NeoFronteras

Plantas en peligro de extinción

Área: Medio ambiente — viernes, 16 de julio de 2010

Miles de plantas aún por descubrir se enfrentan a la extinción, muchas más de las que previamente se pensaba.

Foto

Enfrentadas a la amenaza de la pérdida de hábitat y al cambio climático, miles de raras especies de plantas con flores pueden terminar extintas a lo largo de todo el mundo incluso antes de que sean descubiertas. Esto es al menos lo que se describe en un artículo publicado en Proceedings of the Royal Society B por un grupo de investigadores británicos y norteamericanos.
Según Lucas Joppa, del Microsoft Research en Cambridge (RU), los expertos del campo han estimado que puede haber entre 5 y 50 millones de especies, pero que sólo se han descubierto 2 millones hasta el momento. Según este investigador, usando un método novedoso, él y sus colaboradores han estimado que el total de especies de angiospermas y calculado cuántas quedan por descubrir.
Se basaron en los datos disponibles o line de la lista mundial de familias de plantas seleccionadas del Real Jardín Botánico en Kew. Han calculado que hay entre un 10% y un 20% más de plantas con flores aún por descubrir de lo que se pensaba anteriormente. Según Joppa, esto tiene unas implicaciones enormes desde el punto de vista de la conservación, sobre todo porque muchas de las especies aún por descubrir serán extremadamente raras y estarán amenazadas.
Según David Roberts, de la Universidad de Kent, la nueva estimación puede usarse para inferir la proporción de todas las especies amenazadas. Si se toma el número de especies que se sabe que ya están amenazadas y se tiene en cuenta las que están por descubrir, estos investigadores pueden estimar que entre un 27% a un 33% de todas las especies de angiospermas existentes están amenazadas de extinción.
Según Joppa, este porcentaje refleja el impacto global de factores como la pérdida de hábitat, que además puede aumentar si se consideran otras amenazas como en cambio climático.
Según Stuart Pimm, el momento no puede ser más perfecto. El año 2010 es el año internacional para la biodiversidad. Han escrito un artículo que ayuda a responder una pregunta obvia: ¿Cuánta diversidad hay ahí afuera, y cuántas especies se perderán antes de que sean descubiertas?

Para terminar y compensar la fría descripción anterior, sólo recordar que cada especie es irrepetible por siempre y para siempre, y que la extinción es definitiva. Cada especie que desaparece es irrecuperable. Una especie no solamente es una fuente de conocimiento científico, ya que puede que quizás guarde la respuesta a algunas de las preguntas que el ser humano se plantea, sino que además puede contener la cura para alguna enfermedad. Cada especie es una carta en el castillo naipes del ecosistema. Jugar a ir quitando cartas y esperar que el castillo no se derrumbe (llevándonos a nosotros con él) es de ilusos egoístas.
Por desgracia, el ser humano aún no ha desarrollado una moral universal hacia otras especies diferentes a la suya. Creemos que somos dueños del planeta, cuando en realidad sólo somos parte de él. Una sociedad putrefacta, una psicología egoísta y una personalidad acomplejada están produciendo un sistema económico en crecimiento exponencial, algo que está llevando a la explotación máxima de todo lo que nos rodea (incluyendo las propias personas).
Una riqueza biológica almacenada durante millones de años se perderá para siempre en sólo unas décadas. El resultado será la perdida irremediable de belleza y el empobrecimiento económico, moral e intelectual de una especie humana tan numerosa que merece su propia extinción.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3192

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

3 Comentarios

  1. Petrus:

    Ni una moral universal hacia otras especies ni respecto de la suya propia. Creo que hubo un primer intento, fallido, con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que, si no me equivoco, hay países que no han firmado, con ser tan obvios. Así las cosas, esa DHDH es como la cara de una moneda ( los derechos ) a la que le falta la cruz ( los deberes humanos ). Cuando alguna vez he tratado este tema en mis clases, he dicho a mis alumnos que el derecho a merendar de los niños no tiene sentido si no hay alguien obligado a prepararles la merienda…
    ¿ Cómo vamos a conseguir esa moral respecto de otros si no la tenemos con los nuestros , en bastantes casos ? Lo verdaderamente extraño es que una especie así haya prosperado tanto en tan poco tiempo que ahora casi ” llena la tierra “.

  2. Diego Tentor:

    Me parece haber encontrado gente enojada, algo raro por acá, pienso que la vida como una totalidad puede estar tranquila ya que va a sobrevivir al hombre, como mucho en una decena de milenios (una capa de polvo en la montaña de la vida) la tierra nos encontrará otra vez siendo pocos y mas preocupados en sobrevivir que en la naturaleza del átomo, es el destino de toda especie, a la par la cocina de la vida seguirá poniendo sobre la tierra cientos de nuevas especies que intentarán hacer lo mismo.

    Creo sin embargo si debiera existir una moral respecto del resto de las especies creo que es mala idea comenzar otorgándoles valor solo por ser funcionales al hombre [“Una especie no solamente es una fuente de conocimiento científico, ya que puede que quizás guarde la respuesta a algunas de las preguntas que el ser humano se plantea, sino que además puede contener la cura para alguna enfermedad. “] dado que si existe sobre explotación de recursos es justamente porque el hombre entiende la naturaleza en función de si mismo.
    Seria como decir “voy a traer un hijo para que me mantenga de viejo”.
    La imagen que tenemos de la muerte de la especies es antropológica, nada en la naturaleza ha muerto de verdad, solo se esta reinventando.

  3. tomás:

    Estimado Petrus: El derecho de los niños a merendar no debe conllevar el deber de otros, sino que hay que imbuirles un deber propio; quizá prepararse ellos mismos la merienda, dejando limpia la cocina, por supuesto.
    <un cordial saludo.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.