NeoFronteras

Aguas residuales y arrecifes coralinos

Área: Medio ambiente — Sábado, 25 de Marzo de 2017

Los corales de los arrecifes están siendo colonizados por microbios de origen antropogénico procedentes de las aguas residuales.

Foto

Hace unos días veíamos en estas mismas páginas de NeoFronteras la situación tan dramática en las que se encuentra la Gran Barrera de Coral.

En esa noticia se señalaba que el daño provocado por los fenómenos de blanqueamiento debidos al cambio climático son intensos pese a que allí el coral no está sometido a otras fuentes de estrés, como la contaminación.

Quizás los australianos cuiden bien directamente su coral (y, a la vez, realicen ventas masivas de carbón), pero en otros sitios no es así. La pesca con dinamita o cianuro todavía se practica en muchos lugares cerca de países en vías de desarrollo. Pero incluso en los EEUU el respecto por estos ecosistemas no es muy alto por culpa de la contaminación.

Según un nuevo estudio, los arrecifes, además de verse dañados por el cambio climático, son dañados por bacterias invasoras y hongos procedentes de tierra firme que vienen junto a las aguas residuales procedentes de plantas de tratamiento y colectores. En él se señala que es muy posible que este tipo de microbios estén ya invadiendo los arrecifes del sureste de Florida.

Para llegar a esta conclusión, Chan Lan Chun (University of Minnesota) y sus colaboradores tomaron muestras de agua de las aguas que se arrojan al mar, tanto en la costa como mar adentro, procedentes de las plantas de tratamiento. También tomaron muestras de las aguas de los arrecifes y del tejidos de los corales.

Vieron que ciertas bacterias y hongos están representados en ambos, incluso en los tejidos vivos del coral, pese a que la distancia desde el vertido hasta los arrecifes era de entre 9 y 40 km. Para esta identificación usaron técnicas de secuenciación de ADN. Los datos indican, sin lugar a dudas, que esta presencia microbiana en los arrecifes tiene origen antropogénico.

Al parecer, se han realizado muy pocos estudios de la existencia de microorganismos que estén presentes tanto en tierra como en los arrecifes. Así que hasta ahora no se tenía ni idea del alcance de la invasión provocada por la afluencia de estos microbios.

Los autores proponen, como una prueba de campo mesocósmica, que, para comprobar los resultados, lo ideal sería infectar parte de un arrecife que esté en condiciones prístinas y evaluar su crecimiento y supervivencia, así como estudiar cómo los microrganismos se establecen en el mismo.

Si finalmente los invasores son realmente invasores, los microbios que actúan como tales invasores cambiarán la estructura del microbioma del arrecife. Esto puede ser dañino, porque el microbioma ya establecido puede ser responsable del ciclo de nutrientes, de la salud del coral y de la creación de hábitats para algunos de los animales y plantas que viven en el arrecife, además de los propios corales.

Por tanto, estos invasores podrían alterar la ecología de la comunidad de plantas y animales del arrecife y, como los corales dependen de todo ello, ver dañada su salud y prosperidad.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5433

Fuentes y referencias:
Artículo original (en abierto).
Foto: Paul Asman y Jill Lenoble / Wikipedia.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

14 Comentarios

  1. Dr. Thriller:

    Quizá habría que ir dedicando dinero para recrear un arrecife en plan zoo en alguna parte, quiero decir a lo grande (se va necesitando una CERN de la biología que recree hábitats y ecosistemas). Se me ha ocurrido el asunto porque la parte de hacerle la prueba frankensteniana a un arrecife vivo no me acaba de convencer, por múltiples razones. En realidad siempre ha habido una especie de prejuicio a favor de la investigación in vivo, que en mi opinión sólo se justifica (=”es realmente útil”) en contados casos, y lo digo precisamente desde una perspectiva científica (controlar todas las variables), no sólo por criterios “animalistas” (si es que se puede meter en un mismo saco todo un espectro que va de consideraciones morales razonables para con nosotros mismos, a sectas bastante sin tapujos) que tampoco son para desechar a priori (en realidad, hay todo un comercio con esto de mucho cuidado). Vamos, donde esté el vitro…

    Esto tiene el problema de que a nivel médico siempre hay que acabar haciendo prueba in vivo. Pero eso es otro problema. Además, caramba, es más barato. Mucho más.

