NeoFronteras

Ave cretácica en ámbar

Área: Paleontología — Sábado, 10 de Junio de 2017

Describen el fósil conservado en ámbar de un polluelo de ave del Cretácico.

Foto

El ámbar es un regalo de la Naturaleza. No es porque sea un joya bonita, algo que es discutible o cuestión de gustos, sino porque a veces nos encapsula seres vivos de otros tiempos.

En algunos trozos de ámbar pueden haber viajado en el tiempo insectos que una vez se quedaron atrapados en la resina de árboles de la época, pero también pequeños reptiles o anfibios. A veces hay incluso plumas o fragmentos de dinosaurios.

Ahora se acaba de describir el fósil de ave más completo hasta el momento conservado en ámbar. Se trata de un polluelo casi recién salido del cascarón del que nos ha llegado su cabeza, cuello, un ala, su cola y una pata. Sólo contaba con unos pocos días de edad cuando se cayó al charco de resina que generó una conífera.

El fósil se encontró en Myanmar y tiene edad que se estima en 100 millones de años que corresponde al Cretácico. Esta ave fue coetánea de los dinosaurios de ese periodo geológico.

Foto

El ámbar fue recuperado por un museo chino hace unos años. Cuando se dieron cuenta de lo que tenían entre las manos, las autoridades del mismo contactaron con Lida Xing (Universidad China de Geociencias de Pekín), que dirigió el equipo de investigación que lo ha descrito.

El año pasado este mismo grupo de investigadores informó haber encontrado una cola de dinosaurio en una mercado de Myanmar.

Según Ryan McKellar (Royal Saskatchewan Museum) es el fósil de su tipo más completo y detallado que han visto. “Ver algo así es completamente sorprendente. Es impresionante”, dice McKellar, que es miembro del equipo que lo ha descrito.

Aunque el aspecto es muy similar a la piel y carne de una pájaro actual pero conservado en ámbar, McKellar recuerda que las moléculas orgánicas que lo formaban se han degradado de tal modo que no hay posibilidad de hallar ADN útil, así que no es posible ningún tipo de “resurrección” por ingeniería genética y clonación. De nuevo, hay que recordar que la idea de Jurassic Park no se puede realizar.

El ámbar sí que ha conseguido conservar alguno de los pigmentos de las plumas, por lo que es posible adivinar los colores que tenía. Sin embargo, estos no son muy excitantes. Básicamente este desafortunado polluelo era marrón.

Foto

La especie pertenece a un grupo de aves denominado enantiornitas, conocidas por ser diferentes a las actuales y que vivieron como un grupo separado hasta que desaparecieron junto a los dinosaurios hace 65 millones de años. Este grupo no parece que tuviera la diversidad, éxito y fortuna de las aves actuales.

Los fósiles previos de enantiornitas que se han encontrado en ámbar, consistentes en un par de alas, sugieren que este grupo de aves eclosionaban ya con plumas para el vuelo y que posiblemente podían alimentar por ellos mismos al nacer, por lo que no necesitaban de cuidados.

El nuevo fósil apoya esta linea de pensamiento, ya que el polluelo tiene un conjunto completo de plumas de vuelo y le estaban creciendo las plumas de la cola. Sin embargo, extrañamente, carece de plumas en el resto del cuerpo y no parece tener plumón.

Los investigadores especulan que estos polluelos eclosionaban en el suelo y luego trepaban a los árboles en donde podrían ser susceptibles de quedarse atrapados en la resina.

Aunque estas aves se parecen a las actuales, hay características anatómicas que las diferencias, como la articulación del hombro, que era distinta a la de las aves actuales (Neornithes). En concreto, la estructura de huesos como el homóplato y el coracoides están orientados de forma opuesta al de las aves modernas.

También tenían garras en las alas y mandíbulas y dientes en lugar de picos. Aunque en esa época los antepasados de las aves modernas tampoco habían evolucionado para tener picos, algo que sucedió más tarde.

Se podría decir que las aves enantiornitas eran más “avanzadas” que el Archaeopteryx y Confuciusornis, pero que eran más “primitivas” que las aves modernas.

No se sabe por qué el grupo de las enantiornitas desapareció mientras que los antepasados de las aves modernas sobrevivieron. Se especula que quizás se debió a la carencia de cuidados paternos en las primeras. Las aves modernas requieren que los padres cuiden de los polluelos durante un tiempo, salvo excepciones como la del talégalo de Latham.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5581

Fuentes y referencias:
Artículo original
Una cola de dinosaurio en ámbar.
Fotos: Lida Xing, Jingmai K. O’Connor, Ryan C. McKellar, Luis M. Chiappe, Kuowei Tseng, Gang Li, Ming Bai.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

5 Comentarios »

  1. Miguel Ángel:

    ¡¡Una maravilla, muy querido Neo!!

  2. Dr. Thriller:

    Pues viene siendo el hallazgo como el premio gordo de la lotería, en realidad más que eso (supongo que si calculamos las probabilidades son varios órdenes de magnitud inferiores al gordo). Sin embargo, por constatar aquello de que el registro fósil por definición es incompleto, el color puede ser el definitivo de la fase adulta o sólo el de la fase infantil, supongo que le hubiera tocado un cambio de plumaje como a sus parientes las aves.

    Ya puestos a despotricar, debrería haber una ley internacional sobre un control del ámbar. Más que nada por ir elevando el papel social de una prueba científica, además en este caso única y con casi total probabilidad, irrepetible.

  3. Tomás:

    Abrigo la esperanza de que no sea tan irrepetible por aquello de que hubo muchas “aves” y mucho ámbar, aunque menos. De todas formas estoy contigo en que algo habría que hacer, sobre todo por que ciertas culturas incultamente milenarias arrasen con fósiles y con algunos animales hasta su extinción por su tradicional remediología. También por coleccionistas de rarezas que tanto daño hacen a la ciencia y a la cultura de masas al esconder tesoros que debieran estar en museos.

  4. apalankator:

    En dos palabras im presionante

  5. naonis:

    El Trodon si era un pájaro interesante, parece que era la especie mas inteligente de entre las aves (seria como la urraca pica pica actual de inteligente). Incluso se especula que pudiese haber sido mas inteligentes que los dinosaurios con los que convivió. No se por que un ave, podía haber tenido mas inteligencia que un dinosaurio, aunque esta, fuese una especie de dinosaurio bípeda, y tuviese garras libres para manipular alimentos o usar ramitas y palos, como herramientas.

RSS feed for comments on this post.

Deje su comentario si lo desea (Normas de participación)

Este sitio web usa cookies, el lector, al navegar por él, acepta por defecto su uso. Esta entrada se cerrará automáticamente a comentarios a los 30 días de su aparición. Su comentario no se publicará al instante, necesita ser aprobado y su aparición puede demorarse (mucho más en periodo vacacional). No olvide escribir el código numérico antispam, es muy importante. El retorno de carro es automático. Por favor, si no va a intentar escribir correctamente no envíe comentarios. Los comentarios pueden ser editados o incluso eliminados si no cumplen las normas de participación.

Si tiene problemas comentando lea esto.

(obligatorio)

(obligatorio)


*