NeoFronteras

Macacos ansiosos y macacos culturales

Área: Etología — viernes, 23 de enero de 2009

Unos estudios recientes nos hablan de las similitudes entre los macacos y los humanos.

Foto
Macacos japoneses (Macaca fuscata). Foto: Wikimedia Commons.

¿Estamos hechos de una sustancia especial y distinta a la de los otros animales que pueblan este mundo? Si nos referimos al ADN o a las proteínas tenemos que decir que no, incluso compartimos el mismo código genético con la alcachofa o la babosa. Sin embargo creemos que nuestros sentimientos o nuestra capacidad de tener cultura son únicos.
En los últimos días ha habido un par de resultados que nos recuerdan, una vez más, que la distancia entre nosotros y otros animales parece más cuantitativa que cualitativa. Uno habla la determinación genética a la hora de tomar riesgos sociales y otro de una cultura de manipulación de piedras que pasa de generación en generación.

En el primer resultado que vamos a ver se ha podido comprobar que una forma especial de serotonina controla el comportamiento social de los macacos rhesus y podría proporcionar a los investigadores un nuevo modelo para el estudio del autismo la ansiedad o la esquizofrenia. Tanto los humanos como los macacos son primates y comparten este rasgo genético.
El grupo de Michael Platt en Duke estudió la ansiedad social y comportamiento en dos grupos de monos con variaciones en el gen que la serotonina. Los humanos portan dos versiones o alelos de este gen: largo o L y corto o S. Algunas personas tienen dos versiones iguales y otras una de cada. Se sabe que estas últimas sufren una mayor incidencia en el padecimiento de la ansiedad social y otros comportamientos. En Europa, por ejemplo, hay un 48% con S-L, un 36% con L-L y el resto es S-S. El alelo S es más frecuente en las poblaciones de Asia.
En los experimentos con estos monos los investigadores vieron que la versión corta de este gen influye sobre su capacidad de tomar riesgos cuando se enfrentan a determinados estímulos sociales. Esto se interpretaría como un reflejo de la inducción al estado de miedo emocional que frecuentemente hace que en humanos se tenga aversión al riesgo.
En los experimentos se observó cómo los monos con distintos alelos respondía a los castigos o recompensas sociales. Los monos con una copia S gastaban menos tiempo mirando imágenes de caras y ojos de semejantes, eran menos propensos a mirar fotos de monos con alto estatus y tomaban menos riesgos sociales.
Recordemos que tanto en monos como en humanos los rostros y ojos son una fuente muy rica de información social y en ambas especies se tiende a mirar a las caras de los semejantes.
Los rhesus viven en sociedades despóticas en las que se hay comportamientos de sumisión y dominación.
En humanos la gente con la versión corta del alelo suelen tener amígdalas hiperactivas, una parte del cerebro relacionada con la detección de amenazas en el ambiente. En autistas sucede lo mismo.
En el segundo experimento se preparaba a los monos con fotos de macacos de alto estatus. Aquellos del tipo S-L tendían a elegir un volumen fijo de zumo en lugar de elegir la posibilidad de tener más o menos. Eran, por tanto, menos propensos a tomar riesgos. La foto de esos monos les producía miedo.
En el tercer experimento se premiaba a los monos con zumo que podía tener o no una imagen. Ésta podía ser una cara de un mono de bajo estatus, de alto estatus, genitales femeninos o un cuadrado gris. Los monos S-L tenían que ser pagados para ver la imagen de monos dominantes, mientras que los L-L pagaban por ver estas caras.
La sensibilidad a las amenazas sociales es útil de varias maneras, ya que el éxito dentro del grupo social depende de aprovecharse de las oportunidades y de evitar los posibles daños.
Las variaciones genéticas en la función de la serotonina contribuirían a la recompensa social y al castigo en los macacos y esto conforma los comportamientos sociales, tanto en macacos como en huamnos. Este estudio confirmaría que los macacos rhesus podrían servir como modelos de lo que ocurre en nosotros, según Karli Watson.

