NeoFronteras

Ponen a prueba varias teorías sobre urbanismo

Área: Cooperación,General — Domingo, 9 de Julio de 2017

Predicen si los barrios mejorarán o empeoran gracias a las fotos tomadas por Google Street View.

Foto

El método científico se puede aplicar a todo objeto de estudio sobre el que se tenga una interacción experimental. Incluso se puede aplicar al urbanismo.

Cada día una mayor cantidad de población humana vive en las ciudades. Pero estas no siempre proporcionan calidad de vida. Algunos barrios prosperan mientras que otros se degradan. ¿Qué hace que el destino de un barrio sea uno u otro?

Para poder responder a esa pregunta unos investigadores han puesto a prueba las distintas teorías que había al respecto usando fotos recolectadas por Google Street View en distintos barrios urbanos de EEUU en 2007 y en 2014. A partir de esas fotos y un modelo computacional han podido averiguar de forma automática si los barrios estudiados han prosperado o se han degrado en ese tiempo. Luego han contrastado esta información con diversos datos sociológicos y demográficos de esos mismos barrios, como ingresos económicos de sus habitantes, nivel de estudios, etc. La idea era identificar los indicadores que pueden predecir el destino final de un barrio.

Llegan a la conclusión de que los factores que más determinan ese destino es la densidad de población y el nivel de estudios de sus habitantes, pero no su nivel de ingresos.

“Los métodos de visión computacional pueden ser usados para detectar y medir mejoras urbanas y su declive a nivel de calle. Estos datos, a cambio, pueden ayudarnos a comprender las causas y consecuencias de las variaciones en las infraestructuras privadas y públicas de las ciudades, como demostramos en nuestro trabajo”, dice Nikhil Naik (MIT)

Las ciudades estudiadas fueron Baltimore, Boston, Detroit, Nueva York y Washington DC. El estudio se basa en una herramienta denominada Streetscore desarrollada por estos mismos investigadores y que usa un algoritmo de visión artificial. El algoritmo fue entrenado gracias a una base de datos masiva de 2011 (Place Pulse), de este modo puede deducir la seguridad de una barrio a partir de fotos del mismo.

Al pasarle fotos de distintos barrios en esas ciudades de esos dos años en concreto, el nuevo programa Streetchange puntuaba la seguridad de los mismos de 0 a 25 puntos. Las resta de esta puntuación en esos dos años dio una métrica de cómo han cambiado esos barrios. Naturalmente, la métrica obtenida fue calibrada a través de un proceso manual para una mejor precisión.

La comparación entre la métrica proporcionada por Streetchange y los datos demográficos permitieron poner a prueba varias teorías de las existentes sobre el cambio urbano.

En primer lugar vieron que las dos variables que más estaban correlacionadas con un cambio positivo proporcionado por Streetchange era una alta densidad de población y una alto porcentaje de adultos con título universitario. Sin embargo, no encontraron relación entre esta puntuación y los ingresos de los habitantes o el precio de las casas (en compra o alquiler). Esto sugiere que los efectos positivos del nivel educativo no está relacionados con los ingresos, sino con las habilidades que proporciona.

Además, en segundo lugar, estos investigadores descubrieron que los barrios que eran más bonitos terminaban mejorando más que los barrios feos, pero que incluso los barrios feos mejoraban en este periodo de 7 años si se daban las condiciones adecuadas. Esto apoyaba parcialmente una segunda teoría urbana.

Otro efecto positivo que encontraron fue que si un barrio está cerca de otro que sea atractivo físicamente o que está cerca de centros de negocios entonces tiende a mejorar. Esto estaría de acuerdo con la teoría urbana de la invasión.

Con este estudio se demostraría que los métodos de visión computacional son validos para dar apoyo, total o parcial, a varias teorías urbanas que identifican los factores que contribuyen a un cambio positivo. Así que los investigadores implicados esperan que en el futuro estos métodos jueguen un papel importante en el estudio, comprensión y predictibilidad de la dinámica de los ambientes urbanos.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5625

Fuentes y referencias:
Artículo original
Foto: Naik y colaboradores.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

27 Comentarios

  1. lluís:

    Bueno,en cuanto al nivel de ingresos y nivel de estudios, parece lógico pensar que a mayor nivel de ingresos,mayores posibilidades del nivel de estudios. Debería existir esta correlación, puesto que las personas con bajos o bajísimos niveles de ingresos deben tratar de encontrar un empleo cuanto antes mejor, abandonando los estudios en los primeros estadios.

