NeoFronteras

Polvo de frenos y neumáticos también son contaminantes

Área: Medio ambiente — sábado, 4 de marzo de 2017

El polvo generado por los frenos y los neumáticos puede ser malo para salud cuando se junta a los sulfatos ácidos de la atmósfera.

Foto

Si el lector cree que la batalla por el aire limpio de las ciudades se va a detener en la prohibición de los automóviles con motor diésel se equivoca.

Los motores de gasolina también contaminan el aire, los de combustión interna a gas natural o gas licuado del petróleo lo mismo, pero es que los eléctricos también lo hacen.

Al parecer, el polvillo que sueltan los frenos y los neumáticos con su simple uso también contribuyen a la contaminación del aire y esto afecta a los vehículos de “cero emisiones”, como los eléctricos. Estos polvillos contienen, entre otras cosas, finas partículas metálicas de cobre, hierro y manganeso que comprometen la salud respiratoria de las personas. Estas partículas reaccionan con otras partículas del aire ricas en sulfatos y generan un aerosol tóxico.

Estas reacciones suceden por encima de calles y carreteras con mucho tráfico y cuando los compuestos de azufre de la atmósfera, en general producido por otros tipos de polución, reaccionan con esos metales (en principio insolubles) y generan nuevos compuestos con una solubilidad aumentada que los hace más propensos a producir estrés oxidativo cuando son inhalados.

Rodney Weber (Georgia Tech) y colaboradores han realizado un trabajo para estudiar el alcance de este problema.

Los sulfatos ácidos han sido asociados con diversos problemas de salud. La hipótesis antigua venía de decir que los sulfatos ácidos quemaban directamente los pulmones debido a su acidez, lo que producía los problemas de salud. Pero este efecto no era por sí sólo suficiente como para generar un problema de salud, pues su cantidad no era muy alta. Pero estos sulfatos hacen que los metales que se inhalen vean afectada su solubilidad y esto sí que explica el problema.

Los investigadores implicados en el estudio recolectaron muestras de aire en dos lugares de Atlanta, una cerca de una autopista interestatal y otra a 420 metros de una carretera urbana importante de la ciudad. Luego analizaron su composición y pH.

Al parecer el polvo soltado por los frenos al desgastarse las pastillas es peor que el polvo soltado por los neumáticos.

Una cantidad significativa de partículas de sulfatos del ambiente tenían un tamaño similar al de las partículas metálicas, lo que sugería que ambos fueron mezclados en partículas individuales que en el transcurso de las horas y días permitía al sulfato ácido convertirlas en su forma soluble.

Para cuantificar cómo de peligroso puede ser este aerosol soluble, los investigadores implicados desarrollaron un sistema de análisis del potencial oxidativo basado en anteriores estudios epidemiológicos que simulaba la respuesta a la toxicidad de esa mezcla en las células del organismo humano.

En esos estudios anteriores se observó que el pico de toxicidad estaba correlacionado con la cantidad de metales solubles contenidos en las partículas, algo que sucede cuando las partículas metálicas entran en contacto con sulfatos ácidos.

Eso significa que los metales pueden ser absorbidos directamente por riego sanguíneo una vez son inhaladas por los pulmones, en donde pueden ser repartidas por el resto del cuerpo y causar daño a través del estrés oxidativo.

Aunque las muestras tomadas relativamente lejos de la autopista contenían menos de estos metales, hay de todos modos una polución que puede viajar desde allí por el aire a otros lugares y causar problemas de salud en las áreas colindantes.

Sin embargo, los frenos y neumáticos no son las únicas fuentes de estas partículas. Las incineradoras y otras formas de combustión también producen estos compuestos que también se pueden mezclar con los sulfatos del aire y generar el mismo problema.

De todos modos, la cantidad de las partículas de sulfatos del sureste de los EEUU ha decrecido en los últimos 15 años debido a una menor emisión de dióxido de azufre procedente de las centrales térmicas, que ahora se usan menos. Lo malo es que hay todavía suficiente cantidad como transformar en solubles las partículas metálicas que se generan.

