NeoFronteras

Sumidero oceánico de dióxido de carbono daña vida marina

Área: Medio ambiente — viernes, 23 de febrero de 2007

Foto

Según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences parte del dióxido de carbono de origen humano se sumerge en las profundidades marinas (o al menos el océano Atlántico Norte). Esto sugiere que el fondo del océano hace de almacén de este gas en mayor medida de lo esperado. Por tanto los océanos continuarán absorbiendo las emisiones de este gas más rápidamente y por más tiempo, reduciendo el impacto (ya imparable) del calentamiento global. Pero esta contribución a la disminución del efecto invernadero, se hace a un coste muy alto para la vida marina.
Cerca de la mitad del dióxido de carbono atmosférico producido por la actividad humana desde el comienzo de la revolución industrial ha terminado en el océano. Este gas, junto con el oxígeno y otros gases se disuelven en la superficie del mismo y se difunden a otras partes gracias a las corrientes. Como el océano es muy grande tiene una gran capacidad de absorber este gas. Este efecto siempre se ha sabido, pero la cuantía exacta no.
Finalmente el CO2 es transportado al fondo del océano, pero en estudios previos los investigadores fueron incapaces de decir qué porcentaje de este gas a profundidades mayores de 4000 metros corresponde a un origen humano.
Ahora Douglas Wallace del Instituto Leibniz de las Ciencias Marinas de Kiel (Alemania) y sus colaboradores han conseguido averiguar que la concentración de CO2 en la cuenca occidental del Atlántico Norte es al menos un 10% del de la de la superficie. Extrapolando este porcentaje al resto del los fondos oceánicos se deduce que hay una gran reserva de CO2 antropogénico en el océano. Esto representa una invasión por unas 500.000 millones de toneladas de de este gas de origen humano de los fondos oceánicos.
Hasta ahora se utilizaban indicadores como los clorofluorcarbonados, o el C14 producido por las explosiones nucleares, para averiguar qué parte de ese dióxido de carbono es de origen humano, pero estas técnicas sólo servían para el dióxido de carbono moderno producido después de la segunda guerra mundial.
Este grupo de investigadores ha desarrollado una nueva técnica para averiguarlo. El nuevo método está basado en factores como el pH y la temperatura.
Según este gas es llevado a la profundidad, las aguas superficiales pueden absorber más CO2. Este gas además acidifica el agua en el que se disuelve y cuanto más profundo vaya más tiempo permanecerá allí. Midiendo el cambio el pH y la temperatura a distintas profundidades y su variación respecto al tiempo estos investigadores pueden inferir la cantidad de CO2 de origen humano.
Aunque este efecto es bueno al retirar este gas de la atmósfera y conseguir reducir el efecto invernadero el océano se acidifica cada vez más y disuelve los esqueletos calcáreos de corales y otras criaturas marinas. Estamos cambiando radicalmente el pH del océano. Es decir, la actividad humana está cambiando la química del océano.
Hay un nivel de profundidad por encima del cual el carbonato cálcico no se disuelve y sí lo hace por debajo. Tanto la calcita como el aragonito, que son formas de carbonato cálcico que utilizan estos seres para construir sus esqueletos y caparazones, se disuelven a partir de cierto nivel de pH y temperatura. Los corales de las profundidades, por ejemplo, utilizan esqueletos de carbonato cálcico.
El aragonito es ya inestable a partir de cierta profundidad en la cuenca estudiada y según los cálculos este nivel de inestabilidad ha subido 400m desde los tiempos preindustriales y se espera un que llegue a hasta los 700m en 2050.
Curiosamente los corales del Pacífico parece que están consiguiendo resistir de momento aunque ya vivan por debajo del nivel de saturación del aragonito.
Sobre el efecto que tendría el supuesto secuestro del CO2 en los fondos marinos estos investigadores no dicen nada, pero obviamente un escape de su posible almacén no sería nada bueno.

Referencias:
Tanhua T., et al. PNAS, doi:10.1073/pnas.0606574104 (2007).
Corales de las profundidades (NOAA)

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

4 Comentarios

  1. emilio:

    Hombre, curiosamente en otro topic os había comentado este efecto.
    Llevo años diciendo esto: “el Co2 se disuelve en agua y se disocia en acido carbónico, el acido carbónico es un ácido débil, el ácido baja el pH… luego, el pH del mar se hará más ácido y… alguien va a sufrir por ello”
    Eso es algo de cajón pero ignorado por los medios, por la prensa, por, incluso, el gremio científico -si existe algo así llamado-.
    Es una simple reacción química que se estudiba en 3º de BUP.
    Pues bien, años han pasado y ahora parece que ya llega a la red, le quedarán unos meses para llegar a la prensa, unos años para llegar al CSIC, dos años más para llegar al despacho del ministro, uno más para que se pierda y vuelva a aparecer dos años más en el estante de “otros” y uno más para hacer un plan de choque que cueste un riñón y no sirva para nada.
    Y ese no es el principal problema, de hecho es el más pequeño: este es un problema de escala, el mar lleva absorbiendo “alegremente” todas las Tn de CO2 que enviábamos a la atmosfera (de hecho, si el mar no existiera el efecto invernadero nos habría arrasado en el 1960 o antes). Así que hagamos lo que hagamos (ya sea hacernos de greenpeace, comprar una bombilla de bajo consumo o ir andando al bar) la inercia de semejante masa de agua y ácido es imparable, ni secuestro de CO2, ni reforestación, ni reducción de emisiones ni nada. Es así, triste, pero así.
    Eso sí, saldrán expertos que solucionarán las cosas en la primera página de los periódicos y ahí se quedarán: cobrando.
    Estoy esperando ver al verdadero experto que diga: señores, señoras, sálvese quien pueda.
    Una pregunta que hago a los lectores: ¿Cual es el tope de absorción -aproximado- del CO2 en el mar? Es decir, si tomamos la solubilidad del CO2 -imaginemos a una T=10ºC media-, más su disociación y posterior equilibrio. ¿Estamos ya en el tope de absorción o aún queda más Tn por absorber? -pase lo que pase con el CO2, que, hasta que no corroa los yates de emilio botin, nadie hará nada-.

    Enlace interesante.

  2. NeoFronteras:

    Este problema se lleva debatiendo desde hace tiempo en la comunidad científica, pero los medios no se han hecho eco del asunto. Aunque hace ya año y medio se publicó algo al respecto en NeoFronteras que pueden leer aquí:
    http://neofronteras.com/?p=473

  3. emilio:

    Sí, hay algunos científicos que estudian esto. Pero, la verdad, y visto la gravedad -repito: la gravedad- del tema, es un grupo minoritario y casi marginal. Lo cual es muy triste ya que es un fenómeno con una inercia que lo convierte en virtualmente imparable.
    Espero que poco a poco salga más en los medios y que sirva para frenar esta loca carrera de emisiones.

    Un saludo.

  4. NeoFronteras:

    Hay muchos científicos que han advertido sobre este y otros problemas derivados de las emisiones de dióxido de carbono. Por desgracia los intereses de grandes corporaciones han hecho que éstas contrarrestraran en los medios con informes falsos y comprados durante años, sobre todo en EEUU.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.