NeoFronteras

Consiguen obtener semillas de algodón no tóxicas

Área: General — jueves, 30 de noviembre de 2006

Foto
Foto: Royal Botanic Garden (RU).

El algodón se ha venido cultivando desde hace 700 años para la producción de fibras con las que confeccionar tejidos. Pero la planta del algodón no nos suministra una bola de fibras blancas totalmente limpia. Dentro de dicha bola hay un montón de semillas que hay que separar del algodón. Algunas de ellas pueden servir como semillas para la siguiente cosecha, pero ¿qué hacer con el resto?
Por cada kilo de algodón limpio se producen más de tres kilos de semillas. En el mundo se producen 44 millones de toneladas de semillas de algodón.
Cada semilla de algodón contiene un 22% de proteína de alta calidad. Una manera de aprovechar ese recurso es como alimento directo para al ganado. El aceite que se extrae de las semillas también puede ser destinado para el consumo humano, pero sólo puede ser consumido por las personas una vez se ha purificado. Esto se debe a que las semillas contienen una toxina natural denominada gosipol que pueden dañar el corazón y otros órganos internos, así como reducir la fertilidad.
Ahora un grupo de investigadores ha manipulado genéticamente la planta del algodón para que sus semillas carezcan de la toxina.
Con esta variedad de algodón es mucho más barato extraer el aceite de las semillas y su cultivo es más rentable. Los granjeros podrían tener una fuente de proteínas baratas para el ganado sin contraindicaciones o incluso ser consumida por los seres humanos.
Se ha intentado eliminar la toxina durante décadas, e incluso en 1950 se encontró una variedad natural que carecía de la toxina. Lamentablemente esta variedad era mucho más vulnerable a las plagas, y por tanto el cultivo de este mutante natural no era rentable y se abandonó. En plantas de algodón normales la toxina presente en las semillas también lo está en las hojas y es precisamente eso lo que protege a la planta frente al ataque de los insectos.
Para poder eliminar la toxina sólo de las semillas pero mantenerla en las hojas fue necesario que los biólogos moleculares empezaran a pensar en los caminos metabólicos que las semillas usan para sintetizar el gosipol.
El equipo de investigadores dirigido por Keerti Rathore de Texas A&M University pensó que se podría intentar usar tecnología basada en interferencia de RNA para silenciar específicamente determinados genes. Estos investigadores pensaron concretamente en evitar la expresión del un gen implicado en las primeras etapas de síntesis de la toxina. Construyeron una secuencia de RNA que bloqueaba el gen y que le impedía expresar la proteína, además añadieron un elemento que asegurara que esto sucediera sólo en las semillas.
La idea funcionó muy bien y las plantas transgénicas contienen un 99% menos de toxina en las semillas que las plantas normales.
Estas plantas crecen normalmente y su cultivo no entraña ninguna dificultad especial. Las semillas, que según dicen saben a garbanzos, cumplen con los parámetros de la FDA americana y del OMS para el consumo humano. Si todo el algodón plantado en el mundo tuviera esta característica habría una nueva fuente de proteína para alimentar potencialmente a 500 millones de personas.
Gracias a esta planta va a ser más fácil usar las semillas como alimento para el ganado y para humanos por lo que se le pronostica un buen potencial. El aceite de semillas de algodón será más fácil de obtener y más barato. De todos modos se tardarán muchos años hasta que esté comercialmente disponible.
Pero el meollo del asunto será la aceptación del producto por parte de la gente, que cuando oye “transgénico” el individuo medio sale huyendo (quizás mientras se fuma un cigarrillo). Pero en un mundo cada vez más superpoblado, y que alcanzó la población óptima hace ya mucho tiempo, la búsqueda de nuevas fuentes de alimento se hace imprescindible.

Referencias:
Texas A&M University.
Resumen del artículo original en PNAS.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. claudia banquez:

    Me gustaría que se mostrara en la página la información de cuánto algodón se produce en el año en Colombia.
    También como es el proceso de extraer el aceite comestible proveniente de él.

  2. Alejandro T..:

    Podría suministrar como suplemento semilla de algodón al venado cola blanca.
    Se sabe que la semilla de algodón por su características tiene un volumen mayor que cualquier otro suplemento, conocen el consumo diario de semilla de algodón de un venado o animal similar, lo anterior para saber la factibilidad de dar como suplemento en áreas abiertas esta semilla.
    gracias

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.