NeoFronteras

Regeneración de los folículos pilosos en modelo animal

Área: Biología — martes, 22 de mayo de 2007

Foto
Microfotografías donde se muestra el proceso de regeneración de folículos pilosos. Foto: George Cotsarelis, MD, University of Pennsylvania School of Medicine; Nature.

Han descubierto que en un modelo animal es posible la regeneración de los folículos de pelo mediante la reactivación de genes dormidos que sólo están activos durante el desarrollo embrionario.
Un mejor entendimiento de este tipo de procesos podría ayudar a la creación de nuevas terapias contra la calvicie o a favor una mejor regeneración de la piel dañada.
Para muchas personas resulta frustrante que, a pesar de que contemos con tecnologías que hace no tanto tiempo se consideraban de ciencia ficción, no se haya solucionado el problema de la calvicie. Soluciones hay pocas y “productos milagro” que vacían los bolsillos muchos. Quizás por fin se haya empezado a solucionar este problema.
En una serie de experimentos realizados por investigadores de University of Pennsylvania School of Medicine se ha podido demostrar la existencia de regeneración de folículos en ratones adultos bajo ciertas condiciones.
Ésta es la primera prueba presentada que demuestra que, al igual que otros animales como las salamandras, los mamíferos también conservan el poder de la autorregeneración.
Los investigadores provocaron heridas en la piel, concretamente en la capa superficial o epidermis, de ratones de laboratorio que no cerraron con puntos de sutura y observaron que el proceso de curación disparaba un estado “embrionario” receptivo a las instrucciones de cierto tipo proteínas denominadas wnt que juegan el papel de factores de crecimiento. Éstas forman un sistema molecular implicado en el desarrollo de los folículos de pelo.
Anteriormente a este resultado la comunidad científica creía que la piel de los mamíferos adultos no podía regenerar folículos. De hecho los científicos creían que los mamíferos no tenían verdaderas cualidades regenerativas en general. Sólo se da algo parecido a este proceso en el hígado, que puede parcialmente regenerarse.
En este estudio los investigadores han visto que en las heridas que cicatrizan se abre una “ventana de oportunidad embrionaria” a la regeneración, antiguos caminos moleculares se despiertan y se envían células madre al área de la herida. Curiosamente los folículos pilosos son regenerados a partir de células madre de la epidermis y no a partir de células madre de los folículos. Es precisamente el folículo piloso el que producen el pelo o el cabello y es la parte viva del mismo, ya que el resto del pelo es material muerto que ni siquiera contiene ADN, como bien saben los seguidores de CSI. En estos experimentos el crecimiento de nuevo pelo se dio al cabo de 45 días.
Bajo las órdenes de estas proteínas la piel cicatriza de un modo que deja menos marcas y en el que se desarrolla la estructura de la piel normal, con sus folículos, glándulas sebáceas, etc.
Los investigadores manipularon los niveles de proteínas wnt en la lesión para poder conseguir aprovecharse de los genes embrionarios y así promover el crecimiento de folículos y regenerar la piel en lugar de sólo repararla. Aumentando la señal wnt consiguieron doblar el número de folículos regenerados. Bloqueando estas proteínas vieron que podían parar la producción de folículos en la piel que se estaba curando.
Todo esto sugiere que esta “ventana embrionaria” creada por el proceso de cura de la herida puede manipularse para la regeneración de folículos, abriendo nuevas vías al tratamiento de pérdida de cabello o contra el exceso de vello.
Según los investigadores el proceso de curación intenta reparar la piel tan rápido como puede, y reprograma las células madre de la epidermis para producir pelo.
Pero este descubrimiento va más allá del tratamiento de la calvicie. Si se puede controlar el crecimiento de cabello también se podría, potencialmente, encontrar una cura para otros desórdenes o conseguir reparar las heridas de la piel de una mejor manera. Desde el punto de vista de la biología fundamental puede ayudarnos a entender los procesos regenerativos en general y quizás a manipularlos.
Los investigadores, que ya han creado una empresa para explotar el descubrimiento, creen poder combatir la calvicie mediante un tratamiento de dermoabrasión y el uso de factores de crecimiento. De momento planean hacer experimentos preliminares y si los resultados son buenos podrían poner el tratamiento en el mercado en dos o tres años.

Fuente: University of Pennsylvania School of Medicine.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. Javier:

    Gracias por toda la información, pero estoy buscando alternativas naturales o soluciones caseras para que se recuperen los folículos pilosos en una cicatriz en el bigote.
    ¿Hay algún tipo de solución para el crecimiento de vello en esa área afectada?

    Gracias nuevamente espero alguna contestación.

  2. NeoFronteras:

    A día de hoy lo único posible sería el microinjerto.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.