NeoFronteras

Relación entre clima y lenguaje humano

Área: Lenguaje — Domingo, 25 de enero de 2015

Descubren que existe una correlación entre las lenguas tonales y la humedad del clima en donde se hablan.

Foto

Los lingüistas han debatido durante mucho tiempo sobre si el clima o la geografía afectan a la lengua. Ahora se acaba de descubrir que existe una correlación entre las lenguas tonales y la humedad del clima.
Basta haber viajado un poco para comprobar lo variadas que son las lenguas del mundo. Así por ejemplo, en el África austral se hablan las lenguas koisan que contiene chasquidos. Por otro lado, en el este y sur de Asia, en un caso totalmente distinto, abundan las lenguas tonales. Idiomas como el chino incorporar varios tonos que aplicados sobre la “misma” palabra hace que tenga significados distintos. Vamos a denominar lenguaje tonal complejo a aquel que tiene tres o más tonos distintos.
Para poder encontrar una relación entre clima y al evolución de las lenguas se necesita descubrir la asociación entre el ambiente y los sonidos y que esto sea con coherente a lo largo de todo el mundo y esté presente en diferentes lenguas. Además, en este caso, el desafío consistía en determinar qué factores hacen cambiar los sonidos que los humanos pronunciamos.
Un grupo de investigadores de University of Miami dirigido por Caleb Everett ha encontrado precisamente un factor que sí parece estar relacionado con el clima: el tono. Han descubierto que existe una correlación entre lenguas tonales y lo húmedo que sea el clima, pues las complejas son más proclives a darse en regiones más húmedas y las lenguas tonales simples en las más secas, sean frías o no.
Este estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, proporciona pruebas extensas sobre que los sistemas de lenguaje humano son adaptativos y pueden ser influidos por el clima. El hallazgo está apoyado por datos relativos a la mitad de las lenguas habladas en el mundo, en total 3700 lenguas de las cuales 629 eran tonales complejas. La mayoría de las lenguas estudiadas se encuentran en las regiones tropicales de África y sureste de Asia, pero además de las regiones húmedas de Norteamérica, Amazonía y Nueva Guinea. Además se apoya en estudios experimentales previos sobre las propiedades de la laringe humana que afectan a la tonalidad.
Según Everett, este resultado cambia un poco la idea que se tiene sobre cómo evolucionan las lenguas. No implica que las lenguas estén completamente condicionadas por el clima, sino que el clima puede ser un factor más que ayuda a conformar las lenguas.
“Más ampliamente, esto sugiere que hay otra forma inconsciente en la que los humanos se han adaptado a ambientes duros y diferentes”, añade. “Además, puede haber algunos beneficios para la salud el que se usen ciertos patrones de sonido en ciertos climas, pero se necesitaría hace más investigación al respecto para poder establecerlo.”
Una posible explicación, que está apoyada en los amplios datos del estudio, es que la inhalación de aire seco provoca una deshidratación de la laringe y una reducción de la elasticidad de las cuerdas vocales. Así que, posiblemente, sea más difícil conseguir tonos complejos en el aire seco de climas áridos, particularmente si además son fríos. Según se desprende de este estudio, las desviaciones en los sonidos están asociadas con climas secos y fríos. Sin embargo, es el caso opuesto en los climas cálidos y húmedos.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4599

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Foto:NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. lluís:

    Si esto es así, resulta sorprendente que la humedad del clima tenga una relación con la evolución del lenguaje.Nunca se me hubiera ocurrido algo semejante.

  2. tomás:

    Pues yo recuerdo haber leído algo que relacionaba la humedad del aire con una mayor o mejor -no sé- transmisión de los sonidos del lenguaje, aunque lo que sí sé es que la transmisión del sonido en el aire, en general, depende de factores como la presión, el calor y la humedad. Parece lógico, aunque no sé si de algún factor más.
    Un saludo, amigo “lluís”.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.