NeoFronteras

La extinción de los dinosaurios no allanó el camino a los mamíferos actuales

Área: Biología — Lunes, 9 de Abril de 2007

Foto
Castorocauda lutrasimilis vivió hace 160 millones de años.

Según la teoría hasta ahora aceptada los mamíferos eran unos seres escasos, insignificantes y poco diversificados que vivían en los resquicios que el ecosistema les dejaba, pues los dinosaurios ocupaban casi todos los nichos ecológicos. Entonces vino el meteorito y extinguió a los dinosaurios, y los mamíferos tuvieron la oportunidad de extenderse y diversificarse sobre la faz de la Tierra rápidamente.
Sin embargo ahora, gracias a la recreación del superárbol de los mamíferos recientemente propuesto, se empieza a pensar que la diversificación de éstos se produjo mucho tiempo antes y mucho tiempo después de que el famoso meteorito nos visitase hace 65 millones de años durante el Cretácico y estableciera el límite K-T.
Un superárbol pretende ser una carta de la diversificación de un particular linaje, en este caso el los mamíferos.
La ramificación más profunda, según este estudio, en la que los monotremas (ornitorrincos y similares, mamíferos ponedores de huevos) se separó del resto fue hace 166 millones de años. Hubo además una explosión en el linaje de los mamíferos hace 85 millones de años. Las especies de mamíferos de las cuales descendemos existían, por tanto, antes del límite K-T del Cretácico.
La extinción de los dinosaurios habría tenido escaso impacto en la diversificación y especiación de los mamíferos actuales. En el superárbol de las familias de mamíferos propuesto se puede observar que los principales grupos aparecieron millones de años antes de la extinción del Cretácico y no fueron dominantes hasta millones de años después de que desaparecieran los dinosaurios.
Según Olaf Bininda-Emonds de la Universidad Tecnológica de Munich y autor principal del estudio, aunque la extinción de los dinosaurios abrió nichos ecológicos hasta entonces ocupados, esto no allanó el camino a la evolución de los mamíferos. Incluso mucho tiempo después de que se extinguieran los dinosaurios, los antepasados de los mamíferos actuales todavía no se habían diversificado.
Hubo una pequeña explosión evolutiva de los mamíferos justo después de la extinción, pero ocurrió en grupos que o bien se han extinguido o bien de los que han quedado muy pocas especies, como por ejemplo los perezosos.
Según el análisis de 40 linajes de extintos de mamíferos se puede ver que el ritmo de diversificación casi no cambió después de la extinción de los dinosaurios.
Los grupos de mamíferos exitosos actuales (que incluye a los primates y por tanto a nosotros) mantuvieron un perfil bajo y no se ramificaron hasta hace 50 o 55 millones de años durante el Eoceno, cuando los mamíferos comenzaron a evolucionar rápidamente. Por tanto, casi todos los principales grupos de mamíferos, incluyendo los primeros roedores, murciélagos y primates empezaron a florecer sobre el planeta 20 millones de años después de la extinción del Cretácico.
Curiosamente un análisis similar realizado hace un tiempo sobre las aves y publicado en Biology Letters revela que más de 40 linajes aviares sobrevivieron a la extinción en masa del Cretácico. Si asumimos que las aves descienden de los dinosaurios como los paleontólogos afirma, podemos decir que, en cierto sentido, una clase de dinosaurios sobrevivió a la extinción.
Este equipo de investigadores ha reconstruido el árbol de los mamíferos basándose en datos de ADN sobre el 99% de las 4554 especies conocidas de mamíferos. Además usaron las fechas de diversas ramificaciones establecidas a través del registro fósil, y relacionaron los datos entre sí para calibrar el sistema.
Los datos de ADN usados provienen de la comparación de secuencias de 66 genes que están presentes en todas las especies estudiadas. Por ejemplo, la versión humana del citocromo B puede ser comparada con la del chimpancé y saber la distancia evolutiva, y por tanto temporal, que nos separa de ellos, pues el número de diferencias en las secuencias entre dos versiones del mismo gen permite a los investigadores estimar cuándo ocurrió la divergencia entre dos especies.
Según los análisis los primeros roedores y otros mamíferos caminaron entre los dinosaurios, pero en el registro fósil ninguno de estos grupos se remonta mucho más atrás. El reto para los paleontólogos estará ahora en encontrar dichos fósiles perdidos que todavía no se han encontrado.
No está claro qué es lo que produjo la inicial explosión de los mamíferos hace 85 millones de años, y mucho antes de la famosa extinción. Entre las posibilidades que se barajan está la separación de los continentes, la aparición de las plantas con flores y una caída en la temperatura global.
La segunda explosión de hace 50 millones de años coincide con el más largo y rápido evento de calentamiento global conocido y durante el cual las temperaturas se elevaron 7 grados centígrados en algunos zonas. Esto llevó a muchas especies a la extinción y dio una oportunidad a otras.
No es del todo inesperado que justo después de la desaparición de los dinosaurios los antepasados directos de los mamíferos actuales no experimentarán un empuje. Las especies que evolucionan después de una extinción masiva tienen una vida relativamente corta y se extinguen. El comienzo de la recuperación parece ser inestable en el tiempo.
El resto de los científicos del ramo cree que este trabajo es una buena primera aproximación a la realidad. Aunque algunos creen que la primera ramificación, cuando surgieron los monotremas, se produjo hace 200 millones de años como mínimo si nos basamos en ciertos análisis moleculares.
En todo caso este modelo abre las puertas a un mejor entendimiento de la historia evolutiva de los mamíferos y fuerza a una revisión de las causas ecológicas y de otro tipo que están por debajo de la reciente proliferación de los mamíferos.

Fuentes y referencias:

Bininda-Emonds O. R. P., et al. Nature, 446 . 507 – 512 (2007) (de pago).
Imperial College London.
Filogenia.
Eras geológicas.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

5 Comentarios

  1. MacCano:

    Que no comente no significa que no lea, como siempre, muy interesante el post. Aunque por desgracia, y refiriéndome al post anterior, podría decirse que en muchos casos esta información cae en saco roto… :-(
    Gracias por estos pequeños momentos de iluminación.

  2. NeoFronteras:

    Pues la verdad es que a veces es un poco frustrante, pero ya sabemos de antemano el éxito de una noticia antes de su publicación. Noticias como “¿Por qué hay gente fea?” o “La belleza del hombre está en los ojos de las amigas” tuvieron mucho éxito y por eso se publicaron. La población es bastante predecible. Otras noticias que llevan mucho trabajo y son muy interesantes y profundas como “Decisiones morales y emociones”, sin embargo, casi no son leídas. La política detrás de las publicaciones es poner “cebos” fáciles para ver si así se consigue atraer lectores hacía otros temas más “áridos” y de algún modo tratar de democratizar el conocimiento e invertir la tendencia social hacia la “superficialidad”.
    Pero es difícil luchar contra los condicionantes culturales de los pueblos.
    Gracias por sus palabras.

  3. Alexander Chiu Werner:

    Dejo un comentario para expresar que este es uno de los mejores portales que he encontrado en la Red. Y no dejo de recomendarlo a mis amigos. Les agradezco el tiempo que invierten en el portal, para bien de nuestra cultura científica. Saludos.

  4. danny ortega:

    Manden más información sobre teorías de la extinción de los dinasaurios, pero que no sea la extinción del meteorito, sino otras teorías que tengan sobre esa extinción de los dinasaurios.

  5. Blanca:

    Me parece muy bien todo lo que habéis dicho en esta gran y magnífico texto.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.