NeoFronteras

Sobre la gripe porcina

Área: Medicina — martes, 28 de abril de 2009

Habrá que esperar para ver el alcance del brote de gripe porcina. Todavía es pronto para alarmarse por una posible pandemia.

Foto

Parecía que iba a ser la gripe aviar la que se convirtiera en la pandemia del siglo XXI que matara a millones de personas y por sorpresa ha aparecido una variante de gripe porcina que sí representa una amenaza real. La gripe aviar que hemos cubierto en esta web parecía el candidato idóneo para una pandemia. Desde que apareció ha matado a 250 en todo el mundo sin que sea capaz de contagiarse de humano a humano. Pero la mutación que podría permitir ese contagio no ha aparecido. Es lo que tiene la evolución, depende de la contingencia. Y la contingencia ha hecho aparecer un virus nuevo y distinto.
¿Se convertirá ahora la gripe del cerdo en algo tan mortífero como la gripe del 18 que mató a unos 50 ó 100 millones de personas? Es demasiado pronto para saberlo.
Casi todas las enfermedades humanas proceden generalmente de los animales domésticos y son relativamente recientes. Surgieron tiempo después de que el ser humano inventara la agricultura y la ganadería, aunque algunas enfermedades proceden de animales salvajes. Así, las pruebas moleculares dicen que el sarampión procede del tifus bovino, la tuberculosis y la viruela del ganado vacuno, la gripe de cerdos y patos, la tos ferina de cerdos y perros y la malaria de las aves.
En el pasado hubo pandemias como la de la peste negra que eliminó de una cuarta parte a un tercio de la población europea entre 1346 y 1352. La mortalidad en las ciudades era del 70%. Fue un brote de peste bubónica, una terrible enfermedad que se ha extendido en forma de pandemia varias veces a lo largo de la historia. La gripe del 18 puede ser otro ejemplo, así como los casos históricos que se dieron en América cuando los europeos contagiaron a los nativos con enfermedades para las cueles no tenían defensas, pues éstos no habían coevolucionado con ellas (a diferencia de los europeos). Se podría citar el ejemplo de un ballenero que en 1902 llevó disentería a la tribu de esquimales sadlermiut y terminaron muriendo 51 de los 56 habitantes.
En el caso de la gripe porcina varios factores juegan en contra nuestra y alguno a favor. Ahora tenemos muchos medios de comunicación que trasladan a posibles personas infectadas de forma muy rápida a cualquier parte del mundo, a veces antes de que tengan síntomas. Incluso tenemos, tren suburbano, autobuses, teatros, cines, aire acondicionado y otros factores que facilitan el contagio. Además, contamos con un mundo superpoblado y en algunas ciudades del tercer mundo las personas se hacinan en pésimas condiciones higiénicas.
Por otro lado, también es verdad que tenemos más tecnología y mejores hospitales. Pero aunque contamos con antivirales tipo Tamiflu que funcionan contra estos virus (recordemos que los antibióticos no sirven para nada contra los virus), virus de la misma familia se hacen resistentes pronto a este tipo de fármacos.
De momento no contamos con una vacuna, pero en Europa se han desarrollado en los últimos años procedimientos para desarrollar y fabricar vacunas de manera rápida. La eficacia de esta línea de defensa dependerá de si la velocidad de producción de la vacuna es superior a la de contagio. En todo caso no se puede contar con ella hasta dentro de meses.
El centro de este brote de gripe porcina se dio en México, en donde ya han fallecido unas 150 personas por culpa de enfermedad (o sospechosas de haber muerto por ella) y se han registrado más de 1400 casos de infección desde el pasado día 13. Pero ya se han registrado casos sospechosos o confirmados en EEUU, Canadá, Francia, España, Israel, Nueva Zelanda… Es de esperar que aparezcan más casos en otros lugares. México ya ha cerrado sus colegios.
La incidencia del brote también depende de las condiciones meteorológicas. El calor y la humedad disminuyen el contagio. El hemisferio Norte (donde se ubican la mayor parte de los países) entrará en condiciones más favorables para disminuir la transmisión de la enfermedad dentro de poco, mientras que en el hemisferio Sur será al revés.
Aunque se llame gripe porcina podemos seguir consumiendo carne y productos del cerdo sin problemas. El posible contagio viene de humanos infectados y no de la comida.
La mortalidad de esta enfermedad es una más de las incógnitas de este virus. La severidad de la enfermedad parece variar (o es demasiado pronto para decir algo) de un lugar a otro. Mientras que los pacientes de EEUU experimentaron síntomas leves, en México han muerto bastantes personas supuestamente infectadas. Puede que quizás murieran por otras causas o fueran personas que además tenían otros problemas. También es misterioso que afecte más a personas jóvenes y menos a los grupos de riesgo habituales.
Aunque en un principio parecía poco contagiosa, al final se ha visto que lo es más que otros casos anteriores en este tipo de gripes.
Obviamente todo esto depende también de cómo evolucione el virus y de las mutaciones específicas que acumule a lo largo del tiempo.
En todo caso la preocupación viene de que ningún humano ha sido expuesto antes a esta enfermedad y carecemos de defensas contra ella.
Según Michael Osterholm (un experto de University of Minnesota en este campo) saber si podremos controlar o no este brote nos llevará un par de semanas. Los expertos no tienen mucha información de momento y se dividen entre los dos extremos opuestos, según él.
El virus de este brote de gripe pertenece a la familia H1N1, la misma que la gripe del 18. Se la denomina gripe porcina, pero el virus contiene segmentos genéticos procedentes de humanos y aves, típicos de Europa y Asia, y elementos de cerdos americanos de diferentes tipos. Es la primera vez que se ve una mezcla genética intercontinental.
Recordemos que la gripe suele afectar sólo a los animales y que en algún momento el virus encuentra una manera de mutar y transmitirse entre humanos. Generalmente procede de las aves y luego utiliza al cerdo como puente hasta que salta a los humanos. Una vez se hace contagioso entre humanos se puede producir la epidemia o pandemia.
La enfermedad que ahora nos preocupa puede llegar a un país determinado en avión. Aunque en los aeropuertos se está vigilando a los posibles infectados, un tiempo de incubación de cinco días puede hacer que se cuelen personas con la enfermedad. Una vez en tierra no se sabe cómo de rápido se extiende la enfermedad. A estas alturas parece que ya no se podrá contener la extensión de la enfermedad.
Las enfermedades infecciosas, una vez que se extienden por la población y pasa el tiempo, pasan de la fase pandémica a la endémica cuando el virus se debilita (no le interesa matar a todas sus víctimas) y los humanos nos hacemos más resistentes, tanto por haber desarrollado los anticuerpos específicos, como por haber sido “seleccionados” genéticamente.
Los virus suelen evolucionar para defender sus intereses que son distintos a los nuestros. Suele ocurrir que el virus se hace menos mortal para así darse más posibilidades de perpetuarse. Un virus que contagie y mate rápidamente se transmitirá de una manera más lenta, pues va liquidando su propia fuente de recursos. El virus del SIDA se ha extendido porque tarda mucho en matar al individuo que lo porta, permitiendo así su transmisión al dar más tiempo al posible contagio. El ébola no ha producido pandemias (por ahora) porque mata tan rápido que su posible exportación no ha llegado a producirse.
El género humano se ha extendido por todo el globo y ya cuenta con más 6000 millones de individuos. Constituimos un caldo de cultivo perfecto, un recurso casi inagotable para cualquier microorganismo oportunista. Las leyes de la Biología nos dicen que tarde o temprano surgirá un brote epidémico que elimine a mucha población humana. Cuanto más tarde en surgir más probable será, más rápidamente se extenderá, más grave será, y más gente morirá, pero no tiene que ser necesariamente ahora.
Lo principal en este caso es que no cunda el pánico. No hay que preocuparse mucho de momento hasta ver cómo evoluciona la enfermedad. Otras veces se ha producido un salto de un virus de la gripe del cerdo al hombre sin que se produjera una pandemia.
Después de todo quizás sea temprano para pensar en una venganza de la Tierra contra la especie que más la expolia.