En el segundo estudio se ha podido ver cómo otra especie de macaco mantiene comportamientos culturales de generación en generación. Algo que daría pistas sobre la evolución de la cultura humana.
Durante 30 años los científicos han estado estudiando la capacidad de manipular piedras de los macacos japoneses. Ahora Michael A. Huffman, Charmalie A.D. Nahallage, y Jean-Baptiste Leca del Instituto de Investigación de Primates de Kyoto (Japón) han evaluado el aprendizaje social que muestran estos macacos en la manipulación de piedras. Un comportamiento que pasa de los más viejos a los jóvenes desde que empezó a observarse por primera vez en 1979. Frotan unas piedras contra otras, aporrean con ellas superficies duras, las recogen, abrazan y acarrean, las hacen rodar, las lanzan…
Los científicos encontraron, por ejemplo, que la proximidad a la madre de una cría tiene un gran impacto sobre esta última en la adquisición de estos comportamientos. Las crías cuyas madres exhiben la manipulación de piedras pasan más tiempo con su madre durante los primeros tres meses de vida y participan en la manipulación de piedras más pronto que otras crías.
Estos hallazgos sugieren que la manipulación de piedras por parte de la madre captura la atención de las crías y como resultado las crías adquieren este comportamiento antes que otras.
Además la manipulación de piedras cambia en cada generación según macacos individuales contribuyen con su propio patrón de manipulación, añadiéndose incluso nuevos comportamientos como el lanzamiento de piedras. La aparición de este último y único comportamiento podría servir para aumentar el efecto de los despliegues de intimidación, según los autores.
Este tipo de estudios podría arrojar luz sobre la evolución de las herramientas de piedra en los primeros homínidos.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Noticia en psychologicalscience.
Artículo original 1.
Artículo original 2.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

19 Comentarios

  1. AMENITO:

    Descendemos del mono, así que debemos de parecernos en algo a ellos.

  2. RicardM:

    Apreciado Amenito, entiendo el sentido de tu frase, aunque no es exacta. El hombre no desciende del mono. El hombre y el mono son primates que tiene un antepasado común. Dicho de manera muy simple: el mono no es nuestro antepasado es nuestro primo lejano. La existencia de este antepasado común es lo que hace que todos los primates compartamos algunas características anatómicas, fisiológicas i comportamentales.

    Saludos.

  3. ___Emilio:

    Por ser puñetero (y para que ningún creacionista te pille en un renuncio):

    NO descendemos del mono :)
    Eso jamás fue dicho por Darwin y fue una de las frases que más daño le hicieron porque lo ridiculizaron en la prensa de la época (de hecho el anís El Mono… es Darwin, realmente).
    Lo digo sin mal rollo, ¿eh? Sólo para que no nos coja Tom Cruise y nos llame de todo :)
    Otra cosa: el proyecto gran simio (tan vilipendiado)… para mi debería ser más respetado su cumplimiento y desarrollo… yo creo que tomar simios para experimentar (cruelmente, generalmente) con ellos… es casi como tomar a una persona retrasada mental y hacer lo mismo.

    En fin…

  4. tomás:

    Jo, Emilio, qué cosas se te ocurren. Me has puesto enfermo sólo con imaginarlo.

  5. NeoFronteras:

    Estimado Emilio:

    Una caricatura de Darwin se puede ver en la etiqueta de anís el mono.

    Por otro lado no es lo mismo experimentar con monos que con personas retrasadas, por muy retrasadas que éstas estén.
    El proyecto “gran simio”, tal y como se ha planteado, es ante todo un instrumento político de unos individuos, que viviendo en urbanizaciones exclusivas y conduciendo autos oficiales “tuneados” de alta cilindrada, se permiten el lujo de proponer mientras que el hábitat natural de estos simios desaparece por momentos, estando estos animales y otros similares al borde de la extinción. Es, en suma, un medida hipócrita de tal calibre que mejor no pensar en ello so pena de desacreditar aún más a una clase política hundida en un abismo moral tan profundo como un agujero negro.
    Es más fácil hacer propaganda mientras se derrochan recursos que tomar medidas reales. Podrían proponer la prohibición de importación de madera tropical o muchas otras medidas, pero claro, no quedaría tan bien ni tan “progre”.
    Muchos estamos esperando que algunos políticos vayan al congreso a trabajar en el metro o autobús como lo hacemos casi todo el mundo y que no vivan a todo tren (las facturas por remodelación de despachos son públicas), aunque sólo sea de vez en cuando y para dar ejemplo.
    Añadamos que ningún investigador en su sano juicio investiga cruelmente con animales, sean simios o no, así que esa medida tampoco es necesaria en el campo científico. Qué otros individuos necesiten simios en Occidente se me escapa.
    Toda la gente de liberación animal y similares hace casi tanto daño a la ciencia como los creacionistas. Al igual que los ecologistas sin conocimientos de ecología, que hacen daño al medio ambiente indirecta y directamente (como con la suelta de visones), y cuya ignorancia solo tiene comparación con la de religiosos fundamentalista.
    Teorías conspirativas, prioridades inversas y dogmas extraños están retrasando las posibles medidas que eviten una sexta gran extinción.
    Al final la raza humana morirá por ignorancia y falta de espíritu crítico. ¡Una pena!

