NeoFronteras

Sobre la duración e intensidad de los conflictos

Área: Etología — domingo, 10 de septiembre de 2017

La evolución de un conflicto entre los monos depende de cuántos se sumen al mismo y de la primera pelea.

Foto

Los conflictos se han extendido y se extienden por la sociedad humana. Puede ser en el lugar de trabajo, en la comunidad de vecinos o en el propio país.

Estudiar cómo los conflictos surgen, cómo se extienden y cuánto duran es importante, sobre todo si queremos evitarlos o remediarlos. El estudio del comportamiento de otros primates en este sentido nos pueden ayudar en esta tarea.

Esto es precisamente lo que han hecho sobre un grupo de monos Edward Lee (Cornell), Bryan Daniels (ASU-SFI Center for Biosocial Complex Systems), David Krakauer (Santa Fe Institute) y Jessica Flack (Santa Fe Institute). Han encontrado pruebas de la complejidad de la estructura que hay detrás de los conflictos y publican un artículo en Journal of the Royal Society Interfacesus con su hallazgos.

En los sistemas biológicos la prolongación de un conflicto puede ser costosa, mientras que su contención permite estrategias de innovación y refinamiento. Pero la variación en el tamaño y duración de los conflictos no se comprende muy bien.

Uno podría pensar que los conflictos se extienden por la sociedad de un modo similar a como lo hace una enfermedad infecciosa. De este modo, los individuos agresivos, a los que podríamos llamar “infecciosos”, contagian su estado de ánimo a los demás y los empujan a pelear.

Aunque este modelo infeccioso puede ser lo suficientemente preciso para saber quién se unirá al conflicto, no es suficiente para predecir cuánto durará. Si el modelo de contagio fuera adecuado en un 100%, entonces sería de esperar que el tiempo necesario para que un nuevo conflicto desaparezca aumentará con cada nuevo individuo infectado. Es decir, cada nuevo “infectado” aumenta la duración del conflicto en una unidad.

Pero lo que estos investigadores han descubierto, al menos en la sociedad de monos, es que la duración del conflicto aumenta en mucho más con cada individuo infectado y que esto se debe a las relaciones dos a dos entre todos ellos.

La metáfora que podemos usar es la de una fiesta privada y cuánto durará esta si esto depende de cuánto tiempo necesitarán los invitados para finalmente sentir que puedan marcharse.

Se podría pensar que la adición de un nuevo invitado añade una determinada longitud de tiempo a la fiesta. Así, si suponemos que este tiempo es de una hora y los invitados están ocupados esa semana, entonces irán llegando a la fiesta, permanecerán una hora allí y luego se marcharán. Básicamente, la duración de la fiesta será proporcional al número de invitados, es decir, será una relación lineal.

Pero, en realidad, esto no es así. Si los invitados se conocen entre sí o quieren conocerse, entonces cada uno de ellos querrá hablar un rato con varios de los otros invitados antes de irse. Pero esto no sucederá antes de que cada individuo tenga la oportunidad de tener unas cuantas conversaciones con los demás. De este modo, la duración de la fiesta no está en relación lineal con el número de invitados.

Según los autores del estudio, es precisamente así la dependencia de la duración de un conflicto. Añadir más individuos al conflicto significa que hay más posibilidad de que haya parejas de individuos peleándose entre sí y cada una de estas peleas deberá resolverse por separado. Según Daniels, esto sugiere que un conflicto que crece lo suficiente, al final estará fuera de control y, según él, hay indicios que indican que un patrón similar se da en los conflictos humanos.

Foto

Pero hay todavía más. Un análisis estadístico sobre las peleas entre monos permitió a los investigadores encontrar pruebas de que la duración de un conflicto está fuertemente influida por la primera interacción, que es la que sienta el tono. Si la primera pelea es breve, entonces los siguientes episodios violentos son igualmente breves. Pero, por el contrario, si el primer episodio es fuerte, entonces los demás que le siguen también lo serán.

