NeoFronteras

Se puede saber en quién se está pensando

Área: Neurología — Lunes, 18 de Marzo de 2013

La actividad cerebral en el córtex medio prefrontal revela sobre qué persona estamos pensando.

Foto
Región cerebral cuya actividad revela la personalidad sobre la que se piensa. Fuente: Nathan Spreng.

Según Nathan Spreng y sus colaboradores de la Universidad de Cornell, ahora es posible decir sobre quién está pensando una persona analizando las imágenes de actividad de su cerebro. Los modelos mentales que tenemos sobre los demás producen patrones únicos en la actividad cerebral que pueden ser analizados usando técnicas de representación avanzadas.
“Cuando miramos los datos nos sorprendimos mucho de que fuéramos capaces de decodificar acerca de quien estaban pensando nuestros participantes basándose en la actividad cerebral”, dice Spreng.
Comprender y predecir el comportamiento de los otros es clave a la hora de moverse por el mundo social, aunque poco se sabe acerca de cómo el cerebro realmente modela los rasgos de personalidad que controlan el comportamiento de los demás. Esa habilidad nos permite anticiparnos a cómo alguien actuará en una situación que quizás no pasó anteriormente.
Para saber más sobre este asunto los investigadores reclutaron a 19 voluntarios jóvenes e hicieron que aprendieran acerca de cuatro personas con distintos rasgos de personalidad. A los participantes se les dieron distintos escenarios, como, por ejemplo, que el estar sentado en un autobús cuando un anciano entra y no hay sitios libres. Se les pidió que imaginaran cómo reaccionaría una esas personalidades frente a esas situaciones. Durante la tarea se usó un sistema de imagen por resonancia magnética funcional para ver la actividad cerebral de los voluntarios. Básicamente con ese instrumental se mide el flujo de sangre en las distintas parte del cerebro, algo que está relacionado con la mayor o menor actividad de ciertas áreas cerebrales respecto a otras.
Encontraron diferentes patrones de la actividad cerebral en el córtex medio prefrontal que estaban asociados específicamente a las cuatro personalidades. Es decir, se podía saber sobre qué persona estaba pensando cada voluntario basándose solamente en la actividad de su cerebro al corresponderse una patrón específico de activación a cada personalidad.
En investigaciones previas se pudo comprobar que esta región cerebral está implicada en desórdenes como el autismo, que tienen una importante componente social. Esto sugería que los individuos con estas condiciones mentales pueden ser incapaces de construir modelos de personalidad adecuados sobre los demás.
Según Spreng, si se realiza más investigación al respecto, se podrían identificar biomarcadores de actividad cerebral específica, no sólo para el diagnóstico de estas enfermedades, sino además para vigilar los efectos de las intervenciones.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4064

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

15 Comentarios

  1. LLuís:

    ¿ Se pueden tener modelos mentales sobre los demás?,¿qué se debe entender aquí por “modelo mental”?.Siempre se ha dicho que nunca se conoce bien a nadie y que todos somos bastante impredecibles en nuestras conductas o ante situaciones imprevistas. No sé, quizás no interpreto bien el concepto de “modelo mental”.

  2. NeoFronteras:

    Un modelo es eso: un modelo, sea muy correcto o no. No importa que la persona o personaje en el que pensamos sea de una manera u otra, lo importante en este caso es que la idea que nos hacemos sobre los demás nos permite anticiparnos a sus acciones y produce un patrón distintivo en nuestra actividad cerebral.

  3. Dr. Thriller:

    Sí, lo dijo Shakespeare, que cómo vamos a fiarnos de los demás si no podemos fiarnos ni de nosostros mismos xD. Un modelo mental no tiene por qué ser correcto, es la imagen que un individuo tiene sobre algo, como todos los modelos, es más o menos acertado y más o menos riguroso, y obviamente todos tienen sus límites, unos más próximos y otros más amplios.

    De hecho, no es nada sorprendente lo que dicen, en personas que conocemos mucho casi podemos adivinar en qué están pensando por detalles de su rostro, si están muy abstraídos (con su pertinente margen de error, pero sabemos por estadística cuándo un acierto es aleatorio y cuándo no lo es completamente, aunque siga conservando alto grado de aleatoriedad). Por algo los jugadores de póker usan gafas de sol de mosca xD. O la gente inventa estrategias para mentir y engañar.

