NeoFronteras

Falcon 1 fracasa en su lanzamiento inaugural

Área: Espacio — lunes, 27 de marzo de 2006

Foto

Falcon 1 fracasa en su viaje inaugural pese a los numerosos ensayos y a todas las medidas tomadas. Se perdió el pasado 24 de marzo, un minuto después de su despege sobre el Océano Pacífico sin que se sepan las razones. Fue lanzado desde Omelek una de las islas Marshall por Space X, una compañía privada.
Este lanzador representa el primer intento serio de fabricar un cohete privado capaz de poner satélites en orbita a bajo precio.
La compañía mantiene un contrato con el pentágono de 200 millones de dólares para poner pequeñas cargas en órbita.
Según Elon Musk, fundador de Space X, el despegue fue todo un éxito, pero desafortunadamente el vehículo se perdió durante el funcionamiento de la primera fase. Se desconocen de momento los motivos de este accidente.
Este empresario ha puesto 100 millones de su propio bolsillo en Space X de la fortuna personal que ganó en empresas “punto-com” como PayPal y Zip2. La idea que tenía era abaratar el coste de ir al espacio utilizando un sistema independiente de los promovidos por los gobiernos y de sus principales contratistas.
El motor principal denominado Merlin es el primer motor cohete norteamericano de hidrocarburos desarrollado en los últimos 40 años y el segundo de cualquier otro tipo de los últimos 20. Falcon 1 es además el único cohete semirreusable en el mundo aparte de la lanzadera espacial. El precio por lanzamiento estaría en unos 6,7 millones de dólares, representando el precio más bajo del mercado.
La empresa pretende desarrollar toda una familia de lanzadores basados en este esquema. Es de suponer que Space X continúe con sus actividades a pesar de este primer fracaso.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

3 Comentarios

  1. NeoFronteras:

    Se cree que una fuga de combustible de la etapa principal provocó una explosión y la posterior pérdida del primer Falcon 1.

  2. Betobotas:

    Espero que sigan adelante. En forma privada pueden averiguar cosas que los gobiernos ocultan.

  3. NeoFronteras:

    Teorías conspiratorias aparte, el conocimiento científico pertenece a la comunidad científica. Ningún pseudoinvestigador encerrado en un oscuro sótano gubernamental puede hacer un descubrimiento relevante aislado de dicha comunidad.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.