Fuentes y referencias:
Noticia en Science.
Noticia en Newscientist.
Sobre la gripe en NeoFronteras.
Foto cabecera: NeoFronteras.

NOTA IMPORTANTE:
Lamentablemente, y debido a un problema con el proveedor de alojamiento web, esta noticia sólo pudo ser leída ayer por los lectores. El problema ha dejado sin servicio a esta web durante todo el fin de semana pasado y ayer lunes. Aunque se hizo lo adecuado por recuperarlo no ha sido posible hasta ahora debido al cautiverio que supone este tipo de alojamiento. Desde aquí NeoFronteras pide disculpas a sus lectores habituales.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

34 Comentarios

  1. JOrge:

    …No parece por lo pronto algo muy serio. La mortalidad global del 10% para los casos en Mexico tampoco es algo que vaya a producir una catástrofe global si se mantiene conforme el virus se expande.

    Es de recordar que la mayor parte de las muertes de la llamada “gripe española” no eran por la gripe en sí sino por infecciones bacterianas que se cebaban en los convalecientes. Eso ya no pasará ahora con los antibióticos con los que contamos.

    En síntesis: Creo que los fanáticos de la “venganza de Gaia” tendrán que esperar un poco.

  2. lluís:

    ¿Son muy distintos los intereses de los virus de nuestros intereses? Pues no lo parece. Diríase que lo que los virus quieren es medrar o sea procurarse un ambiente propicio para su “vida” y reproducirse lo más posible. No es muy distinto a nuestros intereses. Visto así el ébola sería el “tonto de la clase”.

  3. lluís:

    Por cierto, he estado unos cuantos días sin poder entrar en este sitio: “you do not have permision for this request”. ¿Fue un problema mio?

  4. NeoFronteras:

    Estimado Lluís:
    Por desgracia no ha sido el único. En realidad, y tal y como se explica en la nota, nadie podía entrar. Las empresas de hosting pueden ser bastante puñeteras y en este caso se tradujo en varios días con el servicio cortado. Todo se solucionó, naturalmente, pasando por caja. Han instalado un plugin que permitirá no consumir “tanta” CPU.

    En cuanto a los intereses de virus y humanos quizás son los mismos, pero bastante incompatibles.

  5. Alejandro Sánchez:

    Quizás el virus no sea tan mortífero, pero el caos global, mal llamado civilización actual,hace que la mayoría de la humanidad ande cada día más con el sistema inmunológico en crisis (stress por la crisis económica, agrotóxicos y trangénicos que mal alimentan, polución de todo tipo en megalópolis torturantes, cambios climáticos diarios abruptos, etc.) lo cual eventualmente llevará a una pandemia, más rápido que tarde. Hace tiempo que se está dando la Venganza e Gaia, solo que esta vez lanzó un zarpazo un poco fuerte. Los que vienen serán más fuertes aún (por el desequilibrio bioclimático y ecosistémico) La OMS ha dicho que ya el mundo debe prepararse para un pandemia inmediata, quizás este virus no la provoque por la rápida respuesta, pero está visto que ya ha llegado el tiempo de las mutaciones mortales en las cepas del virus H1N1, así que la pregunta sería ¿Cuánto tiempo falta para que se muten las otras cepas de H1N1 y H1N5? ¿Meses? ¿Años? Por lo poco que sé no más de una década, pero si me equivoco corríganmen.

  6. Tritio:

    Realmente es alarmate la manera en que los medios de comunicación están tratando el tema.

