NeoFronteras

Un sexto de las especies en peligro

Área: Medio ambiente — domingo, 3 de mayo de 2015

El calentamiento global hará que, al menos, se extingan 1 de cada 13 especies del planeta Tierra.

Foto

Como todos sabemos, el consumo de combustibles fósiles por parte del ser humano está provocando el aumento de las temperaturas en nuestro planeta debido a las emisiones de gases de efecto invernadero, con el consiguiente cambio climático.
El ritmo de calentamiento es tal que a los bosques no les da tiempo emigrar y muchas especies de animales no pueden evolucionar a la suficiente velocidad como para adaptarse a un cambio tan rápido.
Algunas especies pueden emigrar hacia las regiones polares o hacia arriba en las montañas para huir de la subida de temperatura, pero otras especies no pueden porque ya viven a esas latitudes o alturas. Simplemente las montañas no pueden ser más altas o el Ártico más frío.
Además, la emigración de ciertas especies está bloqueada por barreras como las cadenas montañosas, la deforestación o el desarrollo urbano.
Un nuevo estudio liderado por Mark Urban (University of Connecticut) sostiene que el calentamiento global extinguirá al menos a 1 de cada 13 especies del planeta, pero estas extinciones tendrán un reparto geográfico desigual. Así por ejemplo, en Norteamérica “sólo” se extinguirán 1 de cada 20 especies, un porcentaje similar al de Europa. Sin embargo, en Sudamérica el impacto será mayor que el promedio con un 23% de las especies extintas, el peor porcentaje de todos.
Este estudio está basado en un meta-análisis sobre 131 artículos publicados en revistas científicas con revisores en los que se usaron modelos computacionales. Todos los estudios al respecto coinciden en que a mayor calentamiento global se pierden más especies.
Se encontró que, en promedio, la tasa de extinción global será del 7,9% como mínimo. Esta tasa está basada en varias suposiciones, entre otras la tendencia en las emisiones de gases de efecto invernadero.
Los resultados de Urban probablemente subestimen el alcance real que tendrá el cambio climático sobre la extinción de especies. Esto es debido a que sólo tiene en cuenta la temperatura y no la interacción con otras especies, la contaminación, la destrucción de los habitats o el efecto de la acidificación de los océanos.
Los ecosistemas pueden sufrir un efecto dominó o una reacción en cadena, de tal modo que la extinción de una especie desencadena la extinción de otras que dependen total o parcialmente de la primera.
A veces se usa la metáfora de un avión en vuelo para ejemplificar cómo funcionan los ecosistemas. Se puede quitar un remache o tornillo tras otro y el avión sigue volando durante un tiempo. Pero, a partir de cierto punto, la estructura del avión se desmorona y el avión se estrella.
Los autores de este estudio dicen que la extinción debida al cambio climático es enana comparada por la producida por la pérdida de habitats, algo de lo cual es también culpable el ser humano. Calculan que por cada especie que desaparece por causas naturales 1000 lo hacen por culpa del ser humano.
La predicción de Urban depende del ritmo de nuestras emisiones de dióxido de carbono. En la actualidad la tasa de extinción es del 2,8%, pero estas emisiones están aumentando sin cesar. Si se consigue estabilizar la subida de la temperatura a 2 grados centígrados por encima de la temperatura preindustrial (ahora estamos a 0,8 grados) se extinguirá el 5,2% de las especies. Si no se consigue controlar tan bien las emisiones de dióxido de carbono entonces se predice una tasa de extinción del 7,8%. Si la temperatura alcanza los 4,3 grados por encima de los niveles preindustriales entonces se extinguirá una de cada seis especies (un 16%).
Las predicciones más pesimistas de otros autores predicen una extinción del 54% de las especies debido al calentamiento global.
“Yo no sé en qué punto lo podemos llamar un evento de extinción masiva, pero ciertamente nos dirigimos por ese camino a menos que cambiemos de dirección”, dice Urban.
Un estudio distinto publicado en la misma revista ha analizado los fósiles marinos de los últimos 23 millones de años para determinar que animales marinos están en mayor riesgo de extinción y dónde. Al parecer, los mamíferos como los cetáceos y focas y similares están en mayor riesgo. El Golfo de México, el Caribe, el Índico occidental y el Pacífico entre Australia y Japón serían los lugares en donde se darían más extinciones.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4660

Fuentes y referencias:
Artículo original
Foto: United States Navy.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. tomás:

    Dice el artículo: “Los ecosistemas pueden sufrir un efecto dominó…” y es muy optimista: los ecosistemas sufren, sin que pueda evitarse, ese efecto dominó. Un solo árbol que desaparece -ni siquiera toda su especie- se lleva por delante parásitos, colaboradores, dependientes, etc. que ni conocemos. No digo si hablamos de toda la especie que, al ser de tan lentísimo desplazamiento y adaptación, sólo podremos salvar con una dedicación humana de llevar ejemplares a lugares donde pudieran vivir, pero con el problema de que será difícil llevar todo su propio ecosistema y también el peligro de introducir especies foráneas que pueden hacer influir gravemente en las especies locales.
    Parece que hasta las grandes osos polares están en peligro con la disminución de los hielos árticos. Será cuestión de ver si son capaces de acomodarse en tierra, desde las islas rusas, la península de “Chucchi”, “Alasca”, islas de Canadá -Ellesmere, etc.- y norte de Groenlandia. No sé si tendrán que olvidarse de las focas y dedicarse a los caribúes y, como deben tener algo de omnívoros, ingerir algún fruto o raíz; en resumen, que habrán de cambiar de dieta, si ello es posible en tan poco tiempo -supongo que es una posibilidad, dado que comen las basuras en “Alasca”-.
    Las palabras entrecomilladas deberían escribirse con la innombrable “caca”, pero el filtro le tiene una manía incomprensible.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.