Según los autores del estudio, hay una especie de memoria colectiva que condiciona la duración de un conflicto. Está no está determinada por los individuos decidiendo de modo independiente sobre si continúan con la pelea o si cesan las hostilidades, sino por la memoria conjunta del pasado y las consiguiente toma de decisiones colectiva.

La administración de los conflictos debe guardar un equilibrio entre el uso eficiente de unos recursos limitados y la aplicación de estrategias de intervención que mantienen a los conflictos bajo control.

Lee señala que la intervención de terceros no involucrados puede detener conflictos que se han descontrolado si se hace adecuadamente. Para ello es necesario ver de cerca cómo empieza un conflicto y entonces tomar la decisión de intervenir basándose en las características de esa primera interacción. Sin embargo, una cuestión abierta es cuánto conflicto se puede permitir.

Pequeños fuegos relativamente frecuentes en el bosque pueden limpiarlo de maleza e impedir que se produzca un único gran fuego descontrolado que arrase todo el bosque. Al parecer, los pequeños conflictos podría jugar el mismo papel que esos pequeños fuegos. Sabiendo cómo evolucionan las peleas, unos vigilantes externos pueden promocionar pequeños conflictos inofensivos y, de este modo, evitar grandes conflictos.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5693

Fuentes y referencias:
Artículo original
Foto: A.J. Haverkamp.
Gráfica: Edward D. Lee y colaboradores.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

14 Comentarios »

  1. JavierL:

    Entonces se entiende porque no se acaba el conflicto de chavistas y opositores en Venezuela al tener millones de participantes.

    O el de Colombia Uribe Santos…

    Y el de la intensidad del primer conflicto me recuerda el de la guerrilla de 50 años que tuvo un comienzo muy fuerte con la muerte de un líder…

    Pues si tiene mucho sentido que mientras más integrantes o mientras más intenso el comienzo más duradero sea el conflicto.

    En otro orden de ideas, ¿esos pequeños fuegos puedes ser esas hinchadas deportivas? Será útil esos pequeños conflictos por equipos deportivos para mantener el país libre de grandes conflictos…

    Por decir un dato adicional, en Venezuela cuando se encendió la polarización política de redujo mucho la importancia de los equipos de béisbol. Ya no importaba tanto de que equipo eras.. No se elimino completo pero se redujo mucho. Lo importante y verdaderamente generador de conflicto era la inclinación política.

  2. Dr. Thriller:

    Javier, es que la realidad tiene varios “planos”, como los invitados de la fiesta. Un país no está aislado del mundo, entendido además como estado en nuestro sistema actual, ocupa una posición dentro de una red e influye y se ve influenciado tanto por otros agentes, como por subestructuras como por el sistema como un todo (formando parte de él y participando de su evolución).

    En realidad, es todo Occidente el que está en crisis y los problemas internos de cada estado se agudizarán más y más, en la medida que esos estados tengan “amortiguadores” y sobre todo, el estatus en el sistema, dependerá que esos conflictos deriven en unas cosas u otras. De todos modos, con la que está cayendo en Venezuela no sería espontáneo que se llegara a una situación de descontrol pleno (Maduro parece tonto, pero no tiene ni un pelo), ahora, como siempre, si le pegan fuego desde fuera.

    En realidad, fíjate en un detalle: con todo lo que le están haciendo a Rusia, la economía de Rusia ya vuelve a crecer. En cambio, la de Brasil, ahí al lado, con el golpe de estado de rigor para poner a los elegidos imperiales, tienen el país hecho una eme, y la economía seriamente tocada.