    Si me permite Neo fronteras el apunte, hay que decir en relación a la entrada, cuando se trata que sea inquietante y misterioso el hecho de que esta pandemia afecte a los individuos jóvenes y otros grupos con tradicionalmente menor riesgo, se debe a que este virus afecta al sistema autoinmune de las poblaciones, sobreestimulando a los leucocitos llevándolos a los tejidos pulmonares. Es decir, cuanto más sano es el individuo mayor riesgo posee de padecer una mayor virulencia. Es por ello que hay que estar preparado.

    Sin más, saludos.

  7. lluís:

    Más que de la “venganza de Gaia” (artefacto que no existe científicamente hablando puesto que “Gaia” no piensa en un sentido humano) de lo que resulta más práctico hablar es de un mecanismo evolutivo que la propia naturaleza utiliza para estabilizar el exceso de población humana. Las grandes pandemias se han dado desde que el hombre se acostumbró a convivir con animales para aprovecharse de sus frutos (crías, productos lácteos, carnes, vísceras… etc.) y como desde entonces las hubo no hay ningún motivo para pensar que no las siga habiendo en el futuro. Además tampoco conviene que los sistemas inmunes humanos se “duerman” ante un mundo esterilizado (imposible por otra parte) porque sino ante el mínimo ataque de un patógeno que tal sistema no reconozca, nos vamos directos al shock anafiláctico. Así que la “guerra” microorganismos-humanos no tiene ni tendrá fin.

  8. NeoFronteras:

    Los microorganismo son los reyes de la creación. Estaban aquí miles de millones de años antes que nosotros y lo estarán cuando desaparezcamos. Somos el resto complejo que queda después de que ellos hayan colonizado todo, incluso nuestros cuerpos (contamos con 10 veces más bacterias que células somáticas). Sin embargo, los virus nos necesitan, son entes que no están del todo vivos, meras máquinas de duplicar información que nos necesitan para reproducirse.
    Al final la vida se define por la capacidad de almacenar y procesar información.

  9. lluís:

    Sí, y en ese procesamiento, además, tiene un papel relevante la Segunda Ley de la Termodinámica, que tampoco es que nos sea muy favorable.

  10. Alejandro Sánchez:

    Bueno, la OMS ya ha decretado alerta 5, de 6, o sea, inminente pandemia. Esto es como lo de 1918, estamos en la fase menos mortal de las mutaciones del virus, con 10% de mortalidad, pero en 6 meses o un año, a más tardar, supuestamente el virus mutará en una cepa con hasta 50% de mortalidad. El problema es si la nueva cepa alcanza a otros animales, específicamente a otros cerdos, o si se recombina con otros virus H1N1 con más trazas de ADN humano, esto último de lo más probable. No se trata de que ataca a organismos sanos, sino de las líneas genéticas humanas que producen una reacción desmedida contra el virus. De hecho que las poblaciones con alto nivel de endogamia (sociedades racistas especialmente) están en inminente peligro. Los mestizos tienen desde ya más posibilidades de sobrevivir. Posiblemente la falta de biodivesidad hará que las recombinaciones virales deriven en un “cuello de botella” en los lugares ecológicamente degradados, lo cual haría que los virus fácilmente “se focalicen” en la especie dominante (los humanos). Racismo, endogamia, degradación ecológica, rápido transporte de personas y animales por actividad comercial, hacinamiento urbano, estas son las condiciones óptimas para que la pandemia sea más virulenta y asesina ¿En qué lugares del planeta encontramos estas condiciones ideales? Aunque los laboratorios franceses produzcan la vacuna contra la actual cepa (que caducará en el tiempo citado) la lentitud en la distribución de la futura vacuna sencillamente la hará fútil para evitar la pandemia. Solo es evitable la misma paralizando el comercio mundial, algo desde ya imposible. Sinceramente sugiero a los que pueden, vayan preparándose para abandonar las grandes ciudades ante la eventualidad de la fase 6 que dictaría la OMS en pocos meses, que aparentemente es inminente e inevitable.

    Seguimos en un estadio primitivo de la organización social, tenemos tecnología y ciencia, pero no organización política y social suficientes, la actual crisis ecosistémica lo demuestra y esta inminente pandemia es la primera señal fuerte.

    Como dije en un comentario hace unos meses atrás, solo cuando caiga el guadañazo la humanidad empezará a aprender a respetar la ecología y a escuchar más las alertas de los científicos.

    Por cierto, de esta inminente pandemia se alertó su posibilidad hace 11 años atrás pero, como siempre, primaron más los intereses egoístas por sobre los ético-científicos.

    Llegó la hora de aprender.

  11. RicardM:

    Nuevamente los comentarios están a la altura del artículo, especialmente los de Alejandro Sanchez. Por la trascendencia del problema ruego que no se abandone este hilo.
    Gracias a todos.

  12. Tritio:

    Estimados lectores.

    Creo que no debemos alarmarnos, la OMS ha elevado a la categoría 5 por prevención, no creo que sea tan grave (es mi opinión personal).

    Quizás lo que más me asuste, y como ha apuntado el Sr. Alejandro Sánchez en su anterior comentario, es el hecho de paralizar el comercio. De hecho, están valorando cerrar fronteras con México, eso no es una buena idea, a mi entender, sobre todo en un período de crisis como el que sufrimos en la actualidad.

    El problema al que nos enfrentamos hoy día es Global, tenemos la posibilidad de viajar a cualquier parte del mundo en varias horas. Quizás este sea uno de los grandes inconvenientes de la Globalización. Pero creo que debemos ir acostumbrándonos a situaciones como esta, cada vez se tiende a una intensificación de todo.

    Ya han saltado varias alertas similares, gripe aviar, epidemia de cólera en Italia hace unos años, etc. Quizás este sea un aviso para cambiar el modelo productivo del sector primario en los países desarrollados.

    Saludos.