  6. Alejandro Sánchez:

    “El grupo de Michael Platt en Duke estudió la ansiedad social y comportamiento en dos grupos de monos con variaciones en el gen que la serotonina. Los humanos portan dos versiones o alelos de este gen: largo o L y corto o S. Algunas personas tienen dos versiones iguales y otras una de cada. Se sabe que estas últimas sufren una mayor incidencia en el padecimiento de la ansiedad social y otros comportamientos. En Europa, por ejemplo, hay un 48% con S-L, un 36% con L-L y el resto es S-S. El alelo S es más frecuente en las poblaciones de Asia.”

    Quizás esto explique porqué los asiáticos fueron tan proclives a complejos simbolismos culturales de orientación religiosa, con una tendencia hacia actitudes no violentas.
    En occidente, a pesar de personajes históricos con enseñanzas no violentas, siempre existe una tendencia proclive hacia la violencia. Esto tiene su lado bueno en el sentido de crear una cultura más dinámica y activa. Su lado malo es evidente.
    Pero como ahora los sistemas educativos están más o menos uniformados y las exigencias sociales son similares, nos encontramos que los patrones culturales son más o menos los mismos.
    Aunque no, en Asia no hay tantas bombas nucleares como en EE.UU., pero lamentablemente la tendencia a destruir el medio ambiente no solo se contagió, sino que se mejoró…O vean como China es la mezcla de todas las tendencias culturales del actual modelo de progreso destructivo.
    Habrá que ver si a pesar de nuestros límites genéticos podamos superar la actual civilización atávica.
    Y sí, necesitamos muchos valores trascendentales críticos para evolucionar y sobrevivir.

  7. ___Emilio:

    Neo:

    Sí, la caricatura es de Darwin (lo dije en mi mensaje).

    No sé si algún fundador del proyecto simio te ha hecho algo o negado alguna subvención, pero dudo que todo aquel que lo promueva o apoye vaya en coche de alta cilindrada y dudo que el número de cm3 sea un factor de peso para invalidar un proyecto. Porque si así lo fuera: los proyectos de nueva energía nuclear lo estarían ya que posiblemente los que promueven la vuelta al uranio vayan en Hammers…
    En todo caso Jane Goodall, Juan Luis Arsuaga, Doug Cress… son poco dados a ir en 4×4 a recibir los premios. Otra cosa es el director de Endesa.
    No estamos hablando de actitudes individuales si no de respeto a la vida de animales que es posible que tengan sentimientos cercanos a los HU MA NOS. Si crees que no hay crueldad en los estúpidos experimentos que hacen muchos laboratorios universitarios españoles (y supongo que mundiales) para publicar chorradas que sólo sirvan para engordar su curriculum y conseguir que puedan aspirar a su endogámica plaza en una universidad de provincias… es que crees que a los gatos les abren el cráneo y cerebro sin que sufran ni un ápice y que luego los reintegran con una paga del gobierno en un albergue para gatos. No creo que pienses esto, es sólo ironía.

    Y una perla:
    “La experimentación con primates en Cataluña ha aumentado en cinco años un 388%, una cifra alarmante y sin precedentes.
    Mientras que en el 2002 se utilizaron en Cataluña 48 primates para la experimentación, en el 2007 han sido 234 frente a los 65 utilizados entre todas las demás comunidades, lo que representa el 78.3% de todo el Estado.”
    O sea: Cataluña come mono.