    Por lo demás,resulta interesante este trabajo.

  2. Dr. Thriller:

    Lluis: no. Con altos niveles de ingresos la gente simplemente no necesita estudiar (de hecho, el despliegue de garrulos pomposos que se da en las elites es terrorista), a lo sumo se compran, literalmente, un título de titulitis para poder exhibir en el Ridiculum Vitae, título que en cualquier caso no lo necesitan para nada. Aunque esto es muy interesante, y enlazando con el artículo, las elites dirigentes chinas son masivamente de ciencias duras (física, química, ingeniería, matemáticas), mientras que en occidente el volumen de juristas es apabullante (normal, el volumen de pleitos y los códigos legales se han ixtuplicado), y luego tenemos los magufos, economistas, con perdón.

    Recuerdo haber leído un estudio de que en Europa occidental, en los años 50 hasta mediados de los 60 la mayoría de los parlamentos (legislativos) en los países con democracia representativa estaban copados por trabajadores de mediana cualificación e incluso gente sin estudios superiores (y no, no eran todos sindicalistas ni mucho menos), actualmente como digo están todos infestados de personal universitario (Hispanistán es uno de los pocos países con mucho licenciado fake, claro que poner a Hispanistán en la misma liga que democracias representativas asentadas es mucho columpiarse si queremos rigor académico), de hecho se usa socialmente el título universitario como una suerte de racismo tecnocrático: no se concibe que alguien, no ya sin título universitario, sino incluso sin sus correspondientes másteres del universo, pueda acceder a un cargo político (lo que lleva a muchos personajes a falsificarlos directamente). Esto da buena muestra de cómo ha degenerado todo.

    El dato de Google es difícil de interpretar. Pero no, no hay correlación inmediata entre titulitis y pasta. Igual que no hay correlación entre mighty jaws y volumen de comida jalufada.

  3. Miguel Ángel:

    “…estos investigadores descubrieron que los barrios que eran más bonitos terminaban mejorando más que los barrios feos, pero que incluso los barrios feos mejoraban en este periodo de 7 años si se daban las condiciones adecuadas”.

    Un caso que me parece muy significativo es el de las favelas de Río de Janeiro: muchos de sus moradores no tenían empleo porque se pueden tardar hasta 4 horas en salir de la favela y llegar hasta el puesto de trabajo. El motivo no es solo la distacia que hay, sino los callejones estrechos, ensortijados o en cuesta, y determinadas zonas por donde no puedes pasar porque pertenecen a bandas enemigas, o te pueden atracar.
    Todo ha mejorado desde la simple instalación de un teleférico.

  4. Tomás:

    Muy de acuerdo con Dr. Creo que casi la mitad de nuestros diputados son abogados. Me parece que les siguen los economistas; también abundan maestros, filólogos, ets. A una moza que iba para maestra hube de renunciar a que comprendiera el teorema de Pitágoras ni siquiera con los didácticos cuadritos. Bueno, al menos tenía interés por comprender. Sé de bastantes de todos los anteriores cuya principal ocupación es leer el BOE para ver de donde pueden sacar tajada.
    Últimamente, y para mi desgracia, estoy teniendo algo que ver con ellos y observo que su forma de razonar es algo así como opuesta a la mía. Me temo que perderé los juicios -sí, sí, el legal y el mío, porque me ponen de los nervios-. ¡Con lo fácil que es decir la verdad! Pues no. Importa lo conveniente, no lo cierto. Lo malo es que si me enemisto quizá, tras sacarme la pasta, les importe un pito mi caso, puesto que ya han cobrado. Así debe suceder también en política.

  5. Dr. Thriller:

    Tomás, siempre se puede ir a peor:
    http://fr.wikipedia.org/wiki/Corinne_Vignon
    Elle pratique également l’astrologie et la voyance

    La candidate (electa:53%) La République En Marche ne se contente pas d’un coin de table ou d’un hobby. Corinne Vignon a exercé à titre professionnel.

    Problème de travail et de cœur, famille ou boulot, la candidate a éclairé la lanterne de clients. La consultation est facturée 90 euros. Pour éviter les foudres du ciel (ou plutôt du fisc, ce qui revient au même), un chèque est demandé.

    Ce prix permet (éventuellement) d’éclaircir son avenir. Mais, moins hypothétique, le montant de la consultation débouche sur deux biens matériels. (Link 3 de la Gouiquepédie).