  13. NeoFronteras:

    Alejandro incide lateralmente en algo que ronda todos estos temas y es si la gente es consciente de lo que puede pasar en un caso de pandemia, colapso ecológico o cambio climático. Estamos tan obsesionados con mantener nuestro estilo de vida que no nos creemos que de buenas a primeras se pueda ir todo al traste, independientemente de si hemos visto o no muchas películas al respecto.
    No queremos creernos las advertencias de los científicos, e incluso desarrollamos teorías conspirativas o negacionistas que sostienen que todo es un montaje o que es para meter miedo.
    Esta gripe parece poco mortífera, pero la extensión de la enfermedad a escala mundial está ya garantizada. Veremos cómo evoluciona el virus. Predecir a estas alturas cómo será es muy arriesgado. Quizás quede en nada.
    Si es mortífero, probablemente las consecuencias serán peores en el tercer mundo, pero el impacto económico puede ser muy fuerte en el primer mundo justo ahora que ya hay recesión.

  14. JOrge:

    Ciertamente una pandemia global y mortífera (con tasas de mortalidad cercanas al 50%) puede ocurrir pero no parece que este brote lo sea. Habrá que esperar. La diseminación de un virus de gripe es sin embargo tan rápida que en pocos meses esta cepa dejará de ser un problema…O ya habrá dejado sus muertos.

  15. Alejandro Sánchez:

    Mis comentarios van según la alerta de la OMS. Quizás esta cepa no mute como la de 1918, quizás lo haga. En todo caso lo peor que se puede hacer es dejarse llevar por el pánico. La mejor manera es tomar una estrategia de varios planes alternativos (plan a, b, c, d) Estar atentos a lo que los científicos van analizando y si hay disparidad entre ellos, reflexionar con calma actuar metódica y tranquilamente.

    La peor estrategia en casos de emergencia es la desesperación y la estampida, eso agrava la situación.

    Personalmente soy partidario de que se restringa el comercio y el transporte mundial, sobre todo los vuelos comerciales, poner un cuenta gotas a la circulación de las personas. A cambio el intercambio y comunicación por internet puede servir como alternativa al transporte.

    Se evita que cualquier posible pandemia se expanda raudamente, se disminuye las emisiones de CO2, la exigencia de los mal llamados “biocombustibles” y la huella ecológica con toda su contaminación y destrucción.

    Es decir, se soluciona muchos problemas de una sola vez. En ese sentido, esta posible pandemia tiene mucho de positivo.

    Aprovechémosla para difundir que es posible otro estilo de vida y relacionamiento económico.

  16. javier ulloa:

    Completamente de acuerdo con Alejandro Sánchez cuando dice …”Personalmente soy partidario de que se restringa el comercio y el transporte mundial, sobre todo los vuelos comerciales, poner un cuenta gotas a la circulación de las personas. A cambio el intercambio y comunicación por internet puede servir como alternativa al transporte”… Pero todos sabemos que esto no va a ocurrir, porque los que toman las desiciones en este mundo globalizado tienen básicamente un criterio economicista y cualquier otro criterio es información útil en cuanto a lo económico, no en cuanto a lo epidemiológico o ecológico u otro. De hecho la OMS ya lo planteó asi cuando dijeron que el cerrar fronteras no tendrá ningún efecto sobre el curso de la pandemia, pero dejaron en libertad a los paises que quieran hacerlo, en el fondo no fueron capaces de respaldar su desición diciendole a esos paises (Argentina, Cuba) que eso no serviría, porque saben que una desición así no tiene sentido en cuanto a lo económico pero es absolutamente válida desde un punto de vista epidemiológico.
    Lo que plantea Alejandro quizás se implementará en forma global, pero en alguna de las próximas pandemias, no en esta.

  17. miluska:

    Solo pienso que la gripe porcina va ser una pandemia, aunque ya se ha extendido a otros países es solo pasajero ya que esa enfermedad está cerca la linea del ecuador, y como estamos con el cambio climático puede que sea un virus que con tantos cambios de temperatura que sufre la Tierra haya decidido evolucionar y convertirse en una enfermedad tan mortal. Entonces lo que debemos hacer los terrícolas es preocuparnos de sus factores que la alteraron y darnos cuenta que es tan simple detenerla y decir nada más por ahora…

  18. Atanasio:

    Yo no creo que sean malas noticias, sino buenas. En particular, malas para algunos individuos, entre los cuales quizá llegue a encontrarme yo o algunos de los míos; pero en general, desde un punto de vista sistémico, se trata de un proceso perfectamente lógico -no patológico- y finalmente bueno para el conjunto del Planeta y de la Humanidad, si es que hemos de valorarlo en nuestros propios términos culturales y de utilidad antropomórfica.

    La “pandemia” más destructiva actualmente es la explosión demográfica de nuestra propia especie. Viene causando más miseria y muerte entre nosotros mismos, además de destrucción del hábitat para todas las demás especies, que cualquiera otra. Pensar que la ilimitada y destructiva propagación de otras especies (virus, bacterias) es causante de “pandemias” pero excluir de ese juicio de valor a la especie humana misma es un antropomorfismo burdo y una inconsistencia científica fundamental: en todos los casos se trata sólo de ADN buscando replicarse (recordad a Dawkins).

