NeoFronteras

No hay “efecto luna llena”

Área: Psicología — Lunes, 26 de noviembre de 2012

No hay relación entre las fases de la luna y el número de pacientes que ingresan en urgencias con problemas psicológicos.

Foto

Es muy difícil desmontar una creencia. Pese a que vivimos rodeados de tecnología y de los productos que nos proporciona la ciencia, el ser humano sigue prefiriendo vivir en un mundo mágico. Hay gente que cree en fraudes como la homeopatía, el feng shui, las propiedades de las pirámides o de las piedras y otras charlatanerías sin fundamento alguno. Creer que se te va quitar determinada dolencia al colocarte sobre el cuerpo una piedra de obsidiana o de granito no dejar de ser chistoso. No es malo disfrutar de la fantasía siempre y cuando seamos conscientes de que sólo es ficción. Podemos ver el Hobbit o la última entrega de Crepúsculo o cualquier serie de TV sobre fenómenos paranormales, pero no debemos creer que todo eso sea posible.
Eso por no hablar de otras creencias mucho más extendidas y sobre las cuales mejor no mencionar mucho so pena de sufrir algún ataque furibundo, ataque que en algunos países lleva a la muerte, casi siempre desagradable, del impío. En resumidas cuentas, hay una frase que permite colocar todo en su sitio: la magia no existe.
Una creencia popular es la que relaciona las fases de la luna con la incidencia de problemas psicológicos. Incluso hay enfermeras que creen que cuando hay luna llena es más fácil encontrarse con ciertos tipos de ingresos en el hospital. Una vez más, un estudio reciente desmonta esta creencia infundada.
Un grupo de investigadores dirigidos por Geneviève Belleville de la Universidad de Laval ha analizado la posible relación entre las fases de la luna y el número de pacientes que ingresan en urgencias con problemas psicológicos. No han encontrado tal correlación.
Hay que hacer notar que la creencia en este tipo de cosas por parte del paciente haría incrementar los casos de correlación positiva, por lo que el efecto cultura juega en contra de la conclusión alcanzada y que, aún así, es la que es.
En el estudio usaron los datos de urgencias del hospital Sacré-Coeur de Montreal entre marzo de 2005 y abril de 2008 sobre 771 individuos que en ese periodo fueron a urgencias con dolores en el pecho, pero que no había causas médicas que lo justificaran. La evaluación psicológica correspondiente reveló que estos individuos sufrían de ataques de pánico, ansiedad, tentaciones suicidas y otros trastornos del estado de ánimo.
Por otro lado, usando un simple calendario pudieron determinar la fase de la luna en la que se producían estas visitas a urgencias.
El resultado del análisis reveló que no había correlación entre la incidencia de estos problemas psicológicos y las fases de la luna en general. La excepción fueron los casos de ansiedad, que eran un 32% menos frecuentes en fase de cuarto. Según Geneviève Belleville esta excepción puede ser una coincidencia o debida a factores que no se tuvieron en cuenta. “Pero una cosa es cierta: no observamos ningún efecto luna nueva o luna llena sobre los problemas psicológicos”, añade Belleville.
Las conclusiones de este estudio contradicen la creencia, que es mantenida por el 80% de las enfermeras y el 64% de los médicos, sobre que las fases lunares afectan la salud mental de los pacientes. “Esperamos que nuestros resultados animen a los profesionales de la salud a abandonar esta idea”, dice Belleville. De otro modo este malentendido podría empañar, según este investigador, el juicio de estos profesionales, pues puede hacer que estén menos atentos a problemas psicológicos que aparecen durante los días restantes del mes que no son luna llena.
Desde NeoFronteras aconsejamos a los médicos o enfermeras que lean esto que entreguen la referencia al artículo original a colegas de profesión. Aquellas personas que conozcan algún profesional de este campo pueden hacer lo mismo. Aunque, como todos sabemos, luchar contra las creencias irracionales es muy difícil, incluso para personas formadas e inteligentes.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3971

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.
Foto: NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

72 Comentarios

  1. Gerardo:

    WTF? “La excepción fueron los casos de ansiedad, que eran un 32% menos frecuentes en fase de cuarto”

    No se, pero con este pequeño comentario no se estan desmintiendo?, corrijanme pero esto no significa que hay una “relación entre las fases de la luna y el número de pacientes que ingresan en urgencias con problemas psicológicos”?

  2. Miguel Ángel:

    ¡80% de enfermeros y 64% de médicos!, esto viene a confirmar que las creencias infundadas son inversamente proporcionales al nivel de estudios. En todos los hospitales que conozco circulan historias sobre voces o supuesto fantasmas: en la inmensa mayoría de los casos son percibidas y difundidas por limpiadoras, auxiliares y celadores, la frecuencia baja entre los enfermeros y más aún entre los médicos.

    Esta creencia en la influencia lunar puede deberse a una analogía con los cambios estacionales: en primavera y otoño son más frecuentes los desequilibrios entre pacientes psiquiátricos, aumentan los ingresos de pacientes con esquizofrenia, las psicosis y la patología ansioso-depresiva.

    Al hilo tengo algunas anécodotas acaecidas durante el ejercicio de mi profesión: recientemente charlaba con una enfermera que trataba de convencerme de la fiabilidad de las cábalas y el calendario zaragozano. Pero un caso más sorprendente, que no se si ya os lo he contado, me ocurrió hace unos años con un compañero médico en un centro de salud. Cuando tenía que atender a un paciente grave lo primero que hacía era colgarle la medalla de una virgen al cuello, me explicó que si le ponía la medalla al paciente ya no podía morirse hasta que cumpliese con la promesa a la virgen que llevaba asociada esa medalla. Aunque el tipo era muy raro y desconfiado, le pedí que me regalase a mi también una medalla por aquello de estrechar lazos, pero debió enterarse de que yo no creía en estas pamplinas y acabó desarrollando tal paranoia que iba contado por otros centros de salud que las enfermeras y yo le envenenávamos la comida…¡de ciencia ficción!

    Es vergonzoso que haya miles de compañeros que se dedican a la homeopatía, de eso ya se ha hablado por aquí. El problema es que en la universidad aprendes a vomitar miles de datos inútiles en los exámenes, pero al que había que suspender es al que no sepa algo tan fundamental como las bases del Método Científico (con mayúsculas)

    Seguiré el consejo de Neo y colgaré la noticia en el tablón, pero ya verás como más de uno sigue en sus trece. Sería bueno recordar que si eres testarudo no estás demostrando ningún espíritu científico, este se demuestra con una mente abierta a aceptar que uno estaba equivocado cuando los hechos así lo demuestran.

  3. Neutrino:

    Lo siento, pero este estudio me parece que no abarca mucho, por el simple hecho de que analizaron a 771 pacientes (lo cual no está mal para este estudio) pero unicamente de dolor de pecho, lo cual me parece absurdo, teniendo en cuenta que de haber una correlación entre la luna llena y causas psiquiátricas, no creo que el punto fuerte es que los afectados vayan al hospital por dolor de pecho.

    Es cierto que podría parecer mas obra de magia y ocultismo que de ciencia, pero realmente no conocemos al cien por cien como funciona el cerebro humano y calificar una creencia de que la luna pueda afectar al comportamiento humano como de magia y ocultismo me parece lo contrario a tener una mente científica, abierta a lo desconocido.

    Explicaciones posibles se me ocurren varias, desde el punto de vista evolucionista en el que debido a una mayor luz durante la noche, estas sean mas peligrosas o mas activas y nos hagan estar mas alerta o que simplemente el reflejo de la luz que nos llega durante la noche de la luna (que no solo es del aspecto visible) pueda generar algun tipo de reacción en el cerebro (en los hurones, aunque esten durmiendo, un exceso de luz genera problemas hormonales a largo plazo)

    No estoy diciendo que este fenómeno se de, ni mucho menos que la explicación sea una de las que he expuesto, simplemente me opongo a caer como siempre ha hecho el ser humano en un egocentrismo de que la verdad de lo que se es la unica y absoluta, sobretodo porque opino que hay mucho que descubrir en la ciencia y no digamos en el comportamiento del ser humano.

    Si se han descubierto recientemente procesos como que en el olfato se halla presente el efecto de tunel cuántico o que el efecto casimir explica comportamiento en las membranas celulares, que no podremos encontrar en los procesos de el mecanismo mas complejo que conocemos, el cerebro humano.

    Todo esto que digo lo hago desde mi humilde opinión, pero creo que aferrarse a la creencia de la ciencia es una creencia al fin y al cabo, y es sabido de sobra que se ha equivocado mucho y se equivocará. La belleza de la ciencia radica en su capacidad de autocorregirse y de evolucionar con el conocimiento humano que de momento no ha acabado de crecer.

  4. Pocosé:

    Coincido con Neutrino en que tal y como esta expuesto el estudio, no es del todo excluyente de que pueda haber una relación de las fases de la luna con determinados aspectos de brotes psicóticos.
    Pero me inclino a pensar, dado que tampoco hay estudios que evidencien dichas relaciones y si haberlos de la predisposición de la mente humana a remarcar las coincidencias y recordarlas mitificándolas, que es fácil que olvidemos el día que hubo cinco ingresos en psiquiatría entre las nueve y las doce de la mañana, y no hagamos lo mismo con aquella preciosa noche de luna llena que hubo tres ingresos entre las veintidós y las seis del día siguiente, siendo esta la razón del alto porcentaje de sanitarios que dan por valida estas correlaciones. Claro yo procuro no olvidar echarme la “Ockham” al bolsillo.
    Saludos a todos.

  5. NeoFronteras:

    Que el estudio diga que la luna no tiene influencia y que aún así se ponga en duda es síntoma de que las creencias no son fáciles de desmontar.
    En cuanto al detalle, el estudio se fijó en dolores en el pecho que resultaron ser psicosomáticos. A partir de ahí la muestra pudo ser grande. Si se hubieran fijado en brotes psicóticos no habrían tenido muestra, pues esos pacientes son escasos y no van a urgencias, sino que ya están tratados o ingresados permanentemente.

    Otros aspectos:

    – Nunca, nunca se puede usar como excusa que no se conoce completamente algo para justificar la magia.
    – La ciencia forma un corpus, no se puede escoger lo que a uno le guste y rechazar el resto.

  6. Miguel Ángel:

    Amigo Pocosé:

    Has dado en el clavo, enhorabuena. Se llega a este tipo de conclusiones erróneas debido a alguno de estos sesgos (o combinaciones de ellos):
    -Sesgo de observación.
    -Sesgo de confirmación.
    -Sesgo muestral.
    Esto sirve también para explicar que haya personas convencidas de que casi siempre les toca la caja más lenta en el supermercado o el carril más lento cuando conducen.

    Un caso flagrante es de los horóscopos, parece que no basta comprobar que en cada periódico den un pronóstico distinto (además de muy ambiguo), ni que haya 12 signos del Zodiaco cuando en realidad son 13 constelaciones…sigue habiendo entusiastas que te dicen con cara sonriente ¡soy Sagitario! Una buena respuesta podría ser: “¿y qué?, si ya no estamos en la constelación de Sagitario”
    Da la impresión de que no logramos dejar atrás la Edad Media.