A lo largo de estos últimos años, las emisiones de los vehículos procedentes de sus tubos de escape han ido disminuyendo, pero las emisiones de los frenos y neumáticos no lo han hecho en la misma medida. Incluso afecta a los vehículos eléctricos, así que habrá que tener muy en cuenta este problema en los próximos años si queremos que la salud de las personas no se vea afectada.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5376

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Foto: Josh Brown.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

18 Comentarios

  1. Tomás:

    Además, hasta no hace mucho -y supongo que muchos vehículos antiguos aún lo lleven- las zapatas y pastillas de freno llevaban asbesto, peligroso cancerígeno, máxime si es inhalado, aunque sea en pequeñas dosis.

  2. Dr. Thriller:

    Es que el anumeralismo de nuestra sociedad es un serio problema. Un efecto minúsculo reiterado millones de veces deja de ser minúsculo.

    Además, esto es otro problema-no-problema. Es decir, con independencia de que el modelo (por llamarle algo, en rigor no es un modelo, sólo es una pesadilla cultural, un monstruo cultural traducido en tecnología) de transporte individual es un desastre, es que ni siquiera tendría que ser así. No tendrían por qué ser así las carreteras, ni ser así los vehículos, ni tener esos motores ni circular en unos regímenes de tránsito absolutamente demenciales.

    Todo el mundo dice que esto es demencial, pero casi todo el mundo se compra un coche. No digo nada la gente que lo necesita, que la hay y mucha, pero son una fracción muy reducida del total. Y ahora el coche de la Tontería Artificial, que te tira al mar sin necesidad de consultarlo en Google Maps.

  3. Tomás:

    En efecto. Recuerdo cómo hace ya cuarenta y cinco años -es que, en mí, todo hace ya mucho- huí de Madrid por la insoportable circulación. Tengo coche, pero lo utilizo solo para recorridos cortos y que no tengan alternativa o sea molesta, o bien, sea necesario para auxiliar a mi familia y eventos similares.
    Por la mañana, cuando escucho cosas como “atasco de diez kilómetros en Nudo de Trinidad”, etc., me siento muy feliz por no estar allí. Es horrible; acaba uno con los nervios hechos muelles enredados.
    Pienso que formas de reducir el tráfico serían hacer grandes aparcamientos a la entrada de las ciudades, transporte público a mansalva, no permitir coche sin poseer un aparcamiento propio y para todo el resto, permisos justificados; por ejemplo minusvalías y otras razones. Proliferación de carriles-bici y otros remedios así.
    Pero la industria del automóvil y del petróleo son tan poderosas que acabará matándonos a todos.

  4. JavierL:

    Bueno amigo tomas y si tocará atender una emergencia en el carro pues tienes la obligación que te friega… Porque se obliga a dejar el carro a la entrada de la ciudad… Y si se trabaja llevando cosas en el carro también se está afectado…

    Si se trata de permisos seguro más de uno estará dispuesto a pagar por que le saquen uno.

    yo más bien siento el problema en una muy pobre inversión en trasporte público. Al final lo ideal sería que uno viaje más cómodo en un sistema público y DECIDA dejar el carro en el estacionamiento… Mientras nos toque viajar como sardinas es solo peor…

    Y es que el transporte público se piensa es para cubrir una necesidad y no para. Competir con los carros y sustituirlos… Seguro que se puede hacer mejor