    En vista de la actual acelerada destrucción del medio ambiente, de la imparable explosión demográfica, del calentamiento global, etc., etc., y sobre todo de la cada vez mayor aceleración de ese proceso, muchos nos venimos preguntado cuál habría de ser la salida de este callejón sin salida en las próximas décadas. ¿Las energías alternativas, la fusión nuclear controlada? ¿La ingeniería genética para la agricultura? ¿La absorción del CO2 para el calentamiento global? Todas son acciones necesarias, ninguna suficiente. Entonces, ¿desembocaremos fatalmente en una pesadilla sociológica y psicológica viviendo por decenas de miles de millones en ratoneras? Creo que las oleadas pandémicas que nos esperan durante la próxima década vendrán a sacarnos de un atolladero del cual nosotros mismos ya somos incapaces de salir. Es posible que el mundo civilizado sobreviva pero no sin antes alcanzar un reequilibrio, y deberemos pagar el precio. Preparémonos y hagámoslo valiente y alegremente, pues la crisis necesariamente -aunque no suficientemente- es el preludio de tiempos mejores. Ah: y no dejemos de aprender. Las próximas décadas serán bien duras.

  19. NeoFronteras:

    Restringir los vuelos, como comentan Javier y Alejandro, puede producir más mal que bien si la gripe tiene baja mortalidad. Recordemos que la gripe normal también mata a un porcentaje de gente todos los años. Además, como ocurre en este caso, ya es tarde.
    Las repercusiones económicas pueden ser muy altas para el comercio, las líneas aéreas, el turismo, etc. Para México puede ser un duro golpe respecto a sus ingresos por turismo. Nadie quiere ahora ir allí. Si esta pandemia u otra fuera grave no haría falta ya prohibirlo porque nadie querría viajar.
    Tampoco el transporte aéreo es el mayor consumidor de recursos, energía o contribuidor al calentamiento global (un 2% aprox.). Suele ser un método muy ecológico de viajar comparado con los demás. Incluso solamente el correo basura consume una fracción apreciable de lo consumido por los aviones según un estudio reciente.
    La forma en la que se ha difundido este virus es de libro de texto, o de artículos científicos. Hay gente que ya se molestó en el pasado en investigar este asunto y en crear modelos de contención que incluyen el cierre de centros educativos y restricciones al transporte.
    Hay una investigación curiosa sobre epidemias que se basa en un juego centrado en el seguimiento de la numeración de billetes de dólar a través de Internet. Un científico utilizó esos datos para un modelo de propagación de epidemias. Hace un siglo las epidemias se difundían a partir de un punto e iban extendiéndose. Ahora surgen diversos puntos de expansión debido al transporte aéreo, y se difunde a partir de ellos.
    A veces se ha contenido una pandemia, oras se ha tenido suerte, pero no siempre ganaremos. Hay que hacerse a la idea y, sobre todo, a cambiar nuestro estilo de vida y hábitos desaforados de reproducción.

  20. NeoFronteras:

    Sobre lo que comenta Atanasio, todos conocemos la teoría en abstracto, pero la realidad cuando llega te hace ver el abismo. Te hace enumerar, según el porcentaje de mortalidad, qué amigos o familiares desaparecerían de la vida de uno, o sospechar que puede ser uno mismo el que se enfrente al infinito, justo ahora, ya, sin preparar, sin haber hecho lo suficiente.
    Es verdad que, en abstracto, podemos despreciar al ser humano por haber hecho tantas maldades, por depredar su entorno y su única casa en el Cosmos, por extinguir a preciosas especies que tenían derecho a seguir existiendo, por destruir fuentes de conocimiento que nos impidan alcanzar una mayor sabiduría… Y todo ello sin una razón que no fuera la codicia o la estupidez supina. Quizás en el fondo de nuestros corazones anhelamos un castigo a tanto mal comportamiento. Tenemos una región del cerebro encargada del castigo que demanda justicia.
    También podemos ser absolutamente racionales, hacer las cuentas y darnos cuenta que lo ideal es que desaparecieran unos cuantos miles de millones de personas. Es verdad, es lo racional, la única vía posible. Pero no sólo de razón vive el hombre. Somos complejos y tenemos una moral natural y unas emociones con sus propios circuitos cerebrales. Siempre sufrimos al ver desgracia de nuestros semejantes y en este caso el precio sería muy alto.
    No se puede estar rodeados de estúpidos y hacer estupideces constantemente sin que se paguen las consecuencias. Sería interesante que lo aprendiéramos a partir de todo esto y que, como mínimo, signifique una llamada de atención, un aviso, que debemos escuchar. Pero algo me dice que seguiremos sin escuchar, pues el egoísmo y la codicia crean distracciones tan efectivas como el mejor tapón para los oídos.

  21. Alejandro Sánchez:

    Señores, gustaría que lean el artículo de George Monbiot, el problema no es la población, la tasa de crecimiento poblacional hace una década que se viene para abajo. El problema es el consumo y derroche de recursos, cuya tasa estaba en franco y logarítmico crecimiento, hasta noviembre de 2008. Con la crisis económica y el parón que provoca esta posible pandemia, la destrucción por hiperconsumo se ha detenido, lo triste es que es temporalmente. ¿Cuándo se asumirá una posición científica y se hablará en términos de huella ecológica en esta web? Justamente parte del gran problema es culpar a los que no contaminan de la contaminación del planeta. Con el tema de la huella ecológica está claro quienes son los principales responsables de la catástrofe ecológica en el planeta. Por favor, no sigamos dogmas pseudocientíficos alimentados por justamente los que provocan y siguen provocando esta inaudita destrucción de la naturaleza.

    ¿Tanto cuesta asumir que el futuro ya no puede ser de derroche y opulencia? ¿Tanto cuesta decrecer en hiperconsumo de recursos naturales?