    En el estudio apenas llegan a vislumbrar la complejidad del asunto. De todos modos, en este tipo de sistemas predicciones a corto plazo, al revés que la meteorología, son virtualmente disparos en la oscuridad, en cambio, las tendencias a largo plazo sí son evaluables y tratables estadísticamente. Hablo de conflictos de humanos y sociedades humanas. Pero claro, a largo plazo hablamos del tinglado o piezas gruesas del tinglado, no de unidades menores. La II GM no tenía por qué haber terminado con un gobierno fascista en España durante cuatro décadas, sin embargo así fue, si el golpe hubiera fracasado España se habría librado de todo el baño de sangre, habría permanecido neutral en la 2 GM y habría acortado enormemente las diferencias socioeconómicas con el núcleo europeo (tal y como pasó en la 1 GM), sin embargo pasó exactamente todo lo contrario.

    No estaba escrito en ninguna parte. Decir “mala suerte” es insultante por todas las personas que sufrieron el desastre (incluendo los necios que desataron y ganaron la guerra, por supuesto en muchísima menor medida), pero yo tengo mis ideas respecto de la incompetencia de determinadas personas muy pagadas de sí mismas que ocupaban cargos de responsabilidad previamente al desastre. Puede ser mi sesgo, obviamente.

  3. Tomás:

    ¡Vaya cara de mala uva que tiene el colega de la foto! Se ve que la estupidez está en nuestro ADN desde tiempos inmemoriales.
    Vivo en una zona de conflicto y un comentario mío nos hizo perder a un compañero valioso: ¿no resulta penoso?

    Hablas de Rusia como si fuera una víctima, estimado Dr., pero su democracia es una farsa. Bueno, todas lo son en mayor o menor grado.

  4. Dr. Thriller:

    No soy muy amigo del pack víctima-verdugo, es que el sadomaso no me va, ahora es que las injusticias me incendian, es algo que me puede y no debería, porque las cosas siempre hay que tomarlas con perspectiva. Bueno, se pueden tomar como se quieran, pero vamos…

    Lo que le están haciendo a Rusia no es nada comparado con lo que le hicieron a Irak antes de destruirlo o lo que hicieron con Libia o con Irán (régimen este que no me puede resultar más repulsivo por más que tenga políticas sociales, yo nunca trago con gente que aplica soluciones finales a sus enemigos políticos), a Grecia o México, o lo que le hacen a Corea del Norte, que por otro lado faltaría más tiene todo el derecho del mundo a tener pepinos nucleares, si el memo de Libia los hubiera tenido ahora Libia no estaría hecha un solar.

    No, no hay nada que se pueda llamar democracia. Hay mucho folklore, y no vamos a meternos en ese jardín. Desde luego en este no la hay.

    Simplemente me limitaba a apuntar que han intentado destruir la economía rusa con todo lo que han tenido, y no sólo no han conseguido nada sino que la han reforzado y se han autoperjudicado. En cambio, a Brasil le han faciltado el Globalín estadio 3 y han hundido el país en la pe eme, ha pasado de la cuarta economía mundial PPP al décimo puesto y sigue en barrena. No va a seguir. Y atención al próximo presidente, porque al cataplasmas de Lula ni de coña lo van a dejar, y tiene muchas papeletas un fascista de verdad, no de juja como el yanki. Cuando digo fascista, digo los que organizan escuadrones de la muerte y esas cosas. La crisis no es sólo ecológica, es total. La sociedad occidental está implosionando.

    Lo digo más que nada porque para la Amazonía son más que negros nubarrones. Y no, Putin no es muy ecologista, claro que comparado con los Masters del Universo es Flower Power encarnado (no el color).

  5. Tomás:

    Rusia es demasiado fuerte para ponerla de rodillas. Y sus recursos son descomunales, como lo es su territorio.

    Nadie tiene derecho a poseer esos pepinos nucleares. Ni Corea, ni Rusia, ni USA, ni ninguna otra nación. El problema es que nos topamos con la cruda realidad de que los tienen. Es el eterno problema de lo que debiera ser y lo que es; es decir de lo ético y lo infame.

