NeoFronteras

¿Es posible la vida en Marte?

Área: Espacio — viernes, 11 de junio de 2010

Nuevos datos nos hablan de lugares en la Tierra que se parecen a Marte y de la antigua presencia de agua en el planeta rojo.

Foto
Lost Hammer. Fuente: Dept. Natural Resource Sciences, McGill University, Montreal.

¿Es posible que algunos microorganismos puedan sobrevivir en Marte? Según algunos microbiólogos sí es posible. Investigadores de McGill University, del National Research Council of Canada, University of Toronto y del SETI Institute han descubierto bacterias metabolizadoras de metano que sobreviven en un ambiente muy frío en el extremo norte de Canadá. Lyle Whyte, de McGill University, explica que el manantial Lost Hammer soporta una vida microbiana a la que pudo haber en Marte en el pasado o puede que haya ahora.
El agua en este lugar es tan salada que permanece líquida incluso cuando su temperatura está bajo cero. Tampoco contiene oxígeno, pero sí burbujas de metano. Los investigadores tenían curiosidad sobre estas burbujas y su supuesto origen biológico, pero resulto que en realidad tenían un origen inorgánico. Lo que sí encontraron fue una comunidad microbiana que vive precisamente de metabolizar este metano y respirar compuestos de azufre en lugar de oxígeno. Estos microorganismos son al parecer únicos en su clase.
Recientemente se ha descubierto que hay metano y agua congelada en Marte, aunque no hay pruebas de agua líquida sobre su superficie. Lo que sí hay son sales que pueden provocar que exista agua líquida bajo la superficie marciana.

Foto
La isla Axel Heiberg, donde está este lugar, es parte del territorio Nunavut (Canada) y está deshabitada. Fuente: Jason Smith. 2009 Endeavors magazine.

La isla Axel Heiberg es un lugar inhóspito y el manantial Lost Hammer lo es aún más. En Marte hay lugares donde la temperatura es relativamente templada, con temperaturas entre 0 y -10 grados centígrados, quizás incluso por encima. En Axel Heiberg se alcanzan temperaturas de 50 grados bajo cero fácilmente. Lost Hammer es la masa de agua más fría y salada que estos investigadores han encontrado y proporciona un modelo de cómo el metano puede servir como soporte para una hipotética vida en un Marte frío, planeta en donde se ha registrado recientemente gas metano.

Por otro lado, un grupo distinto de investigadores ha resuelto un problema de interpretación de datos proporcionados por el vehículo Spirit que está en el planeta rojo. Revelan que los minerales carbonatados son el principal componente de las rocas de la formación Comanche, situada en las colinas Columbia, cerca del cráter Gusev.
El descubrimiento es significativo porque establece una conexión íntima entre la formación de estas rocas y la existencia persistente de agua líquida en el pasado marciano. Esto ayudaría a consolidar la idea de que Marte fue un lugar cálido y húmedo, probablemente confortable para la vida.
Una temperatura más alta quizás fue posible debido a la presencia de dióxido de carbono que actuaba a modo de efecto invernadero. Sin embargo, este gas se fue perdiendo, quizás debido al impacto de meteoritos o a su combinación con las rocas, como sugiere Richard Morris, del Johnson Space Center.
Cuando el Spirit llegó al afloramiento Comanche en 2005 había prisa por resguardarlo del frío invierno marciano, pero los científicos pararon allí el tiempo suficiente para que el espectrómetro Mössbauer, el espectrómetro de partículas alfa y el espectrómetro de rayos X tomaran datos. Pero éstos datos han sido difíciles de interpretar.
Después de trabajar sobre estos datos, los científicos llegaron a la conclusión de que estas rocas estaban compuestas principalmente de carbonatos de hierro y magnesio, además de la presencia de sodio. El porcentaje de carbonatos en estas rocas se sitúa entre un 16% y un 34% más alto que lo encontrado en otros lugares de Marte.
El afloramiento presenta signos de erosión, así que debía ser mayor en el pasado. La comunidad científica cree que las formaciones de carbonatos estaban más extendidas en otra época.
Puede que al final no haya ni nunca hubo vida en Marte (lo más probable), pero todo parece indicar que quizás al final podremos llevarla nosotros allí, aunque sólo sean microbios.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3162

Fuentes y referencias:
Nota en EurekaAlert.
Artículo original.
Noticia en Nature.
Artículo original.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. Jose:

    Creo que el “ombligocentrismo” del ser humano es ardo extremo …

    Un cordial saludo.

  2. tomás:

    Recomiendo el interesantísimo artículo “Vida bajo cero” del 30-4-10 sobre un fenómeno paralelo en La Antártida.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.