    No sé si es que van por delante de nosotros o han descarrilado directamente, digo porque Francia es (¿era? ¿lo fue?) un país en la liga de los serios, no en las de chichinabo, no es que aquí no tengamos diputados magufos, que vaya si los hay, ahora, presumir así abiertamente ya presupone muchas cosas.

  6. Miguel Ángel:

    Saliéndome del tema: mi aplauso para Leopoldo López y todo el ánimo para los presos políticos de Venezuela.

    Por otra parte, acabo de leer un artículo en Internet donde critican a los manifestantes anticapitalismo de Hamburgo: dicen que solo están para hacerse fotos y conseguir “likes” en las redes. Ahora resulta que va ser más digna la actitud de los madamases, que nunca están al postureo, ¿no te fastidia?
    La peor noticia sería que no haya nadie que se oponga y todos asintiendo como las ovejas, diciendo que “mu bien” a todo.

  7. Tomás:

    Conocí un caso de tintes parecidos: prostituta -como antaño, en el mejor sentido de la palabra (y que me perdonen las del oficio)- sudamericana, morenaza de pelo rubio teñido, de muy gruesos labios y muy grandes pechos, sin éxito laboral por estos lares por lo basto de su estética, se fue a un pueblecito andaluz y, como un podemista cualquiera, les soliviantó por las injusticias que sufrían, que posiblemente fueran ciertas. Resumen: carrera meteórica de muy pocos meses. Fin: alcaldesa. Y todos tan contentos.

  8. Tomás:

    Me apunto a lo que conduzca a una democracia en Venezuela

    Sé que ha habido falsas palizas de policías a personas indefensas que han sido oportunamente filmadas, pero eso no quita para que casi todas hayan sido ciertas. Mientras tanto, una -o varias- muy diplomática y digna reunión cambia el curso de una gran nación. Quizá haya suerte y echen al Tramp-oso. ¡Oh-Alá!

  9. Miguel Ángel:

    Queridos Tomás y Dr. Thriller:

    Si sumo el curriculum de las dos que habéis mencionado, me viene a salir el de Aramis Fuster. Y me parece un rodaje excelente para dedicarse después a la política.
    Tocar un palo nuevo no debería ser problema cuando ya llevas años tocando otros. Otros conocimientos técnicos serán igualmente útiles de cara a relacionarse con los superiores, ya sea el uso de cartas y bolas de cristal para asesorar, o esa otra técnica que consiste en repasar con la lengua el periné del jefe en cuestión, que reporta muy buenos resultados.

    ¿Dices “por delante”, Dr. Thriller?…Gould decía que la involución no es posible. Sin embargo, la involución cultural no solo es posible, sino que exhibe una marcada tendencia en esa dirección: nos aterroriza lo nuevo, mientras anhelamos volver a lo anterior. Ahora mismo me estaba acordando de Sudáfrica cuando llegó al gobierno Mandela: los blancos estaban cagaítos de miedo, temiendo perder el estilo de vida que habían mantenido durante generaciones. Pero el resultado final no ha sido tan traumático como presumían, ni muchísimo menos: se levantó el bloqueo económico, al que le han seguido unos años de bonanza. Y ahora todos tenemos una imagen mejor de ese país.

    Más abracillos.

  10. Tomás:

    Todos conocemos -aunque no lo tengamos para nada en cuenta- que muchos mandamases -reyes, reinas, presidentes, generales, etc.- han considerado con convicción las recomendaciones y consejos de brujos, brujas y toda esa corte milagrera para conocer su futuro. Y sabemos que siempre hay un espacio para horóscopos en todo periódico; por algo será, que la plebe no somos tontos y la democracia exige que podamos prever también nuestro porllegar.
    ¿Abracillos? Eso son melindres. Un fuerte abrazo.

