NeoFronteras

Un sistema rocoso cercano

Área: Espacio — sábado, 1 de agosto de 2015

Descubren un sistema planetaria que está a sólo 21 años luz de distancia a nosotros que contiene tres planetas rocosos, pero no en la zona habitable.

Foto

Astrónomos de la Universidad de Ginebra han conseguido descubrir tres planetas alrededor de una estrella situada a sólo 21 años luz de la Tierra en la zona del cielo conocida como Casiopea.
El sistema denominado HD219134 alberga un planeta gaseoso exterior y tres supertierras interiores, una de las cuales pasa por delante del disco de su estrella según nuestra perspectiva (tránsito). La supertierra que transita tiene una densidad similar a la Tierra por lo que sería un planeta rocoso y no un minineptuno. Es el planeta más cercano conocido que efectúa tránsito.
Esta disposición de planetas recuerda la de nuestro Sistema Solar. Sin embargo, las supertierras están demasiado cerca del su sol y no pueden tener vida por las altas temperaturas.
Debido a la escasa distancia a la que están de nosotros se espera que se pueda saber la composición atmosférica de estos cuerpos y junto a su densidad y otros parámetros se podrán obtener buenos datos. Gracias a esto el sistema puede ser un buen test para poner a prueba los modelos de formación planetaria. Los astrónomos ya sueñan con tomar imágenes directas de estos planetas.
Los planetas fueron descubiertos por el método de velocidad radial gracias el espectrómetro HARPS-N, que es capaz de medir el efecto Doppler con mucha precisión. Este instrumento se encuentra instalado junto al telescopio Galile del Observatorio Roque de los muchachos en la isla de la Palma (Islas Canarias)
La estrella es de magnitud 5 y de clase espectral K, es decir una estrella naranja un poco más fría que el Sol. Se puede ver a simple vista al lado de una un los brazos de la W de Casiopea.
La confirmación del planeta que transita, que sólo necesita 3 días para completar una órbita, fue confirmada con el telescopio espacial Spitzer, pues se sospechaba que este tránsito se pudiera dar. Esto permitió además averiguar su tamaño (1,6 veces el diámetro terrestre), que junto a la masa (4,5 veces la de la Tierra) averiguada por velocidad radial da una densidad similar a la terrestre, lo que sugiere una composición similar.
La otra supertierra pesa 2,7 veces lo que la Tierra y tarda 6,8 días en completar su órbita. El tercer planeta pesa 8,7 veces masas terrestres y su año dura 46,8 días.
Si las órbitas son coplanares es posible que estos otros dos planetas también transiten. El futuro telescopio CHEOPS de la ESA podrá realizar este tipo de observaciones de tránsito en el futuro.
El cuarto planeta es un gigante gaseoso a 2,1 UA y con una órbita de 3 años.
Debido a la cercanía de este sistema será posible que el telescopio James Webb tomar espectros de estos planetas con facilidad y se sepa su composición atmosférica. Incluso se podrán obtener imágenes de estos planetas con la próxima generación de telescopios gigantes desde el suelo.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4744

Fuentes y referencias:
Artículo original
Ilustración: NASA/JPL-Caltech

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

4 Comentarios

  1. lluís:

    Lo mejor de todo esto es que dada esa “escasa” distancia se podrá hacer espectrometría de gran precisión.Pero también es algo de mala pata que cuando se encuentran planetas rocosos no están en zona habitable y cuando se encuentran planetas gaseosos, al menos, algunos están en zona habitable. En fin, esperemos que lanzen de una vez por todas el James Webb o que esté lista pronto esa nueva generación de telescopios gigantes en el suelo.

  2. NeoFronteras:

    La suerte o mala suerte existe, aunque sea cuestion estadística.

  3. NeoFronteras:

    Pero sí, es una pena que no hayamos encontrado un planeta rocoso en la zona de habitabilidad que sea cercano. Si de paso tuviera bioindicadores entonces sería maravilloso.

    Aprovechemos este verano boreal para conocer mejor este mundo llamado Tierra, un mundo maravilloso, sorprendente y fascinante. Planeta que es nuestra única casa posible en el Cosmos.

  4. tomás:

    “Nuestra única casa posible en el Cosmos”. Esa es la cuestión, porque lo de cercano, por mucho que los esté, es un imposible. ¿Qué más cercano que Marte y “sólo” sería cuestión de terraformarlo? Casi nada.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.