  2. Miguel Ángel:

    Por si se me olvida: estoy deseando compartir con todos vosotros un descubrimiento muy reciente y otro, todavía sin confirmar, que sería un bombazo. Pero de momento no quiero dar pistas por si Neo lo publica.

  3. Tomás:

    Espero que lo haga este fin de semana, porque si no fuera así, ya me estoy comiendo las uñas…

  4. NeoFronteras:

    ¿Lo de la energía oscura que ya he publicado?

  5. Tomás:

    Yendo al tema del artículo, la cosa está clara: la humanidad desparramada y aglomerada en costas y ciudades respectivamente, lleva al mar sus desechos, especialmente a las aguas más próximas al litoral, así que todo lo que esté más o menos próximo a esa zona ha de sufrir las consecuencias de la degradación que implica nuestra sola existencia con gran intensidad. Me parece que, aun sin cambio climático, solo nuestra invasión es insoportable para la Tierra.

  6. Dr. Thriller:

    Y no sólo la cantidad, es que como digo, en vez de adaptarnos nosotros al medio, estamos intentando adaptar al medio a nosotros, y los resultados van a ser muy lamentables. Para nosotros y para el medio.

  7. Miguel Ángel:

    Querido Neo:

    El redescubrimiento del loro nocturno de Australia y los presuntos avistamientos del tigre de Tasmania que he puesto en la noticia del glaciar Columbia.

    Abrazos.

  8. Tomás:

    Al respecto del 6 si alguna vez la humanidad disminuye lo suficiente en número y comprende que ha de conservar el medio quizá sea posible sobrevivir como especie. Pero no lo veo claro. Nuestra forma de ser es agresiva; siempre queremos más y solo hay una Tierra. Quizá Yellowstone ponga las cosas en su sitio indiscriminadamente, para volver a empezar si quedan algunos, que supongo quedarán.

  9. Dr. Thriller:

    Tomás, eso es un meme cultural además de origen bíblico. Como hemos sido malos y tontos, o sea, hemos pecado (lo que es cierto si admites los axiomas de esa ideología), merecemos un castigo, de proporciones bíblicas. Nuestro sistema educativo tampoco es precisamente el que necesitamos, por así decir, así nos luce el pelo. En cualquier caso, son muchos factores que nos empujan al terraplén por donde vamos resbalando, aunque el principal es nuestra organización socioeconómica. Por ejemplo, centrándonos en el punto que destaqué, cuando nos vacunamos nos estamos adaptando (le pasamos la pelota de la guerra evolutiva al patógeno), cuando nos cargamos todos los bisontes de Norteamérica (cuyas consecuencias ecológicas simplemente seguimos desconociendo a día de hoy) estamos “adaptando” al entorno. Esto último por así decir es un meme muy peligroso y es nuestra idea, esta sí totalmente occidental (por más que tenga conjuntos intersección con otras) de “progreso”.
    Vamos, que lo que hay en nuestras cabezas es muy real a la hora de comportarnos, y cambiar lo que nos perjudica es primordial. Y no es cosa que sepamos hacer con rapidez.

