NeoFronteras

Mirada y atractivo

Área: Psicología — viernes, 9 de noviembre de 2007

Mirar directamente a alguien hace que uno sea más atractivo a los ojos del interlocutor.

Foto
Los varones encuentran más atractivo el rostro de la izquierda, de mirada directa, que el de la derecha. Foto: Conway y colaboradores.

En estudios anteriores los investigadores se habían centrado en las características físicas que hacía a las personas atractivas, pero en este caso se han centrado en las actitudes de las personas. Los resultados, publicados recientemente Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences , indican que no sólo son importantes los rasgos físicos del rostro a la hora de juzgar el atractivo de alguien, sino que la actitud de la persona sobre nosotros también lo es. En este caso en concreto ha estudiado la dirección de la mirada y teniendo en cuenta la expresión facial y el género.
Claire Conway y sus colaboradores de la Universidad de Aberdeen reclutaron a unos voluntarios para el experimento. Estos sujetos fueron divididos en cuatro grupos diferentes y se les solicitó que puntuaran el atractivo de una serie de imágenes de rostros que veían sobre un monitor. En virtud de los resultados obtenidos llegaron a una serie de conclusiones.
Estos investigadores encontraron que identificar los factores que determinan nuestras preferencias en el que juzgamos el atractivo facial en un proceso complejo, y que lo encontramos atractivo dependerá de una combinación de factores. Por ejemplo, nos vemos más atraídos por la caras alegres que nos miran directamente y que son del sexo opuesto.
Cuando se pregunta a la gente que piense en ejemplos de rostros atractivos, las características que enumeran suelen ser físicas, como aspecto saludable de la piel, simetría, fuerte mandíbula, etc.
Sin embargo en este estudio han demostrado que la dirección de la mirada es también importante. Los rostros que miraban directamente al sujeto que observaba el monitor fueron juzgados más atractivos que las caras que no lo hacían.
Al parecer, el efecto era particularmente pronunciado si la cara estaba sonriente y era del sexo opuesto al del que miraba. Esto demuestra que no sólo nos centramos en la belleza física y que preferimos caras que indican que les gustamos.
Los autores especulan que quizás es posible que nuestros cerebros estén diseñados para permitirnos invertir tiempo y esfuerzos preferiblemente en miembros atractivos del sexo opuesto que sean más receptivos a nuestro interés hacia ellos.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa (1).
Nota de prensa (2).
Artículo original (resumen).
La belleza del hombre está en los ojos de las amigas.
Las mujeres se ven atraídas por hombres musculosos.
La cintura estrecha es una característica universal de la belleza femenina.
¿Por qué hay gente fea?

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

8 Comentarios

  1. Dr_Faustus:

    Este estudio es una patraña carente de la menor seriedad. No debería ser reseñado ni comentado.

  2. NeoFronteras:

    Obviamente es una noticia ligera de las que se publican de vez en cuando. Suelen tener bastante éxito entre la audiencia, aunque científicamente no sean relevantes. En ciencias “blandas” como la psicología es difícil encontrar resultados espectaculares. De ahí a decir que “es una patraña carente de la menor seriedad” hay un salto cualitativo y cuantitativo en lo que se entiende por cortesía. Por favor, intente ser un poco más constructivo. No olvide que el estudio ha sido publicado en Proceedings of the Royal Society B, revista con revisores de cierto prestigio.
    Aunque quizás usted pueda sugerir otras noticias más interesantes.

  3. daniela:

    El resultado del estudio pudiera explicar la creencia, que varias veces he escuchado, según la cual las miradas de las personas que no ven bien, cuando miran sin gafas, resultan muy atractivas.

  4. RMP:

    NeoFronteras: Admito que Dr_Faustus se ha expresado algo groseramente, pero hay que reconocer que ciertas investigaciones parecen de dudosa utilidad. Hoy mismo he leido los resultados de un estudio que pretende demostrar que las mujeres “con curvas” son más inteligentes que las físicamente poco agraciadas (BBC, Ciencia y Tecnología). Ante esto, es lícito preguntarse si determinados fondos de investigación están siendo bien empleados.
    Por otro lado, no creo que los lectores debamos sugerir noticias a NeoFronteras. No hace falta.

  5. NeoFronteras:

    Ese tipo de investigaciones hay que verlas más como algo lúdico que de otra manera. Generalmente suele ser un resultado más o menos obvio, como éste aquí referido o el de la figura de coca-cola que cita (todo el mundo sabe que a la mayoría de los hombres les gusta ese tipo de forma femenina). El resultado que menciona está publicado en Evolution and Human Behaviour y no en Nature. No hace falta decir que no es muy relevante.
    Importancia poca, pero este tipo de investigaciones acerca la ciencia al mundo de la gente normal. Hay que admitir que la posible masa de los neutrinos tiene menos importancia para la vida cotidiana de la gente.
    La diferencia es que saber si los neutrinos tienen masa sale infinitamente más caro que saber si a los hombres nos gusta la cintura estrecha o que nos miren a los ojos.
    De todos modos en cualquier campo de la ciencia puede “saltar la liebre” de un descubrimiento importante.
    Saber qué investigaciones se financian y cuáles no, es más un arte que una ciencia, y suele estar más sujeto a cuestiones de moda, políticas, económicas, personales o simplemente caprichosas.

  6. M.C. José Luis de Luna A.:

    Creo que el Dr. Faustus, ha opinado a la ligera, porque esta científicamente comprobado que cuando no ves de frente, distorsionas no solamente tus rasgos faciales, sino también tus expresiones o dichos intencionales, con sesgo de mentiras y carentes de veracidad, que esconden la verdad de tus intenciones.

  7. Dr_Faustus:

    Lo dicho, no merece perder ni un segundo.

  8. Juan E. Díaz:

    Muy bien: pero no sólo es importante el aspecto visual, sino la modulación y entonación de la voz, la calidez percibida, y ciertas palabras afectuosas condicionadas (“románticas” en el caso de las mujeres, “seductoras”, para los hombres; aunque con la edad pueden prevaler la “ternura” o la “amabilidad” para ambos géneros).
    El análisis de la estructura y contenido del lenguaje hablado podria también develar otros aspectos, para saber quien miente o no, y un ordenador programado nos podría decir incluso quien miente sin darse cuenta el mismo (niños, personas vulnerables, etc). El campo es amplio, creo que William James efectuó observaciones muy precisas sobre esto, lo mismo que otros “fenomenólogos”.Etc.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.