NeoFronteras

¿Materia oscura y extinciones masivas?

Área: Espacio,Geología,Paleontología — domingo, 22 de febrero de 2015

Vuelven a relacionar las extinciones masivas con la materia oscura de nuestra galaxia.

Foto
Los Lystrosaurus, que están emparentados con los mamíferos, fueron unas de las pocas especies pertenecientes a los “taxones desastre” que escaparon de la extinción del Pérmico. En la ilustración comen árboles Pleuromeia de un metro de altura que se reproducían por esporas. Fuente: Victor Leshyk.

En el mundo de la ciencia actual hay unos cuentos misterios que todavía están sin resolver. Recientemente se han relacionado dos de ellos: las extinciones masivas y la materia oscura.
Como ya sabemos, los dinosaurios desaparecieron por culpa de un impacto de un cuerpo de gran tamaño. Pero no ha sido la única extinción masiva. Cada 26 o 30 millones de años se produce una extinción, de entre ellas ha habido cinco grandes extinciones masivas. Se cree que en algunos casos, como la del Cretácico con los dinosaurios, han sido provocadas por impactos. Pero ha habido otras que se cree han sido inducidas por la actividad volcánica. En alguna de ellas incluso han coincidido en el tiempo ambos tipos de eventos.

A gran distancia y alrededor de Sol hay una esfera de escombros de la formación del Sistema Solar denominada nube de Oort. Cuando esta nube es perturbada puede mandar objetos al interior del Sistema Solar a los que denominamos cometas de periodo largo. Una teoría mantiene que las estrellas cercanas puede perturbar esta nube.
Por otro lado, se sabe que las galaxias, incluyendo nuestra Vía Láctea, contienen más materia de la que se puede ver que emita o bloquee la luz. A esta materia se le ha llamado materia oscura porque, de momento, se desconoce su naturaleza.
Ahora, Michael Rampino (profesor de Biología de New York University) propone que el paso del Sistema Solar a través del disco galáctico, algo infrecuente pero predecible, podría tener un efecto sobre la nube de Oort y provocar extinciones masivas al cabo de un tiempo por impactos de cometas. Sería precisamente la materia oscura del disco galáctico la que provocaría el efecto.
Además, este paso a través de la materia oscura calentaría el núcleo terrestre, lo que también tendría un impacto geológico y esto provocaría una mayor actividad volcánica que también ha sido relacionada con las extinciones masivas, como hemos visto.
El Sistema Solar da una vuelta cada 250 millones de años alrededor del centro galáctico, pero en ese viaje oscila un poco por encima y por debajo del disco galáctico. Este periodo de oscilación se correlaciona, por ejemplo, con la extinción del Cretácico de hace 66 millones de años. Algo que ya se había señalado hace tiempo.
La materia oscura se acumularía en el disco galáctico y el Sistema Solar, al pasar por disco, sufría perturbaciones en la nube de Oort y los cometas desviados por este efecto podrían impactar sobre la Tierra.
Pero, además, se podría acumular materia oscura en forma de partículas y antipartículas en el núcleo terrestre que se irían aniquilando produciendo calor en última instancia. También podría interaccionar con la materia ordinaria del núcleo con la misma consecuencia final.
Se sabe que la actividad del núcleo está relacionada con el campo magnético, el vulcanismo, la formación de montañas y otros procesos tectónicos. Procesos que tienden a ser más intensos cada 30 millones de años y que pueden cambiar el clima o la química oceánica.
Así que este otro mecanismo podría explicar también otras extinciones masivas.
Se ha propuesto que la gran extinción del Pérmico, en la que desaparecieron el 95% de las especies marinas, fue provocada por las grandes erupciones siberianas de la época y por el impacto de un cuerpo que cayó en lo que hoy es la selva del Amazonas. Esto, que se puede ver como una inmensa mala suerte para la vida compleja de la época, se vería ahora como algo no tan improbable a la luz de esta nueva teoría.
Rampiro dice que somos afortunados de vivir en un planeta que mantiene las condiciones necesarias para la vida compleja, pero que la historia biológica de la Tierra está puntuada por extinciones masivas que no son fáciles de explicar. Quizás, dice, este mecanismo de la materia oscura pueda resolver el misterio.
No es la primera vez que se propone algo de este estilo (ver referencias), pero en este caso se añade el aspecto geológico, pues no todas las extinciones masivas fueron provocadas por impactos de cuerpos exteriores, ni todos los impactos provocaron extinciones, como el que se produjo en el norte de lo que hoy es la bahía de Chesapeake hace 35 millones de años.
Lo malo es que todavía seguimos sin saber en qué consiste la materia oscura o si está formada por partículas que se puedan aniquilar entre ellas.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4618