  11. Dr. Thriller:

    M.A., el problema es que “bueno” y “malo” es terriblemente subjetivo y, además, las más de las veces no tiene objetivización posible. No tengo la menor duda de que Chicxulub fue espantoso para los T-Rex, pero para nosotros fue estupendo de la muerte. En este sentido, “involucionar” ni existe, es evolucionar sin más. Por otro lado tampoco está escrito ni mucho menos probado, que la pérdida de complejidad, por definirlo de alguna manera, sea “involucionar”, entre otras cosas porque tampoco está escrito que luego no pueda “recuperarse” (vaya si se recuperó después del evento citado), aquí lo que cuenta es sobrevivir o no, e incluso eso no etiquetable como “bueno” o “malo”, depende.
    El problema de Aramis Fuster, el Reiki y demás, es que son un tipo de.sabiduría que suele ser muy empática (pero en un sòlo sentido), mantener el engaño implica tener un enorme conocimiento de la persona a manipular, no sólo sus miedos sino sus anhelos, es decir, un trabajo de parásitos (que ya sabemos que son “necesarios”), que haya unos cuantos es una cosa, que proliferen y se les detecte en determinados ecosistemas es un claro indicador de futuros chungos. Echadores de cartas siempre los hubo, es más, Brahe o Copérnico lo eran -era su sustento principal, pero en las reglas de la democracia representativa este tipo de parasitismo era ocupado por otro tipo de magufería, tenemos claramente especies invasoras lo que indica stress y que las autóctonas tienen problemas para defender su territorio.
    Lo de Sudáfrica, como todo, tiene sus claroscuros. La razón última del apartheid no era el racismo de una horda de paletos (que por cierto, llegaron a desarrollar bombas nucleares con “ayuda” de Israel), sino parar el comunismo, o más precisamente aún, dado que el.comunismo en realidad tampoco les preocupaba (hubieran sido los primeros en sacar carnet del partido si el entorno lo hubiera hecho.inevitable, adaptación), sino que los ingentes recursos de Sudáfrica se hubieran perdido para la “causa” de Occidente, y ahí vale todo, siempre valió todo, y banderas falsas y apoyar a degenerados sociales ha sido siempre la regla, no la excepción de los estados núcleo de este sistema, es algo además persistente en la historia de los EEUU desde su mismo nacimiento empezando por la guerra contra su ex-metrópoli en 1812.
    En resumidas.cuentas, los humanos no sólo tenemos muy poco control de las cosas, sino incluso de los sistemas sociales que creamos, supongo que inconscientemente. Sí, ahora tenemos “control” para escogionarlo todo, pero eso también es matizable.
    La ciencia avanza cuando superamos el marco cultural de nuestros prejuicios. Los prejuicios políticos occidentales les quedan dos telediarios, no hay más que ver lo que acaba de pasar en el G-20. El problema es que ahora vendrán otros nuevos (competencia y adaptación), estos ya nunca pudimos embridarlos y ahora ya se están hundiendo en la.historia, a ver los nuevos. Yo como siempre, muy escéptico. Algo que tampoco enseña el sistema educativo, al revés, enseña a tragar con la autoridad y el status quo y así nos va.

  12. Tomás:

    Y tan matizable lo del control. Por ahí ha salido uno al que se le piden cuentas -creo que Arturo Fernandez- que exige separar la política de los negocios en la justicia y en los medios. Le interesa que se olvide cuanto él los ha hecho ir unidos. Si no es así ¿de donde iba a sacar tanta tajada?

  13. Dr. Thriller:

    Es que no son separables. Es lo mismo. Política y negocios es la misma cosa, por eso la economía es una magufada. La sanidad avanzó cuando los protocolos quedaron todo lo desprovistos que podían quedar de arbitrariedad cultural humana. Hubo una época que los dioses eran la principal herramienta social humana sanitaria e incluso el uso de estos “imponderables” naturales como arma política para alcanzar objetivos. Esto último aún no está erradicado, ni del todo ni en parte, pero el acervo científico se ha mostrado un baluarte difícil de obviar o negar.
    Todas las culturas “civilizadas” en el fondo (o abiertamente, como la nuestra) se creen mejores que las demás. Todas se creen más objetivas, más humanas, más avanzadas y mejores. Sentimiento de autoimportancia que decía Sagan pero amplificado y sin frenos. Y esto es nuestro problema más grave, porque además es constitucional y estructural a toda sociedad. Incluso todas las culturas tienen individuos y hasta grupos organizados que se dan cuenta de esto, y funcionan a nivel nos reímos de nosotros mismos (¿se reirán los cuervos de sí mismos?), es decir, a nivel.válvula de segurdad, pero la locomotora, como si nada.

  14. NeoFronteras:

    Por aquí hemos visto muchas veces el punto de vista de Gould. Efectivamente, evolución es simplemente cambio y no necesariamente progreso. No hay un objetivo, una meta, un bien o un mal. Sólo un cambio constante (puntuado si creemos la tesis de Gould).
    El ejemplo típico es el de los parásitos que se simplifican hasta perder óraganos o genes o el de los animales que viven en cuevas que terminan perdiendo los ojos, la pigmentación, etc.

