Doradus, a 100 años luz de distancia de nosotros (según alguna fuente a 65 años luz). Las estrellas de este grupo se mueven en la misma dirección aunque ya no están ligadas gravitacionalmente. Se cree que este planeta habría estado relacionado con estas estrellas y que se formaría en la misma época.
Estas estrellas tienen una edad y composición muy similar y esto ha permitido deducir la edad del planeta y clasificarlo. CFBDSIR2149 es muy joven, pues sólo tiene entre 50 y 120 millones de años de edad, supuestamente la misma que este grupo de estrellas. Aunque todavía cabe la posibilidad de que este planeta no tenga relación alguna con este grupo de estrellas.
El planeta no parece orbitar ninguna estrella del grupo y, obviamente, no desprende luz visible propia, sino que sólo reflejaría la que le llegase o bloquearía la luz del fondo. Pero al tener una temperatura relativamente alta respecto al medio emite en el infrarrojo. En concreto tiene una temperatura de unos 400 grados centígrados. Es precisamente su temperatura, debida probablemente a su juventud, lo que le permite brillar, en concreto, en la banda K del infrarrojo. Este brillo sugiere además que tiene una gravedad baja, pues las moléculas colisionantes de hidrógeno absorben en esa banda. Si la gravedad es baja hay menos presión atmosférica y menor número de esas colisiones, por lo que se absorbe menos infrarrojos en esa banda.
Se pudo deducir que este planeta tiene una masa de entre 4 y 7 veces la de Júpiter. Los cuerpos con masas superiores a 13 veces la de Júpiter se consideran que son enanas marrones, estrellas fallidas que pueden mantener reacciones nucleares en su núcleo, aunque sólo de deuterio.
No está claro si este cuerpo se formó en solitario como una estrella fallida o si se formó como un planeta y fue expulsado de su sistema.
Todo parece indicar que debe de haber por el inmenso espacio vacío muchos planetas similares a Neptuno o la Tierra congelados desde hace muchos millones de años y a la espera de ser descubiertos. Sin embargo, si están ya completamente fríos, emitirán muy poca radiación por lo que su detección será difícil.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3967

Fuentes y referencias:
Nota de prensa 1.
Nota de prensa 2.
Artículo original.
Animación en vídeo.
Ilustración de cabecera: ESO/L. Calçada/P. Delorme/R. Saito/VVV Consortium.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

10 Comentarios

  1. tomás:

    Me parece muy probable y sensata la última frase del artículo.

  2. Miguel Ángel:

    Estimado Neo:

    Una errata en la segunda línea del quinto párrafo: “kleperiano”.

  3. Teaius:

    ¡Hercóbulus!

    (es broma)

  4. Juan Manuel:

    Sí, al son de la broma de Teaius, sería una segunda oportunidad de acercamiento del hipotético Hercóbulus ya esperado en 1999 por varias sectas apocalípticas, cuyo inverosímil sincretismo religioso ha encontrado tierra fértil por ahí en algunas gentes.

    Por cierto, Hercóbulus al supuestamente pertenecer a un sistema similar al nuestro, no sería un planeta errante, a menos que saliera expulsado de su órbita.

    más información.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Hercolubus

  5. Miguel Ángel:

    Ya lo señala la noticia: aunque sea ya conocido para la mayoría de los lectores, es importante destacar que lo que realmente diferencia a un asteroide de un planeta, de una estrella o de un quásar es la cantidad de masa. Si seguimos la secuencia llegamos a los agujeros negros que son los objetos más masivos del Universo.

    Apreciados Teaius y Juan Manuel:

    Me habéis dejado perplejubus.

    Saludos/abrazos.

  6. tomás:

    ¿Y no estaremos ante la versión espacial del Holandés errante?
    Esto podría dar mucho juego a la imaginación.

  7. Miguel Ángel:

    Parece que se anuncia un descubrimiento importante del Curiosity para el próximo mes: ha provocado tal sensacionalismo en la prensa que ya se habla de que la posibilidad de que se haya descubierto vida, pero el Curiosity no está preparado para descubrir vida sino posibles entornos habitables, a lo sumo posibles indicios de vida en el pasado.
    Da la impresión de que todo se ha disparado por la afirmación de uno de los responsables, que ha dicho que si se confirma el descubrimiento “cambiarán los libros de la historia”.

    Por cierto, el Curiosity no ha encontrado los niveles de metano que se habían detectado en anteriores misiones, con lo cual permanece el misterio de este gas en Marte.

    En cualquier caso estaremos atentos.

  8. NeoFronteras:

    Desde que existen las redes sociales de Internet los bulos de la NASA se propagan como la pólvora. No es la primera vez que se meten en un lío, marciano o no. Lástima que al final la pólvora real esté siempre mojada.

  9. tomás:

    Pues no sabía nada, pero sigo con mi ilusión, aunque sobre ella llueva Neo.

  10. Miguel Ángel:

    Querido Neo:

    No le ha fallado el olfato. Aquí tenemos el gran descubrimiento del Curiosity que iba a cambiar los libros de Historia (tomadura de pelo y reculada del responsable incluídas):

    http://www.abc.es/ciencia/20121203/abci-curiosity-puede-confirmar-existencia-201212031905.html

    También tiene razón cuando denuncia que se manden tantas misiones a Marte: ya hay anunciada otra para el año 2020.

    Reciba todo mi reconocimiento y un abrazo.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.