    *Haciendo un paréntesis quisiera felicitar a aquellos que son primero humanos y nacieron o viven en Cataluña por pura casualidad. El discurso (muy anterior a la Edad Media) de Mas no ha tenido la acogida que él esperaba, aunque dicen que ha servido para que nos rebajen a todos la prima de riesgo.

  7. Alejandro Sánchez:

    771 pacientes?… Wow. La campana de Gauss ha sido desmontada y estamos ante unas nuevas estadísticas que no necesitan de toda una muestra representativa, estratificada y aleatoriamente seleccionada del universo, para evitar la tautología de encontrar lo que se quiera encontrar, encima sin grupo de control representativo. Y sí, es cierto, uno puedo encontrar lo que uno quiere encontrar, la ciencia es un instrumento, un método para investigar, no para determinar verdades o llegar a conclusiones definitivas e inmutables.

    Ahora, desde la neurología las cosas son bien distintas. Ya es un hecho científico que El geomagnetismo afecta al cerebro y a la sique en consecuencia y el geomagnetismo se ve afectado no solo por las fases lunares (que hacen variar no solo las mareas de los océanos, sino también en pequeño grado al núcleo de la Tierra) sino también por los ciclos solares.

    La Universidad Laurentiana de Canadá hizo un estudio más amplio, con muestras verdaderamente representativas y no bastándose con eso, puso a prueba la hipótesis en laboratorio. El abastrac del artículo sobre el estudio se puede leer en:

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15058868?dopt=Abstract

    Hice una traducción de la conclusión resumen del artículo, es categórica la conclusión:

    “Hemos encontrado moderadamente grandes correlaciones entre la cantidad de actividad magnética global diaria y la aparición de ataques epilepticos, agresión, respuesta inmunológica y conductas ambulatorias. Igualmente la propensión de reportes de experiencias con la muerte y otras crisis asociadas con los periodos de quietud en la actividad magnética. Ciertamente los incrementos de la actividad magnética, los cuales reflejan posiblemente diferentes patrones complejos, han estado implicados en las apariciones de muerte súbita infantil y anomalías electro cardíacas que resultan en la muerte de segmentos de la población adulta. La correlación entre las dos variables no necesariamente indica una misma causa. Consecuentemente hemos imitado los patrones geomagnéticos específicos por una aplicación especial de tecnología computacional. Ccuando hemos simulado esas condiciones naturales en el laboratorio, por aplicación experimental de un campo magnético generado dentro del rango de 50 nT en ratas epilépticas, sufrieron ataques con la misma incidencia y latencia que aquellos asociadas con el incremento en la actividad natural geomagnética.”

    Está el enlace, está la traducción, lo demás es “creencia” por supuesto.

  8. Miguel Ángel:

    Apreciado Alejandro Sánchez:

    Parece interesante, pero no se cómo entrar para ver el estudio completo.
    Desconozco el grado de perturbación que causa La Luna en el campo magnético terrestre en su movimiento de rotación, pero no veo la relación entre los dos estudios: una cosa es efecto de las fases lunares sobre el cerebro (que tiene que ver con la luz que refleja La Luna) y otra si los movimientos de La Luna provocan un cambio en el magnetismo terráqueo suficiente para afectar al cerebro.

  9. Fernando:

    Hay estadísticas mejores incluso que las de los casos clínicos. Propongo un estudio con una muestra amplia basado en los hechos delictivos prodicidos en una localidad. Se podrían obtener las estadísticas de, por ejemplo, delitos de lesiones o de violencia de género cometidos durante un año, que son muy pasionales y están perfectamente documentados por el Ministerio del Interior. Sobre una población de cuarenta millones de habitantes, sería una muestra tan amplia que se podrían sacar buenas conclusiones.

    Los policías también hablan de la luna llena.

  10. Miguel Ángel:

    Estimados Gerardo:

    Te digo lo mismo que a Alejandro Sánchez: si hablamos de fases lunares lo que las diferencia es la cantidad de luz que nos llega desde la Luna.

    El estudio dice que los casos de ansiedad eran un 32% menos frecuentes en las fases de cuarto pero que podría deberse a algún sesgo no considerado. Pero aún cuando consideremos que ese porcentaje es correcto yo no llego a ninguna conclusión, porque eso implicaría que los casos de ansiedad son más frecuentes tanto en luna llena como en luna nueva cuando no nos llega el reflejo de su luz.

    Recibe un cordial saludo.

  11. Dr. Thriller:

    Un estudio no hace verano. Y, en cualquier caso, yo como defensor de tener una mente abierta (ya se sabe, no tanto que se caiga el cerebro por la abertura, como decía Sagan, o creo que era él), en principio no va contra ningún principio el hecho de que la Luna pueda tener influencia en la conducta humana, bien directamente, bien indirectamente.

    La única forma de que la Luna pueda tener influencia directa en los seres humanos es a través de la luz que refleja del Sol, es decir, en las condiciones de luminosidad nocturnas que obviamente son mayores durante la llena que la nueva (y todas las culturas antiguas presentan una clara respuesta cultural a este fenómeno), por tanto, lo que cabría esperar precisamente es que *actualmente* la Luna ya no ejerza esa influencia, si es que la ejerció alguna vez, porque en nuestro modo moderno de vida simplemente ni sabemos en qué fase está la Luna en el cielo, ni la Luz que venga de arriba durante la noche nos supone una influencia crítica, o directamente ninguna influencia. Cabría detectar esto en comunidades con modos de vida no tecnológicos actuales (no hace falta irse al Amazonas, se podría hacer con los amish, por ejemplo).

    También cabría esperar influencias indirectas, pero una vez toda influencia si es explicable (y si existe) hoy en día estaría anulada. Me parece un tema importante, porque si en el pasado la Luna ejerció realmente influencia, es un escenario con unas implicaciones, y si no ejerció nunca ninguna influencia destacable sobre un ruido de fondo de innúmeras, es otro escenario con otras implicaciones, dado que como se ve, la conexión cultural existe, y es importante dilucidar si tiene una base fisiológica (directa) o no.

  12. Pocosé:

    Estimado Miguel Ángel
    Tomándome la libertad de meterme en tu paréntesis:
    Evidentemente la tribalidad es muy anterior a la Edad Media, muy probablemente incluso anterior al “H.sapiens”, el cual hace mas gala de ser “H.tribalis”.
    Que esta tribalidad sea preponderante en ambientes inmobilistas y que se sirvan de ella, es lo normal, que lo sea en sectores que se precian de progresistas no lo es tanto. No veo pues el motivo de tu felicitación por ese lado.
    Lamentablemente tampoco veo que la tribalidad ya sea, de tribu grande o de tribu chica, de equipo grande o de equipo chico, inocentemente lúdica o cruelmente devastadora, tenga visos de desaparecer a corto plazo o al menos de quedarse en inocentemente lúdica, en ningún rincón de la tierra.
    Albergo una mínima esperanza de que el conocimiento científico y el razonamiento lógico vayan extendiéndose lo suficiente para que vayamos siendo conscientes de esta, probablemente incluso genética, tribalidad nuestra. Solo cuando comprendamos y aceptemos lo que en realidad somos , empezaremos a estar en condiciones de plantearnos, al menos, lo que no queremos llegar a ser.
    Un abrazo.

  13. Alejandro Hernandez:

    Siempre he considerado que los articulos relacionados en esta pagina son muy interesentes, en la mayoria de casos he estado deacuerdo con el administrador. Pero en este caso veo una gran falta de objetividad y una gran combinacion entre opiniones muy personales y algo de burla para los que quieren seguir manteniendo una mente abierta a ciertos fenomenos que no han podido ser explicados por la ciencia (ojo, fenomenos reales y nada de vampiros hombres lobos, o cualquier tipo de calendario u Horoscopo), Si la historia nos enseña es que muchos de los fenomenos atribuidos a la “magia” o a los “dioses”, simplemente son fenomenos naturales explicados por la ciencia. No seria mas objetivo decir que todavia hay algunos de estos fenomenos que no han podido ser explicados, pero que en un futuro cercano podran serlo por medio de las ciencia, no me refiero a todos ni tampoco a los mas absurdos, pero si algunos.

    “luchar contra las creencias irracionales es muy difícil, incluso para personas formadas e inteligentes.”

    No creo que todo lo irracional tenga que ser luchado. incluso como dices que para las personas formadas e inteligentes. Simplemente no te angusties por las creencias de las personas. Si pareciera que este defendiendo lo de la Luna llena, a mi tambien me parece absurdo, pero hay muchas otras cosas que algunos cientificos intentan explicar con simples teorias, pero de momento nada que pueda ser comprobado. dejemos que algunos tengan creencias asi sean en fantasmas u algun disparates quien sabe algun dia pueda ser explicado y comprobado de manera cientifica. trata de ser un poco menos parcializado y de llamar magia para algunos hechos que no entendemos, o eso te afecta a ti como “PERSONA FORMADA INTELIGENTE y con CREENCIAS SOLO RACIONALES”

  14. NeoFronteras:

    Alejandro Sanchez:
    Sobre el estudio que menciona, y asumiendo que es correcto, no parece que haya problema en suponer que un ente físico como el campo magnético tenga alguna influencia sobre la actividad neurológica, que es básicamente electromagnética. De hecho ahora se pueden apagar temporalmente ciertas regiones del cerebro con un campo magnético intenso. Es decir, no habría magia alguna. Si mezcla churras con merinas no está siendo honesto y lo sabe.
    Que algo sea desconocido no significa que la explicación tenga que ser irracional. Los que creen en el efecto de la Luna suelen hacerlo desde un plano mágico, no materialista ni científico. Sobre todo ahora cuando nuestras ciudades están bien iluminadas y los ladrones pueden cometer sus robos cualquier día del año.
    El estudio da el resultado que da, aunque a alguno no le guste. Y una muestra de más de 700 individuos es bastante buena. Se han hecho estudios en Medicina con muestras mucho más pequeñas y aún así tomamos las medicinas salidas de esos estudios. Esto es algo que se debe saber cuando se tienen unos pequeños conocimientos de estadística.
    La influencia de la Luna, de existir, sólo sería psicológica, pues ni su luz ni el efecto de las mareas puede afectar al ser humano directamente. Pese a que algún “romántico” quiera creer otra cosa.

