NeoFronteras

El cambio de hora afecta a las personas

Área: Medicina — lunes, 29 de octubre de 2007

Los cambios de la hora introducidos por los gobiernos y debidos a los supuestos ahorros de energía afectan a los ciclos circadianos naturales humanos.

Foto

Cuando en primavera adelantan la hora para ahorrar energía, el reloj interno del cuerpo de las personas no se ajusta tan rápidamente como pensamos. Al menos eso es lo que se afirma en un artículo publicado en Current Biology el 25 de este mes.
Los resultados del estudio sugieren que este cambio regular en el sistema horario, que es practicado por un cuarto de la humanidad, representa una significativa disrupción estacional y que el cambio de la hora puede tener efectos colaterales en la fisiología humana.
Según Till Roenneberg de la Universidad Ludwig-Maximilian-University en Munich (Alemania) cuando se introduce un pequeño cambio en un sistema biológico, que a primera vista puede parecer trivial, visto en un contexto más amplio, puede tener un impacto más importante que lo que previamente podíamos pensar. Aunque es demasiado prematuro afirmar que el cambio horario tenga un impacto sobre la salud, los resultados indican que deberíamos considerar seriamente (siempre de acuerdo al autor del estudio) los efectos de esta política y realizar más investigaciones sobre este asunto.
Como en otros animales el reloj circadiano interno humano usa la luz del día para sincronizarse con el ambiente y el cambio estacional. De hecho, es tanto así que el comportamiento humano se ajusta progresivamente de este a oeste con el amanecer en cada huso horario.
Independientemente de que aproximadamente 1600 millones de personas sufren esta política del cambio horario, sólo unos pocos estudios han investigado su impacto sobre la fisiología y comportamiento humanos. Según estos estudios el patrón de sueño se ajusta en unos días.
Por eso el grupo de Roenneberg llevó a cabo un estudio amplio en el que se analizaron los patrones de sueño de 55.000 personas en Europa Central. Concluyen que el patrón temporal de sueño en los días no laborables obedece al progresión estacional del amanecer bajo el horario normal pero no bajo el horario alterado para ahorrar energía.
En un segundo estudio analizaron el patrón temporal de sueño y la actividad de 50 personas durante 8 semanas alrededor de las dos fechas de cambio horario, y teniendo en cuenta las preferencias del reloj natural interno de cada persona o “cronotipos”, que iban de madrugadores a gente que se iba tarde a la cama. Encontraron que tanto el horario de sueño como el pico en el nivel de actividad se ajustaban bien en otoño al cambio de hora, pero la actividad no se ajustaba bien después del cambio de hora de primavera, especialmente en aquellos que estaban levantados hasta tarde.
Aunque una hora parezca que es poco, es equivalente a unas 10 semanas en la progresión natural entre el ciclo de actividad-sueño que dicta momento del amanecer (cuatro semanas en primavera y seis en otoño). Es como si la población entera de Alemania, por ejemplo, fuera transportada a Marruecos en primavera y devuelta a su país en otoño. Esto, en el contexto del ciclo circadiano estacional, tiene un gran efecto.
El investigador concluye, después de tener en cuenta la sincronía estacional, que el ciclo circadiano humano no se ajusta a la transición del cambio de hora, especialmente para algunos cronotipos, en primavera cuando se observa el patrón de actividad. Esencialmente el reloj interno permanece en el tiempo estándar de invierno mientras que las personas tienen que ajustar sus horarios sociales y de trabajo a un reloj adelantado de verano.
Por otro lado los pocos estudios sobre el verdadero ahorro de energía que se consigue con el cambio de hora concluyen que dicho ahorro es como mínimo discutible. ¿Se plantearán los gobiernos a raíz de todo esto un cambio en esta política en el futuro?
Y a usted, ¿le afecta el cambio de hora? ¿De qué manera le afecta? ¿Le afecta más en primavera o en otoño?

Fuentes y referencias:
Cell Press.
Discutible extensión del horario de verano.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

4 Comentarios

  1. daniela:

    Mi cronotipo corresponde a acostarme tarde y levantarme pronto y no me afecta el cambio horario.
    No comprendo bien el párrafo que comienza “Aunque una hora…” ni la parte que corresponde al ejemplo de “toda Alemania…”.
    El artículo es muy interesante y creo que, en efecto, merece investigarse si se consigue un ahorro energético significativo. Saludos.

  2. NeoFronteras:

    El párrafo que menciona quiere decir que para que de manera natural amanezca una hora antes se necesitan que pasen cuatro semanas en primavera por las fechas cuando se efectúa el cambio horario y para que amanezca una hora más tarde se necesitan seis semanas en otoño. En total suman diez.
    Por otro lado, el autor del estudio es alemán y pone como ejemplo a la población de Alemania. Alemania está en un huso horario una hora por delante de Marruecos. El cambio de hora equivale a vivir con el horario marroquí.

  3. Casimiro Gardea Orozco:

    Nuestro estado de Baja California Sur también está en esta fase del cambio de horario, a mí en lo particular me sucede que con el cambio de horario me acuesto una hora mas tarde y por lo tanto me levanto una hora mas tarde, realmente el beneficio es que la tarde se hace mas larga y aprovechas mas la luz del día, pero al levantarte en la mañana, las veces que puedo hacerlo, el ahorro de energía es muy poco porque de cualquier manera hacemos uso mas temprano de nuestros aparatos eléctricos, ya sea televisión radio, plancha microondas e incluso la computadora.

  4. Noctámbulo:

    Sí, en efecto, muy interesante. Pero llevo ya un buen rato buscando información sobre de qué manera afecta a los que trabajan a esas horas donde el cambio horario se efectúa y el intento ha sido en vano. Parece que nadie se acuerda de los que a esas horas trabajan y de los que lo hacen una hora más gratuitamente.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.