Fuentes y referencias:
Artículo original
Materia oscura y dinosaurios.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

7 Comentarios

  1. Radek:

    Se podría comprobar yendo a Marte y calculando cuando fueron los períodos de mayor actividad volcánica para ver si coinciden con los nuestros.

  2. lluís:

    Eso de que el Sistema Solar en su viaje alrededor del centro galáctico oscila un poco por encima y por debajo del disco galáctico, ¿ No representan, en realidad, unas distancias lo suficientemente notables como para que se puedan dar todos esos efectos que cita el estudio?

  3. Dr. Thriller:

    Bueno, ahora está la teoría del Verneshot, que ya está tardando la peli de Jólibuz.

    En realidad, muchos sospechamos que un impacto importante, de los que lanzan restos balísticos por toda la superficie de la Tierra, debe disparar de alguna manera actividad volcánica descomunal. No tengo ni idea de cuál debe ser el mecanismo, pero está claro que hay dos ejemplos de impactos meteoríticos mayores y coladas de lava descomunales, en lugares distintos y distantes.

  4. Miguel Ángel:

    Altamente especulativo hasta que sepamos de qué estamos hablando.
    La idea de “Radek” parece interesante, sin embargo no sé hasta que punto podríamos establecer el paralelismo porque el vulcanismo marciano ya estaba en franco declive cuando tuvo lugar la primera extinción masiva en la Tierra y prácticamente ausente cuando tuvo lugar la última hace 65 m.a.

  5. tomás:

    En mi opinión, los grandes impactos han de provocar vulcanismo, sobre todo si se dan en el mar, donde la corteza oceánica es mucho menos gruesa que la continental. Creo probable que el vulcanismos sea más activo en la parte del planeta antípoda al impacto -puesto que se propagaría por el manto, rodeando al núcleo-, además de en los alrededores del choque.
    En cuanto a la nube de Oort, aunque siempre la he leído como más o menos esférica, creo que lo más lógico es que tenga forma tórica.
    Saludos.

  6. David:

    Lo de que la materia oscura calienta el manto terrestre, ?es como el efecto marea, que ejercen planetas gaseosos sobre sus lunas, o como si fuese un horno microondas, como los domésticos, para calentar la comida.? ?Se podría evitar su efecto térmico.?. Aunque no creo que para entonces, queden humanos sobre el planeta Tierra, o alguna criatura posterior, que cree una tecnología avanzada. Y necesite desarrollar una, para defenderse de la materia oscura.

    Aunque para relatos de fantasía científica, quedaría bien una pistola generadora de energía oscura, en forma de rayos térmicos. La de rayos láser, ya están muy vistas. O usar la energía oscura, como fuente de calor, para generar vapor de agua, que mueva una turbina, y genere electricidad. Algo parecido a un reactor de fusión de hidrógeno.

  7. tomás:

    Estimado David:
    Tu imaginación no tiene límites. No tenemos que defendernos de la materia ni energía oscuras. Están ahí y ejercen, desde su origen, su efecto sobre nosotros como lo ejerce la gravedad.
    Saludos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.