  15. NeoFronteras:

    Alejandro Hernández:
    ¿Dónde está la falta de objetividad en este caso? ¿En el resultado? ¿En la redacción? ¿En la introducción sobre la magia? Si se presenta la ocasión de desmontar la creencia en los mágico no hay que desaprovecharla. En este caso la “equidistancia” no es justa. Pero si no le gusta el estilo ya sabe que Internet es muy grande.
    La magia se pone allí donde hay ignorancia. Ya sabemos que no llueve cuando los dioses lloran. Afortunadamente ya tenemos explicaciones para muchos fenómenos que antes sólo tenían una explicación mágica. Es de sospechar que los pocos que quedan tampoco pueden justificarse mágicamente.
    La creencia en disparates no sólo no es inocuo, sino que es muy dañino, no sólo para los demás, sino para el que cree en el disparate. La lista sobre este asunto es muy larga. Por otro lado el conocimiento nunca hace daño.
    Si hay gente que confunde magia con lo inexplicado es que al ser humano le queda mucho por avanzar. Y si se confunde el ataque al pensamiento mágico con el ataque a fenómenos que todavía no tienen explicación es que no sabemos razonar.
    Por lo demás asumiremos que usted (como ve no se le apea el tratamiento) no tiene intención de ofender, ni más ganas de abusar de las mayúsculas.

  16. NeoFronteras:

    Si alguien no está de acuerdo con el resultado que pruebe a reproducir el estudio. Que tome los datos necesarios, evite los sesgos, aplique el contraste de hipótesis adecuado, use un buen nivel de significación, etc. Y si le da lo contrario se habrá encontrado que hay una correlación, que no tiene que implicar causalidad (negar una hipótesis siempre es más fácil). Una vez concluido dicho estudio que pruebe a escribir el artículo correspondiente en inglés que lo envíe a una revista científica internacional con revisores de prestigio. Una vez publicado entonces podemos volver a hablar del tema. De momento lo adecuado es asumir este resultado como cierto.
    Otra cosa son las opiniones, que todos tenemos alguna. De hecho, alguno creíamos que el bosón de Higgs no existía, pero los resultados han probado lo contrario, así que tenemos que asumir su existencia. En ciencia uno no se puede fiar ni de su intuición.

  17. Miguel Ángel:

    Muy apreciado Neo:

    ¿Ya está confirmado que es el Higgs? No sabía que su apuesta sobre el Higgs se basaba en motivos intuitivos, yo creía que había apostado a que no existía porque sólo quedaba una banda muy estrecha donde buscarlo.

    Volviendo a la noticia, le he estado dando vueltas a lo que comenta Alejandro Sánchez sobre la influencia lunar sobre el campo magnético, pero desconozco qué grado de perturbación puede ocasionar, si conoce usted este dato estaría encantado de conocerlo…

    Reciba un cordial saludo.

  18. Luis Zapatiel:

    Este foro me ilustró mas que el propio artículo, que no asegura en absoluto que se haya aplicado con rigor el “método científico” en esta investigación. Todos los foristas parecen “personas formadas e inteligentes” (sic), y por ellos deduzco que considerar a la ciencia, sus investigaciones y teorías como la verdad revelada es demasiado arriesgado, mas si consideramos que quienes no se ciñen a ella (cuasi fundamentalismo) son mas o menos estúpidos factibles de engaños o fraudes ( 2º párrafo del artículo). Creo que hay que ser pacientes y esperar que las futuras investigaciones al respecto nos acerquen mas a la “verdad verdadera”, mientras tanto divertirnos con estas creencias, porque el profesional que las tome muy en serio hará mala praxis con o sin luna llena, que entiendo es el gran temor y motivo del autor.

  19. Miguel Ángel:

    Amigo Pocosé:

    Supongamos que la tribalidad tuviese una base genética más que aprendida, aún así, no sería algo inamovible. Un buen ejemplo es la monogamia en humanos: somos el único mono que la practica, todos los demás son polígamos. Es muy posible que nuestra genética sea también proclive a la poligamia y la norma es tener relaciones amorosas con varias personas a lo largo de nuestras vidas, pero tenemos también muchos casos de gente que habiendo tenido varias relaciones en su juventud se emparejan y se casan definitivamente sin que esto suponga un gran trauma o esfuerzo. Incluso tenemos ejemplos de personas que sólo han tenido una pareja en toda su vida.

    Recibe un abrazo de este animal sin patria.

  20. NeoFronteras:

    Estimado Miguel Ángel:
    Pues sí, cuando la banda era estrecha y no aparecía era fácil tener la “intuición” de que no existía, pero resultó que estaba ahí.
    Los últimos datos parecen apoyar aún más la existencia del Higgs, aunque es difícil llegar al 100%.

  21. NeoFronteras:

    Luis Zapatiel:
    El estudio es totalmente válido y tiene todo el rigor científico necesario.

  22. Dr. Thriller:

    Bueno, que tenga un efecto psicológico ya sería de por sí muy importante, pero pienso que no debería descartarse tan a la ligera que las condiciones de luminosidad nocturna puedan haber desempeñado en el pasado un papel muy importante. El cuerpo se habitúa a los ciclos con relativa facilidad, y un ciclo de luminosidad nocturna tan regular como la Luna (tendría que haber una climatología muy adversa para anularlo por completo) bien podría haber producido en el pasado efectos no negligibles. Sin sacar a pasear los niveles de serotonina, tengo buenos motivos para pensar esto: teniendo en cuenta que un calendario lunar es de todo punto bastante inútil en agricultura, son precisamente los pueblos indoeuropeos agrícolas los que han exibido una predilección más que sospechosa de calendarios lunares (perfectamente inútiles para todo, a diferencia de los alineados con el ciclo trópico), y no me parece una explicación satisfactoria sacar a pasear el tema mágico-mítico y pararreligioso, porque a un agricultor o a un cazador un calendario así no le vale para nada, y hablamos de por ejemplo calendarios todavía con mucho que esclarecer como el calendario celta (al menos, continental) como el de Coligny, completamente lunar, sabiendo como sabemos que la agricultura gala no sólo le daba sopas con honda a la romana (que hacía ya uso extensivo y masivo de las economías de escala), sino además *automatizada*, con dispositivos seudomecánicos muy parecidos a los modernos sólo que de tracción animal. Me resulta muy difícil de viabilizar un sistema donde los druidas daban el parte meteorológico basado en una interpretación hermética, porque precisamente los calendarios se inventan para estas cosas.

    Luego claro está, se puede legítimamente considerar que la mayor luminosidad que la Luna puede aportar es un efecto indirecto. En cualquier caso, esta hipótesis como digo puede ser descartada sin mayores problemas estudiando hipotéticos efectos en comunidades que vivan sin nuestras condiciones tecnológicas, porque lo que creo que está fuera de duda es que cualquier efecto actual está más que enterrado en la montaña de ruido de todo tipo que hacemos (acústico, visual y cultural).

    Dicho sea de paso, no descarto que puedan haber otros efectos más sutiles que se nos pasen por alto, pero claro, para poder tratarlos por el método primero hay que ponerlos encima de la mesa, porque los efectos magnéticos me da que no llegan muy allá. Tampoco existe ninguna relación entre las fases de la Luna y cualquier efecto gravitatorio (porque depende de la rotación de la Tierra), y finalmente un efecto psicológico, por llamarlo algo, de mucho más compleja evaluación, que hoy también estaría totalmente disminuido.

  23. amparo:

    Que la ciencia actual no ofrezca explicaciones adecuadas a muchos fenómenos no quiere decir que sean mentira.
    Si se hubiese pensado de igual modo hace siglos ni si quiera tendríamos ciencia. Sólo conocemos (o comprendemos) una parte de lo que nos rodea.

    Y con esto no quiero decir que no existan mitos, falsedades, malentendidos, etc… como posiblemente lo de la luna.

    Por ejemplo en China llevan milenios usando una medicina que nuestra ciencia occidental no comprende pero que funciona. De hecho muchos médicos occidentales comienzan aceptar que la medicina alternativa es complementaria a la nuestra.

    Del mismo modo que hay que demostrar que las cosas son ciertas también hay que demostrar que no lo son.

  24. Alejandro Sánchez:

    No voy a discutir sobre un estudio que “a priori” se lo nota con insuficiente marco teórico y pobre en variables y constructos. La mayor incidencia de la Luna no es óptica (por la luz) sino electromagnética. Hay estudios y estudios y este se basa en una muestra no representativa, mientras que el estudio que refiero (de la Universidad Laurentiana de Canadá) sí se basa en muestras representativas, en un marco referencial que da forma a un marco teórico sustentable y para dar pie final, en experimentos de laboratorio con variables controladamente manipuladas (reproducción de condiciones geomagnéticas en forma precisa) Cuando expuse el estudio, no lo expuse para defender la idea de “la luz de la luna que da prosperidad” ni nada de eso. Ahora, si se rechaza un estudio científico serio, fundado en datos serios, emanados de una universidad seria, bueno, con el dogmatismo no hay nada que hacer. Pero que conste, se trata de dogmatismo, no de una postura científica. Hay que recordar los postulados del pensamiento científico de Carl Popper y no encerrarse en un paradigma como si fuera el conclusivo y final. Finalmente, para completar mi post anterior, el siguiente estudio correlativo entre fases lunares y eventos geológicos es rigurosamente ilustrativo http://www.cielosur.com/luna-influencia.php

  25. Dr. Thriller:

    Amparo, la “medicina” china dista mucho de funcionar. De hecho, en China la gente con posibilidades (económicas) va a la medicina, no a la “medicina” china. De entrada, no puedo calificarla de medicina, porque como la medicina en Europa hasta bien entrada en el siglo XIX, está ausente y fuera del método, con los resultados que eso implica de forma automática (te recomiendo en el caso de Europa informarte de casos como Semmelweiss, o que los antibióticos ya fueron identificados y descritos por lo menos en 1870 -registros académicos- y permanecieron en el olvido debido a la irracionalidad de los ataques a la idea de gérmenes patógenos, que aunque hoy en día te parezca increíble, Pasteur fue abucheado en la Academia de París por defenderla -Pasteur era químico, no médico).

    Los pocos estudios que existen sobre la acupuntura, parecen apuntar una vez más a un placebo (como en el escandaloso caso de la homeopatía, ahí la tienes tan pujante y en la “racional” y “científica” Europa). Como digo arriba, una cosa es tener la mente abierta y otra que se caiga el cerebro por la abertura.

    La medicina tradicional china, como la medicina tradicional europea, no ha servido para nada mucho más allá de lo mismo que hace Lourdes, Fátima y el Benarés.

  26. NeoFronteras:

    Estimada Amparo:
    La “medicina” tradicional china no funciona más allá del efecto placebo o efectos marginales. La esperanza de vida de los chinos fue siempre baja hasta que adoptaron la medicina occidental.
    Que no se tenga explicación racional para unos poco fenómenos no significa que tengan que tener una explicación mágica, sino que aún no se ha encontrado la explicación racional.

  27. Dr. Thriller:

    Alejandro, perdona mi contundencia, pero en mi opinión donde entra Popper por la puerta sale toda la racionalidad por la ventana. Este señor, es público ya a estas alturas que estaba a sueldo de la CIA (la CIA tenia departamentos enteros para financiar y montar pesebres en lo que ellos llamaban “la batalla ideológica”, así que la paranoia y la locura para nada eran monopolio del KGB), a mí siempre me pareció, como todos los pesebreros, un tipo sobrevalorado que además no dice ni una verdad y construye un armazón de vacuidades aparentemente sólidas cuando son pseudo-obviedades (cuando no incongruencias e inconsistencias), que por cierto, no pasan el propio método que él sugiere.

