NeoFronteras

Explican la menopausia evolutivamente

Área: Genética — jueves, 27 de septiembre de 2007

Foto
Foto: Paul Goyette, vía Flickr.

Según sugiere un estudio reciente la menopausia apareció por evolución para que las madres se transformaran en abuelas que cuidaran de los nietos. Los datos reales procedentes de África indican que la menopausia crea abuelas sin hijos a su cargo que aumentan las posibilidades de supervivencia de los nietos. Los modelos matemáticos predicen además que lo mejor para la supervivencia de una población humana es que la menopausia llegue a una edad relativamente temprana.
La fertilidad de las hembras humanas se detiene alrededor de los 50 años de edad, antes de que las mujeres sean viejas. En otros mamíferos esta condición se da como una características más de la vejez. Parece que la menopausia se da en humanos deliberadamente antes y que es controlada genéticamente. Quizás estos genes fueron seleccionados por evolución.
Se han propuesto dos teorías que tratan de explicar este hecho:
La primera afirma que debido a las particulares dificultades del parto en humanos, tener niños a edad avanzada pondría en peligro la vida de la madre y la naturaleza desactivaría el peligro antes de que eso ocurra.
La segunda teoría afirma que la menopausia permite a la mujer hacerse mejor cargo de los nietos que obviamente también llevan sus genes.
Ahora Daryl Shanley y sus colaboradores de Newcastle University (RU) han publicado un artículo en el apoyan la segunda de esta teorías. Primero han analizado datos sobre los nacimientos y muertes de 5500 personas en Gambia entre 1950 y 1975, antes de que llegara allí la medicina moderna, y por tanto en una situación que se aproximaba bastante a las condiciones experimentadas por las mujeres durante la evolución humana.
Los datos revelan que un niño tenía 10 veces menos posibilidades de sobrevivir si la madre moría antes de éste cumpliese los dos años de edad, y que un niño de entre uno y dos años de edad tenía el doble de posibilidades de sobrevivir si su abuela vivía en ese tiempo. Otros familiares no parecen tener ningún efecto significativo.
Para comprobar la primera teoría los investigadores usaron además un modelo matemático para calcular el ritmo de crecimiento de la población si la edad máxima a la que la mujer podría concebir se aumentase de los 50 a los 65 (una edad a la que la mujer es más proclive a morir antes de que el hijo tenga dos años). Encontraron que esto afectaba negativamente sólo a unos pocos niños.
Para comprobar la segunda hipótesis el grupo de investigadores creó otro modelo en el que la mujer, como abuela, ayudaba a los vástagos de sus hijos, encontrando que así conseguía doblar las expectativas de vida de estos nietos. Introduciendo una variedad de genes para controlar la menopausia vieron cómo se podrían haber seleccionado los que provocan la menopausia a los 50.
Cuando la menopausia pasa a esta edad alrededor del 60% de los niños tienen abuela viva que no tienen niños propios que les cuida, pero si ocurre a los 65 años el porcentaje cae al 10%.
Si embargo si la menopausia ocurre más tarde el modelo predice que la población crece más lentamente o incluso declina y que el óptimo se da en a los 50 años.
El efecto sobre cada caso individual es pequeño, pero al tener en cuenta la población como conjunto el efecto es importante. El efecto es incluso más dramático cuando las abuelas ayudan además a otros niños.
Las abuelas portadoras de genes de menopausia temprana aumentarían las posibilidades de superviviencia de sus nietos que portarían esos mismos genes con lo que a la larga esos genes serían seleccionados.
Como siempre ocurre, el ser humano no es una especie diferente de las demás y está sometido a las mismas reglas biológicas y evolutivas que el resto, sobre todo cuando hasta hace no tanto tiempo no había tecnología ni medicina que las pudiera alterar.

Fuente y referencia:
New Scientist
Proceedings of the Royal Society (DOI:10.1098/rspb.2007.1028)

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

10 Comentarios

  1. Ceprio:

    Un profesor ya nos explicó algo parecido el año pasado, y es un asunto curioso. El objetivo de un organismo es reproducirse, y de alguna forma no tiene sentido estar vivo si no te puedes reproducir, así que la menopausia era sin duda un fenómeno interesante.

  2. Ikiriku:

    No hace falta irse hasta Gambia, aquí (en Europa) una pareja tiene serias dificultades para compaginar niños y trabajo si carece de abuelos que cuiden de la prole. Es evidente que las circunstancias han cambiado, pero los resultados del estudio son igualmente aplicables en nuestra sociedad.

