NeoFronteras

Exitoso vuelo del Falcon 1

Área: Espacio — martes, 30 de septiembre de 2008

Hace un par de días el cohete privado Falcon 1 realizó la primera misión orbital con éxito. Es el primer cohete privado de combustible líquido que logra esta meta.

Foto

El cohete, que había fracasado en sus anteriores intentos, por fin consigue alcanzar la órbita terrestre sin problemas. El Falcon 1 es el primer cohete privado de combustible líquido que consigue este logro.
La compañía Space X, que es la que ha diseñado este cohete, tiene planes para desarrollar otros lanzadores más potentes basados en la misma tecnología. La idea es poder tener un sistema de lanzamiento muy barato aunque no sea fiable 100%. El cohete se lanzó desde el atolón Kwajalein, situado en el Pacífico Central.
Los datos analizados indican que la órbita alcanzada por el cohete (o más bien la segunda etapa y su carga de pago) es exactamente la que se había previsto. La carga de pago consiste en una estructura hexagonal de 165 kg de peso realizada en aluminio de 1,5 metros de altura diseñada específicamente para la misión. La carga de pago permanece anclada a la segunda etapa del cohete mientras orbitan juntos la Tierra. El cohete está diseñado para colocar en órbita baja una carga de 420 kg.
La compañía planea incluso abastecer a la estación espacial espacial internacional con la versión Falcon 9 capaz de colocar 12 toneladas en órbita baja. Esperan realizar el primer vuelo de prueba de este modelo el verano que viene.
Anexa al cohete los técnicos de la compañía colocaron una cámara con la que han grabado el vuelo completo. En el vídeo se puede ver cómo se condensa el agua al atravesar las nubes o cómo la tobera se pone al rojo vivo frente al fondo negro del espacio exterior.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Web de Space X.
Vídeo.
Vídeo en YouTube.
Sobre Falcon 1 en NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

7 Comentarios

  1. lluís:

    Son bastantes las personas reacias a las aventuras espaciales, la colonización del espacio, diría yo, alegando para tal rechazo la gran cantidad de dinero que todo esto cuesta y que podría ser empleado en “atenciones sociales varias”. Tanto desde el punto de vista económico y desde el meramente científico es interesante que la industria privada se adentre en el campo de la aeronáutica espacial. Por un lado más y más gente se abrirá a nuevas experiencias y más serán los que empiecen a mostrar interés en el espacio, y por otro lado acabará generándose una potente industria (ya se están diseñando hoteles espaciales) que al crear puestos de trabajo nuevos harán que la investigación del espacio exterior reciba menos críticas (para mí infundadas). Todo ello debe redundar en beneficio de la ciencia. Por ello sólo cabe felicitarse por este éxito privado.

  2. NeoFronteras:

    Aquellos que están en contra del espacio simplemente están mal informados. Sin tecnología espacial no tendríamos satélites meteorológicos que nos dijeran el tiempo que va a hacer (millones de euros en negocios agrícolas) o que nos avisarán de los huracanes. Sin otros satélites no veríamos los efectos del calentamiento global sobre los hielos polares, el efecto de los incendios forestales y muchas otros problemas medioambientales. Sin satélites espías hace tiempo que habríamos volado todos por el aire…

    La versión 1e de este cohete pone 1 tonelada en órbita baja por 9 millones de dólares. Además la idea es hacer este tipo de lanzamientos con muy poco tiempo desde que se contrata (días o incluso horas). Es un precio muy por debajo del precio actual del mercado. El kilo sale a 6000 euros. Incluso un caprichoso, si se junta con otros pueden poner su propio satélite.
    La versión “heavy” del Falcon 9 podrá colocar 30 toneladas en LEO, e incluso ya tienen diseñado un vehículo para llevar astronautas o carga a la estación espacial.
    Lo malo es que no parece un sistema muy fiable. El cohete falló en las tres intentonas previas.
    Aunque sólo sea para colocar satélites científicos de observación terrestre, el tener un sistema barato es una gran ventaja. Recordemos que no es fácil conseguir dinero para una misión espacial científica.

  3. lluís:

    Muy buena la información suplementaria, Neo. En general, y tal como andan los asuntos de los “activos tóxicos”, creo que las restricciones para la investigación científica en general van a ser draconianas, y no sólo en EE.UU. Sólo hay que echarle un vistazo al chiste (buenísimo) que tenéis en vuestra sección de humor, sobre el tipo que tiene cáncer y los equívocos entre éste y el doctor que le informa sobre su enfermedad. Por ahí andará la cosa.

  4. NeoFronteras:

    Gracias, haremos llegar su felicitación al dibujante.

  5. pablo:

    jeje, es el doctor house,………. por el bastón.

  6. Guillermo:

    La empresa Galactic Suite (ver su página web), promotora del hotel espacial, propone el sistema de lanzadera o catapulta electromagnética como primera fase para situar en órbita baja un transportador recuperable para los usuarios del hotel. ¿Podrían decirme si esta opción es realista para los plazos que propone dicha empresa? Gracias.

    Guillermo

  7. NeoFronteras:

    La catapulta electromagnética es factible técnicamente, pero para esa función es discutible por la misma razón que el cañón de Verne no funciona para ir a la Luna. Para no aplastar a los pasajeros la aceleración debe ser pequeña y para alcanzar suficiente velocidad se necesita mucho tiempo y durante ese tiempo se necesita contacto con el sistema.
    Entonces o bien aplastas a los pasajeros o construyes una cañón electromagnético muy largo y muy caro.
    La cosa es menos problemática si sólo se lanza carga. Se ha planteado en serio para esta función.
    Quizás ha hecho sus cuentas y compensa para alcanzar cierta velocidad y luego se enciende un cohete. Si consiguen ahorrar algo quizás les merezca la pena.
    Pero hay que tener cuidado con este tipo de empresas. No sería la primera vez que se funda una empresa “ambiciosa” y se financia con fondos de capital riesgo. Al cabo de un tiempo tiran la toalla, pero mientras tanto ha vivido a lo grande.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.