    Otra cosa es la que se entienda en la lengua vernácula de la calle.

  15. NeoFronteras:

    Dr T:
    Efectivamente, toda cultura se cree superior a las demás. Lo malo de no creer en ello es caer en un relativismo cultural que lo justifica todo: lapidación, amputaciones, “arreglos” en órganos sexuales, etc. Al final podemos decir eso de “son sus costumbres y hay que respetarlas”.

  16. NeoFronteras:

    Dr T:
    Es interesante el análisis de la magufería de su 11. Por cierto, me he tomado la libertad de arreglar los fallos por el uso del teclado de smarphone.

  17. skan:

    En España el nivel de estudios no sirve para nada ya que hay demasiada gente preparada y con todo tipo de títulos, idiomas, experiencia en otros países… pero no hay suficiente trabajo cualificado para ellos y al final la mayoría ganan menos de mil euros al mes.
    Aquí lo único que triunfa es el ladrillo y el enchufismo.
    Y esto pasa en muchos otros países también.
    Otros tienen la suerte de tener mejor economía, como USA, UK o Rusia, porque usan la fuerza para imponer su ideas

  18. NeoFronteras:

    scan:

    Es curioso que esas quejas no aparecieran en plena burbuja del ladrillo. Parece que todo el mundo estaba tan contento chapoteando en el lodazal.

    La formación académica en España no sirve de mucho para encontrar ahora un trabajo afín porque no hay tejido industrial o tecnológico. No hay ese tejido por varios motivos, pero el principal es cultural. La sociedad no aprecia el conocimiento, sean las que sean sus razones.

    Las empresas son las mismas desde hace más de un siglo y los cargos se heredan. Las relaciones empresariales son de corte mafioso. No hay que olvidar que si un político recibe un sobre es porque un empresario se lo da. ¿Para qué va a invertir un tipo con capital en una empresa tecnológica si puede dedicarse a la obra pública y sobornar a los políticos o tener amigos que le arreglen ese tipo de negocios? Un empresario no necesita ser el más inteligente, sino estar bien conectado. Y si no es así siempre queda el recurso de encarecer artificialmente un recurso básico como es el de la vivienda. Así que sólo queda ladrillo y un montó de asalariados esclavizados que se creen clase media.

    Dicho lo cual, la formación y el conocimiento sirve de mucho, de muchísimo: para expandir la mente, para comprender el mundo que nos rodea, para sentirse bien, para crear una empresa basada en nuevas ideas, para saber cómo cambiar la economía, la política y la sociedad, para fundar un partido o un sindicato, para inventar nuevos sistemas constructivos sin ladrillos, para idear nuevas formas de comunicar y de arte, para idear maneras de atrapar a los corruptos, para saber cuando los medios de comunicación nos toman el pelo o nos mienten, para ir a otro país en donde aprecien ese conocimiento…

    Sólo hay tres opciones:

    1/ Dejar que los indeseables se sigan saliendo con la suya. Se sigue tal cual a la espera que tengan compasión de uno sin importar lo que les pase a los demás. De este modo, después de ser servil durante años, poder pagar la hipoteca.

    2/ Se coopera con los demás y se cambia la sociedad y el país. Si se es joven y no se cree que sea posible este punto es que mentalmente se tiene 70 años.

    3/ Si los que cooperan son minoría y no se puede realizar el punto 2, entonces toca emigrar fuera, porque en muchos sitios se vive mejor que en España y encima aprecian la inteligencia y el conocimiento (que no un diploma mierdoso). Siempre que la xenofobia no lo impida, claro.

  19. Miguel Ángel:

    Me gustaría detenerme en el punto 2 de Neo. Me hace recordar al burro de “Rebelión en la granja”, el más viejo de todos y al que Orwell parece querer dotar de un halo de sabiduría y cordura. Pero, en mi opinión, es el personaje más siniestro de la historia: un observador pasivo que viene de vuelta de todo; que desconfía, pero no actúa; que advierte del peligro, pero no aporta soluciones.
    Personaje similar es la tortuga de “La historia interminable”, que se cruza en el camino de Atreyu (que tiene la noble misión de salvar el Reino de Fantasía), pero solo para decirle que es peligroso y repetir varias veces que “no importa nada”.
    Afortunadamente, no hay regla sin excepción, como por ejemplo, por ejemplo…¡sí!, nuestro querido amigo Tomás, que no entiende el significado de la palabra “inacción”, ni la expresión “no puedo”.