    No solo la sociedad occidental está implosionando; es la humanidad toda la que se va al garete. Por eso digo que la estupidez humana no tiene límites, aunque creo que lo dijo ya hace bastante, nada menos que Einstein.

  6. Dr. Thriller:

    Honestamente, creo que no. Roma implosionó y no se fue la humanidad al garete (ni siquiera en el área de esa cosa extraña llamada pax romana, y digo porque existía más violencia durante esa pax que durante épocas anteriores, claro que la frase “paz de los cementerios” en ese contexto es precisamente romana), de hecho surgieron reciclados muy pintorescos de eso que llaman con bastante humor melting pot (a mí me recuerda a un vertedero de basura ideológico-religioso), entre ellos el cristianismo que de judeo tiene muy poco por no decir prácticamente nada -como lo prueba la supervivencia del propio judaísmo bajo la forma de su corriente más ortodoxa y como se dice hoy, talibán-, y mucho de greco-romano (y celto-germano de tapadillo), eso sí, en sus vertientes más retrógradas y reaccionarias. Por no hablar de otros reciclados más creativos aún entre nestorianismo barato y mazdeísmo de tapadillo que es la otra religión que ocupa hoy un papel importante a la hora de meter miedo, recurso este más viejo que la prostitución (una etología salida también de madre).

    Los chinos han tomado de Occidente lo que les ha dado la gana, y a estas alturas está claro que no van a tomar nada más, al contrario, pinta contrarreforma. Tres cuartos de lo mismo en la India, a pesar de adoptar el folklore anglófono, que mirado con lupa es interesante.

    La jugada está clara. Hay gente en EEUU y naturalmente en China que están deseosos de llegar a un acuerdo, algo similar a lo que hicieron el RU y EEUU al final de la 2 GM, donde EEUU pasó a ser el jefe y el RU el mandilón y les fue bastante bien a los dos. Aquí el problema es que China no podría ser el mandilón y EEUU no está preparado para serlo y no tengo nada claro que eso pueda llegar a ser, las consecuencias serían todavía peores. Pero en este contexto se mueve la presión hacia Rusia para empujarla contra China y abortar el acercamiento al eje franco-alemán, nada de crecimiento de vasallos y menos aún que vayan por libre. Como ves, implosión sí, pero una voladura igual de controlada que la romana. El colapso social es otra historia, pero tampoco les importa mucho.

    Y luego la periferia, pues eso. Es que de donde no hay, pues no se puede quitar.

  7. Miguel Ángel:

    Primates somos y en polvo nos convertiremos.

  8. Tomás:

    Durante el imperio romano y su formación y hasta no hace tanto, la Tierra producía mucho más y algo más, respectivamente, de lo que se consumía; ahora, este año, en agosto ya habíamos consumido todo lo que le es posible generar en el año: a eso se le llama agotamiento de los recursos. Así que…

  9. Dr. Thriller:

    Eso ya lo hicieron los romanos en su cortijo: consumir (muchísimo) más de lo que se podía reponer, y eso que las elites eran más reducidas en núnero que hoy. Resultado harto conocido. Los destrozos ecológicos no fueron comparables (extensiva ni intensivamente) a los actuales debido a la rudimentaria tecnología (la más avanzada de la época) y la baja densidad de población: en un área donde seguramente no llegaba a haber 50 millones de personas hoy hay alrededor de 600. La tecnología sigue “avanzando” (no se podría mantener tanta gente, si no), pero no al ritmo de sostener nuestros delirios.

