NeoFronteras

Sobre el final de la era de los estromatolitos

Área: Paleontología — Lunes, 3 de Junio de 2013

El fin de la era de los estromatolitos se dio cuando aparecieron los foraminíferos y transformaron a los estromatolitos en trombolitos.

Foto
Estromatolitos en Shark Bay (Australia). Fuente: Virginia Edgcomb, Woods Hole Oceanographic Institution.

Nada es para siempre, ni siquiera el propio Universo. En la historia biológica de este planeta hay muchos ejemplos de este hecho. Seres que reinaron durante mucho tiempo finalmente desaparecen.
El ejemplo que más le gusta a la gente es el de los dinosaurios, posiblemente por la similitud que tienen con los animales mitológicos. Se cree que lo que determinó el destino final de los dinosaurios fue el impacto de un cometa o meteorito en los que hoy es Yucatán. El caso es que su dominio de 160 millones de años terminó entonces. Los ammonites también tuvieron su final en ese mismo evento y dejaron de estar sobre la Tierra después de 340 millones de años.
Pero en la historia de este planeta hubo otras muchas extinciones, algunas no tan masivas y otras incluso más terribles.
Pero antes de que hubiera vida compleja en la Tierra, mucho antes de que la explosión del Cámbrico nos regalara a Opabinia y Anomalocaris, hubo también el fin de un reinado, el de los estromatolitos.
Los estromatolitos son formaciones rocosas calcáreas formadas por distintas capas de sedimentos. Se forman gracias a una comunidad microbiana que vive en su superficie. Las cianobacterias de ese tapete producen unas sustancias que permiten atrapar pequeñas partículas poco a poco y la formación va creciendo a lo largo del tiempo. Agrupaciones de estas estructuras formaban el equivalente a los arrecifes coralinos de la actualidad.
Las cianobacterias son bacterias fotosintéticas y se encuentran entre los primeros organismos que aparecieron sobre la Tierra. Formaron estromatolitos durante 2500 millones de años hasta que hace 1000 millones de años prácticamente desaparecieron de la escena. No se sabía hasta ahora de las causas de la desaparición de los estromatolitos del registro fósil. Para los paleontólogos esta desaparición es tan dramática como la de los dinosaurios.
En unos pocos puntos de la Tierra hay en la actualidad estromatolitos, es como si todavía hubiera un velociraptor corriendo por algún bosque cálido y húmedo. Quizás están esperando su oportunidad para adueñarse otra vez de la Tierra, cuando las condiciones sean tales que la vida compleja no sea posible y se pase el testigo otra vez a la vida microbiana.
Ahora un grupo de científicos liderados por Joan Bernhard (de WHOI) propone que la causa del fin del reinado de los estromatolitos fue la aparición de los foraminíferos.
En el registró fósil aparecen súbitamente los trombolitos a la vez la que desaparecen los estromatolitos que, al igual que los estromatolitos, son el producto de la acción de unos microorganismos que sedimentan minerales, pero no están tan armoniosamente estratificados como los estromatolitos. No se sabe si los estromatolitos terminaron siendo trombolitos o si aparecieron independientemente y los sustituyeron. Entre las hipótesis propuestas están que hubo un cambio en la química océanica o que apareció vida multicelular que se alimentaba de las bacterias de estas estructuras.
Joan Bernhard y Virginia Edgcomb pensaron que quizás fueron los foraminíferos los que jugaron un papel en el asunto. Los foraminíferos son protistas unicelulares y eucariotas, como las amebas o los paramecios. Estos seres abundan en los océanos actuales y usan pseudópodos para englobar las presas de las que se alimentan y también para moverse.
Estos investigadores examinaron estromatolitos y trombolitos modernos en las Bahamas en busca de la presencia de foraminíferos. Para ello usaron técnicas de secuenciación de ARNr. Encontraron la presencia de una gran diversidad de foraminíferos en los trombolitos. Además hallaron que los trombolitos contenían las secreciones que los foraminíferos usan para crear sus conchas.
La sincronía entre la desaparición de los estromatolitos y la aparición de los trombolitos, así como estas pistas modernas permitían a estos investigadores sugerir que el declive de los estromatolitos se debió a la aparición de los foraminíferos.
Entonces recrearon un escenario experimental similar al que se dio en ese tiempo. Empezaron con trozos de estromatolitos recolectados en Highborne Cay y los sembraron con foraminíferos encontrados en trombolitos modernos. Entonces esperaron a ver qué pasaba.
Después de 6 meses pudieron apreciar las características típicas de los trombolitos en esos fragmentos.
También mantuvieron un grupo de control en el laboratorio y al que añadieron foraminíferos y colchicina, una sustancia que impide la formación de pseudópodos. Los foraminíferos seguían ahí después de 6 meses, pero esta vez no dañaron las estructuras de los estromatolitos.
Los investigadores concluyen que los foraminíferos activos pueden cambiar la estructura de los estromatolitos y haber instigado la pérdida de estas formaciones hace 1000 millones de años para transformarlas en trombolitos.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4121

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.