    Y también una declaración del Proyecto Gran Simio:

    http://www.proyectogransimio.org/index.php

    “Ante la manipulación o ignorancia de algunas personas, deseamos aclarar que Proyecto Gran Simio NO pretende que se considere a chimpancés, gorilas, orangutanes y bonobos como HUMANOS, que NO son, si no como HOMÍNIDOS que SI son.”

    “Por lo tanto, ya que los grandes simios son tan HOMÍNIDOS como los neandertales, erectus, etc, solo pretendemos que se les trate y se les reconozca derechos como se los reconoceríamos a estos si no se hubiesen extinguido.”

  8. lluís:

    Emilio, creo que tu furia en defender a los simios hace que estos pasen por encima de los humanos en el último comentario que hiciste. Los términos despectivos con los que te refieres a las universidades “de provincias” (hoy comunidades autónomas), a los “estúpidos” experimentos que se realizan con simios (¿podrías especificar unos cuantos de esos estúpidos experimentos?) y esa “patada” de que en Catalunya comemos mono, denotan un grado de intolerancia propio de los fundamentalistas ecológicos.

  9. NeoFronteras:

    Estimado Emilio:
    Los científicos que menciona quizás no vivan como se ha descrito, pero los políticos que apoyaron este proyecto desde luego que sí. Y lo apoyaron porque esencialmente les sale gratis y encima quedan como muy modernos y amantes de los animales.
    La legislación en España puede que sea la que sea, pero tiene poca o nula influencia en la conservación de estas especies en sus hábitats naturales (salvo la relativa a la no importación de especies protegidas), que es donde verdaderamente están amenazadas.
    Como ejemplo se podría citar que en ciertos países asiáticos se prostituyen sexualmente a orangutanes hembra o que los bosques en los que viven serán barridos de la faz de la Tierra en muy pocos años.
    Quizás nuestra clase política haga un “brindis al sol” con una ley así, pero o bien no servirá para absolutamente nada o bien restringirá el uso de estos animales como sujetos de experimentación.
    Los simios son los animales más parecidos al ser humano y precisamente por eso son imprescindibles para investigar con ciertas enfermedades que sólo afectan a humanos. Las vacunas contra el SIDA se ensayan en estos animales. Quizás, como dicen algunos, lo mejor sería no hacerlo y dejar que esta enfermedad elimine a una buena proporción de humanos, dado el problema de superpoblación en algunas regiones, pero no sería yo el que dijera a los enfermos de SIDA que se van a morir porque algún iluminado quiere proteger a los monos frente a los malvados científicos. La alternativa de experimentar con humanos es moralmente mucho peor, aunque algunos puede que se lo merezcan.
    Por otro lado, está mal torturar a cualquier animal, monos de todo tipo incluidos, especialmente a aquellos que están evolutivamente más cerca de nosotros y que sienten el dolor como nosotros. Si se desea proteger más a estos animales para evitar malos tratos se legisla y punto. No hace falta crear proyectos con nombres rimbombantes y vacuos.
    Insisto en que se me escapa qué persona en Occidente, sobre todo en el ámbito científico, quiera o desee torturar animales. Hay investigadores que sufren incluso cuando tienen que sacrificar ratones. Un científico es ante todo un humano con sentimientos.
    Que Cataluña haya aumentado el uso de monos en investigación probablemente signifique que antes la investigación en esos campos era prácticamente nula. Un porcentaje en este caso no dice nada.
    Esto recuerda mucho a las propiedades místicas que los religiosos atribuyen al embrión humano, incluso en sus primeros estadios, y su negativa a la experimentación con células madre embrionarias. Es curioso que la mayoría de los que están en contra de la experimentación animal no estén en contra del aborto. O que valga más un perrito que una especie natural. Parece que una vez se crea un corpus dogmático en un movimiento político o religioso ya no hay cabida para la razón.

    En el tiempo en el que se tarda en leer este comentario han desaparecido 188.000 metros cuadrados de bosque tropical.

