NeoFronteras

Sobre el polonio radiactivo que mató a Litvinenko

Área: General — martes, 28 de noviembre de 2006

Foto
Alexander Litvinenko. Foto: BBC.

Según los expertos el uso de polonio-210 para matar a Alexander Litvinenko da entender que detrás hay una gran superpotencia, grupo militar importante o algún tipo de institución gubernamental.
Como ya saben por los medios de comunicación, el espía ruso que falleció el otro día a los 43 años de edad en el Reino Unido fue envenenado con polonio-210, un isótopo radiactivo que de algún modo se le administró. Según la Health Protection Agency (HPA) de aquel país este isótopo ha sido encontrado en la orina de la víctima tras unos análisis.
New Scientists ha consultado con el experto en el tema Nick Priest que usa este elemento radiactivo regularmente en sus investigaciones científicas. Según este experto es muy difícil encontrar una fuente de este material en la Unión Europa porque es una sustancia muy controlada y muy difícil de sintetizar. Se necesita un reactor para la producción de este isótopo con el que irradiar el precursor.
Se ha calculado que la dosis recibida podría ser un mínimo de un gigabecquerel, aunque para conseguirla bastaría la administración a la víctima de unos pocos microgramos en forma salina de este elemento, pues es intensamente radiactivo. Tan poca cantidad pasaría desapercibida y no añadiría sabor extraño alguno a la bebida o comida.
Una vez dentro del organismo se encargaría de dañar todos los tejidos que se encontrase a su paso con el resultado que ya conocemos.
Este isótopo es un emisor alfa y, como es muy fácil bloquear este tipo de radiación (un simple papel lo consigue), no sería detectado en aeropuertos por los sensores de radiactividad.
Otros expertos consultados señalan que ya que la vida media de este isótopo es de 138 días necesariamente tuvo que ser sintetizado en un pasado reciente. Su emisión se debilita mucho al cabo de un año y es casi inexistente al cabo de cinco.
Según la HPA hay otras personas que se quejan de los mismos síntomas y podrían haber estado con la víctima en el restaurante de sushi y en el hotel donde estuvo la víctima, donde se encontró polonio-210 hace unos días. Recientemente también se han encontrado señales del isótopo en unas oficinas.
En el pasado el polonio-210 se usó como iniciador en las bombas atómicas fabricadas en EEUU, RU y Rusia. Junto con berilio se consigue la fuente de neutrones necesaria para iniciar la reacción en cadena en dichas bombas. Fue producido en Dayton (Ohio) como parte del proyecto Manhattan. Se desconoce si el polonio-210 se usa con fines militares en la actualidad.
Según Dudley Goodhead de la MRC Radiation and Genome Stability Unit todo hace pensar que este envenenamiento es una operación de alta tecnología, pero que por otro lado ha sido estúpido su uso porque ha dejado detrás demasiadas evidencias y un rastro fácil de detectar. Análisis de los restos del polonio-210 encontrados podría dar pistas sobre su origen.
El polonio fue descubierto en 1897 por el matrimonio Curie. Se conocen 25 isótopos diferentes del este elemento, todos radiactivos. Sus núcleos, al tratarse del mismo elemento químico, siempre constan de 84 protones. En el caso del polonio-210 el núcleo consta además de 126 neutrones. Una manera de producir este isótopo es mediante el bombardeo de bismuto con neutrones en un reactor nuclear. Se estiman en unos 100 gramos anuales la producción mundial de polonio.
Un muestra apreciable ioniza el aire a su alrededor produciendo un resplandor azul. Se ha utilizado como fuente de calor en ingenios espaciales, pues un sólo gramo de este isótopo produce 140 vatios de potencia.
En muy pequeñas cantidades es muy peligroso si se inhala o ingiere, pero es casi inofensivo si permanece fuera del organismo, pues la epidermis (formada por células muertas) detiene las partículas alfa. Según Wikipedia la dosis mortal al ser ingerido es de 0,12 millonésimas de gramo y de o,o26 si se inhala. Una porción cúbica de 0,35 mm de lado de este isótopo proporciona 3400 veces la dosis mortal al ingerirse.
La radiación alfa daña el ADN de las células. A pequeñas intensidades produce mutaciones, y a altas destruye el ADN mismo impidiendo la renovación celular. Las células productoras de cabello, de renovación frecuente, son de las primeras en sentir los efectos de la radiación, produciendose la pérdida del cabello. Este es el primer indicio o señal de los efectos de la radicación sobre el organismo, y en el caso de Litvinenko una pista.