  4. Pocosé:

    Pues nada, unas pequeñas dosis de psicoactivos que relajen las defensas psíquicas del individuo, unas fotografías de sus cómplices, unas simulaciones de las situaciones apropiadas, y la resonancia magnética cantando limpiamente sin necesidad de tortura.
    Y a mi que no se si me asusta más que aun se utilice la tortura, o las utilidades que se le puedan dar a este tipo de acciones que ya están a la vuelta de la esquina.

  5. NeoFronteras:

    Esto de “modelo mental” se podría encuadrar dentro de que normalmente se llama “teoría de la mente”.

  6. NeoFronteras:

    Estimado Pocosé:
    Nos podemos inventar en este momento una nueva ley de Murphy:
    Si algo es susceptible de emplearse para el mal, entonces tarde o temprano así se hará.

    Y siempre hay vendedores de miedo que están dispuestos a que les regalemos nuestros derechos a cambio de seguridad para nosotros o para nuestros hijos. Lo peor es que normalmente no oponemos ninguna resistencia a ese “trato”.

  7. Dr. Thriller:

    Lamento recordar a la feligresía que la ley (clásica) de Murphy ha sido ampliada por la ley cuántica de Murphy. Donde el enunciado clásico postulaba “si algo puede salir mal, saldrá mal”, la función Murphy cuántica claramente estipula “si algo puede salir mal, ya ha salido mal”.

    O sea, si algo puede ser empleado para el mal, ya está siendo empleado para eso mismo. Dr. Evil seal of approval.

  8. JavierL:

    Esto podria explicar porque cuando la gente se hace una opinión de alguien es muy difícil que cambie esa visión de esa persona. Pues ya esta escrito en conexiones en su cerebro un modelo de esa persona.

    Si tienes confianza en alguien puede estafarte y seras el ultimo en darte cuenta. Igual con la infidelidad.

    Tambien tenemos personas que cuando alguien le genera desconfianza al principio ya ve todo bajo esa luz.

  9. Miguel Ángel:

    Amigo JavierL:

    Creo que das en el clavo en tu comentario, cuando el cerebro considera que ha resuelto algo con éxito (es decir, ha aprendido algo) el circuito de axones y sus correspondientes señales se ve potenciado. Hay una base estructural para este aprendizaje que puede implicar que las conexiones de determinado circuito se “mielinicen”, es decir, que una serie de conexiones cerebrales que antes del proceso de aprendizaje estaban desprovistas de mielina, la acaban adquiriendo y el circuito se ve reforzado con lo que será difícil olvidar lo aprendido.
    El problema es que este tipo de procesos es que este proceso de aprendizaje, el hacernos “expertos” en algo, es lo que nos convierte también en testarudos o cabezones, porque se acompaña de una inhibición de los circuitos asociados a la imaginación y la creatividad.
    Hay un experimento muy curioso que ilustra muy bien por qué nos volvemos rutinarios y cabezones, es curioso el modo en que el equipo de investigadores logra reversibilizar esta situación haciendo que los sujetos aumenten su creatividad al desactivar una zona del lóbulo temporal izquierdo. Se puede ver en el minuto 24:50 del documental “El cerebro automático: el poder del inconsciente”:

    http://www.teledocumentales.com/el-cerebro-automatico-el-poder/

    En cuanto a lo de la confianza, decía Tales de Mileto que “en la confianza está el peligro”.

    Recibe todo mi reconocimiento y un fuerte abrazo.

  10. tomás:

    Pienso que esa ley cuántica de Murphy debiera ser: Si algo puede salir mal, cuando lo observes, ya habrá salido mal. Pero, en fin, son cuestiones de detalle y de este tema sabe mucho más LLuís.
    El sitio que nos recomienda Miguel Ángel creo haberlo visto en la 2, pero ha merecido la pena volver a verlo. Hay una parte que hace tiempo la sospechaba, porque practico non frecuencia la introspección; eso creo que ya lo he comentado aquí alguna vez. Esta mañana iba a coger el autobús y me ha venido a la mente -no es que yo quisiera que viniese; ha venido porque ha querido- meditar sobre una trivial acción que había realizado: simplemente había apoyado mi cuerpo en un poste durante la espera. No lo había razonado ni pensado en ello. Sólo lo había hecho. Luego podría justificarlo arguyéndome que habría creído que así estaría más cómodo. Es similar al ejemplo que ponen sobre lo lento que sería coger un balón si hubiéramos de razonar cómo debemos hacerlo. Al buen Casillas lo freirían a goles.
    Mi teoría al caso es que vivimos “como” si razonásemos nuestros hechos a priori, pero sólo lo hacemos, en algunos casos, a posteriori.