  5. Tomás:

    Querido amigo. Lamento disentir. Espero de la autoridad que pretenda impedir el uso del automóvil ante una emergencia, el suficiente sentido común -hasta eso precisa una mínima especialización- para entregar de inmediato por ejemplo una tarjeta que permita su circulación; luego, el usuario habrá de justificar con suficiencia.
    Aquel cuyo trabajo precise del coche, habrá de tener un permiso válido para la utilización constante, etc. Alguien habrá de aprovisionar a las tiendas de las ciudades y organizar horarios para esas entregas. Verbigracia los camiones de la basura, recogen por la noche, cuando su volumen y las paradas que realizan no obstruyen el tráfico.
    No puede dejarse solo a elegir entre un excelente servicio público y el capricho de usar -que creo que existe alguno- un coche con bañera dentro, por poner un ejemplo exagerado. Tampoco puede servir el que un permiso de circulación pueda ser obtenido por corrupción porque, por esa regla de tres habríamos de permitir el tráfico de blancas o cualquier otra ilegalidad, ya que puede ser comprada.
    Y sí, el servicio público se ha de pensar para cubrir una necesidad y para disminuir al máximo el número de vehículos privados, o lo que es igual, la contaminación en las ciudades y en el mundo -lo digo por los coches eléctricos, que parecen la panacea, pero si hay que fabricar electricidad quemando carbón, y me dirás-.
    Aquí, en una modesta ciudad como es Tarragona, donde puede irse a pié a cualquier lugar, las mamás suelen competir -así de claro- llevando a sus hijos al cole en 4×4 aparcando en doble fila, para distancias -conozco casos concretos- de 500 m andando. Claro que tienen que arreglarse antes y perder al menos media hora entre pintar el cuadro y vestirse adecuadamente. En mi época, de los pueblos vecinos, venían compañeros de diez o doce años en bici y nunca pasó nada. Y si alguien me acusa de machista, ya hablaremos, que hay mucho de que decir de ello.

  6. petrus:

    No hay duda de que abusamos de nuestra posición actual de especie dominante ( mientras no nos encontramos con otra más dominante en un descampado). Eso de llevar bajo el pie un pedal que domina cien caballos de potencia sería increíble si se lo hubieran dicho a un romano del Imperio en su mejor época… o al mismo Newton, supongo. Por eso debemos ser proporcionalmente responsables, porque cien caballos, si fueran de verdad, dejarían las calles proporcionalmente abonadas. De hecho, éstos también las dejan, pero abonadas de gases, hollín y contaminantes varios. En cuanto al amianto, supongo que estará prohibido, también, para los frenos. Pero , en conjunto, no necesitamos tanta potencia para trasladarnos. Nos arreglaríamos igual con la mitad de ella. Lo se porque acabo de sustituir mi viejo coche diesel de veintitantos años ( hasta Barcelona parece que los va a prohibir…) y al final, me han colocado uno de los de ahora, sobrado de caballos, luces y avisos, wifis y sensores, que para el caso, me lleva y me trae igual que aquél. Eso sí, lo reconozco, humea menos.

  7. Dr. Thriller:

    Y no os olvidéis del ruido. España disputa todos los años el primer puesto mundial de país más ruidoso del mundo con Japón, a veces se gana aquí, a veces se lo llevan allá. Es un gran mérito teniendo en cuenta el abismo no sólo de PIB (incluso PPP), sino del desarrollo. El transporte público donde yo vivo ni es público ni es transporte, y no lo digo por los profesionales sobreexplotados, que cumplen con plena profesionalidad lo que se les demanda, por los dueños privados de la empresa que encima está subvencionada y el rojerío fake de pacotilla que está en la alcaldía ni quiere oír hablar de municipalizar el servicio (no sería re- porque nunca lo fue), pero aparte de ser un servicio malo, infame y caro, una palangana subvencionada por todas las administraciones habidas y por haber y cuyo dinero recaudado así a mayores del costo del billete repercute en los escandalosos benefficios que tiene la empresa año tras año, tiene una política, eso hay que reconocérselo, de contaminación poco usual. Por ejemplo las pastillas de freno se comenta popularmente que ya en los vehículos nuevos (o de enésima mano hábilmente maquilados, las matrículas de Aznar es lo que tienen, te traen un Mercedes de 19 millones de km y se le pone una del paquete) se les retira las pastillas y se les hace frenar directamente sobre las zapatas metálicas, a mayor gloria de las chispas metálicas, y de las benefactoras cadenas de audífonos, porque un frenazo me sigue dejando los oídos para el arrastre. Y dan muchos.