  10. NeoFronteras:

    Acabo de leer las primeras líneas de la “declaración de derechos” de los simios que aparece aquí:

    http://www.proyectogransimio.org/declaracion.php

    Ya les gustaría a muchos que ésta se aplicara a humanos corrientes en todo el mundo. Sería estupendo. Por desgracia no es así.
    Pero si se recurre a abogados y tribunales para cada simio que está privado de libertad en un ZOO simplemente se roza el ridículo.

  11. RicardM:

    Difícil añadir algo a lo dicho por Neo, pero lo voy a intentar.
    Jordi Sabater Pi, un ilustre primatólogo catalán, fue el primero en describir la utilización de herramientas por los chimpancés y trajo al zoo de Barcelona al único gorila albino de que se ha tenido noticia (que fue bautizado por las autoridades del régimen franquista con el ridículo nombre de “Copito de nieve”, ¡a un animal de más 100 kilos!). Dicho sea de paso, este gorila no tenia ninguna posibilidad de llegar adulto en su entorno natural. La escuela de primatología de Sabater Pi continua sus actividades de protección de los grandes simios; eso si, sin hacer ruido, o quizás haciendo menos ruido del que debiera. Jordi Sabater Pi ha escrito varios libros de lectura recomendada, uno de ellos, bellísimo, basado en sus dibujos al natural de primates (El traç de la Natura).
    Sabater Pi, en un polémico artículo, calificó el exterminio de los chimpancés de auténtico “genocidio”, y se le atribuyen frases como “Algún día la humanidad será juzgada por haber encerrado a los primates en zoológicos”. Como llamamiento a la toma de conciencia acerca del respeto por nuestros parientes primates me parece muy bien y lo comparto, pero tampoco hay que tomarlo al pie de la letra (creo que no era esa la intención de Sabater Pi).
    Establecer escalas de respeto a los animales en base a su proximidad filogenética con el ser humano es complicado porque fácilmente se cae en el antropomorfismo. De entrada, habría que huir de los extremos. No podemos condenar a animales inteligentes a ser espectáculo de circo o a ser sujetos de experimentos gratuitos, pero tampoco me parece aceptable atribuir cualidades humanas a seres que no lo son. Los primates han de ser respetados por sí mismos (que no es poco), no por ser una especie de “quasi-personas”.
    Por otro lado, establecer a la humanidad como referencia presenta sus riesgos. Indudablemente sería de desear que los animales fueran mejor tratados de lo que son determinados pueblos o etnias, y no necesito poner ejemplos. Este hecho debería orientar algunas de nuestras prioridades, tanto individuales como colectivas…
    En cuanto a que los científicos no nos gusta experimentar con animales, en mi caso lo confirmo: Me ha costado muchas horas de insomnio, y me consta que no soy el único. Pero “si hay que ir, se va”. Tampoco me parece que sea muy divertido hacer autopsias o limpiar alcantarillas, pero son tareas que alguien ha de hacer.

    Saludos cordiales a todos.

  12. ___Emilio:

    Bien, parece que la polémica existe. Es similar a la de toros sí-toros no tan castiza.

    -“Yo como mono, así que de proyecto simio no hablamos”
    -“Yo no como mono, así que deja en paz a los primates”

    Como la cosa entra en el terreno resbaladizo de la moral (no de la ciencia, que lo mismo puede experimentar con ratas que con monos, es más: experimenta con humanos sin problemas -“legal” o ilegalmente)… no llegaremos a ningún acuerdo porque al final la gente confunde la moral (cada uno tiene la suya) con la ética (que es digamos, universal).
    Pero como me encanta que la gente reaccione, analizaré las réplicas al temblor de mis comentarios tan terribles.

    LLuis:
    Furia? No, no pienses que mis comentarios tienen furia. El nivel de las universidades de provincias (y digo provincias porque he querido decir “provincias” es decir: huelva, sabadell, burgos… ok?) es el que es y funciona como funciona. Si quieres hablamos en otro hilo del estado de ruina económica y humana/conocimiento de esas academias llamadas universidades… pero en otro lugar porque eso sí que es terreno de la moral :).
    Me pides que aporte estudios estúpidos… como llenaría páginas y páginas, lo hago al revés: http://www.nature.com Ya puedes buscar artículos que hayan aportado algo a la zoología publicados por burgos. La ratio puede ser… por cada 10.000 monos que la palman con electrodos en el hipotálamo se publica una reseña en la página 20 que queda olvidada en los anales de la biología?
    Lo de la “patada” (las comillas las pones tú y las pones muy bien) a Cataluña… lo dices tú. Es una forma de hablar. Aunque conociendo España… yo me cuidaría mucho de los bares de la facultad de veterinaria del barrio. Mucha gente ha comido gato en las ferias de pueblo :)

