NeoFronteras

Plancton de hace 3000 millones de años

Área: Paleontología — Lunes, 10 de Junio de 2013

Demuestran el origen biológico de espículas de plancton marino de hace 3000 millones de años.

Foto

Parece increíble nuestra capacidad para reconstruir un pasado remoto poblado por seres vivos que ya no están entre nosotros. Esta reconstrucción es tanto más difícil cuanto más nos queramos remontar en el tiempo y cuando los seres no contaban con estructuras duras de fácil fosilización.
Quizás la época que más gusta a la gente sea la del reinado de los dinosaurios, pero hubo otras tan interesantes o más que esa. El Carbonífero, el Pérmico o el Cámbrico son igualmente interesantes. Pero incluso cuando no había seres complejos también sucedían cosas.
La vida compleja tiene sólo unos 600 millones de años, pero durante miles de millones de años antes sólo fue microbiana. Es un lapso de tiempo inmenso, difícil de imaginar bajo el punto de vista biológico. ¿Que pasó durante ese tiempo? ¿Por que se necesitó tanto tiempo para crear seres pluricelulares? ¿Acaso aparecieron estos antes de lo que creemos?
El caso es que la vida de hace miles de millones de años era fundamentalmente oceánica. Creíamos que estaba basada en los estromatolitos, pero un descubrimiento reciente quizás nos haga cambiar de opinión. Quizás los estromatolitos sólo fueron lo únicos que dejaron una huella mineral reconocible. El registro fósil es siempre parcial.
Ahora, un estudio revela que hace 3000 millones de años había plancton fotosintético flotando en los mares arcaicos.
Un grupo internacional de investigadores ha descubierto microfósiles en forma de microinclusiones en ciertas rocas que parecen corresponder a ciertas formas complejas de vida planctónica. Además, no sólo han conseguido demostrar el origen orgánico de microfósiles, sino que eran autrótofos fotosintéticos.
Los investigadores implicados estudiaban unas rocas sedimentarias el oeste australiano cuando encontraron los fósiles. Estas rocas se formaron en el fondo de una mar arcaico hace 3000 millones de años. Para determinar la naturaleza de estos microfósiles analizaron la composición isotópica de 15 muestras diferentes tomadas en el lugar.
Aunque químicamente los isótopos de un mismo elemento se comporten casi igual, las distintas reacciones bioquímicas tienden a favorecer a unos isótopos frente a otros, por ejemplo a los distintos isótopos estables de carbono. DE estoe modo, durante la fotosíntesis, se favorece el fijado de dióxido de carbono de un isótopo carbono frente al otro. Así, la proporción entre el carbono 13 y el carbono 12 de los tejidos vivos es diferente de la que se da en lugares inorgánicos, como las rocas de origen puramente geológico.
Estos investigadores descubrieron que la proporción entre carbono 12 y 13 de los microfósiles correspondía a materia orgánica fotosintética y que era diferente de la roca que los rodeaba.
El resultado apoya la idea de que estas microestructuras eran espículas de plancton marino. Además, morfológicamente son muy similares a las espículas del plancton marino actual, con un tamaño comprendido entre las 20 y 60 micras de longitud.
Es también interesante señalar que estas microestructuras son similares a otras encontradas en otros lugares de Australia y a otras encontradas en Sudáfrica, ambas con una edad de 3400 millones de años. Esto sugiere que los océanos contuvieron vida planctónica fotosintética durante mucho tiempo y que la diversidad biológica se dio muy pronto en la historia biológica del planeta.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4127

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

4 Comentarios

  1. LLuís:

    Mensajes del pasado. Ahora solo nos falta recibir mensajes del futuro.Será más difícil.

  2. Pocosé:

    LLuís:
    Sábado 15 Junio, 2013 @ 2:20 pm
    Mensajes del pasado. Ahora solo nos falta recibir mensajes del futuro.Será más difícil.

    Quizás no tanto amigo Lluís, aquí tienes uno:
    “Las recientes excavaciones y análisis realizadas por nuestros equipos robóticos en el tercer planeta de la estrella XZBYUK, confirman que la vida compleja, que había resistido varias grandes extinciones de origen geoastronómico, fue finalmente eliminada por una especie tecnotribal, provocando con ello su autoextinción y la reducción de la biosfera a unas pocas y muy dispersas localizaciones, con poca diversidad y organismos unicelulares muy simples, que dadas las extremas condiciones en las que se encuentra dicho planeta no es probable que vuelvan a evolucionar en formas mucho mas complejas.
    Dicho planeta carece de interés.
    Al no haber otras formas de vida en el resto del sistema planetario de esta estrella, recomendamos el traslado los equipos robóticos allí destinados.”

  3. tomás:

    Creo que has errado una palabra, muy estimado Pocosé. La causa no fue geoastronómica, sino gastronómica; es decir, no por lo “geo” sino por el “gas”. Como una vez dije, se comieron mutuamente, con celo y cariño.
    Un abrazo.

  4. Pocosé:

    Estimado Tomás
    A las goeastronómicas resistió la vida compleja. A la que no pudo resistir fue a la tecnotribal o antropogénica.
    Si esta demoledora extinción fue por descontrol de la tecnología, de la tribalidad, de ambas a la vez, y o, de alguna otra cosilla nuestra, no es relevante, pues fuera como fuera, lo que queda claro es que de sapiens: “na de na”.
    Pero como tu bien dices al final seguro que hubo, “con celo y cariño” o cruda y sin sal, autogastronomía.
    Otro abrazo.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.