    Yo también prefiero ir andando, incluso cuando llueve. Primero porque llego antes, al menos por ahora, y segundo porque mis piernas están para eso, al menos por ahora. Y no exagero en lo de llegar antes. Lo que pasa es que claro, no llegas muy presentable. Sobre todo cuando llueve. Y claro, yo soy yo. Otras personas son otras personas.

    Me pregunto si veremos jabalíes urbanos atropellados por autobuses tal y como ya se ven con los ídem de servicio rural.

    Petrus, además controlado por la NSA. No, no es coña, han matado a varias personas con ellos ya. Eso ya no es Tontería Artificial, es directamente Psicopatía de Largo Alcance. Pagada por las víctimas.

    Y es que la tecnología no es ciencia. Es cultura (hasta para fabricar instrumental). Y nuestra cultura, pues eso. Mucho trabajo para sociólgoos y demás.

  8. NeoFronteras:

    Es increíble que a los españoles les guste tanto el ruido, sobre todo si es propio. Es como los pedos que no molestan si son los de uno.

    También hay un grupo numeroso de españoles que exigen que los coches eléctricos incorporen un ruido para así asustar a los peatones. Dicen que para evitar atropellos. Para una gran ventaja que tendrían los autos eléctricos se la quieren cargar.

  9. petrus:

    Sobre el silencio de los corderos ( quise decir autos), me decía un taxista en Barcelona que su coche ( Prius) y similares llevaba unas cuantas palomas atropelladas porque las pobres no se enteran… y de ahí a cargarse a un peatón urbanita cazando pokémons hay solo un paso, digo yo. Por eso tal vez no sea disparatado dotarles de algún sonido característico que nos permita saber que algo tecnológico de una tonelada se acerca…
    Y como los coches ya suelen llevar al menos un radar frontal , ellos mismos pueden activarlo si detectan un peatón ” en trayectoria de colisión”, simulando el rugido de un Ferrari a 12000 rpm…y así al menos, si te atropella, que puedas disfrutar del evento y contarlo, si puedes, a tu modo, como algo deportivo y hasta un punto glamouroso… épico.

  10. JavierL:

    Comentando un poco más el asunto amigo tomas. Si hablara por mi, con un sistema excelente de transporte público lo usaría todos días para el trabajo! Mientras que sin dudar el ocio si lo haría en el carro…

    Siempre está el debate entre prohibir como mencionas y dar a elegir algo mejor.

    Veamos un caso interesante que he notado por acá. Con el pico y placa (prohibir la circulación de los vehículos cuya placa termine en… Un nro cada día.) Cuya idea es reducir la congestión. Donde noto que solo se colapsa más una red pública más colapsada… Creas problemas de muchos tipos en casos de emergencia etc.

    Versus una opción que en algún tiempo se implementó por allá en Caracas donde destinabas un carril exclusivo para aquellos vehículos con más de tres ocupantes. Y para transporte público.. Carril sin tráfico versus un trancon muy grande. Y usted elige.. El resultado fue personas que turnaban Los vehículos y compartían el viaje. Tienes igual menos congestión vehicular y menos tráfico… Pero sin los problemas de si tienes una Urgencia.

    Ese hecho de reservar carriles lo implementan aquí es para una red de transporte público… Transmilenio, transcaribe, etc… Y fue muy exitoso

    Me gustaría ver mezclada ambas cosas… Carriles solo para transporte público y carriles exclusivos para vehículos con alta ocupación…

    Pero solo prohibir no me termina de convencer amigo tomas.