  10. Tomás:

    Como puedes suponer, para nada soy defensor de la Biblia, pero esta ha sido escrita -antes seguramente repetida oralmente- por los hombres, por lo que admito lo de memes, pero no su origen bíblico. El origen es anterior a la Biblia; solo tenemos que ver que observar algunos comportamientos humanos en chimpancés e incluso en otros mamíferos. Queremos estar juntos, pero manteniendo un territorio exclusivo.
    En cuanto al sistema educativo viene a ser la consecuencia de querer conservar esos memes que sirven a la clase dirigente. Y qué te voy a decir de nuestra organización socioeconómica; también se nutre de esos memes; así que no interesa ir modificándolos, cosa que podría hacerse con los medios actuales, tele, radio y todo eso.
    Como dices, cambiar con rapidez no es fácil, pero tampoco veo voluntad de hacerlo. El hiperconsumo innecesario es fundamental y es lo que se inculca en publicidades de todo tipo.

  11. JavierL:

    Pues enteramente de acuerdo con el tema, por eso tantas escuelas católicas, o el empeño de los gobierno de adaptar el sistema educativo.

    Acá en Barranquilla la población es muy religiosa y he notado que en la educación se omite mucha ciencia natural y se da mucha religión, así por ejemplo solo se menciona como dios creo el mundo pero no la versión científica del caso.

  12. Tomás:

    Naturalmente, amigo JavierL. Al pueblo llano hay que mantenerlo suspirando por una vida mejor, pero claro, en el Más Allá, que el Más Aquí es para los que dominan el cotarro. Conocí a una persona nada concreta en religión, pero creyente en un Algo y cuya fe se basaba en que en el Paraíso podría estar por siempre con sus padres y sus hijos… ¿Qué le vas a decir? Su vida diaria era muy dura y con unos 55 años estaba bastante deteriorada. Pero, por temor, aunque no pudiera más, aunque tuviese la gripe, iba al trabajo, lo que no fue considerado cuando, rendida ya, hubo de faltar por fuerte dolor en la espalda. Consecuencia: no le fue renovado el contrato; al paro. Y, a partir de ahí, ¿quien contrata a alguien de 55 años ya con mala salud? El sistema es cruel hasta no poder más. Pero nos consolaremos: de momento no nos gasean como en Siria para mantener en el poder a un h. d. p. A veces no puede uno contener la indignación.

  13. JavierL:

    Nuevamente coincidimos, se inculca el conformismo, da gracias a dios hasta por ejemplo de un trabajo explotador porque al menos tienes trabajo, y así continuamente. Dale gracias que te ha dado lo suficiente.

    El planeta no importa mucho porque al final dios lo restaurara, casi que mejor que se acabe, así viene rápido esa renovación, por eso los nulos llamados de los líderes religiosos a cuidar el ambiente… Solo el cinismo de decir que es el mundo moderno corrompido y sin dios la que acaba el planeta, mientras ellos mantienen hábitos de consumo similares.

    Me da un poco de rabia porque con todo el poder actual de la religión si su discurso fuera de protección al ambiente la gente escucharia

    Nota:antes de salir de Venezuela era un poco pesado tantos predicadores en la calle, trasporte publico, etc. Diciendo que la situación de Venezuela era el castigo de dios por alejarnos de él. Por querer más a chavez que a dios. Y cosas por el estilo.

    Lo más cómico es que ellos mismos reconocen su amor por chavez y su culpa en este castigo divino. Y si que en ese entonces calo muy hondo el discurso de chavez que Jesús fue socialista, y la búsqueda de igualdad entre todos era la meta de Jesús.

    En fin… Básicamente la solución de Venezuela es rezar. Y aceptar el mea culpa, luego que dios nos perdone todo se arreglará.

  14. Tomás:

    No podía imaginar lo que me cuentas: ¡predicadores diciendo que la situación de Venezuela era castigo de dios! Claro que así, el Maduro que no se cae del árbol ni aunque esté ya podrido, queda exento de toda culpa. Bueno, pues a esperar a que a dios se le pase el cabreo y se alcanzará la felicidad. Supongo que sería positiva una buena flagelación colectiva, así más penitencia: hambre y llagas.
    ¡Vaya artistas del camelo!

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.