    La ciencia desde luego no avanzó tampoco colocando etiquetas, que es precisamente lo que hace Popper.

  28. NeoFronteras:

    Alejandro Sánchez:
    ¿Puede explicarse en eso de efecto electromagnética de la Luna? La luz son ondas electromagnética.
    Si se refiere al efecto magnético de la Luna es nulo por no tener ésta campo magnético.
    Si se refiere al efecto de la mareas sólo afectan a grandes masas de materia, como los océanos.
    El estudio que menciona no afirma lo que usted dice, habla del efecto electromagnético sobre el sistema nervioso, la conexión con la Luna la hace usted.
    Si critica este estudio en los términos que lo hace tratando de desacreditar el método empleado tenga en cuenta que se puede hacer lo mismo con el estudio que usted menciona.
    De todos modos siempre puede recurrir a lo que se dice en el comentario número 16.

  29. Angel Z:

    Coincido en que me parece aventurado decir “No hay efecto luna llena” solo con los datos de este estudio, y tambien con los apuntes sobre el origen evolutivo de cualquier posible alteracion fisiológica o psicólogica observada en la población en estos días. No olvidemos que el ciclo menstrual humano tiene un periodo sospechosamente parecido al mes lunar, y de hecho en algunas especies los periodos de apareamiento se ajustan para coincidir con los meses lunares. Posiblemente relacionado con el hecho de que durante el apareamiento su puede ser mas vulnerable a los depredadores, etc. Tampoco olvidemos que, de hecho, tenemos unos ciclos fisiólógicos claros relacionados con el día y la noche, por razones evolutivas claras. Estos ritmos son, por un lado, innatos, pero por otro se sincronizan “en fase” con el día y la noche por la exposición diaria a la luz del sol. No me parece descabellado que en, en un principio hubiera ciclos hormonales o de otro tipo en hombres y mujeres con un periodo similar al mes lunar. Ahora bien, el ciclo menstrual (o algun otro ciclo hormonal hipotético) seguramente se “desacopló” del mes lunar hace tiempo, tal vez debido a la iluminación artificial. ¿Pudiera ser que, antes de que esto sucediera, durante milenos, la observación del cambio de conducta en algunas personas con la luna llena diese lugar a la leyenda de la influencia de la luna (sin olvidar el tema de la “diosa lunar”, etc)?¿Tal vez se está produciendo un sesgo de confirmación en nuestra apreciacion de la realidad actual, motivado por arquetipos que proceden de la prehistoria?¿O será que todavía algunas personas tienen algun tipo de ciclo “en fase” con el ciclo lunar?

  30. Miguel Ángel:

    Aunque lo estudiásemos en sociedades que no emplean la luz artificial, tendrían que dormir a cielo abierto porque, si lo hacen dentro de una cabaña o similar la luz queda muy disminuída o anulada. Hay pocas tribus actuales que duerman así, hay un pueblo cuya costumbre es dormir sobre una esterilla y a cielo abierto (creo que son los bosquimanos), pero también me parece recordar que encienden fuego.
    Desconozco si se percibe alguna diferencia de luminosidad con los ojos cerrados entre una noche de luna nueva y una de cuartos o de luna nueva. Aún así, una cosa es que no seamos capaces de percibir la diferencia con los ojos cerrados, y otra cosa es que la pequeña diferencia no se haga consciente pero alguna región cerebral sea capaz de notarla y reaccionar al respecto, todo depende del umbral de respuesta.

    En cualquier caso, me parece correcta la apreciación sobre las bombillas porque, a poco cerca que estemos, se reciben lux que de la luz lunar.

  31. Angel Z:

    Diría, Miguel Angel, que por supuesto se puede dormir, pero tambien se pueden realizar actividades las noches de luna llena, como sabe cualquiera que haya andado por el campo en una de esas noches. Hay suficiente luz como para realizar casi cualquier cosa relacionada con la supervivencia. Asi pues, si la evolución nos dotó de ritmos circadianos para tener sueño de noche, tampoco me parece tan improbable que nos dotase de ritmos de 28 días, en un punto de los cuales (los días de luna llena) estaríamos mas activados.

  32. tomás:

    Estoy de acuerdo con el artículo, con Miguel Ángel y, en general, con Neo, aunque discrepo en una de sus afirmaciones. Me refiero a su comentario 28 en el que dice: “Si se refiere al efecto de las mareas sólo afectan a grandes masas de materia, como los océanos”.
    Aunque no coincido con las opiniónes de Alejandro Sánchez, el envío de su 24 tiene interés, al menos en lo que se refiere a que el efecto gravitatorio y de influencia en el manto sobre el que flotan la corteza terrestre, continental y oceánica. Sin datos, siempre he sido de la opinión que lleva a admitir que, a pesar de ser una masa de alta viscosidad, lo que queda patente por los muy lentos desplazamientos tectónicos, por fuerza ha de soportar los tirones gravitatorios. No me terminan los datos que el artículo del envío presenta por cuanto creo que la técnica actual está en condiciones de medirlos directamente comprobando si los continentes se alzan o no y en qué medida, usando los muy precisos satélites artificiales. Sin embargo insisto en que me parece de lo más lógico que haya una influencia medible y es lo que echo en falta.
    Saludos.

  33. NeoFronteras:

    Estimado Tomás:
    Si tiene algún ejemplo de efecto de las mareas sobre pequeñas masas suministre dicho caso. Si no es así entonces la afirmación sigue siendo válida.

  34. Dr. Thriller:

    Pues es posible que el mecanismo sea más complejo y requiera “complicidad” de flora y fauna -está más que demostrada mayor actividad nocturna de algunos animales en función de la fase lunar, por motivos obvios y nada mágicos-, pero los griegos, con su famoso calendario de ciclo metónico, que yo sepa no vivían a la puta intemperie para nada, ni los celtas, con otro ciclo más complicado aún para encajar el calendario con las estaciones, menos intemperie aún que la climatología atlántica como que es peor que la helénica (aunque en Bizancio nieva, pero bueno); por tener, los galos hasta tenían casas de cuatro plantas. Sobre el calendario romano prefiero no hablar, porque ha sido una chapuza infumable desde sus orígenes, y en cuanto al calendario islámico, que fue escogido adrede como lunar por motivos fundamentalmente políticos (lo cual lleva a situaciones culturales tan simpáticas como que un musulmán en el norte de Europa no puede cumplir el Ramadán, porque como caiga en verano no come en semanas… o meses), pero está bien apuntar que en climatologías como las de los lugares donde se originó esta religión la Luna suele brillar limpia en el cielo.

    Si hablamos de efectos no negligibles, deben ser observables aunque sean difíciles de aislar. Si la Luna actúa a través de ciclos de mayor luminosidad nocturna, por ejemplo cabría esperar pautas diferentes de serotonina, y diferentes respuestas a los ciclos de sueño nocturno, en general. No creo que en cualquier caso la Luna sea un efecto contundente de nada, más bien podría ser un disparador que alterase ciertos equilibrios puntuados.

    Por cierto, noto que algunos de los contertulios parecen vivir en un ámbito completamente urbano. Lo bueno que tiene los que vivimos en sociedades “más atrasadas”, es que podemos comprobar casi a diario la enorme diferencia de calidades de vida. A pesar de que las ciudades de mi país vienen a ser barrios (o ni eso) de grandes metrópolis, la diferencia en la calidad del aire es brutal: en la ciudad uno ya ni huele un tubo de escape, en el mundo rural, el mismo día, se huele el de cualquier vehículo a 50 metros. Con el ruido, tres cuartos de lo mismo, se puede oir hablar a dos paisanos a 100 metros (y entenderlos no mucho más cerca), en una ciudad esto es locura. De las noches ya no hablo, pero incluso con esa peste del “punto de luz”, no tiene ni color. Algo como esto no genera “efectos negligibles”.

  35. Dr. Thriller:

    La gravedad no puede producir ningún efecto no negligible porque las mareas se mueven en ciclos de rotación de la Tierra, y no tienen ninguna relación con la fase lunar (excepto la intensidad, que tampoco es constante en el tiempo sino que depende de la posición exacta de los tres cuerpos, que no se repite con un período corto, digamos), así que de existir cualquier efecto inducido por la gravedad, el primario que cabría esperar sería el de las mareas diarias (dos al día, recordemos), y no conozco absolutamente ningún registro cultural, que hay literalmente cientos de miles, que haga alusión a cualquier ciclo de mareas.

  36. Dr. Thriller:

    Entendámonos, que haga alusión no pudiendo “verlas” en acción en los océanos, claro está.

  37. tomás:

    Estimado Neo:
    Tu argumento no me parece justificado. No estoy hablando de pequeñas masas sino de el manto terrestre, seguramente la parte más masiva del planeta. Sabemos que el efecto “marea” se da sobre la atmósfera, lo que evidentemente no puedo probar, pero sí suponer y aceptar si alguien me da una mínima prueba porque es algo lógico. Afortunadamente sí puedo ver ese efecto sobre las aguas. Pero no puedo hacerlo sobre la masa de tierra encima de la cual vivo, porque me muevo con ella. La única forma que preveo es medirlo con un rayo láser desde un satélite, pero la lógica me indica que ha de existir y ser mucho menor que el de las aguas.
    Tampoco puedo presentarte pruebas de la deriva continental, pero los satélites la han medido. Con esto quiero decir que cuando no es posible probar algo hay que echar mano de la deducción y que esta ha de tener una cierta base. En mi caso me fundo en que las fuerzas existen y en que el manto tiene varias propiedades de fluido, aunque sea muy viscoso.
    Un cordial saludo.

  38. NeoFronteras:

    Estimado Tomás:
    Sigo sin ver esas “pequeñas masas” afectadas directamente por las mareas, pues la afirmación era “las mareas sólo afectan a grandes masas de materia, como los océanos”.
    Las mareas pueden afectar a los océanos o a la corteza terrestre o incluso a la atmósfera, pero no a una persona.

  39. tomás:

    Bueno, por favor, Estimado Neo, nunca he querido decir que afecten a una persona. Así pues, una vez aclarado el tema estamos totalmente de acuerdo.
    Un cordial saludo.

  40. lluís:

    Hablando de médicos y enfermeras, resulta que ahora hay oncólogos que si bien dicen que no se debe abandonar la medicina académica para tratar de curar un cáncer, recomiendan que junto a los clásicos tratamientos curativos (quimioterapia,radiologia..)se practique la “meditación”, que no debe ser forzosamente “orientalizante” (sic.) sino que incluso puede servir un simple “padrenuestro” (sic). Aducen los que promocionan tamaña patraña, que al recitar oraciones, se influye en “el buen ritmo de la respiración”. Lo que acabo de contar lo he visto (¿lo adivinas?)en una cadena de televisión.Añadió el oncólogo entrevistado en esa televisión que esto de la “meditación” ya se había puesto en práctica en algunos hospitales.Entre ellos el suyo, obviamente. Y como no podía ser de otra manera los médicos que utilizan la “meditación”, por regla general tampoco le hacen ascos a determinados productos homeopáticos, que ellos mismos se encargan de “supervisar”.

