NeoFronteras

La vida extraterrestre puede ser diferente y extraña

Área: Espacio — martes, 17 de julio de 2007

Foto
Imagen de radar en falso color de unos lagos de metano en Titán. Foto: NASA.

La vida extraterrestre puede ser muy distinta de la que conocemos aquí en la Tierra. Según los científicos del comité del National Research Council que recientemente han publicado un informe, la búsqueda de vida, tanto en nuestro sistema solar como en otros sistemas, debe de incluir esfuerzos para tratar de encontrar vida extraña distinta a la conocida y con una bioquímica diferente.
El agua, por ejemplo, no tiene por qué ser necesariamente el disolvente en otros sistemas biológicos, e incluso la química del carbono no tiene por qué ser la única que sustente la vida.
Otras bioquímicas podrían haber surgido por selección natural para intercambiar materia y energía con el medio ambiente. Las formas del vida así producidas podrían haber evolucionado a su vez hacia formas más complejas.
Los organismos extraterrestres podrían usar metano o amoniaco en lugar de agua y usar como fuente de energía reacciones químicas basadas en el ácido clorhídrico. Un lugar que podría albergar vida extraterrestre exótica podría ser Titán.
Según John Baross de University of Washington los estudios científicos indican que son posibles otras formas de vida distintas a las que hay en la Tierra.
El informe enfatiza que ningún descubrimiento que se pudiera hacer en la exploración del sistema solar tendría un impacto mayor sobre la visión de nuestra posición en el Cosmos, o ser más inspirador, que el descubrimiento de vida extraterrestre. Añade que nada sería más trágico para la exploración espacial que encontrarse con vida extraterrestre y no reconocerla.
La presunción de que la vida extraterrestre utiliza la misma arquitectura bioquímica que la vida sobre la Tierra significa que los científicos se están limitando artificialmente a sí mismos a la hora de pensar sobre cómo se podría encontrar dicha vida.
Por ejemplo, asumir que la vida necesariamente necesita agua limita los lugares de Marte que pensamos que puedan ser propicios para la vida. Sin embargo, y según los miembros del comité, otros líquidos como el amoniaco podría en teoría funcionar como disolvente para las moléculas orgánicas.
Se cree que una mezcla de agua y amoniaco puede existir en el subsuelo del satélite natural de Saturno Titán. Sugieren que una misión a esta luna gigante debería de tener prioridad a la hora de la búsqueda de vida extraterrestre de bioquímica exótica.
Hasta ahora se ha buscado vida similar a la terrestre porque es la única conocida, pero los avancen recientes en bioquímica sugieren que los requerimientos básicos para la vida no tienen por qué ser tan concretos. Además de la posibilidad de que existan otros biodisolventes el estudio muestra que puede haber otras diferencias. El ADN está formado por cuatro nucleótidos en todas las formas de vida terrestres, pero los experimentos en biología sintética sugieren que la información genética se podría codificar igualmente con seis o más nucleótidos y estar sujeta a las mismas restricciones darwinianas de la selección natural y evolución.
Las fuentes de energía que utilice la biología exótica puede ser distinta a las utilizadas aquí, e incluso su bioquímica no estar basada en el carbono.
Los investigadores necesitan explorar variaciones de la vida en las cuales los requerimientos sean distintos a los que se dan en la Tierra, y determinar si la vida puede existir sin agua o con muy poca agua, condiciones éstas que se dan en muchos lugares de nuestro sistema solar.
Como indicadores de dicha vida se buscarían todo tipo de efectos que los microorganismos extraterrestres producirían sobre los elementos básicos y no necesariamente en los basados en el carbono y que necesitarían como fuentes de energía o por motivos estructurales.
En el informe se sugiere que se busque vida en la Tierra en ambientes extremos como desiertos o en el fondo de los océanos, ya que los diversos estudios que se han hecho muestran que hay vida en casi cualquier sitio. En esos sitios se debería buscar organismos con bioquímicas novedosas. Esto ayudaría a la hora de buscar contrapartidas extraterrestres a dichos organismos en planetas o lunas con condiciones extremas como en subsuelo marciano.
Las misiones espaciales deberán incluir la detección de elementos ligeros como carbono, hidrógeno, oxígeno, azufre, etc que se podrían desprender de las actividades metabólicas de los microorganismos extraterrestres.
Recientemente se ha descubierto que en Encelado (un satélite natural de Saturno) hay géiseres activos, por lo que podría haber lugares apropiados para la vida en dicha luna y ser prioritario una misión de exploración.
Hasta ahora se ha buscado vida basada en el carbono, con el agua como disolvente y la luz como fuente de energía primaria. Quizás este estudio cuestione este prejuicio y a partir de ahora busquemos otros tipos de vida en otros mundos.

Fuente: National Research Council.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

6 Comentarios

  1. Alejandro Sánchez:

    Hace tiempo que se mira con atención a los extremófilos como ejemplos de árboles genealógicos distintos de la vida. El geólogo y astrobiólogo Peter Ward ya había supuesto esto en su libro “Life as We Do Not Know It”.
    Los extremófilos son fascinantes paradigmas de lo que la evolución y la vida son capaces de hacer.

  2. emilio:

    Hace años en una cueva en los Balcanes, sellada durante milenios, se encontraron especies que vivían del azufre en vez del carbono.
    ¿Alguien lo recuerda?

    ¡Saludos!

  3. lluís:

    Y en las simas abisales, se sabe de la existencia de “chimeneas volcánicas”, que emiten distintos tipos de gases, entre ellos el metano, y allí vivien tan ricamente unos extraños seres que se alimentan de esas emisiones gaseosas. Son extremofilos. Lo que dice el artículo es razonable. Después de todo, parece ser que nadie advirtió que el “eter”, al que se daba por sentada su existencia, debería de tener algún tipo de propiedad, y no desapareció de las teorías físicas hasta que llegó Einstein.

  4. Ana:

    Emilio: ¿podrías especificar? Porque hasta donde yo sé en la Tierra sólo se conocen organismos vivos cuya estructura es de carbono. Hasta donde se sabe, los seres vivos necesitan para vivir una fuente de carbono y una de energía. Sí se conocen microorganismos cuya fuente de energía es azufre, y muchos otros compuestos, pero todos los seres vivos de nuestro planeta están “hechos” de carbono.

  5. Altazzor:

    Mucho se habla de las condiciones necesarias para la vida, pero creo que se ha descuidado determinar la unidad básica que permita su desarrollo (ecosistema), si bien en la Tierra existen muchos ejemplos de organismos que viven en ambientes extremos, no podemos olvidar que estos organismos y este ambiente en el que vive forman parte de una unidad biológica mayor (sistema) que lo contiene y lo sustenta, es por esto, según lo que creo, e independiente de la estructura que tenga la vida extraterrestre, ésta no puede estar escondida solamente bajo una roca en una luna de metano de una planeta gaseoso en un sistema binario, de alguna forma si existe vida esta debe evidenciarse, o tener el potencial de hacerlo, en todo el cuerpo estelar en donde “habita”, y más allá…

  6. NeoFronteras:

    Probablemente tiene razón. La vida un planeta debe de ser evidente y permearlo en su totalidad.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.