  22. NeoFronteras:

    El consumo actual es una locura. Ya no se reparan las cosas, son diseñadas para durar un par de años y luego tirarlas. Los aparatos electrónicos son un buen ejemplo. Y se pueden poner muchos otros ejemplos de despilfarro. Está bien claro quién consume más. Si los habitantes del tercer mundo consumieran como el promedio del primero harían falta varios planetas Tierra para satisfacer la demanda.
    También es verdad que donde ahora se destruye más medio natural es en el tercer mundo. Quizás un habitante promedio del primer mundo emita más dióxido de carbono usando su auto, pero el del tercero puede llegar a hacer una emisión equivalente o mayor a base de quemar la selva.
    La actual crisis no ha disminuido las emisiones de dióxido de carbono, entre otras cosas porque el carbón o el petróleo son, sobre todo para los países en desarrollo, más baratos que las energías alternativas.
    Una población superior a lo que el medio puede mantener se da ya en varios países del mundo, como por ejemplo Ruanda. Y todos recordamos las consecuencias que esto tuvo allí. En otros países africanos la situación no es mucho mejor. La superboblación es ya un problema en esos lugares y da igual que por otros sitios haya otros que consuman más. Esto produce un flujo de emigración hacia el primero y cuando allí llegan se convierten en consumidores del primer mundo.
    La ciencia analiza, explica, pero son los políticos los que deciden. Nosotros también estamos condicionados con cosas como la ideología y nuestra percepción personal, a través de la cual filtramos la realidad.
    También somos egoístas, aunque podamos ser puntualmente generosos. Podemos creer que haya que ayudar a ciertas poblaciones llegado el caso, pero no regalarles la riqueza a cambio de nada. La cooperación debe de ser una vía de dos sentidos.
    Se puede discutir sobre justicia, sobre igualdad de oportunidades, sobre quién contamina más, o sobre un montón de cosas, pero no hay justificación para una aumento sin medida de la población mundial.
    Había un cuento de ciencia ficción en el que un tribunal requería a un ciudadano. Hacía tiempo que todo el medio natural había desaparecido y la población humana, gigantesca, consumía todos los recursos posibles. Este ciudadano era el último que tenía unos pocos animales como mascotas y se le exigía que los sacrificara para que así pudiera haber más personas en el mundo (al haber más recursos) y que así se alcanzase la “perfección”. No cabe imaginar un futuro más triste que ese.
    Las personas no tienen simplemente derecho a la existencia, tienen derecho a la educación, a una vida digna en la que puedan realizarse, a un medio natural no destruido, a heredar la Tierra tal y como se la encontraron sus abuelos… Siendo simplemente mayor número de humanos lo impedimos. Si somos siempre los mismos y consumimos cada día más también.

  23. javier:

    Respecto del último comentario de Neofronteras: creo que el desorden del consumo masivo e irracional seguirá ocurriendo hasta que todos aceptemos los postulados de la Teoría de Juegos de Nash y Tucker, por mientras al seguir considerando aceptable las asimetrías o los juegos de suma cero como legítimos, 1er y 3er mundo seguiran intentando aprovechar todos los recursos en la forma irracional como actualmente sucede. Aún así creo que el desorden probocado en el sistema (la tierra) es de la magnitud suficiente para haber alcanzado ahora el punto de “no retorno”.

  24. Felipe:

    Aunque aun es pronto para saber como evoluciona el N1H1, si es un hecho que ya llegó un contagiado a Hong Kong; esto es, se está acercando a las fuentes de la gripe aviar. Si se llega a mezclar con ésta, el resultado es el peor posible: una gripe aviar que se contagia entre humanos…

    ¿Puede ser solo ficción?

    Esperemos que si. Saludos desde Concepcion, Chile.

  25. NeoFronteras:

    Estimado Javier:
    Las decisiones de la Teoría de juegos son precisamente muy racionales. Si las aceptamos tal cual la postura es la más egoista posible. En la economía tradicional este egoísmo personal impulsa (en teoría) el bien común. La realidad es que en algunos casos nos lleva al desastre. La tragedia de los bienes comunales así lo ejemplifica. Un caso típico es el de las reservas pesqueras.
    Sin embargo, cuando el juego es a más de una tirada la cooperación o aparece de manera espontánea o simplemente se termina el juego. En su tiempo se crearon algunas estrategias ganadoras en juegos iterativos en los que aparece la cooperación.

  26. javier:

    Sí debí extenderme un poco mas: teoría de juegos aplicada a un esquema cooperativo terrestre universal en una economía que haya aceptado definitivamente postulados ecológicos y en la que los seres humanos seamos sólo uno mas de los jugadores, los otros jugadores estarían representados como los diversos ecosistemas mundiales.

  27. Atanasio:

    Apreciado Neo: si se leen mis afirmaciones sin el toque justiciero divino que tú les pusiste se me entenderá bien. Se trata de un asunto sistémico y creo que en abstracto, como tú dices, es como la ciencia debe considerar las cosas y puede ayudarnos también espiritualmente a sobrellevarlas (el papel espiritual de la racionalidad no es su beneficio menor, como consta desde el De rerum natura de Lucrecio). Por otra parte, y esto para Alejandro, el problema sí es la población. ¿Cómo vas a poner en su sitio la huella ambiental con la población actual? Es cierto que la segunda derivada de la curva de crecimiento demográfico se ha vuelto negativa, pero, dada la situación actual de sobrepoblación, basta que la primera siga siendo positiva basta para que el problema se mantenga vigente en toda su dimensión. Porque el gran problema es el tiempo y el punto de no retorno ya lo cruzamos, chicos. Ahora el sistema está en el filo de un punto de bifurcación, en el sentido que le da René Thom en su teoría de las Catástrofes (y este último término técnico, como tú sabes, no supone ninguna valoración apocalíptica o de justicia cósmica, Neo). Desde esta perspectiva, creo que un reequilibrio por medio de algunas pandemias no ruinosas sería lo mejor que cabría esperar, lo menos traumático y doloroso. Mejor que un colapso ambiental o una guerra mundial, por ejemplo. (De todas maneras, es probable que la actual amenaza de la gripe A sólo sea un anuncio de lo que está por llegar.) Un abrazo para todos.

