NeoFronteras

Los amigos tienen una “vida media” de 7 años

Área: Cooperación — Miércoles, 3 de junio de 2009

Hacemos amigos no según nuestros gustos, sino según las circunstancias, y con el tiempo los vamos reemplazando por otros nuevos.

Foto

¿Ha tenido una buena conversación con algún amigo recientemente? ¿Le ha ayudado algún otro en la mudanza? Pues será afortunado si esas personas están todavía en su vida al cabo de siete años. Al menos eso es lo que afirma el sociólogo Gerald Mollenhorst, que investiga cómo el contexto en el que conocemos a alguien influye en nuestra red social personal. Según él usted pierde la mitad de los miembros de su red social cada siete años.
Durante años los sociólogos han discutido si la ampliación de nuestra red social es el resultado de nuestras preferencias o si es el contexto en el que conocemos a alguien el factor más importante. ¿Sería su amigo del alma su mejor amigo si no hubiera estado con él en la misma clase durante tres años? Y si en lugar de haber conocido a su mujer a través de amigo común, la hubiese conocido en un bar de mala muerte, ¿seguiría siendo su esposa?
Para intentar responder a estas preguntas Mollenhorst realizó una encuesta a 1007 personas con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años de edad. Siete años después volvió a contactar con los mismos. De todos ellos 604 estaban dispuestos a ser entrevistados de nuevo. En ambos casos tuvieron que contestar a preguntas acerca de sus relaciones personales, cómo habían conocido a sus amigos y cómo era su relación con ellos.

Foto

Mollenhorst investigó si el contexto social en el que se hace el primer contacto influye en el grado de similitud entre miembros de la pareja, entre amigos o simplemente entre conocidos. Se esperaba que la influencia del contexto social sobre el parecido en la relación fuera más importante en relaciones débiles que en las fuertes. Después de todo usted probablemente sea menos quisquilloso a la hora de elegir a un conocido que a su cónyuge. Mollenhorst encontró más similitudes en las relaciones de pareja que en relaciones de amistad. Pero curiosamente la influencia del contexto social sobre la similitud no difería demasiado entre cónyuges, amigos y conocidos. Esto revela cómo de fuertemente influyen en las composiciones de las redes sociales de las personas las oportunidades de conocer a alguien.
Con este estudio Mollenhorst ha confirmado que estas redes no están basadas solamente en las elecciones personales y que dichas elecciones están limitadas por las oportunidades que se tiene de conocer gente. Más aún, la amplitud con las que nuestros amigos se conocen entre sí depende fuertemente del contexto en el que la gente conoce a los demás.
Muchos sociólogos asumen que nuestra sociedad se está haciendo más individualista. De este modo se mantiene por ejemplo que separamos estrictamente los compañeros de trabajo, los del club de tenis y los amigos. Sin embargo, Mollenhorst sostiene que los contextos públicos del trabajo, el vecindario y el privado se solapan frecuentemente entre sí.

Foto

El estudio de este investigador revela además que la red social no mengua, pese a que algunas investigaciones norteamericanas sostienen lo contrario. Sobre un periodo de siete años el tamaño promedio de la red personal promedio se mantiene estable. No obstante, durante el transcurso de siete años reemplazamos muchos miembros de nuestra red por otras personas. Sólo un 30% de nuestros amigos de conversación o los que nos echan una mano si los necesitamos estarán con nosotros siete años más tarde. Sólo el 48% de los antiguos miembros formarán parte de nuestra red al cabo de ese tiempo. Por tanto, valore los amigos que tiene, al menos por el tiempo que los tenga.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Felicidad contagiosa.
Nuevo algoritmo para genes, lenguas o terroristas.
Propagación de cotilleos en redes sociales.
La bioquímica de la soledad.
Mira con quien andas y te diré lo gordo que eres.

Fotos de arriba a abajo:
“Mayan Circle of Friends Candle Holder” por Ben Dodson.
“best friends” por robinn.
“grandpa’s friends” por freeparking.
Las tres fotos vía Flickr.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

7 Comentarios

  1. Alejandro Sánchez:

    Este es un campo de investigación de lo más complejo. En realidad hay que establecer contextos de relaciones sociales, clasificarlos y ubicarlos en tiempo y espacio para determinar la viabilidad de una investigación. Una cosa es el vecindario, otra los contactos a través de la familia, el cónyuge o el trabajo y otra, muy novedosa, son las redes sociales a través de internet. Lo que define a una amistad es el grado de intercomunicación entre las partes y, por tanto, desde ese parámetro este estudio puede estar ampliamente invalidado, sobre todo para comunidades pequeñas, dónde se forman alianzas que tienden a permanecer inalterables, incluso por generaciones enteras en el caso de sociedades con culturas tradicionales. El estudio carece de las características propias de un conocimiento científico, ya que no puede ser aplicado ni a todas las sociedades ni mucho menos a todas las culturas.

  2. lluís:

    La verdad es que este tipo de cuestiones no me interesan demasiado. Además, como dijo House (“el médico”): “Everybody lies”. De todos modos si por aquí hay alguien que no lo haga nunca (mentir) que me disculpe.

  3. dano:

    Es normal que en 7 años pierdas gran parte de tus amistades, mudanzas, trabajo, estudios… lo que sea, te hace moverte y relacionarte con distintas personas, no puedes estancarte en un grupo cerrado.
    Pero si es cierto que ahora con las nuevas tecnologías podemos llegar a echar por tierra este estudio. Puedes alejarte miles de kilómetros de un amigo y la distancia evitara que podais abrazaros o daros palmadas en la espalda, pero no evitara que os comuniquéis y al reencontraros sea como si os hubierais visto el dia anterior.

  4. NeoFronteras:

    Estimado Lluís:
    Es verdad que este tema no es ciencia profunda o dura. Es lo malo de las ciencias sociales, su “exactitud” es cuestionable. Aunque estos investigadores se supone que incluso tienen herramientas para controlar el grado de mentira. Pero el factor más importante probablemente sea el cultural. No es lo mismo un país que otro o incluso una ciudad o un pueblo dentro de un mismo país.
    Este tipo de noticias menores o ligeras están pensadas para dar un toque de color más humano y para atraer a otros posibles lectores que a través de ellas se puedan interesar en otras.
    Pero aún así es posible filosofar sobre este tema, sobre todo si se lee entre líneas. Es verdad que en la vida de cada uno de nosotros hubo personas que fueron importantes y que ya no están en ella, a veces sin razones aparentes.
    Solamente la última foto ya dice mucho de la condición humana.

  5. Pablo:

    No tiene sentido… ¿qué valor tiene la opinión de esos 604, siendo que el 40% de los primeros entrevistados se negó a la segunda entrevista ? No se puede extrapolar pensando que ese 40% piensa más o menos como el resto. Al contrario, se podría asumir que piensa DIFERENTE al resto…

  6. Jaime Escobedo:

    :S En ese caso que levante aquí la mano quien no conserve un amigo de toda la vida en su red social. . .

  7. Alejandro Sánchez:

    Quizás sea solo la base para otros estudios. Las ciencias sociales se vuelven duras luego de muchísimos estudios.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.