    Un cordial saludo para todos y gracias, amigo Miguel Ángel por la recomendación.

  11. Miguel Ángel:

    Querido amigo tomás:

    Puede que te suene el documental porque en una noticia anterior lo puse como enlace y te lo dediqué: http://neofronteras.com/?p=4037
    Tan sólo es un capítulo de una serie de documentales sobre el cerebro inconsciente: en la página se pueden encontrar otros capítulos que, sin duda, serán de tu agrado.

    Me ha parecido muy ingeniosa la frase con la que cierras tu 10.

    Recibe un gran abrazo, aunque sea de parte de un inconsciente.

  12. tomás:

    Mi querido amigo, permíteme corregirte:
    No de “un inconsciente”, sino de tu inconsciente. Y creo que así me agrada más, porque algo que no podemos dirigir nos surge y une a unos cuantos de esta web.

    Un fuerte abrazo.

  13. Miguel Ángel:

    Bueno, ya sabes que el cerebro racional es tan sólo la última capa que ha aparecido en esa misteriosa cebolla que es el cerebro.
    La información que maneja el cerebro racional es ridícula y minúscula si la comparamos con la que maneja el cerebro inconsciente. Hace poco pusieron un extraordinario documental en Redes y daban una serie de cifras que voy a compartir con vosotros y en especial contigo, amigo tomás, sabedor de que te encantan los números:

    -El cerebro inconsciente maneja 11 millones de bits de información por segundo.

    -El cerebro racional sólo maneja 10 bits/seg cuando estamos leyendo algo en silencio. Realizando otras actividades más complejas a lo sumo puede llegar manejar 45 o 50 bits/seg.

    -Si sólo usásemos el cerebro consciente de cara a tomar una decisión, tardaríamos la friolera de 4 años.

    -La conclusión final es que nos guiamos casi exclusivamente por criterios intuitivos de nuestro cerebro, incluídas las decisiones más importantes como decidir qué trabajo vamos a escoger, qué pareja, etc, etc.

    Más abrazos.

  14. tomás:

    Gracia mi buen amigo Miguel ängel:
    Totalmente de acuerdo. Eso lo perseguía yo desde hace muchos años, pero sin cifras, claro.
    Pero en eso de los 4 años debe haber un error. En ese tiempo, a 10 bit/s, habríamos empleado 4x365x86400s x 10bit/s = 1.261.440.000 bit que equivale a lo haría en inconsciente durante casi 115 segundos que son unos 19 minutos. (Basta dividir esa cantidad por los 11 millones de bit/s). Si suponemos que una decisión inconsciente, mediada por hormonas, neurotransmisores y potenciales de acción, sabiendo que nuestro sistema nervioso lleva una velocidad de una pocas decenas de m/s, podemos suponer que tardamos algo así como un segundo en tomar una decisión inconsciente, aunque seguramente tomamos varias o muchas a la vez. Y si no es 1 s, será medio o un cuarto, pero el orden ha de ser ese. Entonces, una sola decisión tomada por el inconsciente en un segundo precisa 1’1 millones de segundos del consciente, es decir unos 13 días, pero no cuatro años. De todas formas, los partidos de fútbol durarían más de una vida.
    Mil gracias por tu valiosísima información y recibe un fuerte abrazo.

  15. Miguel Ángel:

    Querido amigo tomás:

    Desconozco cómo se ha hecho el cálculo (¿cuántas horas diarias pasaríamos meditando una decisión?, etc).
    Aquí hay un extracto del programa con un vídeo breve, aunque tal vez no te saque de dudas:

    http://neuropsicologias-cognitivas.blogspot.com.es/2012/03/el-cerebro-inconsciente.html

    Otro abrazo con mis mejores deseos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.