    Y en cuanto al chovinismo, salvo que tenga razón el Dr. House y todos mintamos, creo que también hay en Neofronteras muchas excepciones: no veo que los coemntaristas defiendan nacionalismos o la Civilización de Occidente como si fuesen la panacea. En su lugar, muchos de nosotros pensamos que todo es susceptible de mejora y también creo que hay una fuerte vocación de universalidad.

  20. Tomás:

    En tu último párrafo está la realidad, querido Miguel, que te excedes en el aprecio que me tienes. En esta página que nos proporciona nuestro admirable Neo, nos hemos ido reuniendo, quizá en principio casualmente, manteniéndonos luego por afinidad, unos cuantos que no permitimos que, sin más, nos empuje la vida; empujamos nosotros. Bueno, quizá me paso; al menos opinando, pero en quien nos lea, creamos opinión. Algo es algo.
    Un fuerte abrazo.

  21. Dr. Thriller:

    Muchas gracias, Neo. Es sorprendente lo torpes que somos para unas cosas y lo hábiles para otras (hablo de mis problemas con las pantallas-tátiles), lo que me lleva a reflexiones de mío sobre qué nos empuja realmente, como apunta Tomás.

    Es que Miguel, si realmente llegase a existir una IA, enlazando con otro desbarre, lo primero que haría sería mentir como una bellaca. La mentira es otra cosa que tenemos mal definida, como la corrupción o el heroísmo. No tenemos claro ni lo que somos y eso que lo vivimos (claro que sabemos muchas cosas de los romanos que ellos jamás llegaron a sospechar, y eso que lo vivieron). Lo que indica que vivir es una cosa y percibir (en el sentido de entender) muy otra.

    Creo recordar que en los desbarres mentales de Asimov y sus tres leyes de la robótica el tema de la mentira desataba toda clase de conflictos en las máquinas. También recuerdo que en algún cuento concreto no entendía la razón, pienso que el autor simplemente estaba patinando al mezclar lógicas inmiscibles. Si un robot (IA) tiene como orden perentoria no causar daño a un humano y para eso es necesario mentir, no se sostiene que esto le produzca un cortocircuito (lógico), porque en caso de que la persona sufra después un daño amplificado por la mentira, algo que viene forzosamente de que esta se descubra y eso no es por causa del robot y por tanto no puede evitarlo ni debe asumir “culpas” por ello, el problema
    está entonces en el objeto a proteger, y el propio robot si razonase correctamente (con parámetros humanos artificiales) llegaría exactamente a las mismas conclusiones que llegamos nosotros: que o te callas, que es otra forma de mentir, a veces más grave que la activa, a veces no, o mientes. Ni siquiera el robot puede acudir a escaquearse, dado que se consideraría inacción. Por tanto, las leyes de la robótica impelen a la mentira. Tenemos un Gödel de libro.

    Y el universo es así. C’est le cosmos.

  22. Tomás:

    Pero, en las tres leyes no se hace referencia alguna a la mentira.

  23. JavierL:

    Dr thriller recuerdo ese robot.. En la historia, el robot podía leer la mente de las personas. Y a ciertas cosas que decía podía ver el sufrimiento de los demás. Como el caso donde una mujer le pregunta al robot si el compañero la amaba (como podía leer la mente)

    Después de complico cuando la investigadora le hizo saber que tanto mentir como decir la verdad causaría sufrimiento y la situación del robot se hizo insostenible. De ahí el cortocircuito

    El resto de robots que no podían leer la mente no tuvieron ese problema.

  24. Tomás:

    Es que es un contrasentido. Primero queremos hacer robots antropomorfos, luego que puedan pensar más o menos como los humanos, pero sometiéndolos a unas leyes que, en realidad les impiden nuestra maldad y, por último, se dota a algún nuevo modelo -es que hace tanto que lo leí que no recuerdo bien la cosa- de la capacidad de leer el pensamiento. Esto no nos lleva a parte alguna. Los robots deben limitarse a la ayuda a personas que lo precisen. Quizá a colonizar Marte o a extraer recursos de la Luna. Lo peor es que le les dedique a ser soldados y tareas así.

