NeoFronteras

La energía solar barata está más cerca

Área: Tecnología — Miércoles, 2 de Abril de 2008

Una compañía va a producir células solares a 1,65 dólares por vatio. Para 2012 esperan que su precio baje al dólar por vatio, y esto la haría competitiva respecto al carbón.

Foto

Actualmente la energía solar fotovoltaica devuelve la energía consumida en la fabricación de los paneles solares en menos de dos años. La duración de los mismos está garantizada por los fabricantes durante 25 años. Así que energéticamente la energía solar es favorable. Por desgracia, lo que no está garantizado es su amortización económica. Los paneles solares son caros, incluso aquellos fabricados con tecnología madura y convencional de silicio.
Ahora unos investigadores del MIT han creado una empresa spin-off para abaratar este tipo de energía. Pretenden producir células solares de silicio tratadas especialmente para aumentar su eficacia. La idea no es la fabricación de un nuevo tipo de célula solar sofisticada basada en materiales raros, sino tomar la tecnología existente y mejorar su rendimiento y abaratar su precio.
Predicen que para el año 2012 las instalaciones basadas en este tipo de células solares proporcionen energía eléctrica a con un coste que iguale a la producida por el carbón en centrales térmicas, es decir, alrededor de 1 dólar por vatio de potencia instalada.
La compañía, denominada 1366 Technologies, recibió una subvención de 12,4 millones de dólares y ya está construyendo una planta de producción piloto a escala que fabrique las primeras células solares. Éstas tendrán un rendimiento del 19,5% y costarán 1,65 dólares por vatio. Esto significa una mejora del 27% en la eficiencia respecto a las células solares similares comercializadas hoy en día, que tienen un 15% de eficiencia y un costo de 2,10 dólares por vatio.
Estas células están hechas de silicio policristalino (muchos paneles solares comerciales actuales son de este tipo de silicio), que normalmente es menos eficiente que el silicio monocristalino, pero es más barato. Una de las mejoras más importantes en el diseño es dotar a la superficie expuesta al sol de una textura especial. La textura rugosa permite a la célula capturar más luz solar y dificulta que sea reflejada o que escape al exterior una vez dentro. Además el cableado está por debajo de la superficie, por lo que éste no bloquea parte de la luz. Este cableado de plata es además muy fino y por tanto más barato.
En el futuro esta compañía espera construir plantas solares de 100 megavatios basadas en esta tecnología a lo largo de todo el mundo.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa del MIT.
1366 Technologies.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

4 Comentarios

  1. RicardM:

    Este tipo de tecnologías va en la línea propuesta por Bjon Lomborg de mejorar la eficacia de las fuentes limpias de energía, en lugar de buscar simples sustitutos a los combustibles fósiles.

  2. Jose Piñeiro:

    Interesante noticia, pero por el momento se trata de una previsión, no de una realidad.
    Lo que no acabo de entender es la necesidad de usar plata para realizar el cableado. Como el cableado está en la parte posterior da igual su grosor, y perfectamente se podría usar aluminio, mucho más económico.
    Sigo pensando que la mejor solución para abaratar el precio es usar células de pequeño tamaño (la parte cara del sistema) y concentrar en ellas la luz mediante lentes Fresnel.

  3. NeoFronteras:

    Quizás la previsión sea incluso conservadora. Ahora se fabrican ordenadores más rápidos y más baratos que hace unos años. ¿Por qué no va a pasar lo mismo con las células solares basadas en el mismo silicio? Sólo hace falta el suficiente incentivo.
    En cuanto al uso de la plata u otro elemento no depende sólo de su capacidad conductora, sino de su facilidad de fabricación, su compatibilidad con el resto de los elementos, etc.

  4. Manuel:

    José Piñeiro, coincido contigo en que los sistemas fotovoltaicos de concentración son muy prometedores, y que siempre es más barato el plástico que el silicio o los semiconductores raros de alto rendimiento, pero el problema es que los sistemas de concentración requieren caros y aparatosos mecanismos de apuntamiento, y además sólo dan energía bajo radiación solar directa, por lo que no resultan demasiado eficientes en lugares que no sean como el desierto de Almería, por no hablar del problema de la fiabilidad mecánica a muy largo plazo (no sé si es muy aventurado pensar que el motor mecánico de un seguidor solar vaya a durar los mismos 25 años que una placa de silicio, y el coste de una avería cada pocos años podría ser mayor que el beneficio que supone su mayor rendimiento teórico).
    Con un coste por watio pico tan bajo como 1 dólar, quizás resulte en el futuro más económico simplemente “alfombrar” de placas tejados y superficies con orientación óptima, o incluso totalmente horizontales, para evitar pérdidas de superficie por sombreado, en lugar de recurrir a dispositivos orientables, que además ocupan más superficie por las pérdidas por sombreado. Creo que el futuro de la energía solar será bastante híbrido: sistemas de concentración fotovoltaica con lentes de Fresnel para generación eléctrica a gran escala en secarrales con poquísima nubosidad, concentración termosolar con conservación de calor en sal donde se necesite almacenar energía por las noches, y placas fijas de bajo coste y alto rendimiento del estilo de la que menciona este artículo en todos los demás lugares.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.