NeoFronteras

Nueva marca de temperatura oceánica

Área: Medio ambiente — domingo, 16 de noviembre de 2014

En el pasado verano se han alcanzado las temperaturas de aguas superficiales más altas desde que se registran, poniéndose fin al hiato climático.

Foto

La situación de cara al calentamiento global no mejora, pues no conseguimos reducir las emisiones. Por esta razón no deben de sorprender las noticias sobre este asunto.
EN este caso se pone de manifiesto el nuevo record en temperatura superficial del océano desde que sistemáticamente se empezaran a tomar datos sobre este aspecto. El pasado verano la temperatura superficial del océano ha sido la mayor de este registro. Incluso es mayor que la de 1998 que fue debida al fenómeno de El Niño. El análisis de las bases de datos que ha llevado a esta conclusión ha sido realizado por Axel Timmermann (University of Hawaii).
En el periodo 200-2013 la temperatura oceánica dejó de ascender a pesar de que las emisiones de gases de efecto invernadero siguieron su ritmo ascendente. Este hiato climatológico capto la atención del público y de los científicos por igual. Se han dado ya varias explicaciones a este fenómeno del hiato y ninguna niega los efectos del calentamiento global. Sin embargo, a partir de este año parece que el hiato se ha acabado.
Este calentamiento de los océanos en 2014 se debe principalmente al Pacífico Norte, pues este océano se ha calentado mucho más de lo esperado y por encima de los datos registrados en el pasado. Este calentamiento ha producido fenómenos como el desplazamiento de las trayectorias de huracanes y blanqueamiento del coral en las islas Hawai.
El evento comenzó en enero de 2014, cuando las temperaturas empezaron a subir inusualmente rápido. En abril y mayo vientos del oeste empujaron grandes cantidades de agua cálida, habitualmente almacenada en el Pacífico oeste, a lo largo del ecuador hasta el Pacífico este. Esta agua cálida se dispersó por la costa pacífica de Norteamérica y liberó a la atmósfera enromes cantidades de calor que había estado almacenado en el Pacífico Oeste tropical durante una década.
Las altas concentraciones de gases de efecto invernadero y vientos de verano del Pacífico Norte especialmente débiles, que normalmente enfrían la superficie del océano, agravaron aún más la situación.
La región de aguas superficiales especialmente cálidas se extiende ahora en una franja que va desde Papua Nueva Guinea hasta Alaska.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4547

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. tomás:

    Quizá porque ya hemos asimilado que estamos condenados, ni siquiera comentamos artículos tan relevantes como éste. Es posible que pensemos: “sí, ya sabemos que eso sucede; no importan los detalles”.
    Pero a veces llegan huracanes, como el que estos días han azotado Filipinas, que pueden deberse a ese calentamiento de las aguas que han de proveer de mayor energía a los vientos; parece natural.

  2. NeoFronteras:

    Resumiendo: sí, estamos condenados.

    Sobre este asunto de ignorar el problema hay una escena muy descriptiva en un episodio reciente de Newsroom (una serie de TV no documental):

    http://youtu.be/6CXRaTnKDXA

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.