NeoFronteras

Planetas rocosos en zona habitable

Área: Espacio — jueves, 8 de enero de 2015

Anuncian la existencia de 8 nuevos planetas en la zona habitable de sus estrellas, dos de los cuales son los casos más parecidos a la Tierra que se han encontrado hasta el momento.

Foto

Hace un par de días se anunció en un congreso de la American Astronomical Society el descubrimiento de ocho nuevos planetas de tipo terrestre que se encuentran en la zona habitable de su estrella, dos de los cuales son lo más parecido a la Tierra hasta el momento. Esto dobla en número de planetas similares a la Tierra en la zona de habitabilidad.
Estos nuevos planetas se han identificado gracias a los datos sobre tránsitos del telescopio espacial Kepler y trabajando sobre candidatos a exoplanetas ya existentes.
Kepler no puede medir masas, sólo puede inferir tamaños y periodos orbitales, así que la densidad de estos mundos no es conocida, por lo que no podemos estar seguros al 100% de su composición. Para poder medir masas se necesitaría el método de velocidad radial, pero, de momento no se ha aplicado a estos casos.
El descubrimiento de estos planetas se ha realizado gracias a un programa denominado Blender (y que es distinto, obviamente, del programa de gráficos 3D) desarrollado por Guillermo Torres y Francois Fressin.
Después de usar este programa los investigadores se pasaron un año realizando observaciones espectroscópicas de alta resolución con óptica adaptativa e inteferometría para caracterizar estos sistemas planetarios. Más tarde descubrieron que cuatro de estos planetas están en sistemas binarios de estrellas, pero con la compañera estelar tan lejana que no influye casi nada sobre los planetas.
Los dos planetas más similares a la Tierra de esta remesa son Kepler-438b y Kepler-442b y tienen radios de 1,12 y 1,34 veces el de la Tierra. Todo hace pensar que se trata de planetas rocosos con esos tamaños. Se estima que hay un 70% de posibilidades de que Kepler-438b sea rocoso y un 60% de que lo sea Kepler-442b.

Foto

Kepler-438b tiene un periodo orbital de 35 días y Kepler-442b tiene un periodo orbital de 112 días. Ambos orbitan estrellas de clase espectral K, es decir, estrella naranjas un poco más frías que el Sol, pero más cálidas que una enana roja (tipo M). Las estrellas de tipo K son más longevas que el Sol. Al estar estos planetas a cierta distancia de sus estrellas es de suponer que no presentan siempre la misma cara hacia su estrella, lo que eleva la habitabilidad.
Se estiman unas temperaturas medias de 0 y -13 grados centígrados respectivamente. La presencia de gases de efecto invernadero, como el metano o el dióxido de carbono, elevaría estas temperaturas, favoreciendo su habitabilidad.
Kepler-438b recibe de su estrella un 40% de la luz que recibe la Tierra del Sol y tiene un 70% de posibilidades de ser habitable, es decir, de estar en la zona en la que el agua esté líquida sobre su superficie (no confundir con habitado). Mientras que Kepler-442b recibe dos tercios de la luz que recibe la Tierra y tiene un 97% de posibilidades de ser habitable. Así que no se sabe de seguro que sean habitables. Para ello se necesitaría tomar espectros, lo que, dadas las distancias es muy complicado. Kepler-438b está a 470 años luz de la Tierra, mientras que Kepler-442b está a 1100 años luz.
También se ha descubierto Kepler-440b, otro exoplaneta situado en la zona habitable con una supuesta temperatura media de 0º C, pero con un radio de 1,86 veces el de la Tierra, lo que le convertiría en una supertierra.
Los mejores candidatos a planetas habitables hasta ahora correspondían a Kepler-186f, que es 1,1 veces mayor que la Tierra y recibe un 32% de su luz y Kepler-62f, con una tamaño de 1,4 veces el terrestre y recibiendo un 40% de la luz que recibe la Tierra. Otro caso favorable es Gliese 667C, pero es un planeta bastante más frío y quizá mucho más grande que Kepler-438b
Todavía no se trata de Tierra II, pero cada vez nos acercamos más a ese descubrimiento. De momento ya se han confirmado 1000 planetas de los candidatos descubiertos por Kepler. Se espera que nuevos programas más sofisticados encuentren planetas pequeños cuyas señales yacen enterradas entre los datos recolectados durante estos años por Kepler. Así que puede que haya sorpresas pronto.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4585

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Nota de prensa
Ilustración de Kepler-186f: NASA.
Esquema: NASA.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

8 Comentarios

  1. NeoFronteras:

    Esta entrada se ha actualizado.

