NeoFronteras

El fitoplancton oceánico no puede absorber el exceso de CO2

Área: Medio ambiente — viernes, 15 de septiembre de 2006

Foto
Foto de las nubes de fitoplancton frente a la costa argentina.

El fitoplancton del océano, es decir las plantas microscópicas que flotan en él, parece que no es capaz de absorber el exceso de CO2 producido por el hombre. Aunque se creyó en un pasado que parte de ese exceso podría ser fijado por este fitoplancton, la escasez de hierro le impide realizar ese trabajo.
El dióxido de carbono es absorbido por estas plantas que lo fijan en forma de materia orgánica gracias a la fotosíntesis. Pero el fitoplancton no es capaz de crecer tan rápido como quisiéramos aunque haya nitrógeno y fósforo suficiente en el medio. Hasta hace no tanto tiempo se desconocía la razón de esta paradoja.
Unos investigadores liderados por Michael Behrenfeld de Oregon State University han realizado un viaje en zigzag por el Pacífico durante 12 años recolectando miles de muestras de fitoplancton sobre las cuales han publicado varios artículos en el pasado.
Al parecer, y según publican ahora en Nature, el problema es que no hay suficiente hierro y el fitoplancton presente en esas aguas pobres en hierro no puede realizar la fotosíntesis de manera efectiva aunque tengan la misma o más cantidad de clorofila. En otros estudios se ha medido el nivel de clorofila desde satélite (ver foto), pero sin saber cómo de efectiva es esa fotosíntesis. Pero, de hecho, a menor cantidad de hierro más clorofila para poder aprovechar una eventual aportación de hierro, por lo que esos datos no son fiables.
El grupo de investigadores ha identificado tres regiones del Pacífico donde la escasez de hierro está produciendo un declive de este fitoplancton: cerca de la Antártida, cerca de Alaska y en el ecuador. Considerándolas en conjunto esta escasez de hierro hace que no se fije del 2% al 4% del CO2 mundial.
El registro de los nutrientes y su ubicación rellenan un hueco que había en los modelos climáticos. La mayor fuente de hierro de los océanos es en forma de polvo procedente de los desiertos. Según el clima cambie nuevos patrones de viento alterarán la aportación de hierro a los océanos, que alterará a su vez la fijación del dióxido de carbono. Y el exceso de este gas producirá más cambio climático.
Como podemos ver todo está interrelacionado.

Referencia: Artículo en Nature (de pago).

Fuente: Oregon State University.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. Norberto:

    A mi hija le pidieron una informacion redactada de la siguiente manera: “central poblacion de millones de fibra cuando haya escasez de fitoplancton” Favor de ayudarme

  2. NeoFronteras:

    La frase que menciona carece de sentido.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.