  11. Tomás:

    No sé, “petrus”, que yo soy de los que vivió plenamente el uso del claxon en Madrid -y en todas partes, pero allí era insoportable- y llegaban bocinazos por la derecha, por la izquierda, por delante y por detrás, de forma que no sabías si estabas matando a un abuelito con el frente o rayando otro coche por algún lateral. Además había algunos que ponían a un seiscientos el pito de un camión, no sé si por ser más machos o por remediar un complejo de inferioridad. Recuerdo que, cuando se prohibió, los primeros días parecían de paz celestial. Y sí, también se protestó alegando que sin esos avisos habría más accidentes, pero no los hubo.
    Un abrazo, y a ver si tenéis suerte y os quitáis a ese muerto de encima, que es fruta tan madura que huele a podrida.

  12. Tomás:

    Amigo JavierL: Pues según a donde vayas para el ocio. Si vas al cine, sería una tontería, pero si el destino es el campo podría ser la solución ideal. Por supuesto que usar la mejor elección es preferible a prohibir, pero hay casos, bastantes en los que la prohibición es el único camino. Te pondré un ejemplo algo bestial: ha de prohibirse la circulación de cualquier vehículo que suelte por el escape más de medio kilo de hollín por cada cien metros. Claro que se le puede dejar elegir, pero si es un asocial, lo que quiere es fastidiar y nada más.
    Pero, como digo, prefiero grandes aparcamientos externos y maravillosos y baratos transportes púbicos. Posiblemente llegaríamos a un acuerdo si fuésemos rivales directivos en el área de circulación de una gran ciudad.
    Un abrazo. Y ¡¡PERDÓN!!, EL ÚLTIMO PÁRRAFO DE DESPEDIDA A “petrus” ERA PARA TI. (Espero que no estés madurado y te enfades conmigo)

  13. JavierL:

    Ciertamente amigo tomas, hay casos en los cuales hay que prohibir inmediatamente, como ese…

    Y seguro que llegaríamos a un acuerdo. Realmente no vemos diferencia en el estado final… Solo disentimos en el camino…

    Y es que la diferencia es que yo desconfío mucho del político, pienso que si se prohibe con la promesa de arreglar el servicio, se roban el dinero y no mejora nada. Luego la gente se acostumbra al mal servicio y lo ve lo más normal del mundo.

    Mientras que si se mejora el servicio, usamos el marketing para algo bueno y luego se evalúa si la gente escogió… Existiría una forma de medir y evaluar la gestión del susodicho.

    Y referente al maduro ya les había comentado desde mediados del año pasado que no iba a salir… Ni con suerte. Por un tema de la cantidad de poder político y legal que tienen acumulado.

    Ahora al revocatorio se llegaba con firmas… Pero hoy las cosas están más graves ya que ni siquiera quieren hacer elecciones para gobernadores y alcaldes.. Y esas legalmente tenían que hacerlas en diciembre… ¿Si se llega a tal desfachatez de no ir a elecciones como se habla ahora de democracia? Ya los cochinos de la granja sacaron el látigo.

    La idea es que al político (por más buenas intenciones que uno CREA que tiene) no se le puede dar mucho poder. Porque abusa él, y luego todos sus sustitutos abusaran más…

    Por eso también mi rechazo a las prohibiciones… Pero el espíritu es el mismo, sustituir la enorme cantidad de vehículos por un eficiente servicio público.

  14. Tomás:

    Seguro, seguro que nos entenderíamos, porque nuestra voluntad es solucionar el problema y no “forrarnos” como dijo un político de por aquí. La prohibición es lo más rápido, pero lo menos democrático y más proclive a la corrupción. La mejora de los servicios es más lenta de implementar y, aunque también pueda ser ser corrupta. Lo bueno que tiene es que, una vez conseguido un servicio público excelente, resulta más democrática porque la mayoría de la gente se iría sola, sin prohibiciones. Pero solo la mayoría y más lentamente. Con esas consideraciones, ya nos pondremos de acuerdo cuando seamos presidentes, o alcaldes o algo decisorio, o sea, nunca -por lo menos yo que no tengo madera para eso-.
    Un fuerte abrazo y mi deseo de que os libréis de ese individuo, pero no os será fácil. A veces me pregunto cómo puede tener algún apoyo en la gente pobre cuando es la causa de su pobreza. No lo entiendo. Quizá no estoy bien informado-
    Pues eso: otro fuerte abrazo.

