NeoFronteras

Futuro OLED

Área: Tecnología — lunes, 29 de junio de 2009

Se acerca cada día más la posibilidad de conseguir iluminación LED barata y de alto rendimiento gracias al uso de su versión orgánica, o de conseguir pantallas planas de alto rendimiento y bajo consumo más baratas que las LCD.

Foto

Todos sabemos lo eficientes que son los LED o diodos emisores de luz. Aunque en un principio sólo los había rojos ahora ya los hay azules o blancos que sirven para iluminar. Incluso ya hay linternas de mano que se confeccionan con este sistema de iluminación, a veces con su propio sistema de generación de energía.
Los expertos creen que en la próxima década la iluminación LED será predominante y que reemplace tanto a las bombillas tradicionales como a los fluorescentes.
Conseguir esto no es fácil, los LED emiten en un color específico y los de emisión blanca están trucados con una capa fluorescente para que su luz no sea monocromática y lo malo es que esto rebaja su rendimiento. Además, si queremos tanta luz como una bombilla normal necesitamos muchos LED y el resultado final sale muy caro. En el lado positivo está su duración que es mucho mayor a la de las bombillas y fluorescentes.
Un campo de estudio es el de los OLED o LED orgánicos, es decir hechos de plásticos o polímeros, que abarataría mucho los precios. Sin embargo, al igual que sus primos inorgánicos, suelen ser monocromáticos y emitir en un color determinado. No es fácil generar luz blanca con estos LED orgánicos.
Ahora Soo-Young Park de la Universidad Nacional de Seul (Corea del Sur) y sus colaboradores han creado una molécula capaz de funcionar como dos emisores de luz distintos y emitir luz naranja y azul cuando es estimulada con una corriente. La mezcla simultánea de estos dos colores da una luz que se aproxima bastante a la blanca.
En experimentos previos se trató de juntar dos moléculas distintas para realizar la misma función sin demasiado éxito, pues daban lugar a una emisión predominante en uno de los colores.
La nueva molécula no sufre este problema al contener solamente un grupo químico emisor de luz. Al ser excitada por un voltaje, la molécula sube a un nivel de energía superior. Al cabo de un tiempo vuelve al estado fundamental emitiendo luz azul. Pero la mitad de las veces la molécula puede adoptar una forma en el que el nivel excitado está a una energía menor y la luz que produce al volver al estado fundamental es naranja.
Como la mitad de la población de moléculas produce luz azulada y la otra anaranjada al final se tiene una mezcla que da lugar a luz blanca.
Este hallazgo quizás pueda dar lugar a nuevos sistemas de iluminación comerciales, pero antes habrá que mejorar su eficacia pues es 30 veces menos eficiente que los LED comerciales.

Otra posibilidad es que se usen OLED en pantallas planas de televisión. Este tipo de pantallas han estado en el punto de mira de las empresas de electrónica. Sony ya vende una de estas pantallas, pero de sólo 11 pulgadas y 2500 dólares de precio.
Las ventajas de este tipo de pantallas son su bajo consumo y su habilidad de refresco a una frecuencia mayor que de las LCD.
Según Janice Mahon, vicepresidenta de Universal Display Corp., las pantallas OLED económicas están a la vuelta de la esquina. Sony, Samsung o LG están haciendo esfuerzos en este campo y, según Mahon, el próximo año o al siguiente se solventarán los problemas técnicos que quedan.
Samsung dice disponer ya de pantallas de 14 pulgadas y las de 31 pulgadas están a punto de entrar en producción. LG confirma tener una de 15 pulgadas que comenzará a vender en diciembre próximo. El reproductor Zune HD de Microsoft montará una pantalla OLED de 3,3 pulgadas. Incluso Apple se plantea instalar este tipo de pantalla en su Iphone.
En el campo de la televisión se espera que este tipo de pantallas sean más baratas que las LCD, pese que ahora Sony está cargando con un precio muy elevado su televisor OLED de 11 pulgadas.
La clave, según Mahon, del precio inferior de estas pantallas está en el número de pasos necesarios para su confección: 86 del OLED frente a los 100 del LCD.
Después llegarán las pantallas OLED flexibles e incluso enrollables de grosor de un papel.
Parece que cada día estamos más cerca de esa visión en la ciencia ficción de unas paredes pantallas capaces de mostrar vídeo o paisajes idílicos que a uno le hagan sentir mejor, aunque no sea más que un esclavo del sistema.

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Newscientist.
The Dallas Morning News.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. Jose M. Pineiro:

    Me he interesado en las bombillas de led, y despues de repasar las caracteristicas de las bombillas que aparecen en EBAY (las únicas con un preco asequible) he llegado a varias conclusiones que quiero compartir:

    – La unidad de luz que usan es MCd (microcandelas), mientras los fluorescentes usan los lumenes. Ambas medidas son difilmente comparables, pues hay que tener en cuenta el angulo del cono de luz. Supongo que este cambio es para “engañar” al consumidor.
    – Las bombillas de LED dan muy poca luz. Dificilmente pueden sustituir a las actuales en iluminacion domestica.
    – Las bombillas de LED tiene un rendimiento comparable -en el mejor de los casos- a una bombilla compacta (de fluorescente)
    – Los fabricantes prometen una duracion exagerada de 50.000 horas. Tengo mis serias dudas en este aspecto, pues no coincide con la experiencia de la gente que las ha probado.

    Por tanto creo que todavia es una tecnologia muy poco madura y que, por el momento, no justifica algunas decisiones como dotar a los semaforos con ellas o poner la iluminacion navideña a LEDs

  2. NeoFronteras:

    Es verdad que las unidades en iluminación, con o sin intención de engaño, son un tremendo lío.
    También es verdad que los LED dan poca luz, por eso que se utilizan muchos de ellos a la vez (ver foto) y por eso sale caro.
    Los LED blancos probablemente tengan un rendimiento comparable a los fluorescentes, los hay monocromos que lo tienen mejor.
    Las 50.000 horas es en promedio y es cierto siempre y cuando se cumplan las especificaciones. Los fluorescentes van perdiendo brillo con el tiempo y mandando fuera peligrosos rayos UV.
    Es verdad que es un tecnología poco madura, pero sí se justifica su uso en semáforos, pues una bombilla fundida en un semáforo puede tener un precio en vidas humanas elevado.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.