NeoFronteras

Los hologramas dinámicos están un poco más cerca

Área: Tecnología — Martes, 12 de Febrero de 2008

Unos investigadores de la Universidad de Arizona han conseguido hacer hologramas borrables y reutilizables en unos minutos.

Foto
Imágenes de un automóvil y de un cerebro procedentes de una pantalla holográfica reescribible. Foto: University of Arizona College of Optical Sciences, Nitto Denko Technical Corp.

Los hologramas existen desde hace décadas. Gracias a una luz láser se pueden crear unas fotos que contienen la información tridimensional del objeto retratado. Además de sensación 3D lo fascinante es cambiar de punto de vista y ver el objeto desde otras perspectivas. Incluso rodearlo para el caso de hologramas cilíndricos.
En cada punto de esta “foto” se contiene información sobre todo el objeto, de tal modo que si el holograma se cae al suelo y se rompe (se solían hacer con placas de vidrio) se obtienen varios hologramas, cada uno de ellos del objeto al completo. Se ha intentado usar esta propiedad de almacenamiento de información para crear memorias de ordenador futuristas, pero la imposibilidad de regrabar los datos es un escollo muy importante.
Añadamos que los hologramas plateados de las tarjetas de crédito no poseen muchas de las características de los hologramas verdaderos, pero permiten ser creados durante un proceso de impresión de manera sencilla.
Las imágenes estereoscópicas especiales vistas a través de las gafas polarizadas o LCD, tampoco son hologramas aunque tengamos sensación 3D, pues si cambiamos de punto de vista la imagen percibida no cambia.
Además, tengamos en cuenta que los hologramas de las películas de ciencia ficción, que parecen no necesitar de un soporte físico, no existen en la realidad o de momento no se han inventado.
Ahora investigadores de University of Arizona dirigidos por Nasser Peyghambarian han conseguido crear hologramas reescribibles. Aunque de momento el proceso es muy lento, gracias a este descubrimiento, se espera contar en un futuro con pantallas holográficas dinámicas que sean capaces de representar una acción que sea vista en 3D sin necesidad de gafas especiales.
Estas pantallas se podrían usar para una multitud de aplicaciones, pero de momento están lejanas en el tiempo. Según los investigadores podrían usarse en realidad virtual, en medicina, en supermercados para mostrar productos, en la industria del entretenimiento y en aplicaciones militares.
El dispositivo consiste en un plástico especial en forma de lámina entre dos planchas de vidrio recubiertas cada uno con un electrodo. Las imágenes se escriben en la lámina plástica, que está hecha de un polímero fotorrefractivo, gracias a un haz láser y la aplicación de un campo eléctrico de 9000 voltios. Los investigadores toman varias fotos corrientes desde diversas perspectivas para así escanear el objeto y el sistema las ensambla en un holograma tridimensional.
Una división de las fuerzas armadas norteamericanas, que es quien financia al grupo, está interesada en este tipo de hologramas para su uso en los visores de los pilotos de avión . Aunque ya había pantallas holográficas en el pasado, éstas eran estáticas. El nuevo sistema permitiría cambiar el motivo mostrado según las circunstancias.
El prototipo de 10×10 centímetros muestra sólo imágenes de color rojo pero los investigadores creen que se podrán hacer pantallas holográficas que representen todos los colores en el futuro. El holograma mantiene la imagen durante tres horas y para cambiarla necesita de unos pocos minutos. Una vez el holograma es escrito el voltaje de mantenimiento baja a “sólo” 4000 voltios.
Para tener un holograma dinámico real se necesitarían 30 ó 25 imágenes por segundo, y de momento esta meta está lejos. El polímero utilizado es muy poco sensible a la luz y a eso se deben parte de sus limitaciones. El alto voltaje es también otro problema, sobre todo si se pretende usar un sistema de estos como almacenamiento masivo de información en ordenadores o como pantalla delante de la cabeza de un individuo, siendo en ambos casos, como poco, arriesgado.
Es de suponer que tarde o temprano se consigan solucionar todos los problemas y tengamos por fin pantallas holográficas dinámicas y a todo color para las que no necesitemos gafas. Entonces el mercado nos hará desearlas después de habernos dejado un dinero en las pantallas planas gigantes de alta resolución 1080 que se compran ahora.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Resumen artículo original.
Vídeo.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. radek:

    “En cada punto de esta “foto” se contiene información sobre todo el objeto, de tal modo que si el holograma se cae al suelo y se rompe (se solían hacer con placas de vidrio) se obtienen varios hologramas, cada uno de ellos del objeto al completo.”

    Nunca entendí como funciona esta propiedad de los hologramas… ¿Cual es el menor tamaño que puede tener un fragmento de placa del que se pueda extraer una imagen completa?

  2. NeoFronteras:

    Cuanto más pequeño es el fragmento menos detalle del objeto contiene, pero siempre aparece entero.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.