Fuente principal: New Scientist.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

9 Comentarios

  1. Yo:

    “Según la HPA hay otras personas que se quejan de los mismos síntomas y podrían haber estado con la víctima en el restaurante de sushi y en el hotel donde estuvo la víctima”

    La radiación alfa no puede salir de la víctima una vez ingerida, y ese es el motivo de su gran toxicidad. Si en el hotel ya tenía el polonio en el cuerpo, no pudo afectar a otros, y si otras personas fueron afectadas quiere decir que también ingirieron el tóxico. Dadas las ínfimas cantidades que se manejan, deberían estar muertas. Yo creo que son casos de hipocondría.

  2. NeoFronteras:

    Curiosamente este isótopo, procedente de la desintegración natural del uranio, es producido en los abonos fosfatados que contienen uranio y con los que se cultiva el tabaco. La planta absorbe este elemento y se deposita en las hojas que serán finalmente fumadas. Es en última instancia el mayor responsable del cáncer de pulmón en fumadores, según demuestran los experimentos realizados con animales.

  3. Evil Preacher:

    Es interesante como diferentes páginas que publican en Hispaciencia se contradicen entre ellas, supongo que es síntoma de independencia, pero este caso es extremo. El martes nos decís aquí que el polonio 210 es muy dificil de conseguir y sólo una superpotencia tiene acceso, lo que apunta a los servicios secretos rusos. Ayer, en magonia nos dicen que cualquier mindundi se puede hacer con esa substancia, lo que favorece las declaraciones de Putin
    ¿Quién tiene razón? ¿De dónde proceden las diferentes informaciones?

  4. NeoFronteras:

    En esta noticía se dice que “…es muy difícil encontrar una fuente de este material en la Unión Europa porque es una sustancia muy controlada y muy difícil de sintetizar”. La fuente de información está mencionada, así como el que realizó esa afirmación.
    En EEUU quizás sea diferente y se pueda comprar (¿cuánto?). En todo caso, sintetizarlo en un garaje no es posible.
    Naturalmente siempre se puede robar.
    De todos modos un señor que crea en los ovnis no parece una fuente segura de nada.

  5. Evil Preacher:

    Gracias por tu respuesta, ahora lo tengo más claro. En todo caso mi hábito tiende a desconfiar antes de la versión que favorece al poder (en este caso la versión “extraterrestre” favorece a Putin).

  6. Eduardo Ramirez:

    Vamos chicos, no os alarmeis, que parece que leeis El Mundo demasiado…
    Vamos a ver, es una empresa que se dedica a vender material de laboratorio, compuestos químicos y por supuesto materiales radiactivos. ¿Sabeis que se puede comprar agua deuterada en cualquier empresa de este tipo? A veces pieso que podría inventar la fusión fría.

  7. NeoFronteras:

    El agua pesada o deuterada no es radiactiva. Por otra parte la alarma es absolutamente injustificada, salvo por el problema político.

  8. marcos alonso:

    Existe la posibilidad de que Litvinenko estuviera traficando con estas sustancias, y como dicen otras noticias quizás con terroristas (aunque quizas quieran que creamos eso, quizás es todo teatro y distraccion para ganar mucho dinero). Pudiera existir también la posibilidad de una bomba…

  9. Eduardo Ramirez:

    Sé que el deuterio no es radiactivo, solo hice esa observación como anecdota de lo que se puede comprar y hacer. Siento que mi observación no esté correctamente explicada.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.