  28. Alejandro Sánchez:

    El problema de la sobreexplotación de recursos en el llamado “tercer mundo” (su nombre correcto es países con baja calidad humana sostenible) no es el consumo de su población, sino el consumo de las empresas del “mundo desarrollado” que se instalan en dichos países para depredar dichos recursos (porque ya se acabaron en los países ecológicamente pobres, mal llamados “desarrollados”). El tema se desarrolla adecuadamente al analizar la deuda ecológica Lo que se trata en el hilo de estos comentarios es profundamente analizado en la Economía Ecológica y expertos como Serge Latouche ya lo determinaron: El planeta puede soportar una carga de hasta 10 mil millones de seres humanos, siempre y cuando los mismos mantengan un consumo de 1.5 hectáreas de bioespacio. 10 mil millones ya no se alcanzará ni en el 2060, porque el crecimiento poblacional se está deteniendo. Ahora, el grave problema inmediato es el consumismo, que es lo mismo que decir el capitalismo, el actual modelo económico mundial. El colapso que provoca este modelo no se proyecta para el 2060, sino para el 2030.
    El problema principal no es solo nuestro modelo económico, sino nuestra propia cultura basada en el atavismo del egoísmo sin límites y el instinto depredador sin límites. La solución es clara, se debe cambiar profundamente el modelo económico, optando por otro estilo de vida. Este cambio debe partir desde las sociedades opulentas, que son las que literalmente se están comiendo el planeta, luego puede extenderse a los países con baja calidad humana.
    Hay un fuerte movimiento social y político en tal sentido. Es cierto que este tema es netamente político y cultural, pero también es cierto que la ciencia aporta y aportará mucho para orientar estos procesos de profunda transformación humana, hasta el cambio de civilización.

    Siempre hago votos para que neofronteras divulgue las investigaciones que puedan ayudar en tal sentido.

  29. NeoFronteras:

    Estimado Alejandro:
    Tiene en parte razón. Detrás de la depredación del medio en el tercer mundo, muchas veces está una empresa del primer mundo. Aunque no siempre es así. También es verdad que somos increiblemente egoístas y no somos capaces de renunciar a nada. También es verdad que un habitante del primer mundo consume mucho más que uno del tercer mundo.
    Puede ser que también, y según las cuentas, se pueda mantener a 10.000 millones de habitantes si: todos somos vegetarianos, no hacemos mucho ejercicio para así gastar menos calorías y consumimos muchos menos recursos y energía. Para empezar ni tendríamos Internet, ni esta web, ni medios de transporte de ningún tipo. Ni libros, ni cine ni cultura de ningún tipo salvo la oral. La pregunta es si merece la pena vivir así o si merece la pena ser tantos. Se está mucho mejor siendo menos, así de simple. Cuantos más seamos más seremos a repartir.
    Tampoco se pueden tener 10 hijos y pedir que como se son diez que se tenga lo mismo que diez individuos del primer mundo. Eso de tener tantos hijos funcionaba cuando no había vacunas ni medicinas y la mayoría moría. Ahora simplemente les obliga a entrar en un ciclo maltusiano de pobreza permanente. Tampoco se puede uno dedicar a la tala y quema de selva para la agricultura, usar mercurio para depura oro de forma casera, envenenar con cianuro los arrecifes para así “pescar” cómodamente y culpar de todo ello al primer mundo.
    Los habitantes del tercer mundo, debido a su exceso de población, también emigran al primer mundo consumiendo como ellos. Ya son una proporción muy importante de esas poblaciones.
    Si dividimos a todos en buenos buenísimos y en malos malísimos no aportaremos absolutamente nada, salvo un visión sesgada y simplista de la realidad. La realidad suele ser mucho más compleja.

    Sobre la estabilización de la población parece que sólo se estabiliza en el primer mundo:

    Foto

    Tampoco se dice qué pasaría cuando se llegara a los 10.000 millones + 1, ni al posterior crecimiento exponencial. Porque la gente no deja de tener hijos de golpe y menos si culturalmente estás condicionado para tener muchos. Ningún sistema ecológico-económico, incluso el más justo concebible, lo podría soportar. Ninguno. Y tener hijos en demasía es un problema que se prolonga 80 años en adelante con el crecimiento exponencial asociado que eso significa. Cualquiera que tenga una hipoteca sabe lo que significa el interés compuesto, y lo difícil que es amortizar la deuda. Es muy similar para la población.
    La ciencia puede informar de los problemas que hay, aportar algunas soluciones o calcular cuántos habitantes soportaría la Tierra si todos fuéramos vegetarianos, pero las decisiones a tomar serán siempre políticas y cada uno las tratará de filtrar a través de su ideología. Todo el mundo tiene intereses y egoísmos, aunque sólo sea el tratar de imponer una ideología a la humanidad por su propio bien. Pretender que nos vamos a volver todos buenos es de ilusos.
    Lo que habría que buscar es un modo de cooperar porque desde el punto de vista egoísta (para todos) esa es la única salida posible.
    Mientras tanto guerras y destrucción. Quizás lo mejor sea una pandemia, al menos así no soportaríamos el peso de la culpa. O no, porque según algunos siempre habría “conspiraciones farmacéuticas” o privilegiados del primer mundo con acceso a vacunas y medicinas.
    Quizás el ser humano no tenga remedio.

  30. Alejandro Sánchez:

    No se trata de ideologías, sino de cultura (que es mucho más abarcante y profundo) y, sobre todo, de regular los atavismos que todos llevamos. Algunos tienden a ser más egoístas, otros más altruistas, la genética tiene mucho que ver; pero la cultura es la que finalmente determina la forma en que los genes se manifestarán en los seres humanos. Reducir el bioespacio a 1.5 hectáreas no implica necesariamente volver al paleolítico, incluso significaría centrar más el estilo de vida en tecnologías telemáticas como la internet y la realidad virtual, de muy baja huella ecológica (lo que provoca el correo basura es nada frente a las emisiones de C02 que genera un motociclista que viaja un promedio de 50 km por día) Por cierto, la tasa de crecimiento poblacional se está estabilizando en 1,2% o 77 millones de nuevos seres humanos por año. Son datos del Banco Mundial, una organización del sistema actual, muy proclive al análisis sesgado de centrarse en la población y no en el hiperconsumo como principal problema ecológico.