    Ya me disculparan los médicos y enfermeras o enfermeros que tengan conocimientos sólidos de ciencia, pero lo cierto es que resulta profundamente descorazonador ver la cantidad notable de profesionales de la salud humana que se apuntan a este tipo de chifladuras “meditativo-homeopáticas”.

  41. Dr. Thriller:

    Lluís, no conozco el caso que citas, aunque por lo que comentas está más que claro. Ahora, sin entrar en este caso concreto, es una gran verdad que el efecto placebo existe (y tan real que es, que todas las pruebas que se hacen son de doble ciego), y hay fuertes indicios de que una cierta predisposición del individuo -por llamarlo de alguna manera, claramente falta de rigor- dentro de ciertos límites, está claro, supone mucho mejores respuestas a los tratamientos; si bien esto en ocasiones es irrelevante (porque la medidación va a funcionar de todas maneras, con o sin predisposición, o incluso “anti” disposición), en otras donde nuestro conocimiento es más precario y los tratamientos más azarosos, podría llegar a suponer la diferencia entre el éxito o el fracaso.

    El problema es que no sabemos cómo utilizar este fenómeno en nuestro beneficio (existen indicios que efectivamente actúa sobre el sistema inmunitario, parece ser que eliminando ciertas inhibiciones naturales que son válvulas de seguridad para evitar problemas de autoinmunidad), de ahí que sea normal la falta de escrúpulos y la manipulación que además no sirve para nada más que sacar el dinero, que no olvidemos es la piedra angular de nuestro sistema socioeconómico.

    Es interesante separar los dos problemas, porque el sacar a la gente el dinero con engaños también lo hacen las grandes multinacionales farmacéuticas, sólo que ahí lo tienen un poco más difícil (no mucho más, desgraciadamente) porque está el método como referencia fiable. En cualquier caso, ya que hablamos de casi casi “un estado de ánimo”, el efecto placebo puede ser (perfectamente) gratis, porque cada uno debería escogerse el foco de fe que prefiera para disparar el mecanismo, ya que por su propia naturaleza tiene que tener un fortísimo carácter personal. Dicho sea de paso, me pregunto si parte del efecto no lo dispara, precisamente, la “mecánica” de pagar por algo (para que sea “útil”)… cabe esperarlo, ya que actúa a niveles culturales.

  42. lluís:

    Efectivamente, dr.Thriller, el efecto “placebo” parece ser una realidad,pero se piensa que tiene bases genéticas.No sería, pues, un “efecto mágico”. En cuanto a lo de la predisposición del individuo para que se dé esa mejor respuesta a los tratamientos de la que hablas, pues que quieres que te diga, no conozco a nadie que quiera perseverar en su enfermedad,es decir predispuesto a curar sus males, que yo sepa lo están todas las personas quieren curar sus dolencias.La actitud positiva ante la enfermedad y sus correspondientes tratamientos diría que la tiene todo el mundo y todo lo demás me parecen simples especulaciones.

    Ahora bien, si alguien cree que meditando y “homeopatizándose”, va a conseguir influir positivamente sobre su sanación, pues ya sabe lo que tiene que hacer.Realmente yo no creo en nada de eso.Y ni tan siquiera he conseguido quitarme un “simple” dolor de cabeza a base de “voluntad más o menos meditativa y actitud positiva”.

    En cuanto a los productos farmacéuticos, si bien a veces las moléculas de bastantes medicamente son prácticamente la misma sustancia y sirven para lo mismo, sufren rigurosisimos controles antes de ser aprobados, cosa que no sucede con los productos “homeopáticos.

    Recordar por último que la medicina oriental tradicional (homeopática, podríamos decir)no impidió miles y miles de muertos hasta que llegó la medicina académica de Occidente.

    Un saludo, dr.Thriller.

  43. daniel:

    Estimado tomás:
    Sobre tus 32 y 37, decir que yo también me he planteado eso, incluso si una “marea del manto” podía influir en la fricción del manto y por tanto su calentamiento. Como Neo ya me dio permiso anteriormente para poner enlaces de otros blogs, aquí traigo esta entrada sobre las fuerzas de mareas:
    http://ramanujan25449.blogspot.com.es/2012/03/fuerzas-de-marea.html
    “La Luna ejerce gran atracción sobre la parte de nuestro planeta situada justamente enfrente de ella. Es por eso que el agua tiende a subir y se forma ese abultamiento que constituye la marea alta.
    Por otro lado, en la cara opuesta de la Tierra la parte sólida es atraída con mayor intensidad que el mar que baja unos centímetros, mientras que las aguas experimentan por ello una subida.
    Las masas sólidas de la tierra no escapan a este efecto gravitatorio, por lo que ¡también se mueven hacia arriba y hacia abajo! Como resultado la Tierra bajo nuestros pies puede llegar a subir y a bajar hasta un metro, sin que nos demos cuenta.”

  44. Dr. Thriller:

    Lluís, me temo que las cosas son más complicadas de lo que parecen. Una fracción importante de enfermos, por ejemplo, con dolencias reales y para nada ficticias (ni siquiera somatizadas), utilizan y manipulan sus dolencias en sus relaciones cotidianas buscando ventajas sociales, usualmente en su entorno familiar inmediato, y esto no es algo exclusivo ni de infantes ni tercer-edadícolas, sino que es universal, esto no quiere decir ni que lo hagan conscientemente ni mucho menos deliberadamente, pero los mecanismos del comportamiento humano son mucho más complejos que cualquier análisis lineal. Además, nuestra tendencia a buscarle sentido a todo también influye y mucho a la hora de afrontar las enfermedades, incluso los más racionales no estamos exentos de buscar sentidos donde no los hay, y las consecuencias que eso conlleva.

    No creo que ninguna persona informada y racional crea que homeopatizándose o usando cualquier chorrez similar (la meditación ya no digo nada, porque además es un término tan vago que tirarse a ver películas de los hermanos Marx podría ser meditación, aunque creo que a eso ahora, a la versión de pago, le llaman risoterapia), ahora, que el efecto placebo existe, eso no creo que esté sujeto a discusión, y que esas estafas puedan llegar a dispararlo no es para nada descabellado. Como digo, la cosa estaría en descubrir más profundamente las mecánicas de nuestro sistema inmunitario, pero mientras eso no es así, y mientras nadie sea estafado (mecánica social que se presenta en numerosos campos), por mí me parece perfecto si quiere ir al santuario celta de Lug, al Benarés, o practicar la anoterapia en su versión freudiana. Es evidente que mientras siga el tratamiento pautado, daño ninguno puede hacerle.

    Respecto a las estafas farmacéuticas, son más complejas que aplicar medicamentos erróneos en las clínicas equivocadas, pero como ya hemos subrayado ambos, ahí el método claramente pone todo en su sitio (de ahí que para practicarlas, deban recurrir a procedimientos más elaborados y costosos como sobornos a gran escala, manipulación de datos, etc., es mucho más barata la magufería, evidentemente).

    Daniel, nadie niega que las mareas ejercen un efecto, pero como he sugerido hasta tres veces, esas mareas se producen dos veces al día, y no tienen una sincronización lineal con las fases lunares. Y lo que se discute son los ciclos lunares (de 29,5 días), no los ciclos tidales (de 12 h). Si los efectos fueran producidos por las mareas gravitatorias, deberían darse en ondulatorias de 12 horas o algún tipo de armónicos de esta periodicidad; la luna llena se produce además parcialmente desconectada de los fenómenos tidales (porque depende de la distancia puntual a la Tierra en cada plenilunio, que no es la misma, de la libración lunar, etc.).

    No se descarta, porque ninguna ley física lo prohíba, que pueda haber efectos conductuales o de cualquier tipo en biología derivados del fenómeno de las mareas: sólo que a día de hoy no se detectan más allá de los obvios producidos por las oceánicas, y que el debate que se trataba era de los ciclos de fase lunar, es decir, plenilunios y demás, que no siguen los ciclos tidales como he escrito.

  45. Miguel Ángel:

    Amigo lluís:

    Comparto tu indignación con el tema de la homeopatía y entiendo perfectamente que suscite dudas acerca de la integridad de los médicos que la practican.

    En cuanto al tema de la meditación, mi consejo (de científico y de amigo) es que no te bases en lo que tu lógica te dice a priori ni en tu experiencia personal.
    No soy ningún “creyente” en estos temas, sólo los tomo en conisderación si hay estudios serios que los avalen…te cuento lo que conozco acerca del tema:

    -El estado de ánimo tiene importantes efectos sobre el sistema inmune. Para no extenderme en un tema que podría resultar larguísimo, sólo voy a comentar que tanto en la depresión como en ciertos estados de estrés se ha documentado una disminución de la efectividad del sistema inmune. Tanto en el estrés como en la depresión disminuyen las células NK (natural killer).

    -Las células NK tienen un papel importatísimo: matar a cualquier posible célula tumoral de nuestro cuerpo.

    -Si tenemos en cuenta los dos puntos anteriores, debería estar claro que la depresión o el estrés hiciesen aumentar la incidencia de tumores. Hay algunos estudios que lo corroboran, pero en otros no se ha logrado establecer una relación.
    (Sigo)

  46. Miguel Ángel:

    -Entre los estudios que han relacionado la depresión con el desarrollo de cáncer puedo citar uno de Herbert Snow que relacionó el fallecimiento de un pariente cercano con una mayor incidencia posterior de cáncer de útero y mama. En otro estudio, los pacientes con altas puntuaciones en depresión (medida con el MMPI) tenían un riesgo duplicado de morir de cáncer a los 17 y a los 20 años.

    -Hay estudios que no han establecido relación entre depresión y desarrollo de cáncer, pero en la mayoría se ha documentado un progreso más rápido del cáncer y una supervivencia más corta. Es decir, que no todos los pacientes con cáncer toman la misma actitud y de ello depende cómo va a evolucionar el tumor.

    El problema es que es difícil eliminar los sesgos cuando se realizan estos estudios y en muchos casos cabe la duda de si lo que predispone al cáncer no es la depresión en si misma, sino los malos estilos de vida que suelen adoptar las personas con depresión (abuso de tabaco o alcohol, trastornos alimentarios, insomnio…). De todos modos, en el estudio que he mencionado que se duplicaba el riesgo de morir de cáncer a los 17 y a los 20 años, ese riesgo no se explicaba por diferentes comportamientos de salud.

    -Se ha comprobado mediante resonancia magnética funcional practicada en personas que padecían un dolor físico (por ejemplo: una úlcera vascular), que el simple hecho de dejar de pensar en el dolor e imaginarse una situación más agradable, hace que la intensidad de la señal en esa zona cerebral concreta disminuya de un modo muy significativo. Cuando el sujeto deja de pensar en la sensación agradable vuelve a aumentar la intensidad de la señal.