  2. lluís:

    Pues si hay sorpresas pronto, mucho mejor.A ver si se encuentra algo, aunque sea unos ” miserables” microbios.

  3. Pocosé:

    ¿Miserables microbios?
    Ellos están tan evolucionados como cualquier otro ser vivo actual, muchos de ellos pueden sobrevivir en el espacio exterior e incluso algunos de estos puede que nos utilizen o nos hayan utilizado ya para colonizar planeta, satelites y hasta cometas.

  4. lluís:

    Tengo la impresión, Pocosé, en que no has reparado que lo de miserables está entrecomillado. Por supuesto tienes razón, y uno no lo ignora, cuando describes la ” miserabilidad” de los microbios.
    Un saludo.

  5. Benjamin Pico:

    ?No existe un telescopio espacial europeo dedicado a la busqueda de exoplanetas?? Solo se oye hablar de Kepler. Pareciera como si hasta en ciencia los europeos siguieran siendo “subordinados” a los yanquis.

  6. NeoFronteras:

    LA ESA lanzó COROT, pero parece que ha tenido menos éxito a la hora de encontrar planetas.
    La ESA gasta menos en sus proyectos científicos que la NASA.

  7. tomás:

    Amigo Pocosé:
    Y sobre todo para colonizarnos a nosotros y a todo bicho viviente.
    Un abrazo.

  8. David:

    En un programa de Discovery Más hablaban de los futuros viajes interestelares a otros planetas y la colonización de las estrellas por la humanidad: Como llegar hasta ellos, a los planetas muy distantes, alejados de nosotros. Y que ese seria nuestro objetivo final, cuando la Tierra, ya no pueda ser habitable. (Una de las ideas interesantes, proponían enviar los materiales biologicos y que en el lugar de destino de la nave, un robot, contruyera seres humanos, para iniciar la colonizacion en ese lugar. )Yo este tema de los viajes interestelares y el brillante futuro que nos aguarda a toda la humanida alla lejos, en las estrellas; ya no lo tengo tan claro desde que leo Neofronteras. Los norteamericanos, son grandes entusiastas de esto, y creen a pie y juntillas.(tienen mucha literatura y cómics o tebeos de aventuras en el espacio, tienen Holliwood, …). Pero quizás sea como estar en las nubes, o ver pajarillos revoloteando alrededor de la cabeza, como se dice popularmente; y no tener los pies en el suelo. Pero como esto se les decía también a los que soñaban volar como los pájaros en el cielo, y posteriormente, a los que soñaban con ir de la Tierra a la Luna,…, quizás me equivoque, y subestime lo que puede llegar a hacer la Humanidad en un futuro. ?Sera esta vez distinto? Y ?Por que?.

    Otro programa que techaron por la televisión, de Morgan Freeman, hablaba de que si hay vida inteligente ahí fuera, esta sera, sin duda, determinista, como somos nosotros, los humanos, que tendemos a darle sentido a todo, y que todo tiene un sentido de por que esta hechas las cosas de una forma, y no de otra; y creerá en dioses y tendrán una o varias mitologías que expliquen por que están allí, y cual es el propósito de toda la creacion.

    Aunque las preguntas que le hacia una psicóloga a los niños pequeños, estaban conducidas, o limitadas a tres respuestas posibles, pero conducidas a dar una respuesta determinista a todo lo que se les preguntaba. O eso fue mi impresión, no lo tengo muy claro.

    Un saludo a todas.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.