NeoFronteras

La ketamina alivia la depresión en cuestión de horas

Área: Medicina — Martes, 15 de Agosto de 2006

Foto

La ketamina, un anestésico usado en animales y también “droga recreativa”, parece tener unas fuertes propiedades antidepresivas. Esto apunta a una nueva vía en el tratamiento de la depresión.
La droga es usada como tranquilizante en animales, pero es también conocida por su uso ilegal como droga recreativa (en la calle se la conoce como “Special K”).
Por desgracia sus efectos alucinógenos serían una contraindicación para su uso medicinal en personas, pero según un reciente estudio puede aliviar la depresión en unas dos horas y sus efectos positivos durar una semana o incluso más.
El problema con los antidepresivos actuales es que tardan una semana en empezar a hacer efecto. Pero, según los estudios realizados, algunos pacientes corren gran riesgo de cometer suicidio durante esa primera semana, una vez que empiezan la medicación. Esa es la razón por la que los investigadores buscan medicamentos alternativos.
Ya en 2000 un pequeño estudio (Biological Psychiatry, vol 47, p 351) sugería que la ketamina podría tener efectos antidepresivos.
Ahora Carlos Zarate, director de la unidad sobre desórdenes del comportamiento y ansiedad del Instituto Nacional de la Salud Mental en Bethesda (Maryland) y sus colaboradores han realizado un estudio más grande y detallado sobre los efectos antidepresivos de este fármaco.
Analizaron datos procedentes de 17 voluntarios que sufrían depresión moderada o severa y que no respondían bien a los tratamientos tradicionales con los fármacos al uso.
En la primera ronda de los experimentos se les administró una dosis intravenosa de ketamina o un placebo. Una semana más tarde se les administró justo el tratamiento contrario a no ser que los efectos del primer tratamiento fueran todavía evidentes.
El estado de los pacientes mejoró en 12 de los 17 casos que recibieron ketamina. Estos pacientes mostraron una reducción de un 50% en sus síntomas depresivos según la escala Hamilton que mide el grado de depresión.
En trabajos anteriores realizados con los antidepresivos tradicionales sólo el 63% de los pacientes mostraron mejora después de 8 semanas de tratamiento.
Lo más interesante es que los pacientes redujeron sus síntomas de depresión en las primeras dos horas después de administrarles ketamina y sólo a una persona a la que se le administró el placebo le pasó lo mismo. Además los efectos antidepresivos de esta droga duraron una semana en cuatro de los pacientes y dos semanas en otros dos de ellos.
La mayoría de los antidepresivos como Prozac o Paxil aumentan los niveles del neurotransmisor serotonina en el cerebro, pero la ketamina trabaja de manera diferente, en concreto mediante la regulación de los niveles de otro neurotransmisor denominado glutamato. Esto explicaría los efectos rápidos y prolongados de esta droga, y sugiere una vía diferente y prometedora para el desarrollo de nuevos fármacos antidepresivos.
El neurotransmisor glutamato está asociado con el aprendizaje y la memoria, pero también en la regulación del comportamiento (ScienceNOW, 24 April 1998). La ketamina actuaría bloqueando los receptores N-methyl d-aspartate (NMDA) del glutamato.
Sin embargo, las alucinaciones provocadas por esta droga cuando se abusa de ella, como senderos luminosos y similares, también se manifestaron, aunque en menor medida, entre los sujetos del experimento.
Zarate está ahora explorando diversos compuestos derivados de la ketamina para ver si se pueden obtener los efectos antidepresivos deseados sin los alucinatorios efectos secundarios.

Referencia: Archives of General Psychiatry (v 63, p 856).

Fuente: NIMH.

Nota: NeoFronteras desaconseja la automedicación en cualquier circunstancia.

Nota importante.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.