  15. JavierL:

    Sin importar que tan malo Un líder siempre van a tener Seguidores… que creen a pies juntillos en lo que le dicen… en este caso las mayorías de sus seguidores son Heredados de Chávez y los mantiene por mantener el discurso.

    Pero aún así Ahora que hay hambre el apoyo popular el mínimo… aunque mucha gente sigue creyendo en el socialismo Casi nadie apoya a los que gobiernan. Por lo cual es algo muy raro…

    Sin embargo en eventos públicos es obligado que asistan los empleados públicos. Que son millones y ya con eso tienen las aparecías cubiertas. Y los eventos de la oposición enfrentan falta de transporte público para llegar a esos destinos… Presión militar. Falta de cobertura en medios de comunicación…

    Ya lo demás lo puedes inferir

    Referente al tema del transporte público. Lo resumes muy bien amigo mío. Pero siempre me incomoda esa última frase me dicen mucho de discutirlos cuando seamos alcaldes… Pero creo que Siempre hay que discutirlo Porque Como electores tenemos que saber que queremos. Si todos lo hiciéramos las cosas mejorarian al no dejarnos engañar con los políticos… Por eso me gusta conversar contigo y los demás en esta página. Así que me extraña un poco tu comentario.

  16. Tomás:

    Pues nada, querido amigo, me perdonas y arreglado. Ya ves, de todas formas, que lo discutimos sin ser ni siquiera concejales. Estoy de acuerdo en discutirlo desde cualquier situación personal, como se evidencia por nuestros comentarios. Quizá mi frase no fue muy afortunada.
    Un fuerte abrazo.

  17. JavierL:

    Seguro fue que te malentendi. Querido tomas. O la frase fue poco afortunada como dices.

    Sabes, aunque nuestra preocupación no sea forrarnos, tendríamos que contratar mucha gente cuyo deseo si que puede ser forrarse, asi que no dependería de nosotros sino del sistema.

    Pero aparte de eso. Me gustaría saber si la gente votaria por la promesa electoral de obligar que dejen su auto en casa. O por la promesa de sólo mejorar el transporte público.. O no votarían por ninguna y la solución seria la típica de prometer una cosa y hacer otra.

    Porque por más estudios como el del artículo, quizás el elector no le importa Ni pio

  18. Tomás:

    Sí que hilas fino. Pero creo que contradices alguna opinión que recuerdo. Es lógico que en una economía de mercado quiera ganar cuanto más, mejor aquel a quien se encargue, por ejemplo, allanar y preparar el tremendo aparcamiento, o si se privatiza el servicio público. Tampoco podemos meternos en la causa que hace votar a la gente por una u otra opción. Lo de prometer una cosa y hacer otra… es lo acostumbrado; cosa sabida.

    Aunque solo viene a cuento tangencialmente, fíjate en el siguiente detalle: hasta ayer o así, en Holanda estaban “Los Verdes” en segundo lugar en las encuestas; se inmiscuye el racismo o la religión o ambas cosas con el tema de los ministros enviados por Turquía para predicar la política de Erdogán y su referendum y la reacción -al menos encuestada- es que pasan a tercer lugar con ascenso de la ultraderecha racista y xenófoba. Así somos, ¡¿qué le vamos a hacer?!
    Un abrazo.
    Otro ejemplo muy bueno sobre legislar una cosa y hacer otra. Resulta que tengo un problema con una compañía de seguros. Le pido mi expediente -MÍO- y no pueden dármelo por la ley de protección de datos. Ya ves que eso de la interpretación es muy particular. Ya lo decía Romanones: “Haga usted las leyes, que ya haré yo los reglamentos.
    Un fuerte abrazo.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.