    Para NEO:

    No sé si estás al 100% en contra de mis tesis o al 50%.
    Ya partimos que el PS fue redactado por científicos bastante más sólidos que vosotros o yo. Los políticos, por definición siempre van en coche de alta cilindrada… ¿eso llevaría a la conclusión de que como van en ese coche jamás podrán hacer nada bien? No me parece real esa tesis.
    Por tanto, el PS es serio -te puede gustar más o menos, pero no está hecho por Falete- y hay un movimiento político que lo apoya (no son nazis ecologistas o la rama fascista de Greenpeace). Ok, zanjado.
    El difícil mundo de la justificación de la experimentación en simios porque son similares a nosotros… es, cuando menos, difícil :)
    En primer lugar porque no es la única forma de experimentación.
    En segundo lugar porque estoy harto -no por Neo, si no por los medios oficiales- de que cuando los animales la palman por comer transgénicos se diga “los experimentos con animales no son extrapolables” y cuando los animales aplauden con las orejas al tomar maiz modificado… “esto demuestra que los OGM´s son seguros”. Eso es un argumento trampa en muchos casos y que esconde siempre intereses económicos del que paga la alimentación de los monos, el coche del científico y el sobre sueldo del ministro.
    En tercer lugar, citas el SIDA… campo de experimentación humana por excelencia… se han probado fármacos experimentales desde hace 20 años con pacientes terminales (que acaban palmándola generalmente…hasta que ven que unos no la palman… “esta pastilla mola, john, llama a Mr. Bayer”). Esos fármacos ni han pasado por experimentación con simios ni pasarán… amén de no haber curado el SIDA, detalle anecdótico pero curioso. Es decir, si no hubiesen experimentado con hombres (y africanos, si los consideras hombres -porque muchos no los consideran ya que son negros y su miopía los asimila a simios), los monos no nos hubieran salvado de nada.

    Sigo en otro comentario porque este no me lo deja el motor web.

  13. ___Emilio:

    Continúo.

    Para Neo:

    Dices que está mal torturar a animales y que no hace falta más que legislación. Totalmente de acuerdo.
    No obstante, el problema es que en temas morales/científicos -aunque pasa en todos los ordenes de la realidad- para crear una ley, debe haber una presión social y de peso moral, porque si no el político pasa su vida en tareas más acordes (asistir a cócteles, generalmente)… y como no hagas una presión… no cambias ni un estatuto de tu comunidad de vecinos.
    No puedes pedir un cambio de leyes por generación espontánea. Que no te guste el nombre (¿rimbombante? no lo veo como tal, pero bueno, es otra opinión) o que no te gusten los políticos que lo apoyan (no lo afirmo, lo digo como ejemplo general) es una cosa y otra es cómo hacer que el ministro de turno se siente en una mesa con secretarios de estado nombrados a dedo y diga “señores, la tipa pesada esa -la del premio Principe de Asturias y de los monos- me está tocando los mismosnes, a ver si hacemos una ley para que nadie la cumpla”

    -señor ministro, y los toros?
    -ostras, los toros… uff…me tengo que ir al Barsa-Madrid, vosotros lo arregláis. Abandona la sala.
    -que hacemos, compañeros?
    -yo tengo partido de padel.
    -yo depilación integral.

    Se van.

