NeoFronteras

Vuelven a colocar a las esponjas en la base del árbol filogenético animal

Área: Biología,Genética — lunes, 4 de diciembre de 2017

Un estudio estadístico concluye que son las esponjas y no las medusas peine las que deben estar en la base del árbol filogenético animal.

Foto

La gran polémica en filogenética de los últimos tiempos es de si son las esponjas o las medusas peine las que constituyen la base del árbol filogenético animal.

Todos los linajes animales se separaron del ancestro común hace unos 650 millones de años y han estado diversificándose desde entonces formando lo que se llama un árbol filogenético. Desde siempre se creyó que las esponjas constituían los seres más cercanos a aquellos que dieron origen al resto de los animales, nosotros incluidos.

Hasta hace no tanto la descripción del árbol filogenético ha estado basada en la anatomía comparada de organismos, por lo que era lógico poner a las esponjas abajo del todo, al ser los animales más sencillos conocidos, por no tener no tienen ni sistema nervioso.

Así que, según esta idea tradicional, las esponjas (Porifera) estarían en la base del árbol y de ellas se ramificarían los peines de mar (Ctenophora), medusas (Cnidaria), Placazoa y otro grupo de animales primitivos que en algún momento dio lugar a los gusanos, insectos y otros seres de simetría bilateral (Bilateria).

Sin embargo, un análisis de hace unos años del genoma de un peine de mar (Ctenophora) parecía indicar que eran estos los parientes más cercanos a ese antepasado ancestral. Según este resultado, las esponjas fueron más complejas de lo que son hoy día y habría perdido por evolución algunos rasgos, como el sistema nerviosos, lo que también explicaría que estas presenten algunas proteínas relacionadas con el impulso nervioso.

“El hecho es que las hipótesis acerca de si fueron las esponjas o las medusas peine las que aparecieron primero sugieren historias evolutivas totalmente distintas para sistemas de órganos clave como el sistema nervioso o el aparato digestivo. Por tanto, conocer el orden de las bifurcaciones en la raíz del árbol filogenético animal nos permite comprender nuestra propia evolución y el origen de rasgos clave de la anatomía animal”, dice David Pisani (University of Bristol).

Desde entonces se han sucedido varios estudios en los que se afirma que, definitivamente, la base del árbol era uno o el otro grupo. Ahora se suma otro más a la lista. Unos investigadores de varias instituciones internacionales liderados por Pisani dicen que han resuelto “definitivamente” la polémica. Afirman haber identificado la causa de la controversia.

En su estudio usan una técnica estadística novedosa (Análisis Predictivo a Posteriori) para comprobar si los modelos evolutivos usados rutinariamente en Filogenética pueden describir adecuadamente los conjuntos de datos genómicos para así estudiar la evolución animal temprana.

Encontraron que, para el mismo conjunto de datos, los modelos que mejor describen los datos favorecen a las esponjas como la base del árbol filogenético animal, mientras que fallan estrepitosamente (siempre según los autores) para describir a las medusas peine en ese lugar.

La polémica tendría su origen en que discriminar entre las dos hipótesis bajo conjuntos de datos alternados (flip-flop) requiere de una clarificación sobre cómo de buenos son los modelos a la hora de apoyar árboles filogenéticos alternativos. El Análisis Predictivo a Posteriori permitió a estos investigadores hacer precisamente eso. Encontraron que los modelos que describen los datos identifican de un modo pobre a las medusas peine en la base del árbol filogenético animal. Mientras que lo hacen mejor si las esponjas están en esa posición.

“El uso de datos genómicos en Filogenética o Filogenómica es una ciencia relativamente nueva. Las pruebas que apoyaban a las medusas peine como la ramificación más temprana en el linaje animal aparecieron en 2008, hace una década, en el primer análisis filogenómico a gran escala de los filos animales. Ahora tenemos unas herramientas de análisis mejores y mejores datos y este estudio seriamente desafía el status quo aceptado”, afirma Pisani.

Si los que opinan contrario a Pisani vuelven a la carga, al final ocurrirá que la situación se parecerá cada día más a algo indecidible, como las polémicas en Matemáticas a principios de siglos XX. Tuvo que aparecer Gödel para arreglar la situación. Quizás necesitemos algo así.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p5851=

Fuentes y referencias:
Artículo original.

Árbol filogenético con ramas reordenadas.
Reconstruyendo el árbol filogenético
No somos esponjas evolucionadas.
Fósil apoya un reordenamiento de ramas filogenéticas.
Los peines de mar y el árbol de la vida.
El animal más antiguo es el peine de mar.
Confirman Ctenophora en la base de la vida animal.
Esquema: Pisani y colaboradores.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios »

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Deje su comentario si lo desea (Normas de participación)

Este sitio web usa cookies, el lector, al navegar por él, acepta por defecto su uso. Esta entrada se cerrará automáticamente a comentarios a los 30 días de su aparición. Su comentario no se publicará al instante, necesita ser aprobado y su aparición puede demorarse (mucho más en periodo vacacional). No olvide escribir el código numérico antispam, es muy importante. El retorno de carro es automático. Por favor, si no va a intentar escribir correctamente no envíe comentarios. Los comentarios pueden ser editados o incluso eliminados si no cumplen las normas de participación.

Si tiene problemas comentando lea esto.

(obligatorio)

(obligatorio)