    -En experimentos hechos con grandes meditadores (en una muestra amplia que incluía policias, médicos, abogados, etc) se documentó un incremento muy significativo de la actividad en el cortex prefrontal izquierdo, dando como resultado que Matthieu Ricard fuese declarado por la Ciencia como “el hombre más feliz del mundo”.

  47. Miguel Ángel:

    La meditación es una forma de entrenar al cerebro y, como cualquier disciplina, requiere constancia. No podemos esperar que 5 minutos de meditación por primera vez vayan a obrar milagros, del mismo modo que ocurre con un deporte la primera vez que lo practicamos.

    La técnica que propone Ricard de concentrarse en la respiración tiene el fin de no dejar que el cerebro siga generando pensamientos de modo automático, se trata de obligarle a concentrarse en una sensación muy sutil (el aire que entra y sale por la nariz) porque requiere cierta atención y así el sujeto puede darse cuenta de si se está distrayendo.

    Otras técnicas del budismo han sido implementadas en la psicoterapia conductual y sobretodo en la cognitiva. Por ejemplo, lo que los budistas llaman Vipassana (visión penetrante), que nada tiene que ver con la visión de Superman, sino con darse cuenta de que todo en el Universo es efímero, incluída nuestra propia vida y que la realidad NO es como nosotros la percibimos, que lo que pensamos en cada momento no son más que ilusiones generadas por la actividad cerebral que poco o nada tienen que ver con la realidad. Se trata de dejar de implicarse con el carrusel de las emociones y los pensamientos propios, muy típico de los occidentales: ahora estoy triste porque me han llamado “feo”, ahora estoy contento porque estoy de vacaciones, ahora vuelvo a estar triste porque se han acabado las vacaciones…

    Por cierto, me gustó mucho la referencia que hiciste a la posible “escuela Pitágoras”, no tenía conocimiento de ello.

    Un abrazo

  48. Miguel Ángel:

    La meditación es una disciplina o entrenamiento mental y, como en otras disciplinas, se requiere constancia. El cerebro puede entrenarse y esto provoca cambios en él, del mismo modo que el entrenamiento físico provoca cambios en los músculos.
    El problema de los occidentales es que no solemos tener paciencia para estas cosas y preferimos la píldora rápida a tenernos que someter a cualquier disciplina.

    No podemos controlar el mundo ni sus contingencias, pero podemos hacer el esfuerzo por controlar nuestra mente: ahí reside nuestra única libertad. La alternativa es continuar siendo zarandeados por el carrusel de la vida y sus emociones: ahora estoy triste porque me han llamado “feo”, ahora estoy contento porque me voy de vacaciones, ahora vuelvo a estar triste porque se acabaron las vacaciones…

    Por cierto, me gustó mucho la referencia que hiciste a la posbile “escuela Pitágoras”, lluís. Era algo desconocido para mí.

    Un abrazo

  49. tomás:

    Felicito a Dr. Thriller por coincidir conmigo en su 44 al considerarse/le entre los más racionales -es broma, pero ¿cual es la broma?-. Siendo así, ha de ser consciente de que en los artículos muchas veces se deriva hacia temas colaterales e incluso, en ocasiones, bien alejados del tema principal.
    Soy un convencido desde siempre de que “no hay efecto luna llena” y en mi 32 hice a Neo una matización sobre la acción puramente mecánica de influencia gravitatoria sobre el manto, de lo cual se deduce que también han de moverse los continentes. En ello me afirmo con toda rotundidad. Parece que, de alguna forma, lo aceptas y que “david” me apoya, de lo cual me congratulo.
    En un leve y humilde apunte sobre tu 11, te informo de que sí existe una influencia fisiológica indirecta además de la mayor luminosidad de las noches de luna llena. Se trata de que el engrosamiento atmosférico entre los trópicos de Cancer y Capricornio provoca cambios de temperatura medibles que coinciden precisamente con luna nueva y luna llena. Ya sabes. eso de P.V/T. Y ya en faena, estoy en desacuerdo total sobre tu conclusión en 22 de que “no existe ninguna relación entre las fases de la Luna y cualquier efecto gravitatorio” -a no ser que te refieras a “gravitatorio-psicológico”-, y mucho menos con tu firme 35 y tampoco con tu 4º párrafo del 44. Pero claro, si lo has sugerido tres veces y las mareas se producen dos veces al día, echando mano del mínimo común múltiplo habría de suceder, con tu aquiescencia, cada seis días -bueno, es una broma aritmética-.
    Deberías considerar, para tu negación del efecto gravitatorio que el Sol existe y tiene un efecto considerable en las mareas, de modo que precisamente solo eso ya lleva a las 12 horas; luego están las mareas vivas que sólo se dan en novilunio y plenilunio y que se corresponden, no con 29’5 días del ciclo lunar, sino con su mitad.
    Por último, para explicar la dificultad de encontrar armónicos en las aguas debo recordarte la existencia de los continentes y sus plataformas continentales a todo lo cual supongo la causa más relevante, aunque haya otras. Pero esta dificultad es prácticamente irrelevante en la atmósfera aunque la troposfera se vea afectada por anticilones y borrascas. Supongo que será posible más arriba, aunque desconozco si hay estudios sobre ello.
    Por último, quisiera repetir que cualquier tema puede alejarse del estrictamente principal.
    Un cordial saludo (bromista pero sincero, como no puede ser de otra manera).

  50. Dr. Thriller:

    Estábamos hablando específicamente de la Luna. Si metemos al Sol por el medio, está claro que nuestro comportamiento es muy diferente del día a la noche. Nadie discute que la luminosidad del Sol (y resto de radiación EM) es el principal factor para ello, junto con el resto de la biosfera que se ve igualmente afectada.

    Sin entrar en tantas honduras, porque las mareas gravitatorias van en función de la posición de los tres cuerpos (vivas cuando están alineados, estilo 2001, Sol-Tierra-Luna o Sol-Luna-Tierra, técnicamente se puede considerar que la Luna está en órbita alrededor del Sol directamente, puesto que su trayectoria nunca llega a cerrarse en torno a la Tierra), sucede que la sincronización de las mareas con las fases ópticas (es decir, la percepción de la luminosidad del disco por un observador) es muy abierta, de entrada el efecto que causa la Luna a un 98% de su disco iluminado es prácticamente el mismo, y eso supone 3-5 días, la marea en su máximo se limita a unas horas y la intensidad disminuye en mucho mayor proporción más rápidamente, y lo que es más importante: para el observador *sobre la superficie* el efecto luminoso durará durante todo el período de rotación nocturna, en cambio el vector campo asociado a la gravedad va a estar cambiando (hasta 180º en el mismo período) de orientación durante todo ese tiempo. Si ya buscar un efecto en la luminosidad, magnitud escalar, es complicado, buscarlo en un efecto gravitatorio, totalmente vectorial y cuya orientación varía salvajemente durante el período del fenómeno, se vuelve casi mágico-milagroso.

    Uno pensaba que estas cosas eran obvias. Yo sí pienso que en el pasado la influencia de la Luna era mucho mayor que hoy, por varios motivos: la mayor luminosidad, la sincronización con las fases que existe en numerosas especies (por ejemplo, es evidente que los cazadores nocturnos con muy buena vista nocturna están en ventaja en novilunio, el resto en plenilunio, etc., y esto en cadena), el efecto psicológico, etc. son bastantes factores menores pero que conspiran todos en la misma dirección como para producir algún tipo de consciencia fenomenológica. Ahora, en la actualidad, ni dependemos del ecosistema para alimentarnos, ni salimos de casa sin bañarnos en luz artificial, ni tenemos la más puta idea de la fase de la luna que hay en el cielo.

  51. lluís:

    Gracias por vuestros trabajados comentarios al mio propio, amigos mr.Thriller y Miguel Angel.No es que me hayas dejado muy convencido pero como no soy un experto en cuestiones médico-psicólogicas tampoco es que pueda rebatir a fondo esos estudios que citaís,así que sigo con mi escepticísmo al respecto.
    Ahora bien me interesa recalcar que eso de la “meditación” no lo digiero de manera alguna.Si se trata de despistar al cerebro para que no genere “pensamientos autómaticos”,hay decenas de actividades intelectuales que hacen reflexionar y nada tienen que ver con las prácticas budistas de ” meditación”.Por ejemplo para darse cuenta de que el universo es efímero y que la realidad-sea lo que fuere la realidad, que no lo sabemos- no hace falta recurrir al “om, om, om” budista, basta con tener presente la segunda ley de la termodinámica y considerar, además, lo que dijo el eminente físico Jacob Bekenstein, citado aquí recientemente en el asunto de la textura del espacio-tiempo, “los resultado teóricos relativos a la entropía de los agujeros negros llevan a concluir que el Universo podría ser un inmenso holograma” (¡toma budismo!).

    Para terminar una anécdota personal.Desafortunadamente algunos de mis mejores amigos y alguna amiga,han fallecido por cánceres.Casualmente todos ellos eran de un optimísmo panglossiano, tanto que a veces me irritaban un poquitín dado que personalmente tiendo más al pesimismo crítico que al optimismo desmesurado y un tanto acrítico. Claro que esto no sirve en términos estadísticos para demostrar nada, pero ahí está la anécdota, y que conste que mi salud también tiene sus pegas, digamos.Y, al menos de momento sigo vivo.

    Un saludo, estimados amigos.

  52. Miguel Ángel:

    Amigo lluís:

    Tienes razón, no es necesario el “om” ni recitar mantras, se puede meditar concentrándose en conceptos de la Física como los que has señalado. Es más, sería una forma excelente de hacerlo (una forma de meditación “con objeto”).

    Debemos huir del tópico del monje eremita sentado en la posición del loto, la meditación se puede hacer de muchas maneras diferentes. Está la meditación “sin objeto” (por ejemplo: concentrándose en la respiración) o “con objeto” (mirando una llama, imaginando una luz, imaginando el Big Bang o la radiación cósmica…¡lo que más te guste!). Una de las formas que sugiere Ricard es meditar mientras caminamos lentamente, sintiendo los pasos, concentrándose en cómo el pie toma contacto con el suelo para después abandonarlo.

