NeoFronteras

Hormonas contra las fobias

Área: Medicina — Viernes, 7 de Abril de 2006

Foto

Cuando los individuos que padecen un fobia experimentan un aumento de hormonas corticoides durante una crisis. Este compuesto prepara al cuerpo para la acción aunque tal acción no se vaya a producir. Ahora unos investigadores han descubierto que un aumento provocado de estas hormonas previo a la crisis puede reducir la ansiedad asociada a la fobia.
Las fobias son variadas, se puede tener fobia a las arañas, a las serpientes, a hablar en público. Es un mecanismo alterado de defensa que nos prepararía para un conflicto, pero que en algunos casos puede alterar la vida de los que la padecen.
Dominique de Quervain y sus compañeros de la Universidad de Zurich en Suiza han realizado un estudio doble ciego basado en 40 hombres que sufrían fobia a hablar en público. Éstos recibieron una pastilla de 25 miligramos de glucocorticoides o un placebo.
Después de una hora de haber ingerido la pastilla recibieron una nota informándolos que tenían 10 minutos para preparar un discurso de cinco minutos que explicara por qué debían ser contratados para un trabajo. El discurso se tenía que dar frente a una audiencia mientras que era filmado.
Al recibir la nota el ritmo cardiaco de los hombres a los que se administró el placebo aumento, pero el de los que recibieron el glucorticoide permaneció estable. Aunque el ritmo cardiaco de ambos grupos de individuos aumento a la hora de dar el discurso los que recibieron la glucocortisona volvieron a las condiciones normales al poco de terminarlo incluso después de ordenarles superar una prueba sorpresa que incluía una prueba de aritmética frente a la misma audiencia. Además los investigadores notaron que estos sujetos experimentaban menor temor que sus homólogos que recibieron el placebo durante la prueba.
El mismo grupo de investigadores probó el tratamiento en otro grupo de hombres y mujeres con fobia a las arañas, administrando 10 miligramos de glucocortisona una hora antes de mostrarles la foto de una araña peluda de más de 15 cm de tamaño. Durante dos semanas los 20 sujetos del experimento vieron la foto seis veces y aquellos que recibieron la hormona mostraban experimentar un 40% menos temor que los demás.
Al parecer la administración de la hormona no tiene ningún otro efecto secundario sobre la personalidad de los individuos y simplemente parece disminuir en ellos el efecto de la fobia.
La administración repetida induce una progresiva reducción del temor experimentado y por tanto podría servir de tratamiento para este tipo de problemas. Según los investigadores esta respuesta representaría un método de adaptación al elemento productor de la fobia.
En los tratamientos psicológicos tradionales se expone al fóbico de manera progresiva a cada vez mayores niveles de exposición al elemento productor de la fobia. Al final del tratamiento el fóbico puede tolerar la presencia de dicho elemento. Quizás el mecanismo bioquímico detras de este tratamiento sea el mismo que el experimentado por Quervain.

Referencia: Resumen en PNAS.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.