    Ni siquiera sabemos muy bien qué pasó exactamente a escala ecológica, aparte de extinciones masivas de grandes animales (desde leones hasta uros) y una profunda remodelación de las poblaciones vegetales y boscosas cuyas consecuencias tampoco conocemos. En cualquier caso, la población se redujo espectacularmente y el resultado general fue una situación mucho peor a la anterior. Uno recuerda de los libros de historia del cole, el Mediterráneo prerromano era un hervidero de diversidad cultural en mutua interacción (el resto del mundo vecino era una montaña de eme, directamente no existían), desde entonces ese mar ha quedado en manos de 1, 2, como mucho tres (y de nuevo uno) paradigmas socioeconómicos. Es como la China antes del primer emperador, que se cargó 20 y tantas escuelas de pensamiento porque el estándar es el estándar. A lo bestia, claro.
    Sí, hay algo raro y de muy mal rollo con nosotros los “civilizados”. Ya no hay más que ver cómo nos destrozamos mutuamente, no tengo noticia de ningún salvaje que tenga una etología remotamente parecida.

  10. NeoFronteras:

    Me temo que estoy con Tomás en este asunto. El imperio romano cayó, es verdad la los humanos no desaparecieron, pero fue sustituido la barbarie y el integrismo religioso. Europa salió del agujero económico cuando se dedicó a explotar otras tierras.

    Ahora es con diferencia peor y nuestra capacidad de usar la violencia en pos de la lucha por los recursos es mucho más elevada. Todo lo que vemos no es más que pequeño adelantos, “trailers” de la película que está por venir. Los nacionalismos, la carrera nuclear, el terrorismo islámico, el integrismo religioso… no son más que síntomas. Hemos entrado en la era de la escasez y ya luchamos por los recursos. Somos demasiados y consumimos demasiado.

    Es verdad que una vez se tienen armas nucleares te respetan, pero cuantos más las tengan más probable que caigan en manos de un chalado (la historia nos dice que proliferan entre las élites políticas). Nadie debería tener derecho a tener armas nucleares, incluidos las superpotencias. Y nadie tiene derecho a sustraer comida a su pueblo para alimentar un sueño belicista loco como en Corea del Norte.

  11. lluís:

    Diría que un mundo de pequeños conflictos, muchos pequeños conflictos, cientos y cientos de ellos, aquí y allá, puede incluso resultar más insufrible que un gran conflicto. Es de suponer que un gran conflicto reduce el número de participantes en el conflicto, o les alinea en un bando u otro, o en pocos bandos. Podríamos decir que los “frentes” están más claros y los enemigos se localizan fácimente, con lo que se consigue una resolución menos dañosa y más rápida del conflicto que si se tienen a miles y miles de pequeños grupos en conflicto en la sombra.

    En cuanto a esa especie de “memoria colectiva”, la podríamos denominar, escalándola un tanto, ” Historia”. Se vuelve a apelar mucho a la Historia, para desenterrar viejos conflictos que parecían superados. ¡ Incluso en los EE.UU. se ha estado hablando de nuevo de algo que no se habló durante mucho tiempo!. ¡Su guerra civil!, con el esclavismo y todo lo que eso conlleva.

    En cuanto a armamento nuclear, creo que, dentro de lo malo, es lo mejor que nos puede pasar.La existencia de armas termonucleares, con toda seguridad ha impedido una Tercera Guerra Mundial, al menos hasta ahora.

    Sí solo Rusia, o China, por no decir ya Corea del Norte,un auténtico manicomio, en el que todo el mundo parece estar chiflado ( ¡que rara es la gente en ese país)tuvieran bombas atómicas, sin duda alguna seríamos Rusos, o Chinos o Norcoreanos. Sin olvidar que países tan inestables como Pakistán o India también son nucleares. De India ignoramos muchas cosas, pero sus enfrentamientos con los musulmanes de la propia India o de Pakistán son muy frecuentes, con victimas mortales, y el odio que se profesan musulmanes e hindús es enorme. Un punto caliente muy peligroso.

  12. Miguel Ángel:

    La pluralidad cultural tendría un aspecto indudablemente interesante que ya señalaste en alguna ocasión, Dr. Thriller: en el sentido de que si solo hubiese un mismo folclore en todo el planeta, no se presentarían alternativas diferentes a los paradigmas culturales al uso.
    Pero luego están todos esos conflictos acompañantes que señala Lluís, amén de nuestra incapacidad para ponernos de acuerdo y que se pone de manifiesto con el calentamiento global: una tragedia de los bienes comunes.