    ¿Sabías que muchas personas meditan sin ser conscientes de que lo está haciendo? Meditar no es más que concentrarse plenamente en la actividad que estamos realizando, es un concepto muy próximo al de “fluir”: recomiendo el libro “The concept of flow” de Csikszentmihályi.
    Seguro que tú también lo haces: ¿tienes alguna afición o realizas alguna actividad que te encanta y se te pasa el tiempo volando mientras la practicas?, pues eso es “fluir”. Cada persona tiene sus propias actividades que le permiten fluir: un cirujano puede fluir mientras opera, un tenista mientras juega, una mujer mientras cose…

  53. NeoFronteras:

    Puede que en nuestro ajetreado mundo occidental la gente esté muy agobiada y angustiada. Puede que en esas circunstancias la meditación pueda tener algún efecto apaciguador. Además el Budismo es una religión pacífica y los países budistas sin duda son atractivos (sabido de primera mano).
    Pero en muchos siglos de meditación los monjes del Tibet nunca superaron un sistema económico básicamente medieval, ni tenían una esperanza de vida moderada, ni los dientes les duraban mucho sanos. Tampoco inventaron la electricidad, ni descubrieron el movimiento de los astros, ni la caída de los graves, ni la evolución, ni la Termodinámica (no tenían motores de explosión interna o máquinas de vapor), ni la Mecánica Cuántica, ni la Relatividad… Tampoco escribieron obras que rivalizaran con las de Shakespeare, o con las de Sófocles, ni con las de Beethoven o Bach (tenían los textos religiosos y los mantras esos). Ni siquiera subieron a las bellas montañas que les rodeaban.
    Por no inventar, con permiso de Graham Greene, ni inventaron el reloj de cuco.
    Es lo que tiene tanta introspección, que al final puede que no haya nada ahí adentro y que, por tanto, no salga nada hacia afuera.

  54. tomás:

    A mi querido amigo “lluís”:
    Espero que esas pegas de tu salud sean las normales que todos padecemos a lo largo de nuestras vidas. Te lo deseo de todo corazón, como seguro has de suponer.
    Un fuerte abrazo.

  55. tomás:

    Que sí, que sí, Dr Thriller, que para nada discuto ni trato el tema de la influencia psicológica en el ser humano. Pero te agradezco infinitamente que reconozcas en tu último comentario que “las mareas gravitatorias van en función de la posición de los tres cuerpos (vivas cuando están alineados…”. No sabes cuanto me alegra ese visto bueno a que la gravedad debida a la Luna tiene algo que decir en las mareas. Y es que resulta difícil contradecir a Newton. Con esto me basta y quedo satisfecho. El resto del tema, que también reconozco es el medular, ya ha sido tratado y defendido estupendamente por el artículo, por ti mismo, Miguel Ángel y hasta por “lluís” que no suele meterse en estas cosas, si bien lo ha hecho tan colateralmente, con el tema de la homeoterapia, meditaciones y similares, como yo. ¡Hasta Neo se escapa en su 53! Han tenido más suerte y no se lo has discutido. Digamos, por tanto, que es lícito separarse del tema central. Por ello te ruego que no me lo reproches, ni tampoco a mi apreciado defensor “daniel”.

    Y sin embargo… sí, me atrevo: en el último párrafo de tu 44 dices: “No se descarta, porque ninguna ley física lo prohíba, que pueda haber efectos conductuales…” y en el último de tu 50: …la mayor luminosidad, la sincronización con las fases lunares que existe en numerosas especies (por ejemplo, es evidente que los cazadores nocturnos…”.
    Si a eso, que admito de lleno, sumamos las diferencias de presión y de temperatura a que aludo en mi 49 causadas por la variación de la fuerza gravitatoria en el periplo lunar, resulta que sí que actúa sobre la conducta y ello me lleva a sospechar -casi no me atrevo a más- que todo lo que actúa sobre la conducta llega de un efecto sobre las psique -no hagas caso de la RAE que define psique como “alma humana”- y ello (para mí que soy tan materialista), de una acción sobre la fisiología, especialmente del sistema nervioso y el endocrino.
    Espero, no tardando, que Neo me reclame un ejemplo. Pero en esta ocasión me voy a adelantar: dicen las malas lenguas que Santa Teresa levitaba y los astrólogos-astrónomos de su tiempo explicaron haber observado que sucedía cuando la Luna pasaba próxima a su vertical amor a Cristo.

    Y termino, suplicando perdón “calitativo” por el pauperripio:
    Quien entre en este recinto
    no reniegue de las bromas
    que con ellas hay aromas
    del humor más variopinto.

    Otra vez perdón -nunca será bastante tras unos malos versos- y un abrazo para todos.

  56. Dr. Thriller:

    Pero si yo nunca he dicho lo contrario :P

    Simplemente estaba descartando que las fases lunares pudieran ejercer algún efecto a través de la gravedad. Esto siempre estuvo meridianamente claro desde Newton e incluso antes.

    Respecto a meditar, bueno, es un poco injusto lo de los monjes del Tibet (no obstante rigurosamente cierto). La razón de que no hicieran todo eso que se hizo en todas partes está en que no tuvieron necesidad de hacerlo y/o no se vieron impelidos a ello. El experimento científico válido sería replicar la historia “forzando” a que tuvieran que escribir obras de arte y dedicarse a la investigación científica, por ejemplo situando el Tibet en un lugar más concurrido en vez de a tomar por culo donde está ahora (que ni vale como sitio de paso); un Tibet situado pongamos por ejemplo en la península de Anatolia o en el valle del Danubio nos permitiría comprobar si esa forma de vida supone alguna diferencia para, concretamente, un avance científico más eficiente.

    Creo que todos pensamos que la diferencia, de haberla, sería meramente estética.

    Dándole la vuelta al argumento, quizá el vivir tan perdidos de la mano de Dios haya creado un sistema un poco anestesiante, porque quizá la alternativa sería que se estuviesen matando con alegría y furor como en otras partes. Se diría que la evolución contingente está llena de callejones sin salida, aunque para escribir una novela es mucho mejor este último enfoque que la realidad alternativa, aunque no deja de tener su gracia que Leibniz fuera un Gran Lama y Newton el Mega Mufti rebelde lanzando anatemas por la correcta lectura de los mantras (el fondo del debate era naturalmente quién sistematizó primero el cálculo infinitesimal).

  57. lluís:

    Muchas gracias amigo tomás.Unos pequeños problemas renales y un pequeño desajuste en el ritmo cardíaco, bueno y algún quiste “benigno” que me extirparon.Poca cosa.

    Miguel Angel, ¿qué si tengo alguna afición preguntas?.Pues claro, tengo varias la principal es sin duda la ciencia y me encantan las matemáticas que suelo practicar para no olvidarlas.Ahí sí que “fluyo” y se me pasa el tiempo volando.Ya puestos, otra afición que me hace “fluir” es la música, no sólo la clásica, también el pop-rock (que uno es de la generación de los “sixties”.Luego habría otras aficiones, pero estas ya tienen un carácter más privado.

    Un abrazote queridos amigos tomás y Miguel Angel y a todos los que andais por aquí y que con vuestro valioso y generoso aporte haceis que sea todo un placer desgranar nuestras inquietudes y pensamientos en este gran sito que es “”Neofronteras”.

  58. NeoFronteras:

    Apreciado Lluís:
    Espero que esté ya completamente restablecido y deje pronto a un lado esos pequeños achaques.

  59. Miguel Ángel:

    Una de las obsesiones de Newton era cerrarle el paso a Leibniz, a veces con malas artes ( es difícil ser justo cuando se es juez y parte). Consiguió drenarle a Leibniz gran parte de la fama que merecía, pero la notación que se usa actualmente para el cálculo inifinitesimal es la de Leibniz y no la de Newton.

    En cuanto a Santa Teresa y San Juan de la Cruz, fueron considerados “místicos”…si hubieran vivido en nuestros días también se les consideraría místicos: los psiquiatras llaman a esta patología “delirio místico” y puede verse en el trastorno esquizoide y en algunas formas de esquizofrenia. En lugar de ponerles un halo les habrían prescrito una buena ración de neurolépticos. Ya sabéis: “vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero porque no muero”

  60. tomás:

    Ese extraño y magnífico poema de Santa Teresa, yo lo donjuaneaba en mi juventud y convertía en:

    Vivo sin vivir en ti
    y tan gran amor espero
    que me muero por tu cuero
    tan ajeno a mi sentir.

    Lo utilizaba siempre que podía con aceptables resultados para esos tan asexuados tiempos. Pero la santa me abría la puerta, la poesía también; lo del cuero había que explicarlo, pero permitía la caricia y el dolorido final propiciaba una cierta benéfica lástima.

    ¡Qué añorados tiempos aquellos! ¡Juventud, divino tesoro!

  61. tomás:

    Estimado Dr Thriller: No sabes cuanto me alegro de que estemos de acuerdo. Es una pena que tenga configurada la página de manera que no puedo -o no sé- devolverte una cara sonriente, pero dalo por hecho. Tampoco estoy muy seguro de que xD sea equivalente y es que soy muy ignorante en manejar el ordenador. En escritura de texto si sé lo de las caras, pero no aquí.
    Pues eso, hasta la siguiente discrepancia. Me gustan porque siempre se aprende algo. Además, aquí, tengo la suerte de que se me consiente alguna de mis tonterías.
    Un abrazo.

  62. daniel:

    Estimado Miguel Ángel:
    Si Buda viviera en nuestros días también le diagnosticarían algún trastorno de esos ¿no?. Bueno, los budistas no necesitan tomar neurolépticos, usan los neurolépticos endógenos. Me hace gracia eso de burlarse de las “extravagancias” caseras e ir a buscar extravagancias iguales o mayores al otro lado del mundo. ¿Qué es el nirvana sino “vivir sin vivir en uno”?. Por cierto que los monjes budistas también son conocidos por sus supuestas levitaciones, no se si con luna llena o en cuarto creciente. Y lo de la reencarnación del lama muerto en un niño, es más dificil de creer que la infalibilidad del papa o cosa similar.
    Me estoy acordando de un documental sobre un ceremonial en la India, un santón hindú se quedaba colgado de unos ganchos clavados en la carne, y otras excentricidades que no recuerdo. En fin, como dice Neo: al final puede que no haya nada ahí adentro. Eso sí, de todas la religiones, el budismo es quizás la que menos antipática se hace para un “no creyente” en sentido estricto y en sentido amplio como yo.
    Un saludo con paz y amor y fluidez omm

  63. Miguel Ángel:

    Muy apreciado daniel:

    ¡Pero hombre!, si ya he dicho en varias ocasiones que mi interés por el budismo se limita al aspecto filosófico del mismo y al método de entrenamiento mental. Y conste que no soy yo el que lo califico como “método”, científicos de renombre como Martin Seligman y Francisco Varela han advertido las semejanzas que tiene con el método científico ya que como éste está bien estructurado, tiene una serie de pasos y técnicas concretas y se fian unos objetivos. Tampoco se descuidan los posibles errores y dificultades que pueden aparecer en le proceso.
    Si hubiera hablado de técnicas de psicoterapia cognitiva creo que posiblemente no hubiese despertado tus recelos o los de lluís, pero resulta que una gran parte de estas terapias están basadas o son exactamente iguales que las que emplean los budistas: es justo reconocerlo.
    ¡Ah! y por cierto que la psicoterapia cognitiva está especialmente indicada para personas con un buen nivel de formación, así que puede ser muy útil para los amigos de la página.