    Obviamente, como aclara George Monbiot en su artículo que enlacé en el comentario 21, el crecimiento poblacional es también un problema que aumenta la presión sobre los ecosistemas. Pero no es el principal ni el más inminente, ya que el colapso ecológico por hiperconsumo está calculado para el 2030 Iba a ser antes probablemente, si no fuera por la crisis financiera de septiembre de 2008 y el probable actual preludio de una pandemia.

    En esta web ya se mencionó reiteradamente que tenemos genes y redes neuronales que contribuyen a la cooperación, el igualitarismo y hasta la solidaridad y la empatía por el sufrimiento de los otros. La solución ecológica es cultural y pedagógica, no darwinista, pensar lo contrario es adoptar la postura de los Rapa Nui de la Isla de Pascua, que se enfrascaron en una copetencia apocalíptica hasta acabar con su civilización y los pocos recursos que les quedaban. Adoptar la postura de “dejemos que las pandemias diezmen a muchos” provocará revueltas, rebeliones sociales, ingobernabilidad y todo tipo de terrorismos, sobre todo bioterrorismos, que culminarán en una vorágine de guerras hasta la guerra final (nuclear) Tanto armamento disponible siempre es una amenaza potencial de autoaniquilación completa. Apostar por la desestabilización social por pandemias, para regular ecológicamente la población, es apostar por la ruleta rusa para solucionar nuestros problemas de sostenibilidad ecosistémica.

  31. Jose M. Pineiro:

    Os montáis un lío enorme:

    Por una parte esto es una epidemia de gripe como las demás (quizá algo más virulenta, lo que esta por confirmar). Sabemos que el virus de la gripe muta y genera cada cierto tiempo cepas mas contagiosas, mas mortales o ambas cosas. Esas cepas son transportadas por las aves migratorias y su transmisión potenciada por el clima propicio del invierno.
    Esto es un proceso natural que lleva ocurriendo miles de años y seguirá ocurriendo en el futuro. No tiene nada que ver con la deforestación, el cambio climático, el hiperconsumismo, la crisis, los agrotoxicos o los trangénicos.
    Afortunadamente para los occidentales esta gripe no encontrara condiciones propicias hasta el próximo invierno, tiempo sobrado para fabricar y distribuir las vacunas. Desafortunadamente para el hemisferio sur, van a tener una “posible” pandemia en un par de meses. Por tanto no cuentan con tiempo para fabricar vacunas, no tienen reservas (ni recursos) para administrar antivíricos, están mas hacinados y tiene peor alimentación y sistema sanitario.
    Aunque esta gripe, y las futuras, no tiene nada que ver con la sobrepoblación esto no quiere decir que no sea un problema. Dudo que el mundo pueda soportar 10.000 millones de personas. Es mas, sin la revolución verde (totalmente asentada sobre el petróleo y el gas) dudo mucho que pueda mantener ni a 3000 millones.
    O se pone coto al crecimiento de la población del tercer mundo (el primero no crece) o no habrá alimentos para todos. El Papa (y muchos otros dirigentes) parecen estar en contra del control de natalidad, por tanto les debe gustar la solucion estilo Dafur.

    Nota para Alejandro Sánchez:
    Ahora el principal problema no es la huella ecológica, sino la producción de alimentos. Es un problema que ocasiona el tercer mundo y va a sufrir el tercer mundo.
    Otra discusión es si nuestro modelo de vida basado en recursos y energía no renovables es sostenible. Evidentemente no lo es, cosa que afectara al primer mundo (y son los que lo ocasionan).

    Como ves no hay buenos ni malos. Cada cual genera y sufre sus propios problemas.

  32. Alejandro Sánchez:

    Otra cuestión que no se ha debatido bien y que menciona en parte Javier Pineiro es que esta gripe, por ahora, es una más de las que hay y, para más, no ha causado tantos muertos de lo que causa estacionalmente las gripes típicas. Ahora, porqué tanta difusión?. Pues, como resulta que la cooperación no es el fuerte de nuestra cultura, se opta por una Pandemia de Lucro de corte darwinista y atávico, esas cosas que forman parte de la cultura destructora que gobierna nuestra sociedad. Como un post datado, la “revolución verde” es justo lo que ha generado la crisis alimentaria mundial y, para más, la deforestación y degradación general de suelos y ecosistemas. Hay 4.500 millones de hectáreas cultivables en el planeta, basta un buen abono orgánico para aumentar su capacidad al doble, es decir, para alimentar a 9.000 millones, eso si no tenemos en cuenta la proteína proveniente de los insectos (¿y porqué tanta exquisitez para comer termitas, hormigas y tarántulas, siendo que constituyen la mayor biomasa del planeta?) Si los agregamos dudo que no haya alimentos para 10 mil millones. Obviamente, para que las tierras cultivables produzcan alimento para 9.000 millones se debe apostar por la agricultura ecológica no extensiva, ya que lo pequeño es más productivo y ecológicamente sostenible, como economistas, ingenieros agrónomos y sociólogos han descubierto, algo claramente que ya se ha estudiado científicamente.

  33. NeoFronteras:

    Marvin Harris, antropólogo cultural y un poco marxista, ya explica en uno de sus libros la ley de optimización del forrajeo y por qué no tendemos a comer insectos y sí animales más grandes: no es rentable.

  34. NeoFronteras:

    Web sobre superpoblación:

    http://www.optimumpopulation.org/

    Aunque estrictamente no va con el tema de la noticia si se ha tratado en los comentarios.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.