    Doble abrazo.

  13. Tomás:

    Resulta, por lo menos raro, que las pequeñas diferencias tengan tanta fuerza que, muchas veces, superen a las más fundamentales semejanzas. Para mi, es que muchos políticos medran por arreciar lo distinto. Podría suceder como en la guerra, creo recordar, de Los cuentos de Gulliver, por cascar el huevo de una u otra forma.

  14. Dr. Thriller:

    Es que todos los problemas derivan del sistema socioeconómico, y su cultura derivada y de soporte. Esa tendencia al monopolio tampoco es normal, en la evolución biológica la diversidad está favorecida porque es un mecanismo fundamental para el equilibrio, la reducción de la diversidad es claramente un síntoma de colapso, que es exactamente lo que pasa con todos los imperios humanos una vez que el frente de choque de su consumo alcanza al ídem de rapiña. Son, sin casi, un cáncer: se extienden hasta donde su tecnología se lo permite (incluyendo en este término la domesticación de especies), y luego colapsan, permitiendo de nuevo generar un nuevo ciclo de diversidad porque no queda otra que volver a adaptarse al entorno, dado que ya no queda energía ni recursos para intentar adaptar al entorno a nuestros delirios.

    Caso curioso es el del sistema chino, que viene colapsando cíclicamente desde hace 23 siglos, está por ver si por características endógenas de sus bases culturales o por meramente cuestiones geográficas. O ambas. O ninguna.

    Respecto al “problema” de Corea del Norte es que no tienen opción. Por supuesto que es un régimen impresentable y repugnante, pero no mucho peor que la media, y desde luego los hay infinitamente peores y no me columpio. Sin embargo, están en riesgo de ser agredidos y el país destruido porque existe una estrategia de cerco a China (y Rusia) e incluso la desestabilización que esto traería a Corea del Sur (o Japòn) forma parte del juego. Tampoco creo que el objetivo original fuese realmente tener armas nucleares, sin embargo la mejor política de ir de farol es tener en realidad una mano ganadora. Yo no veo otra opción ya de salida que EEUU les acabe reconociendo su estatus nuclear y se firme por fin, 65 años después, un tratado de paz. Después el régimen tendrá una posibilidad real de cambiar por sí mismo. Pero claro, está por ver que EEUU trague esta píldora y quién lo hace.

    Y sí, obviamente cuanta más proliferación nuclear más riesgo, eso es intrínseco al problema. Todavía no es demasiado tarde para revertir todo esto, pero algo pasa en el encuadre mental de los humanos cuando forman parte de estas estructuras sociales que no les permiten obrar conforme a la potencialidad con la que vienen de serie, y eso es algo antinatural en el más pleno sentido de una palabra que raramente lo tiene.

    No me explico muy bien porque tengo la sensación de que doy pie a pensar que mediatizo o minimizo los problemas. Todo lo contrario, intento hacer ver que son incluso mucho más graves que lo que las propagandas de parte venden.

RSS feed for comments on this post.

Deje su comentario si lo desea (Normas de participación)

Este sitio web usa cookies, el lector, al navegar por él, acepta por defecto su uso. Esta entrada se cerrará automáticamente a comentarios a los 30 días de su aparición. Su comentario no se publicará al instante, necesita ser aprobado y su aparición puede demorarse (mucho más en periodo vacacional). No olvide escribir el código numérico antispam, es muy importante. El retorno de carro es automático. Por favor, si no va a intentar escribir correctamente no envíe comentarios. Los comentarios pueden ser editados o incluso eliminados si no cumplen las normas de participación.

Si tiene problemas comentando lea esto.

(obligatorio)

(obligatorio)


*