NeoFronteras

Sobre la actividad de Yellowstone

Área: Geología — domingo, 29 de octubre de 2017

Un estudio sostiene que el supervolcan que hay debajo de Yellowstone habría entrado en erupción dos veces en 270 años.

Foto

Vivimos en un mundo y en un Universo peligrosos. La escala de tiempos a la que suceden los fenómenos catastrófico sobrepasa con creces la escala humana y por esta razón nos sentimos seguros.

Uno de los fenómenos que pueden poner la vida humana en peligro es el de la tectónica. Por un lado mantiene las condiciones de habitabilidad de nuestro mundo, pero, por otro lado, los fenómenos singulares que aparecen de vez en cuando pueden poner la vida en peligro. Un ejemplo de esto último son las erupciones volcánicas que pudieron ser responsables de algunas extinciones masivas.

Sin llegar a este extremo, los supervolcanes también pueden ser fenómenos muy catastróficos. El parque nacional de Yellowstone quizás parezca un remanso de paz y belleza, que lo es, pero se formó por culpa de un supervolcán. Un supervolcán que todavía está activo y que tarde o temprano despertará.

La explosión masiva que formó la actual caldera volcánica a la que ahora llamamos Yellowstone es una de las más grandes en los últimos 23 millones de años. Si nos queremos hacer una idea de lo que supuso nada como mirar un mapa de la zona. Yellowstone no es más que el hueco que hay en las Montañas Rocosas. La escala es monumental.

Hace unos 630.000 años este supervolcán tuvo una erupción catastrófica. Esta erupción cubrió con una capa de ceniza toda Norteamérica, capa que en los estratos forma lo que se llama tefra. Esta capa de tefra se puede analizar en los testigos extraídos en distintas zonas. Un evento de este tipo cambia necesariamente el clima durante un tiempo. Si algo así sucediera en la actualidad eliminaría el mundo moderno y tecnológico tal y como lo conocemos. De nuevo, las escalas de tiempo implicadas nos dan un margen de seguridad, pero tarde o temprano sucederá, estemos aquí para verlo o no.

Ahora, un nuevo estudio presentado recientemente en el congreso anual de las Sociedad Amaricana de Geología viene a decir que hace 630.000 años Yellowstone no presentó un único evento catastrófico, sino dos separados por sólo 270 años. Esto nos dice que este tipo de fenómenos podrían ser más frecuentes de lo que se pensaba.

Según algunos testigos extraídos de la costa de California a la latitud de Santa Bárbara, el supervolcan de Yellowstone habría entrado en erupción dos veces en 270 años. Las capas de tefrá finamente sedimentadas y halladas en esos testigos así parecen indicarlo, ya que permiten un registro paleoclimático de 4000 años de extensión con una resolución de sólo 10 años. Además, la cronología de esta capa coincide con periodos de tiempo en los que la temperatura global bajó 3 grados centígrados, según se mide a través de las proporciones de isótopos de oxígeno y de plancton fosilizado.

Cada uno de estos episodios habría durado unos 80 años. Esta duración tan larga de de inviernos volcánicos es mayor que la predicha por los modelos basados en polvo y compuestos de azufre atmosféricos y sugeriría la presencia de sistemas de retroalimetación climáticos que incluirían efectos oceoanográficos. Además, sugeriría que el sistema global del clima es altamente sensible en su respuesta a perturbaciones durante las transiciones al final de las glaciaciones.

Esta erupción doble no se apreciaría en el propio Yellowstone debido a que las rocas habrían sido meteorizadas por los elementos y mostraría sólo una erupción por falta de resolución temporal.

Si este estudio se confirma entonces habría que pensar que el supervolcan de Yellowstone se recarga más frecuentemente de lo esperado.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5795

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Foto: Wikipedia.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

4 Comentarios »

  1. Miguel Ángel:

    Algo sobre la bonita foto que ha escogido Neo:

    http://megaconstrucciones.net/?construccion=gran-fuente-prismatica

    El ojo de Belcebú,

  2. Tomás:

    Más me preocupan esas calderas que cada ciertos “periodos de tiempo” -redundancia manifiesta, pues, aunque existan otros pocos periodos, si dices “cada ciertos periodos” se entiende perfectamente- que los posibles meteoritos o metoerazos, pues aquí no cabe “diminutivo” a no ser que no lleguen a tierra.
    Quiero decir que tenemos más posibilidades de detectar y quién sabe si destruir o desviar, como sucede en alguna peli, un pedrusco espacial que hacer algo para aliviar una erupción.
    Muy bonitas las fotos de tu recomendación, querido Miguel.
    Abrazos.

  3. Javier:

    ¿270 años o 270000 años? Me extraña que haya habido un descenso global de 3 grados en 270 años y que cada erupción haya durado 100 años… ¿se trata de una errata?

  4. NeoFronteras:

    No, no hay errata. De todos modos, la entrada no estaba bien redactada en algunos puntos y se ha rehecho para que se entienda mejor.

RSS feed for comments on this post.

Deje su comentario si lo desea (Normas de participación)

Este sitio web usa cookies, el lector, al navegar por él, acepta por defecto su uso. Esta entrada se cerrará automáticamente a comentarios a los 30 días de su aparición. Su comentario no se publicará al instante, necesita ser aprobado y su aparición puede demorarse (mucho más en periodo vacacional). No olvide escribir el código numérico antispam, es muy importante. El retorno de carro es automático. Por favor, si no va a intentar escribir correctamente no envíe comentarios. Los comentarios pueden ser editados o incluso eliminados si no cumplen las normas de participación.

Si tiene problemas comentando lea esto.

(obligatorio)

(obligatorio)


*