  25. JavierL:

    Yo lo recuerdo bien amigo tomas. Eso es en el primer libro… Donde se defiende mucho el no modificar las tres leyes..

    En la historia. El robot que leía el pensamiento no fue ni diseñado, ni creado, fue un error de producción que nadie predijo. Lo aislaron y lo estudiaron y se asustaron que existía algo así…

    De resto pues si estoy de acuerdo. Los robots deben limitarse a ayudarnos, incluso esas tres leyes es una forma de evitar algo distinto, O que sean soldados, y obviamente deben parecerse a nosotros pero sin que tengan permitido la maldad.

    Recuerdo una historia del mismo libro un experimento militar donde los científicos se exponían a cierta dosis radioactiva. Y los robots entraban a “salvar a los humanos” pero la radiación la fundia. En vista a la pérdida económica de los robots los militares (en vez de eliminar el sensor de radiación) modificaron un robot para que la primera ley fuera sólo “no dañar a un humano por acción, y borrando aquello de no dañarlo por inacción”.

    La protagonista querida a toda costa eliminar a todos los robots para estar segura e incluso comentó que podría darse el razonamiento donde ese robot dejara caer algo para que matara a un ser humano, concientizando que puede volver a atajarlo y que al humano no lo mataría su acción sino su inacción al no atajarlo de vuelta.

    Que los robots estaban frustrados por tener mayor capacidad que los humanos y que lo único que los frenaba de matarnos a todos y ocupar nuestro lugar eran justamente las tres leyes.

    Eso me dejó pensando.

  26. Tomás:

    Gracias por el recordatorio. Piensa que no vayas a concientizarte demasiado, que es palabrota bastante fea.
    Un abrazo.

  27. Dr. Thriller:

    Asimov es muy chapucero, y no le molesta ocultarlo. Tiene un poema brutal sobre ello. Era un tipo muy contradictorio (como todos), recuerdo haber leído algún libro suyo (la verdad que se leen muy rápidos, y luego ya ni te acuerdas ni cuándo ni dónde) donde explicaba las chapuzadas que hizo en la novela “Viaje alucinante”, creo que era el título, donde miniaturizaban a unas personas y un submarino (enviando además la masa “residual”, concepto este que requiere de un nuevo modelo estándar, al hiperespacio) para introducirlas en el torrente circulatorio de un importante individuo, para conseguir deshacerle un coágulo que le estaba provocando un infarto cerebral. La novela es estupendísima para un adolescente interesado por la anatomía incluso a nivel estructura molecular, pero una de las trampas era que tenían que atravesar no recuerdo qué tejido, que a esa escala eran el equivalente a cientos de metros en la nuestra (de una muy resistente y tenaz pared celular), y que él se despachó con un láser perforando “unas cuantas yardas” (efectivamente, unos cuantos cientos de yardas).

    Sabía perfectamente que un robot o una IA no puede tener emociones, ni siquiera aunque las simulara el comportamiento derivado se parecería ni remotamente. Si así fuera, hace eones que la evolución habría sustituido un complejísimo y costosísimo de mantener sistema neuronal en términos metabólicos por cuatro neuronas, como quien dice, haciendo una simulación algebraica. De simulaciones que se quedan cortas ante la realidad están llenas los episodios de “Hecatombe aérea, nos dimos el galletón”, claro que no lo cuentan exactamente así.

    Las leyes de la robótica en realidad están pensadas para humanos, es un sistema moral más que una regla de ingeniería. Ya la primera ley, “evitar daño”, es inaprensible. Ni digamos la ley cero. Podían apelar a ella los nazis sin ningún problema.

    Las cosas son más compejas. Así que las simulaciones que hacemos en nuestras cabezas, mucho más complejas que el Jú Chú o como se llame el bicho ese chino de chorroflón ptoflox. A fin de cuentas, unos musgos o unas hormigas ensamblan un ordenador analógico y resuelven un problema en un pliz plaz sin necesidad de emular todos y cada uno de los orbitales moleculares de todas las hormigas o todos los musgos. Claro que a algunos se les va la pinza a lo Tomás de Aquino a la hora de pedir financiación.

    Si todo esto de las simulaciones fuese tan simple, las loterías del Estado ya estarían reventadas hace tiempo. Sí, las otras, las de los fondos de inversión el NYSE y demás, esas sí, pero es que ahí hacen trampas. Como siempre, se pilla antes a un magufo que a un político mintiendo (en picosegundos, efectivamente).

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.