  64. Miguel Ángel:

    El aspecto doctrinal del budismo ni me lo creo ni mi interesa para nada. Otra cosa es que puedan despertar mi gusto estético ciertos textos budistas, del mismo modo que considero bellísimas las Bienaventuranzas o el “amaos los unos a los otros” de Jesús de Nazaret.

    El budismo tiene como meta desarrollar el potencial de cambio mental y alejarse del sufrimiento ya en esta vida, empezando por uno mismo para después poder compartirlo con los demás. En eso se diferencia del cristianismo donde el sufrimiento es santificado porque nos hace similares al Cristo crucificado, el cese del sufrimiento y la recompensa tienen lugar después de la muerte.

    Hecha queda la aclaración, aunque me temo que no será la última vez que sea malinterpretado. Hace un par de años compré El Corán y lo llevaba al trabajo para leerlo. Mi mujer me dijo que no lo hiciera porque si alguien lo veía podía creer que era musulmán, no la hice mucho caso, pero al final le tuve que dar la razón: unos días atrás había estado hablando con un compañero musulmán de nacimiento y actualmente agnóstico, me estuvo diciendo que los profetas eran líderes políticos y nada más. A Mahoma lo puso verde y lo tacho de reprimido sexual y pederasta. Yo asentí en todo momento, pero al encontrármelo unos días más tarde, y decirle que estaba leyendo el Corán, mi sorpresa fué mayúscula cuando me espetó: ¿para informarte o para convertirte?…está claro que la comunicación verbal es un canal ruidoso.

    Un abrazo oceánico.

  65. Miguel Ángel:

    Querido amigo lluís:

    Has demostrado una gran entereza en el modo de contar tus enfermedades restándole importancia: o bien no eres ni mucho menos tan pesimista como dices, o bien no te gusta autocompadecerte, o bien has tenido la delicadeza de no querer preocuparnos. Te deseo sinceramente que sea lo primero, pero en cualquier caso es admirable.
    Me gustaría animarte diciéndote que, como ya sabrás, la práctica totalidad de las arritmias hay un tratamiento muy efectivo en la actualidad.
    Muchos abrazos terapeúticos

  66. JavierL:

    Esta muy interesante el foro

    Yo por mi parte he meditado desde hace mucho. Gracias a las artes marciales. Y tengo que coincidir ampliamente con miguel angel, es simplemente una forma de entrenar la mente. Acaso alguien no ha querido olvidarse de los problemas durante una noche con la familia. Concentrarse ampliamente en los estudios o el trabajo sin importar el ruido de fondo. O hasta recrear un combate por venir para definir la mejor extrategia en funcion de ciertas debilidases. El punto es que da para mucho.

    Pero de ahi a curarse un cancer, volar, o desarrollar una inteligencia suprema a punta de meditación. Hay que dejar en claro como bien dice neo que LA MAGÍA NO EXISTE.

    Lamentablemente los estafadores se valen de todo, incluso de la ciencia para convencer a muchos “inocentes”

    Ni me he preocupado mucho en la parte religiosa del budismo pues son mitos antiguos donde se explicaban cosas naturales de forma sobrenatural. Al igual que la mitologia griega, la mitologia judia o su version cristiana. Pero hay que dejar en claro que la idea de buda era que los monjes sirvieran de ejemplo de su verdad maxima, que la razon del sufrimiento era el deseo. Ta cada quien evalua su vida y decide cuanto desear o sufrir.

    Sabiendo esto cabe una pregunta. ¿Saber algo de los planetas es necesario para ser feliz?. ¿Con eso se tiene una vida plena? Por eso tengo que discupar a los monjes por no desarrollar ciencia. Solo es que su busqueda es otra. Pero tengo que valorar que nunca se oponen a que los otros si deseen ese conocimiento. Tampoco pelean porque sea la ciencia quien diga como funciona el mundo, a diferencia de ciertas religiones.

    Pero este mundo da para todos los gusto y no veo razon de desechar la meditacion “en su campo de accion y sin sueños magicos”

    Les envio un caluroso saludo desde el otro lado del oceano y mis mejores deseos para lluis.

  67. lluís:

    Gracias, amigos Neo y Miguel Angel.Por ahora todo marcha bien.

    No,no soy tan pesimista como quizá dí a entender, pero desde luego no me gusta ni pizca autocompadecerme.En general siempre he pensado, apartándonos un tanto de la cuestión médica, que la autocompasión es una mezcla de miserabilidad, miedo, y evasión de la propia responsabilidad.

    Y desde luego no me gusta preocupar a nadie.Pero vuestras palabras de ánimo las valoro en gran manera.Repito pues, muchísimas gracias por vuestro apoyo.Y espero que sigamos comentando y diciendo de las nuestras por aquí.

    Os deseo lo mejor.

  68. Dr. Thriller:

    La magia sí existe, la usan en política todos los días. Quizá con su nombre más técnico y preciso de prestidigitación (que es una especialidad concreta) resulte más identificable. El truco es muy sencillo, y siempre muy descarado y la gracia está en que se hace delante de la p-jeta de todo el público, y el público no se entera de nel porque el mago le está llevando al jardín con alguna tontería, vulgus “cortina de humo”. Y no sólo en política, en markéting, etc.

    Tomás, no veo que nadie diga tonterías por aquí, y de decirlas, yo creo que el que más dice es menda lerenda xD. xD es una sonrisa franca, diría yo, y :) un asentimiento simpático. Para descojone yo uso LOL.

    Respecto a las religiones en torno al budismo, lo cierto es que más que religión es un sistema filosófico con unos dogmas tan… filosóficos que no resultan en un insulto a la inteligencia como otros de religiones que se mojan más el culo en hechos como la invisibilidad de la jeta del Profeta o el tamaño del escroto de Odín y los megapechos de las Walkirias (no sé por qué, pero me “se viene” a la mente la rusófona DDRícola frau Angela como una MilcaWalkiria). Aparte, algunas ramas del budismo han hecho una instrospección filosófica en la autocognoscitividad y la conciencia dignas de la mejor filosofía. Para ser justos y rigurosos, no fueron los únicos, como con tantas cosas y tantas épocas y lugares, pero por ejemplo preocupaciones semejantes que hubo históricamente en el cristianismo (un bonito cajón de sastre, como todas las religiones), han sido prácticamente borrados del mapa por los detentadores del poder en la época contemporánea de los hechos o posteriores. Por ejemplo, no deja de ser literalmente alucinante la todavía conexión entre los cátaros y los antiguos gnósticos, con casi 800 años por el medio y prácticamente ningún texto sobreviviente al alcance de los primeros. Y para ser rigurosos del todo, el tema occidental viene condicionado por la mayor trascendencia sociopolítica de todas estas cosas, el budismo también siempre se metió menos en follones, por ejemplo, no conozco de ninguna corriente budista que haya predicado abiertamente la redistribución de la riqueza o la democratización social, como algunos episodios (esporádicos y siempre derrotados, lamentablemente) del cristianismo, o hasta del judaismo y del islam, en ese aspecto el budismo es otra versión, más sofisticada y de mucha mayor talla intelectual, sin duda, del dualismo epicúreo-hedonista: proveen formas de vivir la vida pero en realidad son inmovilistas frente a la transformación social, y no se plantean otra actitud que la asunción pasiva del orden político. Las razones por las cuales las sociedades chinas y sus vecinas eran considerablemente más estables que las occidentales (“estables” relativamente a la comparación, claro está) creo que son ajenas a estas construcciones culturales, que más bien se mueven en el mismo carro.

  69. Miguel Ángel:

    Creo que merece un aplauso el 68 de Dr. Thriller cuando relaciona al budismo con Epicuro, es un comentario muy agudo que demuestra un buen nivel de conocimientos sobre el tema que tratamos. Epicuro es citado por Matthieu Ricard en sus libros, recuerdo una frase en la que postula que la felicidad no tiene por qué verse afectada por la idea de la muerte:

    “Cuando nosotros estamos aquí, la muerte no está. Y cuando la muerte ya está aquí, nosotros ya no estamos”

  70. Miguel Ángel:

    Amigo JavierL:

    También muy acertado tu comentario: el budismo siempre se ha valorado la Ciencia y el conocimiento porque nos alejan de la ignorancia que conlleva una comprensión errónea de la realidad. Hace algún tiempo ví al dalai lama en televisión y le pidieron que diera algún consejo para el público occidental, dijo “les aconsejo que se acerquen al budismo, pero desde la perspectiva de la ciencia”.

    En la noticia “Pocas posibilidades para la vida marciana” hablaste sobre el escaso interés de los budistas por la vida futura y quizás te entendí mal, porque creía que estabas haciendo alusión a una conducta general de tipo indolente. Pero, si nos referimos en concreto a la reencarnación, seguramente tienes razón: la reencarnación es un aspecto doctrinal al que se da cierta importancia en el budismo tibetano, pero no es considerado por el budismo zen. Refiriéndome de nuevo a Ricard, no se pronuncia en este aspecto: dice que si no hay vida futura por lo menos podemos ser felices en la actual.

    Un abrazo y mis mejores deseos para Venezuela en esta etapa de cambios.

  71. amparo:

    He visto que habéis contestado unos cuantos a mi mensaje.

    “Que no se tenga explicación racional para unos poco fenómenos no significa que tengan que tener una explicación mágica, sino que aún no se ha encontrado la explicación racional.”
    Por supuesto, pero del mismo modo, que no se haya encontrado todavía una explicación racional no quiere decir que no sea cierto, sólo que todavía no hemos sabido explicarlo.
    Y por supuesto que no creo en explicaciones mágicas.

    Repito que si hubieran pensado así nuestros antepasados ni si quiera existiría la ciencia porque nadie habría creído en la mecánica cuántica, la relatividad general o teorías anteriores. Que sí, que ahora se están demostrando pero al principio sólo eran pajas mentales.

    Volviendo al tema de la medicina china es practicada no sólo por charlatanes sino también en hospitales estatales, por algo será.
    Incluso hay países en los que hay carreras universitarias como por ejemplo la osteopatía, que que tiene tanto estatus como la de medicina. (Y no me refiero a países tercermundistas sino a Alemania, Reino Unido, Australia, EEUU…).
    De todos modos no digo que todo sea cierto sino que hay que tener la mente más abierta y que cuando millones de personas llevan siglos haciendo cosas no siempre son simples mitos.

    Eso de que en China la gente con posibilidades económicas va a la medicina occidental no es cierto. El placebo no lo explica todo. Pero bueno, tampoco pongo la mano en el fuego, sólo era un ejemplo.

  72. tomás:

    28-12-12
    A mi estimado Neo:
    He de poner fecha a mi comentario porque es posible que se cierre a ellos el artículo. El caso es que voy a negar con experiencia personal el título. ¿Cómo que <>? En estos momentos vamos hacia ella y ya empiezo a notar cómo mis colmillos crecen, aumenta el vello en mi cuerpo, mis uñas empiezan a ser más gruesas y los vecinos están enfadados porque aseguran que debo tener un perro en casa que se pasa la noche aullando.

    Grrr.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.