    Respecto a prostituir a gorilas hembra… allá cada cual con sus gustos, nada que objetar… si ambos están de acuerdo :)
    Respecto a aborto y proyecto simio, son dos hilos distintos. Un embrión no es un orangután… un feto de 6 meses que acaba saliendo a golpes de la barriga de su madre y luego triturado en una trituradora de basura… es ya más complicado de “juzgar”. De todos modos existe el aborto y existe el maltrato animal. La ley, como he dicho, la cambia el que tenga más poder y dinero (y un poco de razón, que no viene mal).
    De todos modos, y como colofón -menuda palabra pretenciosa- digo que lo que una vez fue soñado hoy es realidad… había en el siglo XIX gente que creía que los negros no tenían alma y que debían agradecer ser esclavos, amen del sempiterno derecho de pernada.
    Aparecieron unos de “proyecto negro” (pretencioso?) y muchos se pusieron las manos en la cabeza (y en la soga) diciendo que ¿cómo un negro iba a tener derechos?
    -can´t be! can´t be! Call the cucuxclan!
    Luego las cosas cambiaron y ahora un simio negro (en su óptica) está en la casa “blanca”.
    Los tiempos cambian, la moral evoluciona… gracias a dios.

  14. Un_tío:

    ¿Y cómo va el tema de S y L en los negros de África?

  15. NeoFronteras:

    Estimado Emilio:
    Equiparar a las personas de raza negra con los simios es aún más desafortunado que la comparación de torturar personas retrasadas y torturar animales.
    Una cosa son personas y otra animales, por muy cercanos a nosotros que sean.
    En la investigación animal no se tortura animales, se experimenta con ellos para saber, en general sobre medicina. Si hay que experimentar con ellos se hace y ya está, siempre que no se los haga sufrir innecesariamente. Las paranoias sobre empresas farmacéuticas, pueden servir como caza de brujas, pero no servirán para tener más y mejores medicamentos que sean económicos. Sobre todo cuando el estado no está dispuesto a invertir en el campo.
    Estas posturas tan fundamentalistas consiguen espantar a cualquier persona sensata de participar en movimientos ecologistas. La imagen de iluminados que proyectan les servirá para subir su autoestima, pero no para salvar al mundo, sobre todo si siguen siendo cuatro gatos empeñados en crear una religión laica. Si el “yo tengo la razón” está por encima de la protección al medio entonces adiós.
    Al final todos perdemos.
    Que un político viva a todo trapo derrochando recursos, energía y gasolina da muy mala imagen de él, y lo desacredita como vendedor de políticas pseudo-verdes. Que intente lavar su mala conciencia con estas medidas y que a la vez se crea en superioridad moral respecto al resto de los mortales es, como mínimo, asqueroso. Sobre todo cuando no toma ninguna otra medida para proteger el medio natural y las especies en extinción. No se les desestima por su opción política, sino por su incoherencia ideológica. Si la mujer del cesar no es honrada y ni siquiera lo parece mal vamos.
    Los espectáculos taurinos son espectáculos y por tanto nada tienen que ver con la ciencia ni con la experimentación. Desde aquí nunca se han defendido. Allá cada cual.
    Por último, y lo siento, alguien que hace un chiste sobre orangutanes prostituidos a la fuerza (es de suponer que esos animales carecen de voluntad para tomar esa decisión) no parece la persona más adecuada para defender los supuestos derechos de estos seres. Las formas también cuentan.
    Crear polémica es fácil, pero recuerde que éste es un foro abierto leído por miles de personas. Cada uno, en mayor o menor medida, es un representante de su grupo. La imagen que proyecte será, al fin y al cabo, también la imagen del grupo.

  16. ___Emilio:

    Estimados lectores:

    Por favor, ruego no se tergiversen o malinterpreten mis palabras.
    En ningún momento he equiparado los simios/monos a los esclavos africanos negros.
    Y repito (y espero que NEO se disculpe, como suele hacerlo) que NUNCA lo he hecho.
    Lo que he dicho (y para evitar el copy + paste, releedlo textualmente o leed este comentario) es que:

    1- HOY hay gente que alegremente dice que “los simios no tienen derechos porque no son humanos”.

    2- Que LO MISMO decían (alegremente también) los esclavistas (es decir, la sociedad que permitía y se beneficiaba de la esclavitud) de los negros: NO eran seres de Dios, no tenían alma, no eran humanos, etc. Creo que no merece la pena sacar aquí referencias a esos tiempos, son de sobra conocidos por todo aquel que luche por los derechos humanos.

