NeoFronteras

La expresión facial es parcialmente heredable

Área: Genética — Viernes, 20 de Octubre de 2006

Foto
Foto 1: Hijo y madre comprimen sus labios cuando están confusos. Foto: PNAS.

Parientes que nunca se han visto unos a otros comparten expresiones faciales similares, lo que probaría que dichas expresiones son innatas y por tanto heredadas.
Ya Darwin, hace unos 100 años, fue el primero en sospechar que las expresiones faciales, tanto en humanos como en animales, podrían ser innatas. Ahora se ha publicado un artículo interesante en Proceedings of the National Academy of Science sobre este asunto.
Las expresiones faciales expresan emociones y además son universales. De este modo una cara de disgusto será prácticamente la misma en cualquier país de la Tierra, no siendo cultural.
Hay naturalmente pequeñas diferencias en dichas expresiones debidas a las particularidades anatómicas de los individuos como la disposición de los músculos y nervios.
Según estos investigadores las expresiones aparecen por primera vez a los seis meses de edad y permanecen estables a lo largo de la vida del individuo. A pesar de la universalidad de las expresiones faciales, las diferencias en la musculatura del rostro podrían apoyar el carácter congénito del sistema.
Sólo se habían realizado unos pocos estudios basados en gemelos para confirmar la hipótesis. Pero incluso en esos casos estudiados de gemelos, existía la duda de si las expresiones son copiadas uno del otro por imitación a través de los años. Naturalmente gemelos separados al nacer y que compartan las mismas expresiones faciales para las mismas emociones probarían la hipótesis. Pero no es fácil encontrar este tipo de casos. Es mejor conformarse con parientes no tan estrechamente emparentados.
Gili Peleg y sus colaboradores de la universidad de Haifa en Israel realizaron unas pruebas en las que se estudió la expresión facial en 21 familias que contenían algún pariente ciego. Filmaron a los individuos (21 ciegos y 30 normales) mientras que se les pedía resolver un rompecabezas difícil, relatar una experiencia triste o alegre, oír una historia asquerosa, etc. Con esto se pretendía forzar a los voluntarios a mostrar diferentes emociones, como concentración, felicidad, enfado, disgusto, sorpresa, etc, a través de su expresión facial. Los parientes estaban relacionados en diferentes grados.
Los expertos analizaron los videos grabados para encontrar las escenas donde se expresaban emociones, y clasificaron las del mismo tipo.

Foto
Foto 2: Los ciegos de la izquierda y sus parientes de la derecha dotados de visión comparten expresiones faciales aunque algunos fueran separados al nacer. Foto: PNAS.

Los individuos ciegos mostraban algunos tipos de gestos muy similares a sus parientes videntes en comparación con los no emparentados. Para comprobarlo utilizaron un sistema informático de reconocimiento facial entrenado para encontrar similitudes, y por tanto supuestas personas emparentadas genéticamente. El programa analizaba la secuencia y frecuencia de los movimientos faciales usando un algoritmo estadístico. Según los resultados del análisis, el programa conseguía asignar ciegos y videntes emparentados en un 80% de las ocasiones para algunas emociones.
Como los ciegos no pueden ver las expresiones de sus parientes no pueden copiarlas, cosa que sí sería razonable pensar en el caso de individuos videntes, y por tanto estos detalles de la expresión facial serían heredados.
Incluso los parientes separados al nacer comparten las mismas expresiones faciales. Por ejemplo un hombre ciego abandonado por su madre dos días después de nacer, y que no volvió a reunirse con ella hasta que cumplió los 18, comparte con ésta expresiones faciales (Foto 1).
Al parecer algunas expresiones rotundas como la felicidad, sorpresa o disgusto son más universales, mostrando pocas diferencias entre individuos escogidos al azar. Sólo las más sutiles son más susceptibles de ser similares entre parientes.
Se especula que los genes pueden afectar a los músculos y nervios de la estructura facial creándose limitaciones biológicas que haría que las expresiones faciales entre parientes fueran similares. Otros científicos creen que las expresiones faciales entre parientes pueden tener una base evolutiva. De este modo las similitudes familiares en el estilo de expresión tendrían un valor adaptativo para los individuos, e irían encaminas a reconocer a los individuos de su propio grupo.

Referencia : Proceedings of the National Academy of Science (DOI:10.1073 / pnas.0607551103) | Resumen.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. nathalie:

    Hola, estoy muy contenta por haber encontrado un espacio de informacion cientifica que en mi caso contribuye a mi desarrollo universitarios. Felicitaciones por la información.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.