NeoFronteras

Nuevo informe sobre acidificación marina

Área: Medio ambiente — Domingo, 17 de Noviembre de 2013

Un nuevo informe alerta sobre las graves consecuencias que tendría seguir con las actuales emisiones de dióxido de carbono.

coral_islas_marshall

Un importante informe internacional concluye que la acidez de los océanos del mundo podría aumentar un 170% hacia el final de este siglo, lo que provocará importantes pérdidas económicas. La gente que depende de los servicios que prestan los ecosistemas marinos, muchos en los países de desarrollo, serán especialmente vulnerables.
Como los lectores de NeoFronteras ya saben, el dióxido de carbono atmosférico se disuelve en el agua marina, lo que provoca la formación de ácido carbónico que rebaja el pH, el agua se torne más ácida y los organismos que ahí viven empiezan a tener problemas.
Este grupo de expertos está de acuerdo en los niveles de confianza sobre estas predicciones, que resumen en una lista. El informe fue presentado en el tercer simposium sobre océanos y dióxido de carbono celebrado en Monterry (California) en el que participaron 540 expertos de 37 países.
Los expertos concluyen que los ecosistemas y biodiversidad marina cambiarán como consecuencia de la acidificación marina y la degradación de los arrecifes. Los moluscos y los corales serían espacialmente vulnerables. Predicen importantes pérdidas económicas debido a esto. Pero además predicen que la reducción en el ritmo de emisiones de dióxido de carbono reduciría la acidificación, lo que deja una ventana para la esperanza.
La reducción de las emisiones podría proteger algunos arrecifes y algunos seres, pero el problema es que los océanos estás sometidos a otras fuentes de estrés, como la contaminación, desoxigenación, sobrepesca, etc. Es fundamental tratar de limitar las emisiones y crear grandes reservas marinas si se quieren conservar estos ecosistemas.

Según el grado de confianza que, va de muy alto a bajo, algunas conclusiones del informe son las siguientes:

Muy alto grado de confianza:
– La acidificación oceánica está causada por el dióxido de carbono que emite a la atmósfera el ser humano con sus actividades.
– La reducción de estas emisiones reduce la acidificación oceánica.
– La capacidad de absorción de carbono que tiene el océano se reduce según aumenta la acidez.
– La acidificación oceánica antropogénica está actualmente en aumento y es medible.
– El legado de estas emisiones humanas se dejará sentir en los océanos durante siglos.

Alta confianza:
– Si las emisiones siguen a este ritmo la erosión de los arrecifes será superior a la capacidad de reconstrucción en este siglo.
– Los corales de aguas frías están en riesgo y puede que no se puedan mantenerse.
– Los moluscos son uno de los grupos más sensibles al fenómeno.
– La acidificación y otras fuentes de estrés provocarán cambios en los ecosistemas marinos, pero su impacto es difícil de predecir.

Confianza media:
– Se esperan impactos socioeconómicos negativos sobre los arrecifes, pero su escala se desconoce.
– Habrá un declive en las reservas pesqueras que provocarán pérdidas económicas, pero su extensión es desconocida.
– La acidificación podría tener efectos directos en el comportamiento de los peces y su fisiología.
– Los caracoles marinos pterópodos, de suma importancia en la cadena trófica marina, ya se están disolviendo.

Este informe se une en el tiempo a un estudio reciente sobre el erizo de mar Strongylocentrotus droebachiensis. Un equipo sueco-germano ha demostrado que este organismo ya tiene problemas digestivos por culpa de la acidez marina en su etapa de larva.
La digestión de este erizo es ahora más larga por culpa de la acidez marina. Estudios previos se centraban en los posibles problemas de calcificación sobre erizos y otros seres, pero este es el primer resultado que demuestra los efectos filológicos de la acidez sobre un ser marino distintos a los que tiene sobre la calcificación.
Al parecer el estómago de las larvas de estos seres, como el del ser humano, está optimizado para un pH determinado, si baja el pH las enzimas trabajan peor. Para compensarlo la criatura usa más reguladores de la acidez de lo normal, lo que se provoca un gasto extra de energía. Entonces el erizo tiene que comer más o poner su vida o su reproducción en riesgo.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4266

Fuentes y referencias:
Nota de prensa I
Nota de prensa II.
Artículo original.
Foto cabecera: Office of Insular Affairs, EEUU.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. Miguel Ángel:

    La noticia ya hace mención acerca del impacto inicial sobre poblaciones que dependen de los recursos marinos, pero ya sabemos que es algo que nos terminaría afectando a todos.

    El 75% de los humanos viven en zonas costeras y muchos viven directa o indirectamente del mar, ya sea a través de la pesca o de actividades recreativas u hosteleras.
    Si sumamos la sobrexplotación pesquera a la pérdida de corales y seres del plancton (que son las despensas de los océanos) tenemos el cóctel perfecto para quedarnos sin este recurso y privar también a las generaciones venideras…que ganemos unos céntimos en la operación no justifica, ni compensa la destrucción de los océanos.

  2. tomás:

    También para mi es el porvenir del océano es tan preocupante como el de la atmósfera. Y no olvidemos el papel de inmenso vertedero que se le ha asignado. No tardando, las moléculas de hidrocarburos y derivados serán un % significativo en las aguas. Supongo que habrá que acostumbrarse a que pasen por el sistema digestivo de toda la fauna marina y terrestre manteniendo su fórmula y que sea posible no asimilarlos, aunque en algunos casos lo veo difícil.
    Saludos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.