    3- Y como es un tema de derechos… es algo que cambiará -si hay suerte- con el paso del tiempo y volveremos la mirada y veremos a esos esclavistas y a esos defensores de perder el tiempo matando monos en experimentos que no sirven para gran cosa… y diremos “jo, menudos brutos”.

    4- Recuerdo que la ley de protección animal actual hubiera creado el caos en España hace no más de 100 años y grandes revueltas (religiosas incluidas) hace 500. De hecho provocó grandes presiones políticas porque “a los toros no me los toques, josemari!”

    5- Ni que decir tiene que los derechos se ganan: hace 2000 años (y menos) ver matar a personas era un espectáculo al que iban niños y era financiado por el gobierno… hablar de “derechos de los católicos, putas y forajidos” en aquellos tiempos era tratado igual por los poderosos… “eso es ridículo: fundamentalista ecológico de los mismones”.

    Y como respecto a los chistes, cada uno tiene el humor que tiene, no voy a comentar nada. No he visto, por otra parte, una respuesta masiva en contra del chiste (que surgió de un comentario inconexo previo).
    Porque al final, de lo que estaba hablando es del proyecto simio y de su viabilidad. No de si Mariano Rajoy o Zapatero van en coche blindado y no apagan nunca la luz… vuelvo a decir que esa premisa es una falacia. Que sean unos EmiliosBotines de la vida no significa que la presión popular no les imponga hacer una ley que proteja a los animales o a los que cruzan en patera.

    Saludos y suerte a los miles de lectores!

  17. NeoFronteras:

    Estimado Emilio:
    Tiene razón, comparar derechos no es lo mismo que equiparar.

    Mientras tanto un informe señala que aunque dejáramos de emitir dióxido de carbono ahora mismo el planeta tardaría 1000 años en recuperarse. Otros expertos señalan que puede que estemos ya cruzando el “tipping point” y que sea prácticamente imposible retornar.
    Será muy triste un mundo en el que los únicos simios que haya estén encerrados en zoológicos.

  18. ___Emilio:

    Bien, pues vamos avanzando… evidentemente no defiendo el derecho de sufragio para los simios (aunque visto lo que pasó en Marbella y el GIL… los simios lo hubieran hecho mejor, es decir: aleatoriamente.)
    Lo que yo abogo es por evitar al máximo el maltrato animal y más a los animales que más pueden sufrir éste.
    O sea, que maten ratones a martillazos para mi es menos grave que que maten a martillazos a un gorila. Y ambas me producen gran tristeza -hago esta comparación tosca para que hasta los toscos entiendan mi postura-. Por la misma razón matar a un embrión, no es lo mismo que matar a un feto, ni a un recién nacido. Pero en las fronteras (un día antes de nacer es un feto…) es donde la moral juega sus batallas más viscerales. Y estamos hablando de fronteras: un simio es 99,9% humano o no? ummm difícil respuesta. Por lo menos, según dicen las bienamadas farmacéuticas… sirven para probar fármacos con “gran” fiabilidad. Ahora los biólogos están empezando a ver que tienen sentimientos similares (ojo: no iguales) a los humanos… y quién sabe si alguno sabrá que los chimpancés pueden hacer bromas con lenguaje de sordomudo (amén de mentir y enseñar a sus hijos)… Tiempo al tiempo, venceremos.
    Respecto a lo del tipping point y lo que pase (según frase de un gran ambientalista) “a los hijos de nuestros nietos” pues os digo que es preocupante, pero que todo aquel que se crea un informe que diga lo que va a pasar en 1000 años… tiene un serio problema de comprobación de sus creencias.
    Otra cosa es saber que nos estamos cargado hoy ya el planeta, que desaparecen especies por culpa de la vorágine de las multinacionales y el consumo de las sociedades postmodernas, etc… Pero es otro hilo, otra discusión y los simios no tienen la culpa.

    Saludos!

  19. Juan E. Díaz:

    Interesantes estudios, la inteligencia emocional y social de los animales no deja de sorprendernos.
    Por ejemplo, los delfines tienen un meta-lenguaje corporal de tipo musical, donde su propio cuerpo en movimiento es significante y significado.
    Voy a tomar nota de esta valiosa investigación sobre dominancia social en macacos, y también sobre aprendizaje temprano siguiendo el modelo materno.-

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.