  3. lluís:

    Leyendo el último parágrafo uno puede llegar a pensar que sin la medicina moderna, la evolución de la especie podría haber sido siendo distinta de como lo ha sido hasta ahora. En este sentido podría decirse que la medicina supone un freno a la propia evolución. ¿Estoy equivocado?

  4. NeoFronteras:

    Indudablemente una enfermedad genética (o predisposición a enfermedad) que antes eliminaba a un humano no pasaba a la descendencia y la población quedaba libre del problema al cabo de unas generaciones. Ahora no es así. Pero desde un punto de vista humano hay que ayudar a los enfermos, no castigarlos como hacía el régimen nazi.
    Cuando la medicina mejore aún más se podrán eliminar los genes que provocan enfermedades en el momento de la concepción. De este modo se eliminarían a largo plazo esas enfermedades con una “evolución dirigida”.

  5. Ricard de Sant Feliu:

    Algunas cosas en este artículo no las veo claras. Cuando se afirma que a los cincuenta años una mujer todavía no es vieja, no se tiene en cuenta que hace apenas tres siglos la esperanza de vida en Europa rondaba esta edad, y era inferior en la edad media (unos 45 años). La medicina moderna está alargando la vida (sobretodo en occidente), evitando causas de mortalidad, pero todavía no ha detenido el envejecimiento.
    Creo más bien que la menopausia evita los riesgos, tanto para la madre como para el hijo, de procrear en un estado fisiológico que no es el idóneo para ello. De modelos matemáticos podemos hacer a montones y no necesariamente reflejan la realidad, aunque aparentemente apoyen nuestros argumentos.

    Un saludo.

  6. NeoFronteras:

    Sólo unas de aclaraciones. Recuerde que también se basan en datos reales recogidos en Gana en una situación que se asemejaba a las condiciones que había hace mucho tiempo. En cuanto a la esperanza de vida ha oscilado a lo largo de la historia.
    Los modelos matemáticos están detrás de toda la ciencia, incluso detrás del ordenador que utiliza ahora mismo. Un modelo puede ser erróneo o no, pero el hecho de que haya matemáticas detrás es una garantía y no un lastre.
    Por último, la menopausia no se da en animales. Desde el punto de vista evolutivo una hembra que no está en condiciones de reproducirse es prescindible si ya no cuida de su progenie. Incluso es mejor que desaparezca para que no compita por los recursos. En esas circunstancias los posibles riesgos para la madre es un factor que a la evolución no le importa.

  7. ruth:

    Yo creo que esta muy mal eso de la menopausia porque las mujeres sufren esto y los hombres poco. Debería haber curas o medicinas naturales.

  8. tomás:

    Apreciada ruth:
    Me he permitido citarte en el comentario 4 del artículo “Genética frente a ambiente en el envejecimiento”. Digo que consideras injusta la discriminación que hace la naturaleza entre hombres y mujeres, pero que esta no entiende de justicia.
    Tampoco entiende de otros valores, exclusivamente humanos. Por ello te recomiendo que pienses en la suerte del macho de la mantis religiosa.
    La realidad es como es y no como quisiéramos que fuese.
    Un afectuoso saludo.

  9. tomás:

    Ruth:
    Perdón por dejarme lo más importante: Estoy seguro que la medicina no tardará en poner remedio a esa injusticia.

  10. NeoFronteras:

    Estimada Ruth:
    Desde el punto de vista biológico o evolutivo el concepto de justicia no tiene sentido. Solamente lo tiene desde el punto de vista humano. Por otro lado el debate hombre-mujer es un debate un tanto trasnochado. Puestos a filosofar es muy injusto que los hombres puedan ser padres, pero madres. Pero esta afirmación, desde el punto de vista biológico, es estúpida.

    Ya hay tratamientos hormonales para mitigar los efectos secundarios de la menopausia. Lo que tampoco parece lógico es ser madre a los 60, como ya permite la medicina moderna.

    En cuanto a lo de “natural”. Naturales son las setas venenosas, las víboras, avispas, medusas, los virus, las bacterias patógenas, la mordedura de un león o un hipopótamo, un rayo… Natural no necesariamente es bueno ni artificial es necesariamente malo. La medicina es artificial y la muerte muy natural.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.